Bricosound (I): La necesidad

Logo de BricoSound Estudio.

Todos hemos cantando en la ducha, en el coche y por qué no, en el salón de casa en momentos de euforia, o fiestas de karaoke, claro, pero esto es muy esporádico en la mayoría de los casos.

El caso es que cuando te comprometes en algún grupo, tienes clases de canto y necesitas practicar, tienes castings, estudias música, etc., necesitas un espacio donde poder practicar técnica, repetir y repetir y repetir fragmentos, a veces a un nivel bajo pero otras veces no tanto y eso, si no vives en medio del campo puede ser el comienzo de un problema de convivencia vecinal.

A parte de los ensayos, siempre me llamó la atención el poder grabarme, escucharme y que sonara algo totalmente profesional pero ni los medios ni la economía me ofrecían muchas alternativas.

A pesar de esto, pude “disfrutar” de un local de ensayo para mí solo por tan solo 20 € de alquiler durante un tiempo. Este local, como algunos, más eran antiguos puestos de una galería comercial abandonada en el centro del pueblo. El local que compartía por cortesía de unos, tendría como 14 m2 distribuidos en mostrador, cuartucho-de-limpieza, y la nevera. Sé lo que estáis pensando, nosotros ensayábamos en la nevera, la cual tenía aproximadamente 5 m2. Conste que para mí esos metros eran un palacio, pero para ellos…

Comenzamos a darle vueltas a estos temas que nos inquietan: queremos un sitio donde ensayar y grabar. Por supuesto, desestimamos la idea de alquilar un local y mínimo-acondicionarlo para tales fines, ya que sólo con pensar en el alquiler se me ponen los pelos de punta. Así que dándole vueltas y más vueltas decidimos hacer algo en casa, vamos a hacer nuestro propio “home-studio”. Y si, cuando digo decidimos, lo digo conscientemente en plural, ya que mi pareja ha estado currando conmigo a la par. Lo sé… soy la envidia de muchos.

Y ya puestos a agradecer, me gustaría dar las gracias dos personas. David (El banano) por toda la ayuda que nos prestó los primeros meses del proyecto, currando como el que más y sobre todo, dándole al sketchup como nadie para enseñarnos lo que íbamos a ver los siguientes días por ordenador y desgastando su masa gris para sacar ideas sobre todo de la estructura inicial. Y Félix por dejarnos todas las herramientas que hemos necesitado, que han sido muchas!. Está claro que sin ese prestamos desinteresado jamás hubiera existido esto, porque eso de cortar decenas de tablones a sierra… como que no, entre otras cosas…

Y por supuesto… dar las gracias a todos los amigos (parece curioso pero hoy siguen siéndolo jajja) que nos echaron una mano a subir el grueso del material que se utilizó…que no fueron pocos (materiales y amigos :)) !

Esta es la introducción a lo que en próximos capítulos presentaré como la construcción de un home-studio de forma casera recopilando información de aquí y allá (muchísima ha sido gracias a los compañeros de Hispasonic).

Me gustaría dejar claro, que el rigor científico de este experimento no es más que el que he podido recopilar de diferentes fuentes de internet y mis más humildes elucubraciones ya que no tengo formación ni en el ámbito de la carpintería ni del sonido, ni más ni menos procurar documentarme y hacer lo que otros hicieron antes adaptándome a mis propias necesidades. Vamos, que ni mucho menos pretendo sentar cátedra que no esto, tan sólo espero que a mucha gente que quiere seguir estos pasos le sirva de inspiración.

Con esto último tan sólo me queda decir: continuará….

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar