DJ

Review del Numark NS6II, controlador híbrido de cuatro canales

El primer controlador NS6 de Numark fue un producto que a pesar de ser bastante completo para el momento en el que apareció, y de la buena aceptación que tiene Numark entre DJs que no disponen de mucho presupuesto para su equipamiento, no despertó un interés excesivamente grande. Estar destinado a ser usado con un software como Serato Itch no le ayudó precisamente, ya que en aquel momento Serato no había conseguido afianzar demasiado su proyecto de software exclusivo para ciertos controladores, y aunque posteriormente Itch y Scratch Live se fusionaron en Serato DJ, ya era un poco tarde para aquel primer NS6.

Este nuevo modelo, bautizado de manera lógica como NS6II y que vuelve a estar diseñado para software de la firma neozelandesa, sigue siendo un controlador híbrido de cuatro canales. Pero ahora Numark le ha añadido una serie de funcionalidades para tratar de darle personalidad propia y diferenciarlo de los otros muchos controladores de 4 canales que hay en el mercado, e incluso de los otros modelos de la propia Numark. Pero, ¿qué tal se comportan todas esas nuevas funciones en conjunto? ¿realmente consigue marcar diferencias como para ser tenido en cuenta a la hora de adquirir un controlador de 4 canales? Prepárate porque te lo vamos a contar.

Construcción y controles

El NS6II es otro de los productos de Numark en los que la marca ha decidido aplicar el diseño y construcción de tipo industrial que introdujo con el controlador V7 y la mesa X5, y que ha retomado para el NTX1000 que analizamos hace poco. El aparato tiene un chasis externo de aleación metálica y para la tapa superior y plástico grueso para los laterales, con una decoración en negro mate y metal pulido que en conjunto transmite esa sensación de “acorazado” que tanto gusta por la confianza que aporta. Para terminar de completar ese feeling, en la parte frontal cuenta con dos bumpers metálicos que sirven para evitar posibles golpes en los potenciómetros y conexiones de esa parte.

Los potenciómetros del controlador son muy similares a los que monta el Numark NV, son de plástico sin recubrimiento de goma, y cuentan en la parte superior con un remate de aspecto metálico; como excepción, los potenciómetros de master y monitores son rojos con recubrimiento de goma, mientras que los potenciómetros del frontal para la mezcla de auriculares, micros y curva de faders también tienen recubrimiento de goma. El hecho de que estén o no recubiertos de goma no es algo aleatorio ni tiene el objeto de abaratar costes, es porque los potenciómetros tienen asignadas funciones capacitivas –táctiles–. Los he notado muy firmes a la hora de accionarlos, lo que te entregan un control bastante preciso. Bajo los potenciómetros del área de efectos de cada lateral, hay tiras táctiles de plástico negro como las que hemos visto en controladores de gamas inferiores de Numark.

Los faders me han producido una ligera decepción, su firmeza es intermedia, y su deslizamiento aunque es medianamente uniforme transmite una sensación áspera cuando los mueves; a pesar de ello son útiles para hacer cambios muy rápidos de posición. El crossfader es mejor en cuanto a suavidad y uniformidad en el deslizamiento, y tiene un cut-in que incluso es aceptable para turntablism, pero no alcanza a ser como el famoso crossfader CP-Pro para turntablism que antes Numark empleaba en sus mixers de batalla e incluso en algunos controladores. Los pitch faders son de 100mm –una muy buena costumbre de Numark en sus controladores– y sí que tienen un tacto muy bueno, de hecho diría que son los mismos pitch faders que montan en los platos NTX1000.

Los diversos interruptores que hay sobre el panel superior son metálicos y con un perfil bajo o directamente a ras del panel superior, lo cual es ideal para evitar cambios de posición involuntarios. Los botones repartidos por el panel superior son de plástico duro traslúcido con retroiluminación roja, de pulsación rápida y sin que sea necesario ejercer excesiva fuerza. En la parte inferior de los laterales destinados a los controles de los decks, tenemos ubicados de forma simétrica controles de transporte y un bloque de 8 pads con selectores de modo para los mismos. Todos estos controles son de goma traslúcida, los pads son algo más cómodos que los que hemos visto en los modelos NV de la misma marca gracias a que son ligéramente más grandes y algo menos duros. Los botones de transporte de goma son la pesadilla de algunos DJs que los odian por lo imprecisa que suele ser su pulsación, aunque en esta ocasión Numark ha logrado integrar unos bastante decentes que sólo te fallarán si los pulsas muy cerca de sus bordes.

El NS6II incorpora vúmetros de 5 segmentos en cada canal y un vúmetro doble también de cinco segmentos para la salida master. La iluminación del vúmetro es roja en todos los segmentos salvo en el superior, que es blanca.

Los jogwheels

Numark NS6II Jog Display
Hispasonic

Se merecen una mención especial los jogwheels del controlador. Numark lleva tiempo tratando de integrar jogwheels que ofrezcan algún valor añadido sin tener que por eso sobrecargar el precio final del producto y está logrando resultados muy decentes. Ya nos soprendió con los que integró en el modelo Mixtrack Platinum, y los de este NS6II son claramente una evolución de aquellos. Su diámetro es de 15cm, y aunque mantienen en su parte exterior el acabado de plástico gris que tan poco me gusta de Numark y que tantos años llevan usado para los jogs, en su parte superior tienen una superficie metálica negra muy elegante y agradable al tacto. La parte central de los jogs contiene una pantalla LCD circular en la que en color rojo y blanco podemos observar tanto la posición de giro del deck virtual como información de pista como el tiempo restante, deck que controlan, estado de reproducción, etc. El brillo de estas pantallitas, su ángulo de visión y su respuesta inmediata sin ghosting, hacen que sólo pueda calificarlas de excelentes. Pioneer ya no es la única marca que le saca partido al centro del jogwheel.

Numark NS6II Jogwheel
Hispasonic

Los jogwheels se nota que tienen cierta masa al girarlos, aunque su mecanismo es muy suave y permite movimientos de total precisión. He dicho muchas veces que los fabricantes actuales deben aprovechar el jogwheel para introducir algo de valor añadido al producto, y Numark lo consigue integrando tanto un mecanismo muy suave como un acabado y funciones más que adecuadas para un controlador de este precio.

Conectividad e instalación

En la parte trasera tenemos:

  • Dos conectores USB tipo B para poder conectar simultáneamente el controlador a dos ordenadores.
  • Dos pares de conectores RCA para fuentes externas de audio, tienen interruptores individuales para conmutar el tipo de señal entre phono y línea.
  • Dos conectores TS para micro.
  • Dos pares de conectores RCA más, en este caso para la salida de monitores y la salida master secundaria.
  • Dos conectores XLR para la salida master principal.
  • Conector para la fuente de alimentación externa, que proporciona 12 voltios y 2 amperios.
  • En la parte frontal hay un dos conectores jack/minijack para los auriculares.

El controlador no necesita drivers para usarse con macOS, pero en Windows sí es necesaria la instalación de un driver. El firmware del dispositivo es actualizable, El NS6II está diseñado para ser usado con Serato DJ y tiene la certificación Serato DJ Enabled, con lo que puedes descargar gratuitamente el software y activarlo con sólo conectar el controlador.

En las dos entradas RCA traseras pueden conectarse dos platos y usarlos para control por DVS, pero para poder usar esa función deberás pagar la licencia adicional DVS Upgrade, que tiene un coste de unos 80€ –depende del cambio del dólar americano–. Con los platos o cualquier otra fuente de audio conectada en la parte trasera puede usarse el controlador como mesa de mezclas de dos canales, concretamente los canales 3 y 4; mientras se emplea el dispositivo como mesa de mezclas puede pincharse audio desde el ordenador en los canales 1 y 2 si el DJ quiere. Esto es importante aclararlo porque Numark publicita el dispositivo explicando que puede usarse como “mesa de mezclas de cuatro canales”, pero aunque puede mezclar cuatro fuentes sonoras, sólo dos pueden provenir de dispositivos externos.

En uso

Empleando el NS6II para pinchar con mi portátil de pruebas –macOS Sierra, i5 a 2.5ghz, 16gb de RAM y SSD– obtuve un rendimiento bastante sorprendente nada más empezar a trabajar con él. Mezclando con dos decks únicamente podía trabajar con Serato DJ a una latencia de 1ms sin ningún problema. Trabajando con cuatro decks y FX, había que subir la latencia a 3ms para trabajar seguro. En cualquier caso un rendimiento excelente.

La respuesta de los jogs, que es algo que mucha gente valorará, es excepcionalmente buena. Lo cual tiene su contrapartida, y es que es una lástima que contando con unos jogs tan buenos no se pueda disponer de un crossfader a la altura de poder hacer trucos de turntablism con soltura. Que no se me malinterprete, se puede hacer turntablism con prácticamente cualquier crossfader, pero uno de alto rendimiento facilita enormemente las cosas incluso para los que no saben mucho. Al margen de la respuesta de los jogs, la información que dan es bastante útil; evidentemente es la misma información que puedes ver en la pantalla del ordenador, pero tener esa información en el mismo dispositivo que estás usando para controlar la música es francamente útil ya que no tienes que distribuir tu atención visual. Además, tal y como explicaba antes, la visibilidad y legibilidad de estas pantallas es realmente buena.

Los vúmetros que incorpora el controlador tienen una utilidad limitada en directo, no por el hecho de que sean de cinco segmentos, si no porque no tienen ninguna clase de escala serigrafiada que te indique el nivel al que estás llegando, y porque toda la iluminación del vúmetro es de color rojo salvo el último. ¿Estamos distorsionando en el último segmento si se enciende o es en el de antes? La utilidad de estos vúmetros está en que sirven de indicadores a muy grandes rasgos de si tienes señal o no en el canal al que pertenecen sin necesidad de escucharlo, pero sólo tendrás una referencia fiable de la amplitud de la señal usando tus oidos.

Las funciones capacitivas de los potenciómetros aunque requieren acostumbrarse a ellas, terminan resultando prácticas durante una sesión. Son las mismas que ya vimos en otros aparatos de Numark, como anular una banda completa de la ecualización o activar y desactivar el filtro o los efectos. Personalmente me gustan, me parecen útiles y cuando las dominas resultan más sencillas que tener botones que repliquen esas funciones o tener que realizar giros de muñeca completos para girar un potenciómetro. Simplemente tocas con uno de tus dedos el potenciómetro y listo. De todos modos estas funciones son opcionales, y se activan y desactivan con botones a los laterales del controlados.

Sin embargo, la función capacitiva que no termina de cuajar es la de la tira táctil, y no es la primera vez que Numark flojea en esto. Teóricamente deslizar el dedo por un control así nos haría navegar suavemente por la extensión de la canción cargada en el deck para localizar una parte que nos gusta, pero la realidad es que funciona de forma poco fluida y algunas veces incluso parece que no funcionen o se enganchen, teniendo que hacer bastante presión para que funcione mejor. Además son bastante estrechas y quedan bastante hundidas con respecto a la superficie del controlador, con lo que quienes tengan dedos gruesos van a terminar sencillamente no usando las tiras táctiles. Desconozco si con una actualización de firmware se podría regular mejor la sensibilidad de las tiras táctiles, porque sería una mejora que el dispositivo francamente necesita.

Las funciones de control por DVS se usan sin ninguna sorpresa negativa, todo se ejecuta correctamente. Estas funciones quedan asignadas a los canales 3 y 4, que son los canales que pueden emplearse para también mezclar fuentes de sonido externas usando el NS6II como controlador. Serato DJ es quizá el software que mejor ha integrado el uso de DVS –fueron la segunda empresa en introducir este tipo de control– y su sistema patentado Noisemap siempre ha estado un poquito por delante del resto; la inclusión además del sistema de estabilización de velocidad que prácticamente anula las oscilaciones de tempo inherentes a la mecánica de los platos DJ lo convierten en una herramienta de altísimo nivel para el control DVS.

Numark NS6II Pads
Hispasonic

Respecto a otras cuestiones de uso y control del dispositivo, destacar que aunque las funciones de mezcla de auriculares están en el panel frontal –todos los que me leen saben mi preferencia personal por no ubicar ahí esos controles–, debo reconocer que el tamaño y disposición de los mismos hacen que no sean complicados de usar. En otros controladores esa posición presenta problemas por lo cerca que quedan los controles de la mesa, e impide girarlos bien, no es el caso en este controlador. También es destacable –y en esto Numark lo borda– la respuesta tan buena de los pitch faders, ya que en el rango de pitch más bajo de Serato DJ tenemos un control de hasta 0.01 BPM del tempo si somos lo suficientemente cuidadosos al moverlos; sencillamente genial.

El sonido que entrega el controlador es en líneas generales correcto para la gama de precios a la que pertenece. En la salida de auriculares entrega suficiente potencia como para usarlo en entornos de mucha presión acústica, aunque ojo, los agudos distorsionan con facilidad cuando subes bastante el volumen. El sonido que obtenemos por la salida master es limpio, con buena pegada y aunque no goza de una amplitud estéreo espectacular, es adecuado para mucho más que para funciones de “home DJ”, que es el uso que mucha cree que se le debe dar a estos controladores; lo puedes usar sin miedo en discomóviles, clubes y locales de tamaño pequeño-mediano… El sonido empeora un poco cuando usas las funciones de mezclador autónomo del aparato, tiene menos definición y cuando mezclas dos canciones debes ser hábil con la EQ para sacar el mejor sonido del aparato. De todos modos esto no lo considero preocupante, a fin de cuentas las funciones de mixer autónomo en un aparato como este deben considerarse más una extra de valor añadido que una función principal por la que estás pagando, ya que quien compra esto lo hace principalmente para usarlo con un ordenador.

La posibilidad de usar dos ordenadores simultaneamente con el controlador y pode hacer así transiciones entre DJs de manera sencilla o incluso hacer un back to back con otro compañero de cabina funciona perfectamente y no da ningún problema. Parece que esta función se está convirtiendo en un estándar en controladores de este precio y los fabricantes la integran sin que aparentemente repercuta en el precio.

Conclusiones

El NS6II es un controlador de 4 canales muy bien construido y con unos jogwheels sencillamente excelentes que perfectamente podrían formar parte de un reproductor autónomo de gama media/alta; son destacables también los pads multifunción y las funciones táctiles, así como la posibilidad de poder usarlo para control por DVS. Es una pena que detalles como las tiras táctiles o los vúmetros empañen un poco el resultado final del producto, aunque si estos detalles no los consideras esenciales, puedes obtener un controlador muy correcto para Serato DJ por un precio bastante ajustado.

El dispositivo es adecuado para bastante más que para home DJs, con lo que profesionales de las discomóviles o que necesiten un controlador decente para llevar la música en un local de tamaño medio, pueden tenerlo en cuenta como una opción más a la hora de valorar la compra de un controlador. La función de mezclador autónomo, aunque no de un sonido espectacular, es todo un salvavidas si se te cuelga el ordenador en directo.

Lo mejor:

  • Buena construcción y diseño sobrio
  • Excelentes jogwheels, tanto en respuesta como en las funciones visuales integradas en sus pantallas.
  • Una vez más Numark integra pitch faders y pads con una respuesta muy buena.

Lo peor:

  • Faders, vúmetros y tiras táctiles mejorables.
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios

Regístrate o para poder comentar