Informática musical

Escucha una orquesta de ondas seno en 100 coches tuneados

Ryoji Ikeda 100 cars

Ryoji Ikeda es sin duda uno de los artistas ciborg por excelencia. Rara vez muestra su identidad, rara vez es el centro de la cuestión, rara vez aparece salvo en la forma indirecta –o quizás cruda – de su arte.

Su obra se las ve con las maravillas de la reflexión post-digital en la pequeña escala de microsonidos, para crear desde álbumes publicados en sellos como Raster, hasta situaciones en escala macro, como instalaciones y conciertos de una complejidad audiovisual asombrosa, con una filosofía clara y un mensaje que lidia con la cosmología, la filosofía, la ecología y la estética de nuestra época hiper-informada, cuántica, donde la cibernética es cada vez más evidente.

Como parte del pasado festival de Red Bull Music Academy 2017 en Los Ángeles, el artista japonés presentó una de su más eclécticas obras hasta la fecha, saliendo de su ya tradicional fórmula audiovisual para concebirse dentro de un entorno que podría parecer menos cercano a su estética como lo es el gremio de coches tuneados que son modificados con sistemas de audio que los hacen máquinas sónicas móviles que en muchos casos sonarán mejor que cualquier sistema de casa y que, para la ocasión se reunieron con la idea de construir una de las más grandes orquestas de sintes jamás escuchada.

Se le ocurrió a Ikeda una estrafalaria orquesta para nada más y nada menos que 100 autos, cada uno dentro de los cuales se ubicaba un sintetizador básico pensado para generar ondas seno a diferentes frecuencias pensadas a partir de cómo se afinaba la nota LA en momentos anteriores al siglo XX. Cada sinte, diseñado por el genio de Tatsuya Takahashi de Korg se conectaba entonces al sistema sonoro de cada coche y todos, según instrucciones del propio Ikeda, iba trazando las ondas de la maraña de resonancias.

La idea conjuga una necesidad actual en el arte sonoro y audiovisual: ir más allá de la mera inmersión para indagar en otros procesos históricos y culturales, o formas específicas del entorno en el cual se ubica la sensibilidad, en este caso además aprovechando la idea de sistemas sonoros personalizados que dada su capacidad y al estar multiplicados por 100, se convierten en una habitable bomba sónica, efímera como cualquier sonido, pero duradera en la memoria de quienes pueden directa o indirectamente escucharla.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios
  • somniumproject
    #1 por somniumproject hace 2 semanas
    Llamar a esto arte es estar perdido y sin retorno.
    6
  • Ácido_Domingo
    #2 por Ácido_Domingo hace 2 semanas
    Se comunican como E.T con la diferencia que el ,solo uso un paraguas y un telefono
    1
  • jBetances
    #3 por jBetances hace 2 semanas
    "La idea conjuga una necesidad actual en el arte sonoro y audiovisual: ir más allá de la mera inmersión para indagar en otros procesos históricos y culturales, o formas específicas del entorno en el cual se ubica la sensibilidad, en este caso además aprovechando la idea de sistemas sonoros personalizados que dada su capacidad y al estar multiplicados por 100, se convierten en una habitable bomba sónica, efímera como cualquier sonido, pero duradera en la memoria de quienes pueden directa o indirectamente escucharla."

    Mucho palabrerío para endulzar lo que no deja de ser una grandisima tonteria caprichosa.

    En los años 50s a 80s, cuando en el mundillo de la música se innovaba solo por innovar, como si hubiese algún concurso internacional para ver a quien se le ocurría la tonteria más estrambótica, salieron montones de chistes de este estilo. No dejaban de ser ridiculos, pero dentro del absurdo, al menos eran propuestas juguetonas.

    Pero esto? Vamos, que resulta bastante kitsch a estas alturas del milenio.

    En fin... Para cuando la apologia a Yoko Ono?



    Ya me imagino el texto:

    "Yoko Ono hace una yuxtaposición de sonidos guturales y nasales que traspasan la barrera de lo temporal, como quien hace una búsqueda inmanente del borborigmo para llegar a lo más visceral del sentido poietico, o por decir, autopoietico de la trascendencia tanto humana como supra-post-humana. Todo concepto preconcebido, premonizado y precocido como armonia, contrapunto o ritmo queda relegado al ostracismo, para dar cabida a todo un conjunto de sonoridades caníbales y cannabinoides, como hilo conductor estilístico que termina adoptando aspectos fitomorficos y tribales que funden lo real con lo cereal, la gimnasia con la magnesia y el peloponeso con lo polinesio".

    :desdentado:
    5
  • marianogarcia
    #4 por marianogarcia hace 2 semanas
    Todo cobra sentido cuando se escucha el vídeo de Yoko sobre el audio de los 100 coches. :dj: Así sí.
    2
  • cablesyruiditos
    #5 por cablesyruiditos hace 2 semanas
    Hispasonic cada vez se parece mas a forocoches...

    (Por el nivel de los comentarios)
    13
  • Nel Cabass
    #6 por Nel Cabass hace 2 semanas
    Mis dies shur :desdentado:
  • Wikter
    #7 por Wikter hace 2 semanas
    Habra aun quien se niegue a creer que el LA no puede ser otro que a 440hz, así que como labor didactica, +1. Además, los coches tuneados siempre tienen una parte admirable por el trabajo que se invierte en personalizarlos.
    No hay más ciego que el que no quiere mirar...
    edit: el LA lo inventó Ronlands en los 80, reeditado recientemente con el D05.
  • Alejandro
    #8 por Alejandro hace 2 semanas
    Como dice Antonio García Villarin en su canal de YouTube, esto es HAMPARTE.
    2
  • BlahBlah
    #9 por BlahBlah hace 2 semanas
    Esto sí que es un curioso motor de síntesis aditiva.
    2
  • pinmusica
    #10 por pinmusica hace 2 semanas
    Una vez más, Miguel Isaza, gracias por añadir estos contenidos :)
    2
  • ube.zahn
    #11 por ube.zahn hace 2 semanas
    gracias Miguel por tus artículos.

    quizá esta no sea de las mejores obras del señor Ryoji Ikeda, pero sin duda, el de Kyoto es uno de los más grandes músicos de vanguardia de los últimos veinte años. A muchos nos dejó en shock en el Sónar del 99 con esos patrones rítmicos construidos con sinusoidales basadas en los extremos del espectro sonoro. Sus discos de aquellos años editados por Touch son obras maestras.
    1
  • Wikter
    #12 por Wikter hace 2 semanas
    #9 además de Korg. Deben estar refinando detalles para incluirlo en la siguiente actualización del Kronos.
  • MaaBo
    #13 por MaaBo hace 2 semanas
    En la historia del arte, sobre todo desde las primeras vanguardias del siglo XX se han dado muchos casos que la mayoría de la gente calificaría absurdos y muy confusos desde el punto de vista estético.
    En ocasiones simplemente era una forma de transgresión: Piero Manzoni en 1961 realizó su obra "Mierda de Artista", en 90 latas introdujo sus heces en un intento de criticar el mercado del arte, también era esa la intención de otros tantos como Marcel Duchamp que al final han visto (aunque estén en la tumba) que sus obras han entrado en el mercado del arte y están bien cotizadas (mierda, que no era tanta, incluida). Como estas iniciativas pero con otras intenciones hay miles de manifestaciones y tendencias.
    Lo que quiero decir con este es que a mi todo este tipo de manifestaciones me parece bien, van sumando aunque a muchos nos parezca una chorrada pero es preferible que existan a que no se haga nada; siempre habrá gente que lo encuentre interesante o que le motive a realizar algo distinto y que encuentre mejor acogida. En fin, si alguien me da una definición universalmente aceptada de arte o de música le invito a un buen aperitivo en un chiringuito en la playa.
    2
  • averia
    #14 por averia hace 2 semanas
    Me recuerda al video que Romain Gavras le hizo a Dj Mehdi
    https://www.youtube.com/watch?v=bOyU_OzRXnM

    #5 por cablesyruiditos Lo clava
  • jBetances
    #15 por jBetances hace 2 semanas
    #14

    No conocia ese video. Es una joya pulida! :desdentado:

    Gracias por compartir.
  • Alejandro
    #16 por Alejandro hace 2 semanas
    A mí el concepto no me ha disgustado conforme leía el artículo, pero la ejecución me ha decepcionado, estaba esperando que ocurriese algo, que se terminase generando una melodía, una armonía, un efecto sonoro 'nuevo', algo que requirese habilidad por parte de ejecutante o que llevase un estudio, por ejemplo, de la interacción de las frecuencias para conseguir un resultado creativo o destructivo, pero me ha resultado muy simple, es como si yo cojo a 1000 niños de escuela y les hago tocar una nota con una flauta durante 5 minutos. El esfuerzo estará en conseguir reunir a los 1000 niños el mismo día y que soplen a la vez, pero no tendrá mayor creatividad. Diferente sería reunir a los 1000 niños y conseguir que toquen una pieza todos a la vez y que suene bien, o que cada uno toque algo diferente que como resultado dé algo nuevo, armónico o cacofónico.
    En esta obra no veo mayor 'genialidad' que la de conseguir que unos señores con coches tuneados (no veo que sean tantos) acciones un botoncito (o lo que sea) a la vez y suban el volumen de sus equipos. Puede ser que en directo fuese expectacular por el volumen, el ruido,... Pero si es cómo el video, no me dice mucho.
    Es posible que no tenga desarrollado ese sentido especial para entender el arte conceptual, que se le va a hacer. También me pasa cuando veo un cuadro de Miró o de Tapies y solo veo la obra de un sin vergüenza, pero hay quien ve arte en estado puro, siente emociones, puede llegar a llorar,... Pero yo,... pues soy así de palurdo.
    1
  • Hexagon Sun
    #17 por Hexagon Sun hace 2 semanas
    =D> =D> =D>


    Es una obra maestra. De las que emocionan. Afinada en La Sublime Mayor. Con Mayusculas Mayestáticas.

    Lagrimilla va.

    Viva Villarán y viva el hamparte.
  • Néstor Jaimen
    #18 por Néstor Jaimen hace 2 semanas
    Aquí en Ciudad de México es casi que el himno regional.
  • pimpinelo
    #19 por pimpinelo hace 2 semanas
    Es un texto codificado en frecuencias, dice así: "Ya está todo listo, podéis atacar el planeta, recordad que yo he sido el que os he ayudado"
    1
  • denisboidi
    #20 por denisboidi hace 2 semanas
    ..... bueno..... mejor no opino.
    Esto me hace recordar cuando estábamos con un amigo en una de las calles de Lima (Perú), en el centro... y él se divertía escuchando los acordes que formaban la suma de diferentes claxons (bocinas). Desde luego esa fue una experiencia más interesante que esta :-)