Grabación

3 técnicas para grabar un bajo eléctrico

Microfoneando un bajo eléctrico

Al igual que sucede con el bajo acústico (y casi todos los instrumentos), conseguir un gran sonido de bajo depende del propio instrumento, del ejecutante, del amplificador y del recinto donde se grabe. Ante todo y en primer lugar, el bajista debe darte el tono que intentas conseguir.

Algunas consideraciones

Aunque una caja de inyección directa (DI) puede sonar bien con el bajo, utilizar un ampli (o ambas cosas a la vez) puede facilitarnos mucho la obtención de un gran sonido. Ahora bien: en muchas ocasiones, la banda de frecuencia del amplificador puede interferir en las frecuencias de otros instrumentos, como la guitarra.

Comprueba siempre la relación de fase entre el amplificador y la DI para asegurarte de que no hay cancelaciones en las frecuencias graves. Ajusta el interruptor de polaridad en la posición que tenga más graves.

Si estás grabando a DAW, alinea la pista del ampli de bajo con la de la caja DI, de forma que estén en fase —tendrás que hacer zoom a fondo para asegurarte—.

No hay ninguna regla que diga que debes usar las pistas DI y de ampli juntas, así que no te cortes en usar sólo una si crees que suena mejor en la mezcla.

Técnica #1

La forma más sencilla y limpia de grabar un bajo eléctrico implica el uso de una caja de inyección. Ten cuidado al elegirla, porque no todas se fabrican igual y algunas no van a capturar la frecuencia grave fundamental del bajo.

Las DI activas consiguen mejor resultado en esta tarea que las pasivas, aunque algunas cajas pasivas (como las Radial) también hacen un excelente trabajo gracias al gran transformador Jensen de su circuitería.

Técnica #2

Cuando microfonees un amplificador de bajo, utiliza un micro dinámico de diafragma grande, como el D 112, RE20 o BETA 52. Ponlo ligeramente alejado del centro y a unos 5 cm de distancia del cono (el del altavoz que mejor suene, si el mueble tiene más de uno). Dependiendo del sonido que mejor encaje en la pista, mézclalo con una toma de DI. El sonido cambiará sustancialmente dependiendo del balance entre la toma DI y el ampli microfoneado.

Variación: añade un SM57 al micro de gran diafragma para conseguir más mordiente, pero ten cuidado de no pasarte, o perderás el cuerpo principal del sonido.

Técnica #3

Para conseguir un sonido "metal", prueba a dividir la señal del bajo entre su amplificador y un ampli de guitarra con distorsión. Haz que el sonido quede más sucio de lo que te gustaría, ya que eso puede ayudar a que se asiente mejor en la mezcla. Ajusta la EQ del ampli de guitarra a tu gusto, y añade la DI también según tus preferencias.

Estas técnicas se han extraído de la cuarta edición del libro Recording Engineer's Handbook.

Bobby Owsinski
EL AUTOR

Bobby Owsinski es un veterano de la industria de la música que ha trabajado en más de cien producciones y da cursos en Berklee College of Music, Trebas Recording Institute, Nova Institute y Lynda.com. Varios de sus 24 libros, como Mixing Engineer’s Handbook y The Recording Engineer’s Handbook, están entre los más vendidos del sector. Web de Bobby Owsinski.

¿Te gustó este artículo?
17
Comentarios

Regístrate o para poder comentar