Audiovisual

El sonido de "Toy Story 3"

Por estos días estamos en el furor de la tercera entrega de Toy Story, para mí una de las historias animadas más divertidas y emocionantes que jamás haya existido. La película me encantó en su totalidad. En mi opinión, la gente de Pixar cerró con broche de oro esta genial saga (aunque aún es incierta una cuarta versión). Pero acá no vengo a hablar del guión, o de los detalles de la animación de cada personaje. Vamos a hablar del sonido.

Todas las entregas de Toy Story y las películas de Pixar en general se caracterizan por trabajos sonoros impecables, creados por grandes equipos de trabajo con grandes talentos de la indutria. En las dos primeras entregas fue el maestro Gary Rydstrom quien se encargó de darle vida sonora a estos encantadores juguetes, acompañado con el trabajo musical del gran Randy Newman, quien también fue el creador de la música de la tercera versión.

Esta vez el legado del sonido lo continuó Tom Myers, uno de los mejores diseñadores de sonido de Skywalker Sound, y responsable del trabajo sonoro de otras películas de Pixar como "Cars" y "UP", por la cual estuvo nominado a mejor edición de sonido en la última edición de los premios Oscar de la Academia. TS3 fue mezclada por Tom, en compañía de otro grande y de los re-recording mixer más talentosos de Hollywood: Michael Semanick.

Hace unos días tuve la oportunidad de entrevistar a estos dos sujetos para Designing Sound, junto con el editor de sonido Al Nelson, donde hablamos acerca de los principales aspectos del sonido de la película. A continuación os contaré acerca de este gran trabajo.

En mi opinión, el éxito de las películas de Pixar está en el gran trabajo en equipo que existe en cada campo y en general. Por ejemplo en Toy Story 3, el equipo de sonido comenzó a trabajar desde muy temprano basándose en storyboards de la película. Desde este momento Myers, Newman y el director Lee Unkrich ya comenzaban a estructurar todo el sonido de la película, pudiendo además ayudar a los animadores y diseñadores de personajes a tener una referencia sonora de Toy Story 3.

Empecemos por lo fundamental: el hecho de ser juguetes. El sonido de una escena puede cambiar mucho de acuerdo al punto de vista de cada personaje, una toma específica, etc. Por eso es importante recordar que los juguetes en Toy Story tienen vida, pero también son objetos "muertos" en ciertos momentos. En esto comenta Myers:

"Con Gary Rydstrom nosotros continuamos con el concepto de que cuando los juguetes interactúan con humanos (siendo juguetes inanimados) deben sonar más pequeños en escala comparados con el mundo real. Pero cuando están relacionándose entre ellos, hablando y caminando, ellos tienen una escala más grande, casi humana en sus sonidos."

El poder emocional y narrativo de cada personaje en Toy Story 3 es asombroso. De esto tenemos todo tipo de ejemplos, como los movimientos de Buzz Lightyear, los cuales "en el modo español, sus movimientos son más fluidos, románticos, y además se agregan swishes, castañuelas, y cracks de un látigo", agrega Myers. Otro ejemplo son los sonidos que hacen Barbie y Ken, los cuales están presentes para reforzar el lado divertido de la pareja, o el trabajo especial en los sonidos de Ms y Mr Potato, el movimiento del cuello del dinosaurio, etc.

Algo que me encantó de Toy Story 3 fue la maravillosa relación entre la música y los efectos de sonido, donde en varias ocasiones se podía escuchar por ejemplo a la orquesta simulando los pasos de un personaje, al mejor estilo de los dibujos animados clásicos de Disney. Es un gran juego entre las características rítmicas de una escena y la posibilidad de mejorar la experiencia jugando también rítmicamente con el sonido y la música, experimentando, trabajando la mezcla en equipo y tomando las decisiones correctas. Como comenta Semanick:

"La música fue muy divertida de mezclar, tenía una buena vibra, muy juguetona, tocando directamente la acción. Lee y Randy la diseñaron para ser de esa manera. Creo que encaja perfecto en la película. Esto hizo muy difícil que la música y los efectos pudieran vivir juntos, pero Lee fue muy claro y decidido acerca de lo que quería darle a la escena."

Otro aspecto que representa un gran reto en Toy Story 3 es el diálogo. Como comenta Tom Myers en el vídeo que veréis a continuación, el reto es tener todo el tiempo varios personajes hablando y caminando por todos lados, cada uno con sus propios sonidos y su trabajo especial.

En cuando al posicionamiento y labores de reverberación en mezcla, también fue obviamente un gran reto, ya que los juguetes se la pasan en muchos lugares diferentes, como en cajas de juguetes, diferentes cuartos, y se meten en todo tipo de lugares pequeños. Para esto Michael Semanick -quien mezcló el diálogo- utilizó varios procesadores, como Lexicon 960 y TC Electronic 6000, con los cuales dotaba al sonido de espacio acústico y ubicaba el diálogo dentro de cada contexto de la película.

La voz tuvo un procesado complejo en ciertos personajes. Por ejemplo, cuando crearon la voz de los sonidos "de fábrica" de Buzz Lightyear, utilizaron en aquel momento un dispositivo llamado "Futz Box", creado por Howie Hammerman, un ingeniero de ese entonces en Skywalker Sound. El dispositivo permitía elegir diferentes tipos de altavoces y reproducir la voz mediante diferentes tipos de efectos. Así se crearon las voces de juguete de Woody y Buzz.

Esto causó un problema en la tercera entrega de la película, ya que necesitaban crear nuevos sonidos de fábrica para los juguetes, pero ya la amada Futz Box no funcionaba, lo cual representó otro reto para el equipo de sonido. "Intentamos con todo tipo de plugins para Pro Toos, pero no pudimos igualar el efecto del Futz. El creador original del generador de Futz aún trabaja allí, así que le pedí que reconstruyera el dispositivo. Con este nuevo generador de futz y algo de procesamiento, logramos casi que igualar el sonido al original, muy cerca, pero un poco diferente", comenta Semanick.

Otro momento que se prestaba para fines creativos, es cuando la señora Potato miraba a través de su ojo distante. Según comenta Semanick, el proceso consistió en tomar una copia del dialogo del personaje, avanzaron varios fotogramas adelante, agregarle reverb, grabar únicamente el retorno de la reverb y aplicarle reversa o reproducirlo al revés, como en cinta analógica. De esta manera se obtiene un sonido con toque fantasmagórico.

Y llegando al final de este artículo, no podíamos dejar de hablar de uno de los aspectos más comentados acerca del sonido de Toy Story 3: el nuevo formato de cine mezclado en 7.1, que agrega dos nuevos puntos surround en la parte trasera, y permite llevar los sonidos a un espacio mucho más preciso, además de poder realzar momentos específicos de las películas en 3D. El sistema aún no está presente en todos los teatros del mundo, pero se espera que se popularice aún más.

Para Myers y Semanick, esto fue bastante divertido, y les ayudó a darle el protagonismo deseado a muchas escenas, y realzar ciertos momentos y la película en general, como el posicionamiento en el espacio acústico, posibilidad de pulir ciertas cosas, realzar la música, ambientes y otros efectos, y además poder darle más claridad a los diálogos. Ya estaré indagando acerca de la parte de mezcla de "Los ojos de Julia", película española que llegará en 7.1, mezclada por el gran Marc Orts.

Pues bien, Toy Story 3 es para mí la mejor película animada en lo que va del año, y su sonido no se queda atrás. Un gran trabajo de parte de todo el equipo de Skywalker Sound que dio un magnífico resultado tanto en taquilla como para la crítica más especializada.

Imagenes: #1: Escena de TS3 | #2: Tom Myers | #3: Escena de TS3 | #4: Michael Semanick, Lee Unkrich y Tom Myers | #5: Escena de TS3

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
0
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar