Sintetizadores

Korg Prologue es el primer sinte con API para desarrollos del usuario

Salvo que nos falle la memoria (puede ser tras una noche de insomnio entre 'leaks' y confirmaciones sobre productos cara al NAMM) diría que con esta jugada Korg es el primero de entre los 'grandes' fabricantes en una apuesta de este tipo: tus propios algoritmos y programas de oscilador y de efectos podrán ejecutarse en los nuevos Prologue. Algo rabiosamente atractivo y desconocido, que implica dejar abiertos estos teclados a nuevas posibilidades que cualquiera pueda idear y codificar en forma de programa.

Podríamos haberlo detallado en la noticia sobre estos nuevos teclados, pero hemos querido darle un énfasis especial. Korg Prologue, aunque tiene una base analógica en su arquitectura de voz, pero uno de sus tres osciladores y también la sección de efectos final son digitales. Y lo que lo pone aparte de todo lo conocido es que los usuarios con conocimientos de programación van a poder crear sus propios algoritmos para esas secciones digitales.

Hasta 16 nuevos tipos de osciladores y 16 nuevos tipos de efectos podrán alojarse en la máquina para llevarlos de paseo y usarlos en la creación de sonidos, sin necesidad de ordenadores salvo para crear esos programas y descargarlos sobre las máquinas.

Korg habla de una API (Application Programming Interface, el nombre que reciben los interfaces de este tipo de sistemas abiertos a desarrollos que amplíen por terceras partes) pero todavía no detalla en qué va a consistir. Si no sabéis de qué se trata, pensad que es algo así como lo de los plugins: un mecanismo para que cualquiera con conocimientos de programación pueda hacer desarrollos que se integren en un sistema, en este caso en estos teclados. Aún no hay detalles, y aunque se habla de que la información está en el documento 'Prologue User Contents Guide', dicho documento no está aún disponible.

Junto con la API aparecerá un espacio web para compartir ideas y desarrollos, con lo que también quienes no sepan programar podrán cargar desarrollos de otras personas. La aplicación para gestionar/descargar desarrollos propios y de terceros al Prologue llegará en primavera, así que de momento no hay mucha información sobre qué tipo de programación ni qué tipo de capacidad de proceso estarán disponibles. Es razonable pensar que no se trate de un lenguaje máquina en bruto sino de algún tipo de lenguaje de mayor nivel, ya sea C o alguna extensión orientada a objeto tipo C++, o quizá algún lenguaje de scripting menos enrevesado pero con capacidad generosa.

Y desde luego no sabemos nada sobre cuánta capacidad de CPU estará disponible para esos procesos. Sólo podemos juzgarla a partir de lo que ya realizan los efectos y osciladores digitales presentes nativamente en Prologue.

Desde esa perspectiva, el oscilador digital ofrece ahora mismo dos modos (el tercero es el 'user' previsto a futuro):

  • En el modo 'noise' existen cuatro variantes y ninguna de ellas es especialmente costosa en lo computacional. Ruido de amplio espectro con filtro paso bajo, paso alto o paso banda ajustable en la frecuencia de corte / central son los tres primeros modos, más un cuarto que usa diezmado de la frecuencia de muestreo para generar ruido de sonoridad más digital.
  • El modo 'VPM' (Variable phase modulation') tampoco parece espcialmente exigente en cómputo, puesto que es una realización de un par modulador->portador típico de una FM que siempre ha sido muy eficiente. Sobre la base de un esquema común (el que muestra la figura) las 16 variantes de este VPM escogen valores para muchos de los parámetros de esa estructura y dejan un único parámetro final asomando en el panel (en el control 'shape').
VPM en Korg Prologue
Esquema de la arquitectura de oscilador VPM en Prologue
korg.com

Y es que aunque estos dos algoritmos 'noise' y 'VPM' son relativamente simples en cuanto a necesidad de CPU bien pudiera ser también una limitación derivada de la restricción a un único parámetro editable externamente desde el panel, y no tanto a una muy constreñida capacidad de cálculo.

Mientras llegan los detalles no podemos sino recordar cosas que podrían encajar en una filosofía de este tipo. Por ejemplo el uso de osciladores basados en tablas 'lookup' al estilo de lo que fueron los DW de Korg, modelos aditivos simples como el K3 de Kawai, o elementos derivados de los usos más sencillos de las wavetables a lo PPG en sus primeras generaciones (con CPUs que hoy da risa).

Cualquiera de los mencionados exigía una irrisoria capacidad de cálculo o de memoria, para los tipos de procesador que hoy son comunes en cualquier juguete sencillo. Y yendo más allá se podría soñar en montar otras técnicas más variadas como modelado físico (al menos un simple Karplus Strong) o tratamiento granular, si bien para esos usos la escasez de control en potenciómetros con ese único 'shape' sólo podría aliviarse vía MIDI, pero eso implicaría que la API reciba información MIDI amplia y bien puede ser que esté restringida.

El futuro es incierto, pero eso en este caso más que una amenaza es toda una oportunidad.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar