Magacín

Kraftwerk vs Pelham y Haas: 2 segundos de muestreo y una batalla de 20 años

kraftwerk.com

[Para preparar esta noticia he 'muestreado' varios medios periodísticos en Internet, y os recomiendo en especial las informaciones de The Guardian en mayo de 2016 y en diciembre de 2012]

Un loop de dos segundos del tema 'Metal on Metal' (del disco 'Trans Europe Express' de 1977) original de Kraftwerk y aparecido en un disco de Sabrina Setlur en 1997, desencadena una de las más extensas y contradictorias batallas legales sobre muestreo. Contradictoria y extensa resulta siempre esta debatida cuestión que llega a poner en tantos casos en tela de jucio, nunca mejor dicho, el uso de material muestrado para crear nuevos temas.

Moses Pelham y Martin Haas eran los creadores del tema 'Nur Mit' aparecido en un disco de 1997 de Sabrina Setlur. Contenía un bucle creado con 2 segundos muestreados del clásico 'Metal on Metal' de Kraftwerk aparecido en 1977. En 'Metal on Metal', unos sonidos percusivos muy metálicos crean una base fuertemente industrial. Que sobreviva el interés de esa base 20 años después, frente a todo el arsenal de avanzados sistemas de síntesis disponibles en 1997, es llamativo. ¿Era tan necesario el 'copio y pego' en 1997 sin alterar el resultado final de la obra nueva?

Kraftwerk denunció el caso en el año 2000, toda vez que la canción llegó a tener cierta repercusión en las listas de éxitos. Tras doce años de escalado del litigio por diferentes instancias judiciales, el caso fue visto por el tribunal federal alemán (algo así como el Supremo, para entendernos) que dictó sentencia favorable a Kraftwerk en diciembre de 2012. Parecía agotarse así el que ya era uno de los casos más dilatados litigios sobre muestreo, dado que a menudo se cierran con algún tipo de acuerdo económico entre las partes.

En aquella ocasión el tribunal federal venía a decir que sería lícita la creación de la nueva obra si no hubiera sido posible a sus autores alcanzar ese mismo resultado construyéndolo con sus propios recursos. En el fondo se trataba de contraponer este copio/pego con lo que hizo Afrika Bambaataa con la canción 'Planet Rock' de 1982 (reconocida como un pilar en la gestación del primer hiphop) en la que en lugar de directamente muestrear, recrearon elementos de temas de Kraftwerk. Las melodías y los patrones rítmicos tenían ineludible relación con los originales de Kraftwerk, pero no eran muestreados sin más, sino una reinterpretación.

Ante el tribunal se hicieron demostraciones creando esa base ritmica de 'Metal on Metal' a base de usar un sampler Akai para capturar golpes entre piezas de metal y reconstruir el controvertido patrón. Ante esa situación, se sentenció a favor de las pretensiones de Kraftwerk.

Pero lejos de allanarse, la parte denunciada decidió recurrir al tribunal constitucional federal alemán (Bundesverfassungsgericht), argumentando una violación del la libertad de expresión y la posibilidad de que en una obra artística se introduzcan elementos que estén disponibles y accesibles. Como siempre que el derecho se enfrenta a casos que exceden de las fronteras cubiertas por las estrictas previsiones legales, la interpretación judicial permite sucesivas revisiones y en esta ocasión el constitucional ha considerado prevalente la libertad artísica frente al copyright.

Básicamente se aprecia que se trata sólo de un breve fragmento, de segundos de duración, y que la obra resultante es independiente, nueva y no relacionada con 'Metal on Metal', con lo que no ocasiona un impacto en detrimento del valor del tema de Kraftwerk. Pero aún de forma más interesante, establece el constitucional que es tan consustancial al estilo del hip-hop esta práctica, que frenarla daría lugar a la desaparición de dicha corriente.

Un balance de intereses terriblemente difícil, como demuestran los larguísimos plazos y enfrentadas resoluciones intemedias que ha costado llegar a esas conclusiones finales, en las que me llama la atención esa cuestión de no poner a una 'especie musical' en riesgo de extinción.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar