Magacín

Brian Eno ya tiene su propio asteroide

No siempre hay que morir para subir a los cielos. Brian Eno, que ha hecho volar mentalmente a muchos con su música hacia el espacio exterior, acaba de recibir el honor de contar con un asteroide a su nombre.

Starmus V
Festival Starmus V
starmus.com

Ha estado detrás de muchas músicas de diferente cariz como productor, fusionando el rock/pop con lo ambiental, lo étnico, o lo electrónico, y a menudo reuniendo intereses y experiencias con otros músicos de prestigio para indagar conjuntamente terrenos novedosos. Pero es la música planeadora/generativa/ambiental/incidental la que más da nombre al Brian Eno compositor.

No nos extrañó por ello que la fundación Stephen Hawking le premiara este mismo año con una medalla, que de hecho ha recibido físicamente hace pocos días dentro del festival Starmus. La forma científica de sondear el universo por parte de Hawking encuentra un valioso complemento y contrapunto artístico en las creaciones de Eno. Pero es mucho más curiosa esta noticia en la que nada menos que todo un asteroide recibe el nombre de Eno. Fue la guinda sorpresa a la entrega de la medalla durante el acto: un certificado que acredita el bautismo con su nombre de un asteroide.

Los galardones vienen a colación de la reedición de su disco de 1983 llamado "Apollo: Atmospheres and Soundtracks" que está prevista para este mes de julio, conmemorando los 50 años de la llegada del hombre a la luna.

Es el asteroide hasta ahora conocido muy asépticamente como 81948 (2000 OM69) el que pasa a ser ahora llamado Eno.

Me permitiré recomendaros, ahora que llega el verano, otro acertado fruto de la visión artística aplicada a los conceptos de la investigación del espacio y el universo. El libro 'Las Cosmicómicas' de Italo Calvino es una forma divertidísima e inteligente de empaparnos de la magnificencia de las dimensiones y los conceptos que se alumbran en la investigación sobre el espacio sideral desde las entrañables y divertidas circunstancias de los personajes que aparecen en los doce cuentos que lo forman, cada uno de ellos una elucubración literaria a partir de una frase científica.

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar