Magacín

Internet no es el paraíso que debería ser

Redacción

Es posible que haya tenido la impresión de que no me gusta Internet. Desde luego hay quien la tiene. Algunos incluso están convencidos de que la razón por la que no me gusta es mi ignorancia sobre cómo funciona.

La verdad es que estoy profundamente desilusionado con lo que Internet ha acabado siendo y voy a aprovechar esta oportunidad para decirle por qué.

Internet debería haber sido una bendición para los músicos y creadores de obras en general, por dos razones:

1. Los dos principales problemas a los que se enfrenta un creador son respectivamente la distribución y promoción, algo que en el pasado significó la necesidad de tratar con editores —y con todos aquellos asociados creativa y financieramente con ellos—. Internet ha permitido que incluso la empresa más pequeña puede llegar a tener una base de consumidores potencialmente mundial.

2. Obras creativas como libros, películas y música son prácticamente los únicos productos —además del software y las noticias— que pueden ser entregados online y, como tales, parecen hechos a la medida del comercio electrónico.

Atendiendo a los dos puntos anteriores, vemos que Internet debería haber abierto nuevas perspectivas para el sector creativo y permitir a miles de creadores independientes prosperar sin la necesidad de someterse a la Industria. ¿Por qué entonces no tenemos la sarten por el mango?

Hay quien dice que la tenemos. Sin embargo, mirando la cuestión de forma realista, el dinero obtenido de la producción creativa entregada a través de la red en, sin más, risible.

Resulto escribir esto desde la posición de alguien que gana dinero poniendo música en Internet, así que hagamos unos cuantos números. ¿Cuánto podemos ganar con este nuevo método de distribución de nuestro trabajo, que debería haber sido nuestro paraíso?

Veamos con las descargas de MP3. El precio típico suelen ser 70 centavos por pista. Dependiendo de tu distribuidor, incluso menos. Yo mismo, vendiendo a través de CD Baby, Amazon o iTunes gano unos 64 centavos por pista, en concreto 63,7 centavos. La descarga de un EP completo en Amazon me da 3,82 dólares. Las cosas mejoran algo con CD Baby. Solían ganarse 9,09 dólares por artista vendiendo el disco a 9,99 dólares. Después CD Baby ha aumentado su comisión así que el pago al artista ha bajado hasta 7,49 dólares.

No son márgenes generosos, pero lo divertido empieza cuando consideramos la música en streaming. Rhapsody genera menos de un centavo por reproducción, 0,91 centavos para ser precisos. Recientemente hemos empezado a trabajar con Last.fm y francamente no sé si reírme o llorar con la suma de 0,015 centavos por reproducción. Tengo todavía que recibir números de Spotify, pero si la historia de Lady Gaga es cierta, estarán cerca de los de Last.fm.

Para tener más datos, permítaseme citar las averiguaciones de David Harrell sobre el modelo de suscripción y descarga en eMusic, tal y como los publicó en Digital Audio Insider. Recibe en el tercer cuatrimeste de 2009 exactamente 34,2 céntimos por pista, comparados a los 33,4 del segundo cuatrimestre. David culpa del incremento en los precios de eMusic a la introducción del catálogo de Sony. También da más datos sobre los ingresos por la descarga de canciones en álbumes completos. Lee su artículo completo para tener más detalles.

Ahora que tenemos los datos en bruto, vamos a ver lo que significa para la producción grabada como una fuente de ingresos.

Empecemos con algunas suposiciones dado que nos adentramos en el territorio de la economía. El salario mínimo según el Ministerio de Trabajo norteamericano son 7,25 dólares por hora. Supongamos una semana laboral de 40 horas y un mes de cuatro semanas para calcular más fácilmente. El resultado será bastante más bajo del que esperarías por un trabajo a jornada completa, pero dado que estamos mirando los ingresos mínimos, esto no va a afectar negativamente a nuestros cálculos.

Poniéndolo todo junto, 7,25 dólares por 160 horas, nos encontramos con que la ganancia mínima para una persona son 1.160 dólares. En doce meses, eso da unos ingresos anuales de 13.920 dólares, sobre el umbral de pobreza establecido en el país para una persona, 10.830 dólares, pero bajo el establecido para dos personas, 14.570 dólares.

En otras palabras, asegúrese de que su esposa tiene trabajo.

Más en The Cynical Musician.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar