Informática musical

Hans Zimmer Strings, orquesta de cuerdas a lo grande

Hans Zimmer Strings

Ha habido mucha polémica y muchos comentarios en la red alrededor del lanzamiento de esta librería, Hans Zimmer Strings. Esto ha ocurrido por varios motivos: porque el nombre de Hans Zimmer asociado a cualquier producto crea una cierta polémica; porque ha supuesto el primer lanzamiento de Spitfire Audio no a través de la plataforma Kontakt sino a través de su propio sampler; y porque quizá demasiada gente esperaba cargar la librería y obtener el “sonido Zimmer”, cuando lo cierto es que si hay un compositor que no tiene un único sonido es, precisamente, Hans Zimmer.

Es sabido que la aproximación a los diferentes proyectos por parte de este compositor es siempre muy diversa, y aunque sea reconocido por un sonido “épico” debido a las bandas sonoras realizadas para Nolan y el ciclo de Batman (entre otras muchas), también nos ha ofrecido composiciones muy diferentes, recientemente Interstellar o Dunquerque, donde su sonido se asemeja más a lo que encontramos en esta librería. Además, me atrevería a decir que Hans Zimmer es tan compositor como diseñador de sonidos e ingeniero de grabación, y su aproximación a la colocación de los micrófonos o el procesamiento de los sonidos es tan innovadora y diversa como su aproximación a la composición.

En el caso de Hans Zimmer Strings, podemos ver su sello en tres aspectos fundamentales: el número de intérpretes grabados, la elección de microfonía, y el tipo de articulaciones que ha decidido muestrear, todo ello con el fin de crear un universo sonoro diferente al existente hasta ahora en librerías de cuerdas.

Es decir, y vaya esto por delante antes de continuar: quien espere una librería para realizar ostinati de cuerdas al estilo de Zimmer hace 10 años o para tocar un acorde y conseguir directamente un nuevo Piratas del Caribe, se equivocará y esta librería quizá no es para él. Veamos con algo más de detalle las peculiaridades de HZ Strings.

¿Qué es HZ Strings?

HZ Strings es una librería diseñada para el nuevo sampler de Spitfire Audio, e incluye la friolera de 344 instrumentistas de cuerda registrados en el lugar habitual de grabación de Spitfire, el Lyndhurst Hall de los estudios Air, en Londres. La librería ocupa en torno a 180 GB de espacio en disco duro (algo más para la instalación) y funciona con un plugin específico de esta librería, que se instala junto a la misma librería y queda directamente disponible dentro de nuestro DAW.

El total de intérpretes grabados son 344, como decíamos, pero no todos juntos y a la vez, sino repartidos en diferentes secciones, de diferente tamaño y ubicación espacial. Veremos ésta y otras peculiaridades más adelante.

Descarga, instalación e interfaz

La librería está disponible como descarga directa a través de la Spitfire Audio App, un gestor específico de descargas de Spitfire, que nos permite pausar y continuar cualquier descarga, y que además instalará el plugin una vez descargado. La descarga es rápida teniendo en cuenta la cantidad de GB a descargar, aunque a ratos la velocidad baja mucho. A veces he comprobado que pausar y continuar, o salir de la aplicación para volverla a arrancar mejora la velocidad de descarga (imagino que porque “salta” la descarga a un servidor menos ocupado). Un gran punto a favor del instalador es que el sampler queda instalado directamente en la ubicación correcta, de modo una vez instalado desde la Spitfire Audio App, basta con abrir el DAW y ya tenemos HZ Strings como instrumento VST (en el caso de Cubase, que es el DAW que utilizo, en el apartado Synth)

Con respecto a la interfaz, tenemos que detenernos un poco más, ya que ésta es una de las grandes novedades que ha traído consigo HZ Strings. No corre bajo Kontakt, sino en su propio plugin dedicado – que hasta el momento no tiene nombre comercial, que yo sepa. Si alguno ha descargado alguno de los instrumentos gratuitos LABS de Spitfire en las últimas fechas, ya habrá descubierto lo esencial del aspecto del plugin. Si aún no lo habéis hecho, os invito a leer el artículo de nuestro compañero Pablo Fdez-Cid sobre ellas aquí y descargarlas después.

El plugin lo han diseñado los programadores de Spitfire junto con una agencia especialista en diseño, UsTwo, y eso la verdad es que hace que a interfaz de usuario sea totalmente diferente a la interfaz de kontakt, y no me importa decir que visualmente es mucho mejor. Es totalmente reescalable, por lo que no nos dejaremos la vista intentando descifrar unas letras microscópicas que ni un códice miniado. Se agradece el detalle y la limpieza de elementos que nos muestra la interfaz.

Interfaz completa de HZ Strings
Interfaz completa de HZ Strings
Spitfire Audio

En la parte superior tenemos el navegador para cargar los diferentes instrumentos, que además pueden filtrarse para hacer más cómodo buscar una configuración específica. En el centro, dos grandes potenciómetros nos indican el estado de la modulación y la expresión, los dos CCs imprescindibles en una librería como esta, y a su lado, un gran dial asignable a diferentes parámetros, como el vibrato o la reverb, si queremos controlarlos desde un MIDI CC y deseamos tenerlo a la vista.

En la parte inferior de la interfaz tenemos tres iconos que nos llevan a las articulaciones, los diferentes micrófonos y la cadena de efectos. Aquí sí que, dada la gran cantidad tanto de articulaciones como de posiciones de micrófono, hubiera estado bien renunciar a cierto espacio vacío en los laterales para permitir una vista más grande de las dos categorías, a riesgo de “ensuciar” la interfaz. Tal y como está ahora, es cierto que muchas veces tenemos varias “páginas” que movernos a derecha o izquierda para ver todas las articulaciones o posiciones de micro disponibles.

Pestaña de gestión de las articulaciones
Pestaña de selección de articulaciones de la interfaz de HZ Strings
Spitfire Audio

Por el lado de la eficiencia, el plugin debo decir que en principio funciona muy bien, los tiempos de carga de los instrumentos son rápidos porque no se ocupa toda la RAM de golpe, imagino porque hará una especie de carga básica y después va ocupando RAM a medida que vamos tocando los samples, en terminología Kontakt, es similar a cargar un instrumento purgado. De hecho, siendo este un instrumento tan pesado, la carga de RAM es razonable usando una o dos posiciones de micrófono.

El nivel de control que ofrece el plugin HZ Strings en la gestión de los micrófonos y las articulaciones está al nivel de los mejores instrumentos programados en Kontakt. Por el lado de las articulaciones, a la derecha tenemos los controles sobre las mismas y sobre el comportamiento de los round robins. Podemos decidir la manera de disparar las articulaciones, mediante keyswitches, valores de cualquier CC, velocidad o rapidez de interpretación, por ejemplo, para ajustar el comportamiento de la librería a nuestro flujo de trabajo.

Por el lado del control de las posiciones de micrófono, además de poder activar y desactivar las diferentes posiciones y ajustar su volumen, también podemos reducir la amplitud estéreo y panoramizar los micros close y spot, para ubicar mejor a los instrumentos en nuestro escenario virtual.

HZ Strings: sonido, articulaciones y funcionamiento

Visto el nuevo sampler de Spitfire, ¿cómo es HZ Strings en uso? ¿Cómo suena y qué ofrece?

Como decíamos al principio, no encajará con quien espere una librería “épica”. Realmente no creo que este sea el foco del producto. Por supuesto, con el número de intérpretes de cada sección, la librería puede sonar épica, muy épica, pero no está pensada específicamente para eso, sino mucho más enfocada al sonido más actual de Hans Zimmer. HZ y Spitfire Audio han aprovechado la gran cantidad de instrumentistas para grabar articulaciones que en secciones más pequeñas no funcionarían bien, con un impresionante despliegue de micrófonos, para ofrecer sonidos diferentes a lo escuchado hasta ahora en otras librerías de cuerdas, incluso en las otras librerías de cuerdas de Spitfire. Esto lo soporta la elección y distribución de las secciones, la elección de articulaciones, y la enorme variedad de microfonía disponible. Para mostraros lo épica que puede sonar, directamente os enlazo un tema de uno de los fundadores de Spitfire que me parece impresionante, utilizando las articulaciones cortas, tanto las "normales", como los pizz, col legno y Bartok snap:

Las secciones

La cantidad de instrumentistas es enorme, con un total de 344 intérpretes, pero se ha decidido ofrecer a todos estos músicos en diferentes configuraciones y posiciones. A modo de ejemplo, en total se ha grabado a 140 violinistas, pero repartidos en cinco configuraciones diferentes. Tenemos por un lado a 60 violinistas grabados repartidos por toda la sala, a ambos lados y en el centro, y después 3 disposiciones de 20 violinistas a la derecha, al centro y a la izquierda. Por último, tenemos también una sección de 20 violinistas situados en la galería, alejados y mucho más altos que el escenario principal, por lo cual producen un sonido muy particular. No tenemos V1 y V2, pero con las diferentes configuraciones es posible utilizar dos secciones de 20 y en la ubicación que queramos, entre ellas mi favorita -y la de Tchaikovsky- escogiendo 20 “violines primeros” a la derecha y 20 violines “segundos” a la izquierda. Los celli tienen la misma estructura que los violines, también con 140 intérpretes en total. Violas y contrabajos son los diferentes, las violas en dos distribuciones al centro y a ambos lados bien separadas, cada una de las secciones con 20 intérpretes y los 24 contrabajos tienen una única ubicación al centro.

Esquema secciones
Esquema de las diferentes secciones de violines grabados.
Spitfire Audio

Es decir, simplemente escogiendo nuestras secciones podemos construirnos una orquesta de cuerdas más o menos tradicional, pero también hace todo tipo de experimentos con el número de intérpretes y sus ubicaciones en el espacio virtual, sin necesidad de entrar en las posiciones de micrófono. Huelga decir que las diferentes secciones se componen de diferentes muestras, de modo que no son “refritos” las unas de las otras. El experimento creativo de colocar los 60 violinistas en todo el escenario (1 sección), junto con las violas a ambos lados (1 sección), los celli a derecha e izquierda (2 secciones) y los contrabajos en el centro (1 sección), produce un sonido irrepetible en cualquier otra librería, y también bastante difícil de replicar en la vida real con una orquesta real. Este es un ejemplo más del espíritu creativo y experimental de la librería, de cómo aprovechar una gigantesca orquesta de cuerdas para crear sonidos casi irreproducibles en la vida real, y se enmarca dentro del espíritu de Hans Zimmer mucho más que los ostinati de cuerdas del pasado, la verdad. La necesidad casi imperiosa que parece tener el alemán por utilizar las técnicas de grabación de forma innovadora para conseguir nuevos sonidos, sea el “muro de sonido” de Interstellar o las cuerdas casi irreales pero aún orgánicas de Dunkirk, tienen un buen reflejo en esta librería.

Articulaciones

Al igual que con la composición y disposición de las secciones, la elección de articulaciones es muy completa y con muchos detalles peculiares. Dado el gran número de músicos, muchas articulaciones de las consideradas tradicionales en otras librerías de Spitfire no tienen sentido para un conjunto tan grande. Por ejemplo, encontramos una única articulación “short”, una mezcla entre spicatto y stacatto, porque diferenciar en la longitud de las articulaciones cortas cuando tienes que grabar a 60 músicos es casi imposible, las pequeñas diferencias en el ataque de las notas, multiplicado por el número de intérpretes, hacen imposible registrar un spicatto realmente ajustado con 60 intérpretes. Para ello tenemos la opción de las notas “short tight” (ajustadas) dentro de las secciones de 20 intérpretes, más saltarinas y agresivas que las de las secciones de 60 músicos. Tampoco es una librería experimental al 100%, ya que tenemos diferentes notas largas, legato, y dentro de las notas cortas se incluyen también las más habituales pizzicato, Bartok snap o col legno.

Donde encontramos gran variedad es en la forma de interpretar las notas largas o cortas, de manera que tenemos mucho para escoger dentro de diferentes técnicas interpretativas poco comunes. Dentro de las notas largas, por ejemplo, podemos destacar diversas articulaciones. Las articulaciones super sul ponte o super flautando interpretadas por tal cantidad de músicos producen un sonido irreal, ya que con tantos músicos es posible capturar el sonido en ppp de este tipo de articulaciones que en sí mismas tienen poco volumen. El sonido casi fantasmal pero enorme de estas dos articulaciones es impresionante. Otra articulación larga que se beneficia muchísimo del número de intérpretes el el col legno tratto, que consiste literalmente en frotar las cuerdas del instrumento cuerda con la vara en lugar de con la mecha del arco (es decir, con la parte de madera del arco). El sonido que se produce es lleno, con un remoto elemento casi metálico, y que con tantos músicos se ha capturado perfectamente.  El col legno tratto de 60 violonchelos juntos casi da escalofríos.

Hay demasiadas articulaciones maravillosas como para comentarlas todas, aunque sí me permito citar una más: la gran cantidad de articulaciones tremolo diferentes. Tenemos tremolo normal, tremolo de armónicos, tremolo con sordina, e incluso la articulación llamada tremolo harmonic waves, que aprovechando a todos los músicos que se grabaron juntos incluye unas “olas” de sonido moviéndose a un lado y otro de la sala entrando y saliendo de los armónicos. El efecto no es exagerado, sino mágico, y le da un movimiento curiosísimo a las muestras, casi que me atrevería a decir que les da vida.

Posiciones de micrófono

En las posiciones de micrófono creo que es donde más se nota la mano de Hans Zimmer en la elaboración de la librería, en la cual ha participado de forma directa. Zimmer siempre se ha caracterizado por cuidar mucho el entorno de grabación, la ubicación de los micrófonos y el tipo, con un ideal de sonido a conseguir en su cabeza. Además, para realizar esta librería, al igual que hizo con sus librerías de percusión o piano, el propio Zimmer declaró que su obsesión era conseguir la mayor cantidad de “imágenes” diferentes del instrumento gracias a los micrófonos, y el cuidado especial que pone siempre en equilibrar las diferentes perspectivas de los micros para dar diferente color al sonido.

En el caso de HZ Strings, se podría decir que el bueno de Hans y sus colaboradores de Spitfire han llevado esta filosofía a otro nivel dentro del mundo de las librerías. La sección de 60 celli tiene la friolera de 26 posiciones de micrófono diferentes, desde las habituales Close, Decca, Ambient o Outriggers hasta diferentes micros spot, micros en la galería, dos conjuntos diferentes de micros frontales y surround, micrófonos XYZ…

No se trata simplemente de tener tantas opciones disponibles, y de hecho el número de micrófonos es diferente dependiendo de la sección que utilicemos, sino que la variedad de sonido que ofrecen tantas posibilidades es impresionante. La misma sección simplemente combinando micrófonos diferentes entre sí parece un instrumento diferente. Si hay alguna librería en donde experimentar con las posiciones de micro es imprescindible, es esta.

Igual que con las articulaciones y las secciones, no se trata de que no podamos obtener un sonido más tradicional si es lo que deseamos, combinando los micros básicos, podemos obtener fácilmente un sonido más habitual. Lo importante, sin embargo, es que la librería pone en nuestras manos la misma capacidad de buscar perspectivas y nuevos colores a instrumentos tradicionales gracias a las posibilidades tecnológicas de un estudio de grabación. Básicamente esto es lo que ha hecho Zimmer siempre, y más aún en sus proyectos de los últimos años. En el caso de Zimmer y de esta librería, el propio estudio y modo de grabación es un instrumento en sí mismo, que colorea, da perspectiva, afila o redondea a unos excelentes músicos en una sala magnifica.

Aquí os dejo otro ejemplo de cómo puede sonar la librería más en el espíritu de Dunkirk, digamos (y el tema es maravilloso de por sí, la verdad, de Christian Henson):

En resumen

HZ Strings ha llegado al mercado no exenta de polémica, creo que quizá creada por la imagen que cada uno de nosotros tiene del compositor alemán. Muchos asocian a Zimmer con intensos ostinati de su etapa “superheroica”, otros con el uso de sintetizadores junto con la orquesta, otros por sus bandas sonoras más experimentales, y un largo etcétera. Zimmer es un compositor con muchas facetas diferentes dentro de su larga -e increíblemente prolífica- carrera. Lo cierto es que la librería es tan Zimmer como podría esperarse, pero no de un único Zimmer, sino creo que más bien es reflejo de la aproximación de Zimmer al mundo de la grabación en estudio de bandas sonoras, la búsqueda de nuevas sonoridades dentro de los instrumentos tradicionales por lo civil o por lo criminal, aprovechando todas las posibilidades musicales y tecnológicas que da el entorno de grabación. Las articulaciones que requieren un gran número de intérpretes para conseguir la sonoridad deseada es algo que, en principio, solo puede ocurrir en el estudio. Ubicaciones extrañas y poco tradicionales y secciones de tamaños también poco habituales, con predominancia de los registros medios graves para capturar el movimiento del aire que producen tantos instrumentos de cuerda juntos me resultan totalmente Zimmer. Y, a la hora de registrar ese movimiento del aire, ¿hay mejor manera de hacerlo que colocando micrófonos exquisitos en diferentes lugares de ese entorno, para que capturen ese movimiento y esas perspectivas naturales o poco naturales y dar todo el juego posible al usuario? Casi que el aspecto poliédrico de esta librería es el mejor reflejo de un compositor que siempre se ha caracterizado por su continua renovación y evolución.

Pros

  • Es muy difícil grabar a 344 músicos en un gran hall y conseguir que suene natural, orgánico y equilibrado. HZ Strings lo consigue.
  • La diversidad de secciones, en cuanto a su tamaño y ubicación en la sala y en cuento a la cantidad de posiciones de micrófono disponibles, dan un juego tremendo para “construir” nuestra propia orquesta de cuerdas con nuestros propios planos y colores sonoros.
  • Hay articulaciones que ponen los pelos de punta, y entre la cantidad de ellas que están incluidas, es difícil no encontrar unas cuantas maravillosas.
  • Añado un cuarto “pro” dedicado al sampler de Spitfire Audio. A pesar de llegar para competir con el estándar de mercado en cuanto a fiabilidad y experiencia del usuario, creo que lo han conseguido. El sampler tiene un diseño y ofrece una experiencia de usuario buenísima y funciona bien en cuanto a rendimiento. Imagino que además seguirá mejorando con los futuros lanzamientos.

Contras

  • Ha habido también polémica con la calidad del legato de algunos instrumentos de la librería. El legato he mejorado con una última actualización, pero aún no está al nivel de otras librerías, aunque creo que en este caso el tamaño de la orquesta y el lugar de grabación son un gran reto a la hora de programar un buen legato.
  • Aunque hay dos tipos de notas cortas, y el tamaño de la orquesta hace difícil ajustar bien la interpretación de notas muy cortas, podrían haberse incluido las articulaciones spicatto o sautille para las secciones más pequeñas, y marcato para todas. Una buena articulación marcato de 60 celli podría hacer temblar la tierra.
  • Por si alguno piensa que esta librería se trata de rehacer Batman o Gladiator tocando cuatro notas, no es así. Esto no es estrictamente una contra, sino simplemente un ajuste de las expectativas a la hora de acercarse a este instrumento.

Detalles y requisitos

Librería de cuerdas contenida en su propio plugin VST/ AU. La descarga y la activación, tanto del plugin como del propio contenido de la librería, se realiza desde la nueva Spitfire Audio App, algo más que un simple gestor de descargas. Contiene 344 intérpretes divididos en diferentes secciones según su tamaño y ubicación en la sala, con hasta 26 posiciones de micrófono, y un peso total de 170 GB.

Funciona en Windows y Mac, con una configuración recomendada de i7 2.5GHz (quad-core), 16GB RAM, 184GB de espacio libre en disco duro (de 7200 rpm o SSD).

HZ Strings está disponible para compra por un precio de 799€ IVA incluido.

Más información, demos y vídeos en www.spitfireaudio.com

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar