14
4

Roland SH-32

Descripción

El SH-32 es un sintetizador multitímbrico de 4 partes y 32 voces , controles y deslizadores, Drums tipo 808 y 909, efectos DSP y un arpegiador programable.

Tiene muchas variantes de cada onda que otros sintetizadores SH más antiguos, ofrece 67 tipos de formas de onda.

  • alaspurpuras
    5
    Opinión de alaspurpuras el 11/04/2017

    Lo mejor: Digital con sensación sonora analógica, polifonia (32), diversidad de waveforms (67)

    Lo peor: Pesimos preset de fabrica, se hecha de menos una pequeña sección de teclas.

    Experiencia: 6 años

    Es un virtual analógico a decir que Roland desarrollo un modelado llamado Wave Acceleration Synthesis que termino siendo exclusivo para este sintetizador pues jamas volvió a utilizar, en otras palabras virtualiza osciladores origen mediante muestras muy detalladas y post-procesadas en el sentido de una cadena analógica tradicional. El experimento es exitoso tanto en lo practico como en lo sonoro. Vale señalar que en varios foros relacionan al SH-32 con el SH-201 posterior, no comparten nada excepto que ambos son Roland SH.

    La generación de sonido parte de sus 2 osciladores muy versátiles (67 tipos de onda que incluye Supersaw) y opciones limitadas de sub-osciladores para sonidos profundos, Sync, Ring y PWM. Se obtienen 16 notas de polifonía base que pueden extenderse a 32 si se trabaja con un solo oscilador. Superior para música con amplitud armonía ante decenas de sintetizadores virtual analógicos o híbridos con cualidades sonoras también respetables pero que no dan mas que 5 o 6 notas de polifonía.

    El sonido pasa después por los 2 LFO independientes de 7 formas cada uno, un filtro asignable a LPF, BPF, HPF o PKG con un slope 12dB o 24dB, un ADSR de amplificación y finalmente dos procesos de FX independientes, uno multiple tipo insert que se puede controlar en tiempo real (Rvb, EQ, Disto, Autowah, Comp, Step Flg, etc) y el otro espacial en la cola (Rvb, Dly). Agregaria que al final de toda la cadena cuenta con otro proceso FX opcional denominado Analog Feel, este simula la inestabilidad de los osciladores analógicos y que personalmente me parece delicioso si se me permite el uso de esta palabra.

    Ademas de contar con otras características atractivas que no se pueden detallar en esta opinión como un arpegiador programable, el modo preview, el hold y la sección de ritmo, lo que se exige comentar es que todos los parámetros, desde los osciladores, LFO, filtro, amp, FX son 100% accesibles en tiempo real mediante perillas, sliders y un Foot Switch por lo que se acerca a una experiencia analógica completa, bastante llamativo si se considera que salio a calle en el 2001.

    Es claramente un instrumento electrónico en plenitud para ir del experimento minimista aleatorio de Radiohead, los muros arpegiados de Tiesto hasta los clásicos patrones lineales de Jarre y las atmósferas armónicas de Vangelis. Fue infravalorado en el pasado pero desde hace ya varios años se ha convertido en un instrumento de culto. Se disfruta mucho al oído y a la ejecución, todo el panel ordenado de forma compacta y con botones iluminados que lo hacen por demás llamativo. Es un instrumento poderoso en una caja metálica muy compacta pero con el peso suficiente para no estar bailando sola cuando se esta usando.

    Ideal para:
    -Quien quiere una alternativa muy seria a un sintetizador analógico
    -Quien gusta de sonidos de sintetizadores clásicos, artificiales y experimentales -Quien gusta diseñar sonidos y evolucionarlos en tiempo real

    No ideal para:
    -Quien quiere sonidos que emulen instrumentos reales como piano, violin, guitarra
    -Quien prefiera usar presets o no quiera aprender a generar sonidos desde cero
  • yorch22
    4
    Opinión de yorch22 el 29/12/2014

    Lo mejor: Compacto y versátil

    Lo peor: No tiene un control dedicado para cada parámetro. Display demasiado sencillo

    Pasó por mis manos poco tiempo (2/3 semanas), por lo que mi opinión es algo parcial pero allá va de todas formas:

    Un monstruo para pads y sonidos "que evolucionan", con posibilidades de experimentar con todas las variaciones de forma de onda que tiene.

    Los efectos me parecieron muy buenos y fáciles de aplicar. Arpegiador de uso sencillo, patrones de ritmos y multitimbrico (4) con 32 notas de polifonia...un juguete con mucho potencial para explorar.

    Como peros, en ocasiones, la edición de sonidos es poco intuitiva por haber ciertos sliders que comparten funciones (entre osciladores, por ejemplo), y el display de tres dígitos se queda insuficiente para manejar todo lo que lleva el bicho. Los drum samples que lleva tampoco me mataron, pero lo cierto es que es un modulo orientado al dance, techno, etc...

    4/5 estrellas, con un poquito más podría haber sido un clásico, aun así, creo que está claramente infravalorado.