Magacín

La cámara anecoica, el modular Moog y el micro electret, nuevos miembros del TECnology Hall of Fame

Desde hace unos 15 años, los premios Technical Excellence and Creativity Awards reconocen las ideas y productos especialmente innovadores que han impulsado el progreso en el mundo del audio, reunidos en el TECnology Hall of Fame. Los miembros de esta lista de grandes hitos son elegidos cada año por un grupo de expertos, con el requisito de que tengan al menos diez años de antigüedad que avalen su pervivenvia o impacto. Desde 2015 el acto oficial de su entrada en esta lista se celebra durante el NAMM Show de enero, y la proximidad del fin de año hace que ya se hayan dado a conocer los 7 elegidos para 2019. Son los siguientes:

Edición 2019 de los TEC Awards
Edición 2019 de los TEC Awards
tecawards.org

La cámara anecoica (1943)
Leo Beranek, como director del laboratorio de electroacústica de Harvard fue el impulsor de la construcción de una sala acústica anecoica, como entorno que posibilitara unas mediciones rigurosas y precisas de altavoces y sistemas de audio. Un elemento que ha inspirado otras muchas instalaciones y que se ha demostrado clave para todo el enorme desarrollo de equipos que vendría después.

Micrófono de cinta Beyerdynamic M160 (1957)
Pocos productos de audio aguantan tanto sin descatalogar: los M160 están todavía en producción más de 60 años después. Su patrón hipercardioide encontró la bienvenida de muchos técnicos para diferenciar mejor la señal de unos instrumentos frente a otros que sonaran simultáneamente.

El micrófono electret (1964)
Desde los Bell Labs, una de las instituciones clave en el desarrollo del mundo de la telefonía y el audio en general en los años centrales del siglo XX, se gestó la idea y la patente de los micrófonos electret, esenciales en la mejora de la calidad de la microfonía de masas en los años siguientes, y todavía hoy fundamentales en micros tanto de estudio como para dispositivos móviles.

Sintetizador Modular Moog (1964)
Fruto de la relación del ingeniero Bob Moog con músicos, surgió la idea de vincular los sintetizadores electrónicos de sonidos que entonces empezaban a gestarse desde una perspectiva muy centrada en la experimentación con algo tan convencional como un teclado tipo piano. El control desde teclado abrió otra forma de concebir el uso de los sintetizadores y popularizó su uso en los terrenos musicales menos esotéricos.

Sistema SIM de Meyer Sound (1991)
El sistema SIM (Source Independent Measurement) usaba la técnica FFT para obtener la representación del espectro de una señal y sus variaciones a lo largo del tiempo. Algo hoy tan cotidiano que cuesta recordar lo que algo así podía suponer hace tan pocas décadas.

Previo HV-3 de Millennia Media (1992)
Un previo microfónico ampliamente usado en grabaciones de música clásica y al que rodea la fama de su transparencia y fidelidad.

Array en línea VerTec de JBL (2000)
El array vertical de altavoces concebido por JBL con VerTec y su capacidad para conseguir generar un campo sonoro más equilibrado y de mayor alcance ha merecido también el reconocimiento de estos 'Technical Excellence and Creativity Awards'.
  
 

Más información | tecawards.org

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar