Informática musical

El compresor de Logic Pro X: análisis en profundidad

Nos adentramos en las entrañas del compresor de Apple y descubrimos los secretos más oscuros del que es –en principio— uno de los plugins de compresión digital más versátiles del mercado.

Las condiciones de ensayo son:

  • Mac Pro 5.1
  • Logic Pro X 10.1.1.
  • Frecuencia de muestreo: 44.1KHz, salvo cuando se incique lo contrario.
  • Resolución de 24 bits en los archivos.

Introducción

No recuerdo exactamente cuando comencé a utilizar Logic. Puede que fuera en su versión 3. Hace ya mucho tiempo de eso, y sin embargo, sí que recuerdo que siempre ha tenido un buen elenco de plugins, y entre ellos, el Compressor.

Sinceramente, nunca he sido muy fan de este plugin. Para empezar, su función de Autogain nunca me gustó, y el hecho de que viniera (y sigue viniendo) activada por defecto, siempre lo he visto como un estorbo. En cuanto al sonido en sí... pues tampoco me convenció nunca.

Por contra, sí que hay que admitir que no sobrecarga la CPU, que su sidechain es muy útil y que sus tiempos de reacción pueden llegar a hacerlo funcionar como un limitador brickwall.

Al inicio, este plugin solo disponía de un único "circuito". Pero poco a poco, Apple ha ido implementando emulaciones de compresores analógicos; las últimas novedades son el Classic VCA y la posibilidad de conmutar entre el vúmetro e histograma.

Sus "circuitos", a día de hoy, son:

  • Vintage FET: este modo trata de emular al primer limitador de pico de tipología FET, el 1176 Peak Limiter introducido por UREI en 1968.
  • Studio FET: por la interfaz, parece la versión LN del 1176.
  • Vintage VCA: emulación del famoso compresor de SSL.
  • Studio VCA: se trata de la recreación del compresor de boutique de Focusrite, el RED3.
  • Vintage Opto: un clásico para voces, bajos, vientos... Con ustedes: El LA2A.
  • Classic VCA: el último en llegar al partido. Es una emulación de la prestigiosa marca americana dbx.
  • Platinium digital: supongo que este "circuito"no trata de emular a ninguna unidad analógica. De todos los modos, es el único que permite elegir entre un detector de pico o uno de valores eficaces, lo que lo hace muy flexible.

Limiter

A todos los modos acompaña un sencillo limitador, al que podemos acceder a través de la sección de salida —situada a la derecha—. Comenzamos el análisis activando esta sección, bajando el threshold a -6dBFs e introduciendo una senoide de 1KHz (Full Scale). Introducimos también otra señal de 1KHz, pero con repentinas subidas y bajadas del nivel de la señal para ver como procesa dinámicamente.

Como puede observarse, se trata de un archivo de tres bloques, con duraciones a Full Scale variables, de modo que podemos observar el grado de adaptabilidad a la señal entrante.

Hechas las presentaciones, procedemos:

Vemos una alta distorsión —no solo armónica— y unos tiempos de reacción que, si bien en el ataque son instantáneos, en el proceso de relajación se alargan hasta los 300mSgs. No parece tener programada ninguna interacción a la señal entrante, y sus tiempos permanecen constantes.

Como es lógico, a mayor frecuencia de muestreo, menos distorsión por aliasing. Si multiplicamos por dos, a 88.2KHz, obtenemos que:

Y si volvemos a multiplicar por dos, yéndonos a los 176.4KHz, todavía obtenemos más exactitud de cálculo.

Durante la limitación, la desviación espectral se ha mantenido siempre por debajo de 1dB (volvemos ya a 44.1KHz)

Distortion

Situada en la sección de salida, disponemos de otra función: la de un distorsionador. Sus opciones son Soft, Hard y Clip, y sus comportamientos son diferentes si la señal se encuentra por debajo de 0dBFs o supera ese nivel.

Menos de 0dBFs

La cantidad de distorsión va en función del nivel de la señal entrante. A continuación, los valores recogidos con una entrada de -6dBFs.

Modo Soft

Modo Hard

Modo Clip

Al oído suena bastante interesante, sobre todo la función soft, que gracias a su tercer armónico reduce el factor de cresta, obteniendo valores de RMS más altos para un mismo valor de pico.

Más de 0dBFs

Recordemos que Logic Audio y sus plugins trabajan a 32 bits en coma flotante, por lo que mientras nos mantengamos en ese entorno, el sistema es capaz de trabajar a niveles mayores de 0dBFs sin distorsionar, aunque suene raro. Al trabajar a estos niveles es importante recordar dos cosas: que hay plugins que, simulando los equipos analógicos, sí que producen distorsión, y que al final de la cadena, si exportamos el audio en coma fija —lo normal— deberemos reducir el nivel para no recortar la señal.

Para la siguiente prueba, la señal entrante tiene un nivel de +3dBFs.

Distorsión con el distorsionador en off

Soft

Hard

Clip

Compressor

Retiramos tanto la distorsión como el limitador y procedemos a analizar la sección del compresor. Ajustamos el compresor durante las siguientes pruebas para que su reducción de ganancia sea de 6dBs según su vúmetro, y vamos variando los tiempos de ataque y relajación para ver como reacciona.

Vintage FET

Ajuste 1: tiempos al mínimo

Resultado: un ataque instantáneo y una relajación de unos 5mSgs.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs)

Resultado: un ataque de unos 4mSgs y una relajación de unos 5mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs).

Resultado: unos 60mSgs de tiempo de respuesta en el ataque y 350mSgs en la relajación. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs

Resultado: unos 60mSgs en el ataque, y 350mSgs en la relajación.

Studio Fet

Ajuste 1: tiempos al mínimo

Resultado: ataque instantáneo y una relajación de unos 5mSgs.

Comparando estos resultados con el Universal Audio 2-1176 analógico, ajustado a ratio=4 (recordemos que el 1176 no tiene Ratio variable, sino una serie de ajustes fijos), obtenemos que:

Podemos observar un sonido mucho más limpio y un timbre más armónico, así como unos tiempos más lentos, sobre todo en la relajación.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs)

Resultado: ataque de 9mSgs y relajación de 5mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs)

Resultado: ataque de 60mSgs y relajación de 350mSgs.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs

Resultado: ataque de 85mSgs y relajación de 350mSgs.

Vintage VCA

Ajuste 1: tiempos al mínimo

Resultado: ataque instantáneo y relajación de 9mSgs.

La unidad original —el SSL X Logic G series compressor—, bajo esos ajustes, arroja los siguientes resultados:

Podemos observar un sonido mucho más limpio y un timbre más armónico, así como unos tiempos más lentos.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs)

Resultado: ataque de 2mSgs y relajación de 9mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs)

Resultado: ataque de unos 45mSgs y relajación de 330mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs

Resultado: ataque de 60mSgs y relajación de 330mSgs.

Studio VCA

Ajuste 1: tiempos al mínimo

Resultado: ataque instantáneo y relajación de 9mSgs.

La unidad original, el Focusrite RED3, bajo estos ajustes, da los siguientes resultados:

Podemos observar un sonido mucho más limpio y un timbre más armónico, así como unos tiempos más lentos.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs).

Resultado: ataque aproximado de 12mSgs y relajación de 7mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs).

Resultado: ataque aproximado de 145mSgs y relajación de 160mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs.

Resultado: ataque aproximado de 180mSgs y relajación de 250mSgs.

Vintage opto

Ajuste 1: tiempos al mínimo.

Resultado: Ataque de 1mSg y relajación instantánea. Alto grado de desplazamiento, provocando onda asimétrica.

Ajuste2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs)

Resultado: ataque de 4mSgs y relajación de 0,5mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs)

Resultado: ataque aproximado de 50mSgs y relajación de 5mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs

Resultado: ataque de 70mSgs y relajación de 12mSgs.

Classic VCA

Ajuste 1: único ajuste posible.

Resultado: ataque aproximado de 125mSgs y relajación de 160mSgs.

Comparando estos resultados con un dbx 160A, obtenemos los siguientes resultados:

Los resutados son claramente diferentes, pero al menos no hay tanta diferencia como en las emulaciones anteriores. Comparando con un dbx 162sl, en modo auto y overeasy, obtenemos que:


La distorsión disminuye todavía más, y los tiempos son incluso más rápidos.

Platinium (RMS Detector)

Ajuste 1: tiempos al mínimo.

Resultado: ataque aproximado de 280mSgs y relajación de 235mSgs.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs).

Resultado: ataque aproximado de 300mSgs y relajación de 240mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs).

Resultado: ataque aproximado de 235mSgs y relajación de 320mSgs.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs.

Resultado: ataque aproximado de 280mSgs y relajación de 430mSgs.

Platinium (Peak Detector)

Ajuste 1: tiempos al mínimo.

Resultado: ataque instantáneo y relajación de 120mSgs.

Ajuste 2: ataque 10mSgs, relajación auto (5mSgs).

Resultado: ataque de 15mSgs y relajación de 120mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 3: ataque 50mSgs, relajación auto (150mSgs).

Resultado: Ataque aproximado de 130mSgs y relajación de 230mSgs. No se aprecia adaptabilidad.

Ajuste 4: ataque 50mSgs, relajación 150mSgs.

Resultado: ataque aproximado de 115mSgs y relajación de 380mSgs.

Conclusiones

Estamos ante un compresor muy complejo y versátil, pero que adolece de ciertos fallos de programación e inexactitudes, por lo que aconsejo conocerlo a fondo antes de usarlo. Me parece muy raro que una empresa de la talla de Apple cometa fallos como, por ejemplo, inventarse funciones en su manual (versión actual) que luego no existen en el plugin:

Las emulaciones son francamente malas (salvo la última en llegar, la Classic VCA, que sólo es mediocre). Los modos automáticos no funcionan de manera significativa, la calidad del timbre es hasta de mal gusto —está completamente desfasada y bajo ciertos ajustes, su eficacia es nula—.

Al copiar la instancia de un canal en otro, a veces el nuevo módulo copiado no importa correctamente los ajustes del anterior. Durante las pruebas tímbricas, utilizando pues una señal constante, nos hemos percatado de que la cantidad de reducción de ganancia aplicada varía en función de los tiempos de ataque y relajación seleccionados en todas las emulaciones, cuando esto no debería ser así, y como consecuencia, obliga a reajustar el umbral. Los únicos circuitos en los que no sucede esto es en el Platinium y en el Classic VCA, dado que no hay ajustes posibles de tiempos.

En resumidas cuentas, estoy convencido de que este plugin ha causado mucho daño a la calidad de la música, porque seguro que en innumerables ocasiones, muchos técnicos han ajustado este compresor buscando unos resultados, y les ha devuelto otros distintos.

Aun así, su versatilidad es tal, que no solo sí que recomiendo su uso, sino que yo mismo lo utlizo para ciertas funciones específicas de mezcla. Pero es una pena que los plugins los diseñen informáticos que trabajan para grandes corporaciones. En la fabricación de las unidades analógicas, lo normal ha sido siempre que quien diseñaba aparatos llevara ya una dilatada carrera como técnico, músico, o productor. George Massenburg, Bill Putnam, Bob Katz... incluso en nuestro estado, Mateo Moracia, Pablo Kahayan... Sin embargo, la era digital ha democratizado la construcción de herramientas de audio, y ha traído otros resultados más dispares. Solo tenemos que escuchar la "demo" que trae Logic Pro X para darnos cuenta del gran desconocimiento sonoro que hay detrás de quienes programan nuestros DAWs. Además, la mentalidad neocapitalista de las grandes multinacionales agrava el problema, pues al sólo buscar resultados económicos, se lanzan al mercado productos inacabados o de dudoso rendimiento, escondidos bajo luces de artificio.

Mientras, en su taller, un artesano no dejará ninguna soldadura mal hecha siendo consciente de ello. Amor al trabajo de uno lo llaman... Tanto en unos sitios, y tan poco en otros.

Eso es todo, un saludo a tod@s. No olvidéis visitarme en www.euridia.net

Ibon Larruzea
EL AUTOR

Ingeniero técnico industrial en máquinas eléctricas por la universidad pública vasca, músico, productor y audiófilo. Profesional del mundo sonoro desde el año 2000, y desde hace unos años dedicado al mastering, compaginándolo con la producción, en los estudios Euridia.

¿Te gustó este artículo?
17
Comentarios

Regístrate o para poder comentar