Magacín

La UE quiere limitar el volumen de los reproductores de audio portátiles

El Comité Científico de la Unión Europea ha decidido que los reproductores de música portátiles deben salir de fábrica ajustados con unos niveles de exposición seguros y con unas advertencias claras sobre los efectos perjudiciales que tiene una exposición excesiva a niveles sonoros elevados.

La Comisaria de la UE en materia de consumo, Meglena Kuneva, declaró que "es fácil subir el volumen del MP3 hasta niveles que son perjudiciales, sobre todo en calles muy transitadas o en los transportes públicos. Las pruebas nos dicen que, en particular los jóvenes, que escuchan la música muy alta y a veces durante varias horas a la semana, no tienen ni idea de que están poniendo en riesgo su capacidad de audición. Pueden pasar años hasta que el daño auditivo se manifieste, y entonces, sencillamente, ya es demasiado tarde."

"Estas normas introducen pequeños cambios técnicos en los reproductores, de manera que, por defecto, su uso normal resulte seguro. Si el consumidor desea sobrepasar los ajustes de fábrica, puede hacerlo, pero en el aparato figurarán advertencias claras para que sepa los riesgos que estará asumiendo".

La medida se adopta luego de que el comité advirtiera en octubre de 2008 que escuchar música en uno de estos reproductores a un volumen elevado durante un período prolongado puede producir daños permanentes en el oído. En efecto, se estima que entre un 5 % y un 10 % de los usuarios de estos aparatos, quienes escuchan música durante más de una hora al día a un volumen elevado, corren el riesgo de quedarse parcialmente sordos. En la UE ese porcentaje corresponde a unas 10 millones de personas.

Por este motivo, se ha encargado al Cenelec (el organismo de normalización de la UE) que redacte nuevas normas de seguridad técnica. Bridget Cosgrave, Directora General de DigitalEurope, declaró que "la seguridad de los consumidores es la mayor prioridad del sector de la tecnología digital. DigitalEurope acoge con agrado el planteamiento de la Comisión Europea, según el cual el desarrollo de las normas sigue un proceso de base científica. Es importante que los usuarios cuenten con información precisa para poder elegir con conocimiento de causa la forma de disfrutar de la música que escuchan. En DigitalEurope estámos deseando trabajar con la Comisión Europea y los organismos de normalización para servir a los intereses de los consumidores".

Por su parte, en una nota publicada en elperiodico.com el otorrinolaringólogo Jorge Coromina advierte que la población, de todas las edades, está perdiendo capacidad auditiva.

"Es un problema intrínseco a la civilización occidental, que se ha agravado muchísimo con los aparatos de audición por el sistema mp3. El tráfico de una gran ciudad, como Barcelona, ya alcanza los 80 decibelios (db), cuando el límite fisiológico tolerable son 60 db. A partir de ese umbral, el nervio auditivo se lesiona. Sufre un trauma acústico, una especie de envejecimiento".

"Esta situación va a peor y, además, es imparable. Cada vez hay más gente que escucha música por esos aparatos, y ahora se han extendido a las personas de 50 y 60 años, que también los oyen a todas horas, aunque a menor volumen. Los factores que más lesionan el oído son la intensidad del volumen, el tiempo de audición y la irregularidad del sonido. El silencio es el mejor amigo del oído."

¿Te gustó este artículo?
0
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar