Bricosound (IV): El suelo

Habitación vacía

¿Qué mejor lugar para empezar que el suelo? En este capítulo abarcaremos la construcción del suelo de la habitación, el lugar en el que se va a asentar la cabina. Y para que veáis que no hay trampa ni cartón, pongo la foto de la habitación antes de empezar la construcción.

Seguro que a alguien le acaba de aparecer un símbolo de interrogación encima de la cabeza, y cierto es, que dicho de esta forma suena un poco extraño que vayamos a construir un “nuevo suelo”, pero os voy a comentar los por qués de este comienzo.

Conocido ya por capítulos anteriores que eso del bricolaje no es nuestro fuerte así que no queríamos romper nada, queríamos conservar el suelo original perfectamente. Además de ello, pensamos que meter una capa extra de aislamiento hacia el piso de abajo no vendría mal, y el tercer punto que nos hizo decidirnos por esta solución fue el hecho de que el peso de la cabina se encuentra en el límite permitido de 200 Kg/m2 y una ampliación de la base hace que el peso se distribuya por más superficie y por tanto, los kg/m2 disminuyan para mayor seguridad.

Dicho esto, vamos al lio. La idea era poner como suelo una plancha de DM de 19mm que es el más grueso comúnmente encontrado. Decir que el DM elegido es del tipo Hidrófugo ya que como es el suelo hay que tomar precauciones por si en algún momento caen líquidos y se estropea la madera.

Ahora, uno de los primeros quebraderos de cabeza fue el buscar un material que quedara entre el suelo de gres y el DM ya que ambos tienen relieves y no se adaptan perfectamente entre ambos. Después de mucho buscar dimos con un material nivelador con muy buena pinta:

Este material es un nivelador adquirido en Leroy Merlín a un precio aproximado de 30 €. Tiene un expesor de 3 mm y según el fabricante, puede aislar hasta 29 dB.
No dispongo ahora mismo de datos sobre este nivelador. En cuanto los tenga edito el artículo.


La colocación de este material es muy sencilla y se puede cortar fácilmente con un cutter.
Lo único que hay que tener en cuenta es dejar sobrante por los laterales para que al poner el DM encima quede el nivelador entre el zócalo y el DM y no toquen entre ellos.




Este material tiene en uno de sus laterales un rebaje del material plateado con el fin de poder “montar” la siguiente vuelta del mismo y que así no se quede las capas de nivelador unas encima de otras.

Una vez que tenemos el nivelador bien colocado en el suelo empezamos a asentar sobre él las capas de DM de 19mm.
Para esto hay que tener un poco de cuidado para salvar los posibles obstáculos como en este caso la dichosa columna:

Así quedó el final del suelo de DM. Aprovechando que la puerta tiene un pequeño pasillito pudimos dejar esto así y no complicarnos en tocar la puerta.

En esta imagen se aprecian las capas: suelo de gres, nivelador y la capa de DM 19 hidrófugo. Si os fijáis, el DM hidrófugo tiene el centro verdoso y los extremos del color marrón estándar del DM

Una vez montado todo el DM en el suelo recubrimos todo el perímetro con espuma de poliuretano para rellenar los pequeños huecos que sobraban y así evitar que “bailaran” las maderas (cosa difícil pero es mejor prevenir que curar).

MUCHISIMO CUIDADO con la espuma de poliuretano porque no es ningún juego. Es muy chulo ver cómo crece cuando la echas y tal, pero si te cae en las manos vas a pasar unos días con una costra muy bonita así que por favor: GUANTES. Si te cae en la ropa: adiós prenda, a no ser que quede un bonito dibujo y puedas crear una nueva moda.

Como en el proceso de la creación del suelo, hemos utilizado unas cuantas, sería deseable crear entre ellas una unión para que al pisar en los límites de las tablas no se hundan. Para esto utilizamos una masilla fabricada con el propio serrín del DM y cola blanca:

Hacer la masilla es muy fácil, tan sólo tenéis que echar en un cuenco serrín del propio DM (os aseguro que vais a tener de sobra), echarle cola blanca y remover.

Sobre cantidades diré que hay que echar mucho serrín y poca cola y al ir removiendo veréis si necesitáis más cola. La idea es que quede una pasta espesa pero que no quede nada de serrín sin mojar.

Cuando apliquéis esta capa sobre las dos maderas y dejéis secar veréis lo efectiva que es.

Ahora, este blog trata de explicar el proceso de construcción que seguimos para bien o para mal, por lo que como en esta ocasión, procuraré comentaros las cosas que no salieron bien o las que después de su construcción no estoy del todo contento.

En este caso, decir que esta pasta fabricada a partir de resina y cola es muy buena, pero no todo lo fuerte que se requeriría por la presión que soporta el suelo cuando es pisado continuamente.

Es decir, mi consejo aquí es que repasen todas las juntas con la pasta pero que además se anclen estas uniones con pletinas de chapa o similares.

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios

Regístrate o para poder comentar