Sintetizadores

Behringer D baja su precio en 100 dólares para contraatacar al Roland SE-02

La guerra de los minis está servida. Extrañados por la falta de noticias sobre la llegada a tiendas de la versión Behringer del MiniMoog, la irrupción de otra variante del Mini en forma del Roland-Studio Electronics SE-02, con unas especificaciones mucho más crecidas en cuanto a funciones, bien podría estar detrás de la reciente aparición de un nuevo precio para el Behringer D, nada menos que un 25% más bajo de lo que se había anunciado. Se admiten ya encargos en algunas tiendas con precio anunciado de 300 USD y entregas previstas para septiembre. Poco se ha hecho esperar la reacción.

Con esa bajada la brecha entre el D y el SE-02 (300 vs 500USD) se amplía para ayudar a despejar dudas en los muchos que pensaron en esperar el SE-02 y ahorrar un poco considerando la referencia de 400 USD para el D que se manejaba hasta ahora.

Tan llamativo como es la bajada de precio lo es la referencia a septiembre, dado que supone un cierto retraso respecto a los planes que nos comentaron en nuestra visita a SuperBooth. Entonces estaba todavía en forma de piloto pero aparentemente bien avanzado y con retoques necesarios sólo en la parte de control MIDI. Aunque, sinceramente, más que a ningún problema en el desarrollo, lo achacaría a cuestiones de producción y distribución.

La guerra de los minis
hispasonic.com

Lo que sí está claro es que Behringer quiere introducirse a toda costa en el mercado de sintetizadores, y no está escatimando esfuerzos en hacer producto con el atractivo asegurado de evocar modelos clásicos pero con un precio comparativamente asequible.

Si la trilogía DeepMind (12, 6 y Desktop) suponía una renovación profunda sobre el punto de partida del Roland Juno y demostraba la capacidad de integrar novedades y no sólo de clonar, este D representa todo lo contrario. Un intento de reconstrucción fiel hasta el punto de no incorporar ningún tipo de 'extra' más allá del interfaz MIDI sobre lo que el MiniMoog original aportaba, para no disparar costes y poder entrar a un precio rompedor.

Por el contrario, el SE-02, sin vender tan a las claras el argumento de la reencarnación de un MiniMoog, apuesta por incorporar múltiples facilidades que amplían enormemente las posibilidades de uso. Un precio algo más alto, sí, pero a cambio de tantas cosas más que hacían con una diferencia de sólo 100 USD bastante más atractivo para mi gusto el modelo de Roland, siempre a falta de escucharlos frente a frente.

Así las cosas, la bajada de precio es más que posiblemente un mal trago necesario para los planes de Behringer, que verá reducido su beneficio esperado. No está de más recordar que con DeepMind vivimos lo contrario, una subida de precio respecto al inicialmente comentado y que era necesaria para soportar esas especificaciones generosas con las que cuenta.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios

Regístrate o para poder comentar