Informática musical

Android 11 mejorará la latencia de audio

Apps musicales como el muy reciente Cubasis de Steinberg se beneficiarán de las novedades de Android 11

Dos mejoras introducidas en la fase beta de Android 11 —cuya versión final se espera para el 8 de septiembre— auguran prometedores avances en la latencia de audio para apps musicales, cuyo número y calidad aumenta progresivamente en la plataforma de Google —recordemos que hace apenas dos meses desembarcó Steinberg Cubasis—.

Nuevas APIs de baja latencia

Las nuevas APIs recién presentadas para Android 11 por fin permiten a las aplicaciones de audio (y también a los juegos) ajustar los buffer de entrada y salida de forma más precisa que antes. Además, habilitan modos adicionales de latencia baja, que permitirán que Android se vaya poniendo al día en este aspecto.

Hasta ahora, la latencia baja se conseguía más por alta potencia de procesado que por haber modos habilitados para ello con aceleración por hardware. Por eso, era muy dispar según el modelo de móvil que usaras, la temperatura a la que se encontrase (el throttling podía hacer su aparición), los DAC usados... Estas nuevas APIS buscaN unificar criterios y por fin conseguir apps de audio más robustas y con un comportamiento mucho más previsible y deseable. Asimismo, al descargar mayor parte del proceso por hardware, mejorará el rendimiento, la duración de la batería y la CPU estará mucho más descargada de trabajo.

Dicho esto, una de las razones por las que Google está haciendo esta implementación es para usarlas en el futuro en Stadia (su propuesta de consola de videojuegos "en la nube"), en la que obviamente la latencia es crucial para una buena experiencia de juego. Pero también sale beneficiada toda la escena del software musical.

Adiós al cuello de botella de OpenSL ES

Por otra parte, si bien la librería de desarrollo Oboe ya existía y permitía exprimir el potencial de Android en lo que a baja latencia en audio se refiere, aún se permitía el uso de OpenSL ES, y muchos desarrolladores seguían usando esa tecnología, mucho menos optimizada. A partir de ahora, al compilar las apps, si siguen usando OpenSL ES se avisará a los desarrolladores que el soporte va a ser descontinuado en breve. Por lo tanto es previsible que vayan portándolas a Oboe, con las mejoras que ello conllevará.

Esta segunda medida conseguirá los resultados a medio plazo, pero serán muy prometedores. La conclusión es que, después de muchos años a la espera, por fin Android se podrá poner al nivel de los demás proveedores de sistemas operativos de la industria —marcadamente, iOS y iPadOS—. La última palabra la tendrán los desarrolladores de apps, que tendrán que implementar estas mejoras.

Enlace de interés | Nuevas APIs de Android 11

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar