Informática musical

Review de Ozone 6 (I)

Un artículo de Julio Navas

El conocido software de masterización de los estadounidenses Izotope ha generado desde sus inicios opiniones enfrentadas dentro de la comunidad pro-audio, entre los que defienden su facilidad de uso y eficientes resultados o los que son de la opinión de que un sistema "todo en uno" no puede ofrecer unos resultados realmente profesionales. Seas de una u otra opinión, la sexta entrega de Ozone es toda una realidad y vamos a ver en este artículo que nos ofrece.

Inicialmente vemos que el sistema está disponible en dos versiones distintas: Standard por 249 USD, o Advanced por 999 USD. La primera pregunta que nos hacemos es ¿a qué se debe tanta diferencia de precio? La diferencia básicamente radica en la opción de trabajar en la versión Advanced con un módulo de EQ dinámico, unos sistemas de medición más precisos y disponer de los propios módulos Ozone como componente para poder emplearlos independientemente en tu DAW.

Ozone 6 permite trabajar en modo standalone como un sistema de masterización totalmente autónomo, o incluido dentro de tu propio DAW. En esta segunda opción puede trabajar con el paquete completo, o si eres usuario de la versión Advanced, incluir cualquiera de sus módulos por separado en tu propia cadena de master.

Arranco el sistema en modo standalone y una de las cosas que me llaman la atención es el renovado entorno gráfico, mucho más serio y moderno. Inicialmente aparece el Preset Manager, que nos ofrece varias opciones preconfiguradas de cadenas de mastering separadas en 3 tipos (Light / Balanced / Heavy) de menos a más intensas.

Ozone 6

Es un buen inicio para hacer algunas pruebas con tu trabajo, pero tienes que tener en cuenta que cada obra es diferente, así que deberás ajustar siempre parámetros para conseguir un resultado decente.

Si decides no cargar ningún preset, puedes pasar al siguiente paso que sería cargar audio en Ozone, y es tan sencillo como coger uno o varios archivos y arrastrarlos. La nueva versión permite trabajar con varios tracks al mismo tiempo dando un tratamiento de audio distinto para cada uno de ellos pudiendo incluso seleccionar una región de cada una de las distintas obras para realizar comparaciones directas simplemente pasando de una a otra.

Una vez llegados a este punto, podemos empezar a trabajar con los Ozone Modules que son EQ / Exciter / Imager / Dynamics / Dynamic EQ / EQ post y Maximizer. En Ozone sólo puedes emplear una vez cada uno de los módulos, el que es más obvio que puedas tener que repetir (EQ) ya está directamente duplicado como EQ y EQ post.

Ozone 6

También dispones de la opción de trabajar con VST externos (otra de las novedades que incorpora esta nueva versión):

Ozone 6 plugins

...siempre organizándolos de una manera muy sencilla e intuitiva en la barra inferior en el orden que nosotros consideremos oportuno.

Realizando una visión general observamos en la parte superior la barra de transporte, un poco mas abajo en formato horizontal, el listado de obras con las que estamos trabajando. En la parte central aparece el control general de cada uno de los diferentes módulos y a la derecha el control de niveles que incluye señal entrante y saliente con nivel de picos, RMS y visualización tanto estéreo como mid/side. Opción de desvincular los canales estéreo, ajuste de visión del rango dinámico, y en la parte de Audición, Bypass y justo a su lado el botón de la "oreja" que permite realizar un ajuste automático de las ganancias cuando realizamos bypass (muy útil) así como la escucha en mono (recomendable realizar siempre una escucha en mono), modo Swap para intercambiar los canales L/R y por último la activación y gestión del Dithering (sólo en el caso de que sea necesario).

En la parte inferior tenemos el control de los presets, Undo e History que permite volver a cualquier punto de nuestro trabajo e incluso incluye 4 sets que son como marcadores donde podemos hacer un recall y realizar una comparativa entre los distintos puntos (muy útil).

Ozone 6

Dando un rápido repaso a los módulos del propio sistema vemos que todos como novedad incorporan un vúmetro para controlar el nivel de ganancia individual así como solo y bypass.

Comenzamos con el EQ, que consta de 8 bandas, cada una de ellas con 5 tipos de filtro y diferentes tipos de modulado para cada filtro con opción de trabajar en formato analógico o digital, éste último con corrector de fase para la banda seleccionada siendo 0% respuesta fase lineal y 100% mínima fase. Incluye además el Matching Frecuencial, para ver en que rango de frecuencias se mueve otra obra y mirar de equilibrar tu trabajo con ésta al igual que la opción de trabajar en Stereo o separando L/R o Mid/Side.

Ozone 6

El siguiente modulo es el excitador, que permite artificialmente alterar el contenido harmónico de la obra. Está diferenciado en 4 bandas, es totalmente configurable y aporta distintos algoritmos de modelado denominados como warm, retro, tape, tube, triode y dual triode.

Ozone 6

De funcionamiento muy similar es el siguiente módulo "Imager" que permite espaciar el sonido separándolo en 4 bandas de tratamiento. Se ha mejorado notablemente la referencia visual, que aparece en la parte superior izquierda e incorpora frequency crossover, stereo width spectrum y correlation trace. A la derecha tenemos el vectorscope con 3 tipos diferentes de control.

Ozone 6

Tanto Exciter como Imager son 2 módulos en los que debe aplicarse a rajatabla la regla de oro del "menos es más". Hay que tener mucho cuidado con su uso porque pueden hacer resaltar algún elemento específico o por el contrario pueden destrozar tu trabajo.

El siguiente módulo, Dynamics, es básicamente un compresor multibanda separado en 4 bandas ajustables que permiten gestionar todos los parámetros del compresor, limitador y la cantidad de compresión paralela (suma de original y señal comprimida) para cada una de las bandas.

Ozone 6

Igualmente dispone de una opción All que permite en una única visión tener el control de las 4 bandas al mismo tiempo. Es un sistema realmente útil y eficaz para tener bajo control todos los niveles y transitorios separados en 4 bandas frecuenciales.

Ozone 6

Llegamos al módulo estrella de la nueva versión de Ozone y el que marca la diferencia de precio entre una u otra versión. El Dynamic EQ está incluido solo en el paquete Advanced y, como su propio nombre indica, es un ecualizador dinámico que permite aumentar o reducir un grupo de frecuencias en función del nivel controlado por un threshold.

Un compresor básicamente realiza esta función, pero sin discriminación de las frecuencias entrantes. Es decir, cualquier sonido que sobrepase el threshold es comprimido. En este caso puedes además seleccionar el grupo de frecuencias con las que quieres que actúe. Es lo que se ha utilizado siempre en un de-esser aplicado a un único sonido, pero aquí contamos con la particularidad de que es aplicado para 4 puntos distintos al mismo tiempo y a toda la mezcla.

Así pues, el compresor no actuará hasta que dicho grupo de frecuencias supere el threshold marcado. Si al gran control de los parámetros separados en 4 bandas de frecuencias le sumamos la opción de poder trabajar por separado para L/R o Mid/Side y la opción de modelado analógico o digital, tenemos una herramienta realmente potente y útil.

Ozone 6

El Post EQ es una copia del EQ que nos permitirá recuperar la perdida de algunas frecuencias después del tratamiento dinámico de la onda.

Por último, encontramos el Maximizer, una buena herramienta que desafortunadamente se ha hecho excesivamente popular en la última década y sobretodo en los últimos años en ciertos estilos por su mal uso. Al igual que os comentaba antes, aquí tenemos que aplicar el Menos es Mas.

Un Maximizador tiene como función básica conseguir una mayor presión sonora limitando el rango dinámico de la señal. Ozone 6 incluye 3 tipos diferentes de modulado IRC (Intelligent Release Control) que es aplicado a todo el espectro frecuencial. Todos disponen de Celling y Threshold, así como de Carácter (velocidad media del IRC) que va desde Fast hasta Slow, Stereo Unlink (recomiendo que esté a 0%) y el recuperador de transitorios. Por su lado la opción IRCIII dispone además de 4 subtipos de algoritmo (Pumping, Balanced, Crisp y Clipping). La combinación bien empleada de sus parámetros aporta ese empuje extra al master, pero hay que tener cuidado en no excederse en los niveles.

Ozone 6

Por último, me queda apuntar que todo el conjunto puede ser salvado como un propio proyecto de Ozone dentro de una carpeta, que podrás recuperar en cualquier momento. Y que podrás exportar tu trabajo track by track o todo el conjunto con calidades de audio profesionales que van desde los 16 a los 32 bit con sample rates de entre 11,025 Hk hasta 192 KHz y aplicación de dithering.

El único pero que le puedo encontrar a esta parte final es que los archivos se exportan únicamente en WAV, y considero que otros formatos podrían ser también útiles para no tener que andar con las conversiones posteriores, simplemente por eliminar pasos posteriores.

Como puedes observar, parece una herramienta realmente completa y eficaz. Ahora depende de ti que le quieras sacar partido y que sirva para el fin al que le quieres dar uso. Evidentemente si te lo puedes permitir te recomiendo un buen experto en mastering, pero si no es tu caso, Ozone 6 te dará unos grandes resultados.

Julio Navas - Productor musical y DJ con una dilatada carrera de más de 20 años en el sector de la música. Propietario y máximo responsable de Fresco Records y Barzelona Publishing Group, actualmente ofrece además sus conocimientos a distintas empresas de entre las que podemos destacar su labor como consultor musical para Reactable Systems, tutor de proyecto musical final de carrera y profesor de Gestión Artística / Sello en Eumes School, así como colaborador con Adagio / Native Instruments.

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar