Informática musical

Review de Native Instruments Empire Breaks: una librería bastante crazy

9
Veredicto
Una librería fantástica y de lo más recomendable para productores que quieran añadir sonidos de batería de calidad a su colección, con una buena lista de opciones de edición y muchos efectos.

Pros

  • Sonidos de muy buena calidad
  • Muchas opciones para editar el sonido
  • Los patrones son un añadido interesante
  • Muchos y buenos efectos

Contras

  • No es posible acceder a la colección de samples fuera de Kontakt
  • Algunos pads no responden al primer golpe tras la carga de un kit

Introducción

Se cree que el término “boom bap” se acuñó en el año 1984, cuando T La Rock lo utilizó para describir el ritmo de su tema Its’s Yours (lo que en ningún caso quiere decir que el sonido boom bap no existiese antes). Algo que en mi opinión no deja de ser irónico, porque siempre he pensado que It’s Yours tiene un sonido no demasiado boom bap, al menos para los cánones que el subgénero fue definiendo durante los años posteriores, con esos duros bombos acústicos y esas cajas tan crujientes e intensas, casi siempre envueltos por samples con marcado aroma a jazz y soul.

Y justamente entre esos sonidos a los que se les fue dando forma entre finales de los 80 y principios de los 90, y que dieron lugar a la que ahora se conoce como la época dorada del hip hop, rebusca Native Instruments con Empire Breaks, una librería para Kontakt de la gama Play Series que incluye 30 kits de baterías para boom bap y hip hop clásico sampleados con mimo, y ofrecidos junto a una serie de herramientas de lo más útiles, tanto para darle forma al sonido, como para programar interpretaciones realistas (desde el punto de vista de un productor hip hop, no de un baterista). Pero ¿encierra realmente esta librería la esencia de las baterías más clásicas del hip hop? Ver veremos.

Native Instruments Empire Breaks
Ventana MAIN de Native Instruments Empire Breaks.
Native Instruments

Interfaz y uso

Más chula que un ocho. Así es la interfaz de Empire Breaks, con ese fondo tan colorido y neoyorquino, y con 5 ventanas entre las que se reparten las diferentes tareas. En MAIN tenemos una matriz de 16 pads circulares y los controles macro para el filtro y algunos efectos y ajustes globales, sin olvidar un pequeño botón en el que se accede a diversas opciones para añadir ruido y textura al sonido. KIT, como su propio nombre indica, da acceso a los ajustes del kit, es decir, a los sonidos que tenemos cargados (o que queremos cargar entre los incluidos en la librería) en cada uno de los 16 pads, así como a ajustes de envolvente, tono, volumen, panoramización, etc. Hay también controles para los efectos de envío y de inserción, de los que os hablaré más adelante con más calma.

PATTERN es la ventana en la que se pueden realizar ajustes relativos a los patrones que incluye la librería, que son 480 en total, y que están distribuidos a razón de 16 por kit (uno por pad). En esta sección no hay demasiadas opciones de edición, pero sí las justas para ajustar el swing y la velocidad de los patrones, o para exportarlos a MIDI (arrastrando y soltando sobre el DAW). No es que los patrones sean para nada necesarios a la hora de aprovechar al máximo la librería (de hecho los puedes ignorar por completo), pero bueno, no molestan y tampoco están de más como fuente de inspiración (o como aprendizaje analizándolos con más calma en el editor MIDI). Por último, la ventana MACROS da acceso a diversas opciones de edición para configurar el comportamiento de los controles macro situados en la parte inferior. Una ventana habitual en las librerías de NI, por lo que no creo necesario detenerme mucho más en ella.

Más allá de ser una interfaz bonita o no (que a mí me lo parece), lo importante es si en el uso resulta funcional, y sin duda lo es. Las diferentes secciones están bien diseñadas y los controles bien distribuidos, y casi todo parece funcionar como debería. Y digo “casi” porque yo he experimentado un problema cada vez que cargo un kit, y es que algunos de los pads no responden al primer golpe, aunque sí a partir del segundo, sin volver a fallar. No es que sea una tragedia, pero sí es molesto, y suena a bug, así que espero que Native Instruments lo solucione en futuras actualizaciones.

Native Instruments Empire Breaks
Ventana KIT de Native Instruments Empire Breaks.
Native Instruments

Sonido

Viendo las librerías a las que nos tienen acostumbrados los desarrolladores desde hace algunos años, Empire Breaks no es ni mucho menos una de las pesadas. De hecho, sus 3,1 Gb de contenido podrían parecer incluso “escasos” a priori, pero hay que tener en cuenta que esta es una librería de muestras cortas, y que esos 3,1 Gb corresponden a los 247 sonidos incluidos, lo que se traduce en que, haciendo un cálculo medio, cada uno de los sonidos pesa alrededor de 12 Mb. Sí, ya sé que no es exactamente así, algunos sonidos son más largos que otros, y a esos 3,1 Gb habría que quitarle la interfaz de la propia librería y otra información, pero una vez cargados, los kits requieren de media unos 110 Mb o 120 Mb de ram (y alguno incluso pasa de los 160 Mb).

Y puede que alguno se pregunte por qué le cuento todo esto (y no le faltaría razón). Pero si lo hago es para tratar de contextualizar que 3 Gb para una colección de 247 sonidos cortos es una barbaridad, y algo que sin duda se refleja en la calidad de sonido y en los resultados. Las muestras de Empire Breaks suenan llenas, claras y muy detalladas, puede que incluso “demasiado” para géneros como el boom bap, que no se caracterizan precisamente por la pulcritud sonora. Pero es que justo ahí es donde entran en juego las opciones de Empire Breaks para ensuciar y envejecer el sonido (que incluye muchas). Lógicamente, una librería de 30 kits de batería para boom bap no es precisamente el sumun de la versatilidad, porque es para lo que es, pero dentro de lo que ofrece, esta es muy versátil a su manera. Así pues, si quieres sonidos potentes y limpios, los tendrás, pero si prefieres ensuciarlos y darles textura, también podrás hacerlo gracias a las opciones de edición y a la ingente cantidad de efectos a bordo.

Native Instruments Empire Breaks
Ventana PATTERN de Native Instruments Empire Breaks.
Native Instruments

Un porrón de efectos

La sección (o más bien secciones) de efectos de Empire Breaks es uno de los puntos diferenciales de esta librería, y es por ello que he querido dedicarle su propio epígrafe en esta review obviándola en el punto anterior. Inserciones, envíos y efectos globales. Empire Breaks ofrece el lote completo. Por su parte, los efectos de inserción son 4 para cada pad, con hasta 31 procesos variados entre los que elegir. De hecho, a excepción de efectos de reverb y delay, en estos insertos encontraréis casi de todo. ¿Significa eso que no hay efectos de reverb y delay? Por supuesto que no, pero esos están en la sección de efectos de envío, con dos efectos para cada kit, y un total de 4 procesadores de reverb y 2 de delay entre los que elegir. Finalmente, la sección de efectos globales permite cargar hasta 7 procesadores a elegir entre los mismos 31 de la sección de insertos. Efectos de dinámica, filtros, modulaciones y otros procesos que satisfarán las necesidades de la mayor parte de productores.

En lo referente a cómo suenan todos esos efectos, pues lo hacen todo lo bien que se podría esperar de una empresa como Native Instruments, que lleva muchos años ofreciendo efectos de mucha calidad. Sí que creo que, al menos en mi opinión, algunos de los kits abusan del uso de ciertos efectos, sobre todo la reverberación, que si bien es cierto que es un proceso muy habitual para hacer brillar y darle profundidad a los ritmos en la producción hip hop (sobre todo a cierto tipo de bombos), en varios de los kits he tenido que reducirla bastante para fijar un nivel más de mi agrado.

Native Instruments Empire Breaks
Ventana FX de Native Instruments Empire Breaks.
Native Instruments

Conclusión

Empire Breaks es una librería fantástica y de lo más recomendable para productores que quieran añadir sonidos de batería de buena calidad a su colección. Y sí, puede que su público principal sean los amantes de los beats con alma boom bap y hip hop clásico, pero gracias a las opciones de edición y a las muchísimas posibilidades que ofrecen sus efectos, nada impide aprovecharla a la hora de trabajar con otros géneros. Respecto a si Empire Breaks destapa el frasco de las esencias del hip hop más clásico, pues… sí y no. Native Instruments lo que hace aquí es ofrecer una muy buena colección de samples de batería con los que empezar a trabajar, pero el sonido boom bap más clásico nunca se ha caracterizado precisamente por unas grabaciones impolutas, si no por el uso de vinilos gastados y samplers de 12 bits. Así se forjó su sonido, y si eso es lo que quieres, pues te lo vas a tener que currar un poco. No te lo va a hacer todo Native Instruments, ¿no?

Empire Breaks está disponible para Kontakt y Kontakt Player a un precio de 49€.

Más información: Native Instruments

¿Te gustó este artículo?
9
OfertasVer todas
Comentarios

Regístrate o para poder comentar