Sonido en vivo

UAD-2 Live Rack a prueba: potencia DSP en directo

UAD-2 Live Rack de Universal Audio

Por primera vez en Europa, Universal Audio ha presentado el UAD-2 Live Rack en las ciudades de Barcelona y Madrid y, cómo no, hemos sido testigos únicos de este nuevo e interesante producto poco después de su presentación oficial.

Hasta la fecha, la integración de plugins de terceros de alta calidad en el mundo del directo pasaba por las manos de Waves o debíamos esperar que los fabricantes de consolas integraran en sus arquitecturas soluciones versátiles, como hizo por ejemplo Digico durante algún tiempo con la mencionada plataforma de Waves o Avid actualmente con sus series S3L y S6 con plugins AAX 64, entre otros. Si somos sinceros, pocas veces hemos encontrado soluciones que realmente integren de manera eficiente y controlada, a un precio contenido, un catálogo interesante de plugins de alta calidad para un amplio catálogo de consolas de directo. Y aquí es donde Universal Audio da en el clavo presentando el UAD-2 Live Rack. En realidad esta plataforma fue diseñada para la nueva serie de consolas Vi de Soundcraft, pero fueron rápidos al abrir la solución al resto del mercado, conscientes que el Apollo se estaba utilizando mucho en el campo del directo, aunque a cambio del tedioso cableado, altas latencias y conversiones D/A y A/D a veces innecesarias.

El sistema se compone de un dispositivo de 1 RU equipado con los DSP necesarios (Realtime UAD QUAD Core) para poder procesar correctamente una cantidad más que suficiente de plugins nativos de la propia marca. Resulta interesante notar su doble fuente de alimentación que asegura su funcionamiento ininterrumpido ante la caída de alimentación en una de las fuentes. Se conecta a la consola mediante MADI óptico y cada aparato puede gestionar hasta 16 entradas/salidas. Conectando en cascada hasta 4 equipos, podemos ampliar el sistema hasta 64 canales I/O. Cada canal corresponde a un canal mono (aunque podemos aparearlos en estéreo) y en cada uno podemos insertar hasta ocho pluguins. El control y el ajuste se realiza mediante un ordeandor Mac compatible con Thunderbolt 3 y OS X Sierra (10.13.3 o superior). 

Un momento de nuestra prueba
Un momento de nuestra prueba

Para la prueba a fondo recurrimos a una Digico SD12 cortesía de Tour Serveis conectada a un sistema estéreo d&b YP. Como fuente, otro Macbook equipado con ProTools que alimentaba al sistema Digico via UB MADI. Una de las conexiones MADI de la SD12 vía coaxial se conectaron a un convertidor coaxial a óptico MADI Sonible que a su vez conectamos a la unidad de pruebas. Otro Macbook via Thunderbolt disponía del software de control Live Rack App. En apenas 10 minutos teníamos todo conectado y funcionando: más fácil imposible. El sistema sincronizó su reloj vía MADI que, en nuestras pruebas, era a 48 kHz, aunque dispone de entrada wordclock dedicada y permite otros ajustes en cuanto a reloj en su panel de configuración.

Ajeno a la calidad de audio que más tarde podríamos comprobar, vale la pena destacar la facilidad de uso e interfaz del software de control. Su minimalismo es un punto a favor, ya que cualquier usuario rápidamente sabrá utilizarlo sin apenas esfuerzo. Es clara la disposición vertical de los 16 canales de entrada/salida, la posibilidad de convertir dos canales mono en uno estéreo, la carga rápida de los plugins y, tras una pequeña demostración de un par de minutos, las fáciles y rápidas posibilades de copiar, mover, activar/desactivar o eliminar los plugins en la parrilla de control. El software está preparado para ser utilizado con una pantalla táctil (lástima que Apple no permite el multitouch en su sistema), lo que facilita su uso aunque tampoco resulta tedioso realizarlo mediante el trackpad del portátil.

UAD-2 Live Rack

Utilizamos como fuente una grabación multicanal en directo realizada apenas días atrás por servidor. Tenía controladas las fuentes (micrófonos) y sabía exactamente qué quería conseguir. En la Digico recurrí a los procesados básicos: filtros pasa-altos, algo de ecualización, dinámica y nada más. Entonces insertamos en algunos canales específicos al sistema Live Rack: bombo, caja, rack y floor, dos guitarras y las dos voces, entre ellas la principal. Rápidamente, inserté, por ejemplo, un dbx 160 al bombo o las fantásticas emulaciones SSL y el cambio fue instantáneo: funciona tremendamente bien. Es exactamente igual a la versión para estudio que podemos encontrar de la marca, por lo que la curva de aprendizaje es rápida y efectiva. Quien esté acostumbrado a estos plugins sin duda encontrará exactamente el mismo excelente resultado.

Especial atención a dos detalles. Primero el amplio catálogo de reverberaciones que superan con maestría incluso los efectos on-board de una Digico como la SD12. Y segundo, y no menos imprescindible, el excelente control de la latencia. El fabricante asegura que el sistema tiene una latencia nativa inferior a los 2 ms, a la que debemos sumar la propia de cada plugin. El software permite controlar la latencia por grupos de canales (por ejemplo, que los que utilizamos en la batería lleguen todos al mismo tiempo) y al ofrecernos un dato fijo de tiempo (en samplers), nos permite controlar el phasing del resto de canales fácilmente. Pero incluso en nuestra prueba y sin ese control de latencia no fuimos capaces de notar problema alguno. 

UAD-2 Live Rack de Universal Audio - Mezclador
UAD-2 Live Rack de Universal Audio - Mezclador

Probamos también la función de snapshots o memorias de escena que nos permitiría ampliar mucho más nuestros recursos en función de nuestras necesidades sin notar las limitaciones (lógicas) del sistema. Podemos activar/desactivar plugins al toque de un botón (lo que permite aprovechar mucho más el DSP del sistema), pero incluso cargar y descargar pluguins casi a tiempo real. Digo casi porque en el caso de una mala planificación podremos perder casi 1 segundo de audio, pero con una planificación correcta las transiciones serán totalmente transparentes. Los snapshots pueden ser llamados vía MIDI.

Si le buscamos un pero a este equipo es que sólo dispone de entrada MADI y que, además, esta es óptica. Muchos deberemos agenciarnos un convertidor coaxial a óptico (que suelen costar alrededor de los 500 o más euros) o buscar puentes de interfaces que tampoco son demasiado asequibles. Alentamos a la marca a ofrecer lo antes posibles nuevas posibilidades de conexión.

Sin duda alguna este Live Rack será uno de los nuevos protagonistas en los escenarios de nuestro país. De momento y a la espera de su próxima comercialización a principios de junio, se prevé que el precio de salida sea de aproximadamente 2.999 € para el sistema básico (que incluye un paquete limitado de plugins, pero entre ellos el Auto-Tune en directo) y habrá otra opción, la Ultimate, con todos los plugins de la marca (aprox. 5.999 €). Igualmente, aquellos usuarios que ya disfruten de licencias de plugins de UAD podrán utilizarlos indistintamente en el Live Rack.

R. Sendra
EL AUTOR

Con más de 20 años de experiencia en los escenarios, es técnico de sonido especializado en FOH. Trabaja para bandas nacionales e internacionales como técnico de mesa, y es productor técnico para diferentes festivales y grandes eventos. Kinosonik es su estudio de sonido basado en plataforma digital. Le gusta compartir y le encanta aprender.

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios

Regístrate o para poder comentar