33
33

Shure SM7B (2001)

Descripción

Micrófono dinámico especialmente apropiado para aplicaciones vocales y de locución, muy popular en ambientes radiofónicos y podcasts. De membrana cardioide, ofrece una respuesta en frecuencia de 50 a 20.000 Hz, sensibilidad de -59,0 dB (1,12 mV) e impedancia de 150 Ohm.

El SM7 original data de 1973. Luego llegarían dos revisiones: la SM7A (1999), con mejoras en la bobina humbucking y la montura, y la actual SM7B (2001), que incorporó un paravientos de mayor tamaño.

Histórico de precios de 2ª mano en Mercasonic
289 €
Precio medio de los anuncios más recientes

Opiniones de usuario (4)

  • Soyuz MOD
    4
    Opinión de Soyuz hace 3 días

    Lo mejor: Suena bien y capta menos ruido ambiente que los típicos de condensador

    Lo peor: Idealmente, necesita preamplificador

    Datos de la unidad comentada | Precio pagado: 379 € (nuevo)
    Es todo un clásico de la grabación de voces, y con ese propósito lo incorporamos al set de vídeo de Hispasonic en octubre de 2022. Necesitábamos una alternativa mejorada al típico micro de solapa que no fuera tan captadora de sonido ambiente como los sospechosos habituales (quiero decir, micros de condensador de diafragma grande), y el SM7B responde a esos requerimientos.

    Es un micrófono dinámico de patrón polar cardioide, que se diseñó con la captación de voz en mente, y eso se hace notar. Las tomas quedan ricas, sin demasiado detalle pero con cuerpo, sin retumbar.

    Construido como un tanque, es voluminoso y visualmente se hace notar. Lo habréis visto infinidad de veces en videopodcasts y canales de youtubers. Cuenta con un par de interruptores en la parte trasera para ajustar su respuesta en frecuencia y el filtro de graves según lo que necesites (nosotros lo usamos en el ajuste plano), y lleva su propia espuma antipop.

    No le doy un 5 porque, como ya han dicho otros aquí, necesita bastante ganancia, y si no usas un buen previo, puedes no sacarle todo el partido.
  • Micky Vega MOD
    4
    Opinión de Micky Vega hace 1 semana

    Lo mejor: Un clásico, suena genial para grabar voces rock e incluso guitarra

    Lo peor: Necesita mucha ganancia, y algunos previos integrados en según que aparatos pueden quedarse cortos

    Datos de la unidad comentada | Precio pagado: 250 € (usado)
    Elegí este micro por imitación, ya que lo vi en un gran número de contextos parecidos al mío: grabación de voces de rock. Lo vi en manos de James Hetfield o Devin Townsend cuando hacen tracking rápido de demos, y eso era justo lo que quería.

    Efectivamente, hacer tracking rápido de tus demos de música con bastante energía en las voces con este micro va muy bien, porque ya tiene un sonido que no hay que retocar demasiado (lo básico, gate, comp, de-essing, algo de EQ) y ya suena bien. No recoge el ambiente mucho, lo cual va muy bien cuando lo haces en sitios no tratados acústicamente (por ejemplo en mi casa). Para podcasting o grabación de vídeos de Youtube va muy bien también pero a veces no lo uso porque, al tener que estar cerca de la cara, aparecerá en plano sí o sí. Pero sonar, suena bien para esas aplicaciones.

    A cambio, es un micro que requiere bastante ganancia. Yo tengo en este momento un preamp doble Presonus MP20 que tiene ganancia más que suficiente, pero otros previos de interfaces que he usado con él (Focusrite 18i20, Avid Eleven Rack) no tenían tanta ganancia y se quedaba a medio gas. Ese es un detalle muy importante a vigilar con este micro.

    Otra cuestión es que es grande y pesa, y para llevarlo a sitios es algo más incómodo que un simple micro de mano.

    No solo para voz funciona, lo he usado en guitarra y va muy bien (esto es algo sabido en general) y en una ocasión fui a grabar a un estudio y el ingeniero, muy convencido, me lo pidió específicamente para grabar el charles aunque él tiene micros para elegir. Así que es una buena pista de otro uso interesante para el SM7B.

    Sigo muy contento a día de hoy con él (lo compré en 2016) y aunque tuvo una caída fuerte que incluso llegó a deformar un poco el chasis de metal, el funcionamiento permaneció intacto. No he mirado más micros para Home Studio desde entonces, y de hecho, uso mucho menos mi micrófono de condensador desde que lo tengo, ya que, aunque no en todos, en muchos casos ya lo cubro todo con este.
  • qqdrilu
    3
    Opinión de qqdrilu hace 3 semanas

    Lo mejor: Ideal para grabar en ambientes no acondicionados acústicamente

    Lo peor: Por si solo capta muy poca señal

    Datos de la unidad comentada | Precio pagado: 250 € (usado)
    Adquirí el micrófono de segunda mano, motivado por las buenas críticas que leí sobre él y también por todos los artistas que lo habían usado anteriormente (me acabé de decidir después de ver el documental de la grabación de "Letter to you" de Bruce Springsteen). El disco estaba grabado en sesión y Bruce cantaba con él en una pequeña pecera al mismo tiempo que tocaba la guitarra.

    En cuanto a su construcción, es un micro robusto, de calidad y bastante pesado. La primera impresión que uno tiene al cogerlo es que es un buen aparato.

    Las primeras sensaciones que tuve al enchufarlo no fueron buenas del todo, es un micro dinámico y tiene una carencia grande de señal. Incluso subiendo la ganancia del previo de la interfaz a niveles altos me faltaba mucho grosor. Lo estuve usando con un par de previos externos que tengo y tampoco me acabé de convencer hasta que me decidí a pinchar-le un booster. El problema de señal se corrigió pero aún así no acabé de encontrarme cómodo con él.

    Quizás no sea el micrófono más adecuado para el estilo que suelo trabajar en casa (me dedico a la canción de autor, y necesito un aparato capaz de captar bien los matices de fuerte y suave). Si le das punch el micro responde de maravilla, pero si te alejas (aunque sea un poquito de él) acusa una falta de graves bastante pronunciada. Entiendo que para cantar estilos rock, o rap (con voces potentes y dónde los matices de fuerte y flojo son menos importantes) es un micrófono ideal, pero si necesitas un micrófono para matices y sensibilidad seguramente no vas a acabar convencido del todo. En mi caso, volví a mi 414 y dejé de darle uso.

    Como conclusión no quiero decir que sea un mal micrófono. Quizás es una herramienta menos versátil que otros en su rango de precio. Es ideal para ambientes no acondicionados acústicamente, por ejemplo si estas grabando en la misma sala dónde tienes al ordenador, no se te va a colar nada de ruido por el micrófono, o si tocas la guitarra y cantas a la vez podrás tener una pista de voz mucho más limpia que si trabajas con un micrófono de condensador. Pero si lo que buscas es calidez y matices un micro de condensador te va a dar mejor resultado.
  • Javier
    5
    Opinión de Javier hace 3 semanas

    Lo mejor: Rango de frecuencias bastante amplio

    Lo peor: Necesita un booster porque es bastante silencioso

    En general es un micrófono increíble, estandarizado por la industria de podcast y de las grabaciones en casa y en algunos estudios de prestigio. Muy bueno especialmente para la grabación de voces ya que al ser menos sensible que un condensador es menos propenso a fluctuaciones de volumen. En general un micrófono muy completo.