Informática musical

Eventide SplitEQ, llega un nuevo tipo de ecualizador

La primera vez que oímos hablar de los 'Structural Effects' por parte de Eventide conocimos que era un sistema capaz de separar en el audio las partes más tonales de las partes más transitorias para a continuación permitir procesarlos de forma diferenciada. Teniendo en cuenta que nuestra percepción de lo que escuchamos hace también esta diferenciación y sigue estrategias diferentes a la hora de sentir las componentes tonales y las transitorias, tiene pleno sentido esta forma de analizar y separar el audio. Antes incluso de su aparición comercial os traíamos noticia de Physion (por aquel entonces llamado Fission) que era el primer producto de lo que prometía llegar a ser toda una familia.

Ha llovido desde entonces mucho más de lo que esperábamos, pero ya tenemos aquí otro plugin con esta tecnología, y uno en el que tiene mucho sentido aplicarla: la ecualización. Cualquiera que use ecualización puede relatar el conflicto que se produce cuando al querer enfatizar una parte del espectro de la parte más tonal y sostenida del audio vemos como contrapartida afectadas las presencias de los elementos transitorios. Dar más cuerpo y solidez a una guitarra puede acabar deformando la forma en que suena la púa, por ejemplo.

Con SplitEQ la separación y tratamiento diferenciado de los transitorios y las componentes más estáticas (típicamente tonales) se ofrece una forma de resolver el dilema. Con un doble juego de ocho bandas paramétricas las posibilidades de tratar con éxito la ecualización de una señal compleja se acrecientan.

Eventide SplitEQ
SplitEQ
eventideaudio.com

Por supuesto cuenta con posibilidades tanto LR como MS (mid/side) para jugar con la imagen estéreo. Hay capacidad de representación del espectro y escucha separada tonal/transitorio para ayudar al diagnóstico, y desde luego esa capacidad de ecualizar separadamente cada una de esas dos componentes de la señal audio. Al recombinar las dos señales puede ajustarse el nivel relativo entre ambas para así favorecer más la componente tonal o la transitoria y reequilibrarlas según necesitemos.

Cada una de las bandas admite comportamientos tipo low pass, high pass, band pass, peak, notch, high-shelf, low-shelf, o tilt y las pendientes son ajustables desde 6 a unos descomunales 96 dB/oct.

Disponible para MacOS y Windows, en formatos VST, AAX y AU, el precio de lanzamiento es de 99 dólares USA (precio regular 179). Se dispone de versión de prueba válida para 30 días.

Más información | eventideaudio.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar