Grabación

Las 6 frecuencias problemáticas

EQ

Cuando un ingeniero tiene problemas al manipular la ecualización de una pista, es muy probable que sea por una o varias de las 6 frecuencias problemáticas. Son áreas donde pasarse o quedarse corto puede suponer que tu pista destaque exageradamente o desaparezca por completo en la mezcla. Veamos cuales son en este extracto de The Mixing Engineer's Handbook:

  • 200Hz (Lodo) - Pasarnos aquí puede provocar que la pista o la mezcla suenen enfangadas o retumbantes. Si nos quedamos cortos, puede sonar floja. La línea es fina, pero a menudo los ingenieros de mezcla se equivocan por exceso, acabando así con una pista demasiado gruesa que llena demasiado la mezcla.
  • De 300 a 500Hz (Encajonamiento) - Excederse en esta área de frecuencias provocará el temido efecto de "caja" —o si estás escuchando un bombo o goliat, el efecto "pelota de playa"—. Es también una zona que algunos micrófonos económicos (especialmente los dinámicos) tienden a enfatizar. Por estas razones, muchos ingenieros cortan casi automáticamente algunos dBs en el espacio del bombo.
  • 800Hz (Walmart) - Pasarse en esta zona produce el llamado "sonido Walmart"; esta expresión americana se refiere al sonido de los equipos estéreo baratos que puedes encontrar en los centros comerciales. Inténtalo tú mismo: consigue un par de altavoces de ordenador baratos y verás que lo que más vas a escuchar está en los 800Hz. Obviamente, pasarnos en este rango de frecuencias no es bueno.
  • De 1k a 1.5kHz (Nasal) - Este es el rango nasal del espectro de frecuencias y, como su nombre sugiere, pasarse aquí en una toma vocal hará que el vocalista parezca estar cantando por su nariz. De nuevo, este es principalmente un problema de microfonía: sucede cuando el micro no está bien ajustado al vocalista. Recortando un poco en la fase de mezcla podemos solucionar el problema.
  • 4kHz a 6kHz (Presencia) - Este rango de frecuencias a menudo se infrautiliza en la mezcla, dando como consecuencia una pista con falta de definición. Sin esta zona, las cosas tienden a sonar apagadas, pero si te pasas, la pista sonará floja —o en el caso de una toma vocal, sonará sibilante—.
  • 10kHz y por encima (Aire) - Esta es otra banda de frecuencia que suele pasarse por alto; añade claridad y cierta "realidad" a la pista. Muchos micrófonos vintage tienen un montón de estas frecuencias "de aire", y es el motivo por el que apreciamos tanto su sonido. El Maag Audio EQ4P tiene una "Air Band" especial diseñada para ofrecernos estas frecuencias con un mínimo desplazamiento de fase, aunque también puedes ajustarla en otros ecualizadores.

A veces, tan sólo manipulando un poco estos 6 rangos de frecuencia podemos transformar una mezcla aburrida en emocionante, o una fangosa en nítida. Tenlos en mente en tu próxima mezcla.

Bobby Owsinski
EL AUTOR

Bobby Owsinski es un veterano de la industria de la música que ha trabajado en más de cien producciones y da cursos en Berklee College of Music, Trebas Recording Institute, Nova Institute y Lynda.com. Varios de sus 24 libros, como Mixing Engineer’s Handbook y The Recording Engineer’s Handbook, están entre los más vendidos del sector. Web de Bobby Owsinski.

¿Te gustó este artículo?
47
Comentarios

Regístrate o para poder comentar