Sintetizadores

Andreas Schneider: "Deberíamos dejar de comprar mierda en China"

Andreas Schneider, organizador de la Superbooth —la nueva feria de los sintetizadores de Berlín— y responsable de la tienda SchneidersLaden, se despacha a gusto en esta entrevista dando su visión del sector y los motivos que le llevaron a salirse de la Musikmesse.

Aquí tenéis la transcripción del vídeo:

Andreas Schneider: Doy la bienvenida a Hispasonic.com. Ya me visitaron hace unos años, en la Superbooth de Frankfurt, y estoy contento de recibiros de nuevo aquí en Berlín, donde me dedico a organizar lo que solía ser una exposición dentro de la Musikmesse y que ahora se plantea como un evento aparte —y parece que a todo el mundo le gusta la idea—.

Me llamo Andreas Schneider; me metí en esto de los sintes hace unos años ¡y ahora parece que tengo una tienda y, además, una feria de muestras!

¿Cómo fue concebida la Superbooth?

Mi primer stand fue solamente un rinconcito para niños, con sintetizadores y vino espumoso sobre una mesa. Me senté allí ya con mi sombrero —o con otro sombrero— y nos sentamos allí pasándolo bien, tocando un poco... El año siguiente acordamos con unos amigos en hacerlo más grande, tan grande como pudiéramos, y fue entonces cuando hicimos la primera exposición, que se llamó Superbooth, creo que en 2002 [efectivamente, fue ese año].

En el NAMM Show hablamos con compañias como Doepfer, Moog, Elektron, Vermona, MFB y mucha otra gente, para juntarlos a todos. Ninguno sabía que sucedería, todos decian: "bueno,es mejor que nada... probaremos". Incluyendo a Bob Moog; él estuvo en mi despacho, fue uno de los primeros expositores. Aún estaba vivo, venía con su look de vieja secretaria septuagenaria, siempre en plan "bueno, ¿qué viene ahora?". Pero fue increíble y lo pasamos genial, y lo conseguimos: un stand dentro de la Musikmesse de 60 o 70 m2, lleno de potenciómetros y cosas extrañas. La gente se preguntaba "de qué va esto", un poco como aquí.

Ese año es comparable al año actual porque por su parte nos propusieron "¡hagámoslo otra vez!" y yo dije, no, otra vez no, nunca más con este tamaño. Así que lo hicimos algunas veces algo diferente y de forma más relajada. Ya sabéis, nunca puedes repetir las cosas tal como fueron.

¿Cuándo decides montar un evento propio fuera de la Musikmesse?

En la Musikmesse siempre pagas por cada extra: pagas por la toma de corriente, pero luego te olvidas de pedir el enchufe. "Sí, necesitamos corriente en el estand"; la reservas y luego llegas al estand y no hay. "Es que no habéis reservado el enchufe. Hacedlo y la toma está aquí". Y luego te dicen que son 179 por el enchufe. Tienes la toma de corriente además del enchufe y puedes enchufar la aspiradora (vacuum cleaner) y tocar algo de techno con válvulas (vacuum tubes) o lo que sea.

Los hoteles alquilan sus habitaciones al doble de lo habitual, porque es tiempo de ferias. Te alojas en ese feo barrio rojo, llegas a la estación y luego tienes que pagar por estar en un espacio enorme donde tienes una mala situación para exponer instrumentos musicales. Es una buena situación si quieres mostrar tu nuevo coche, tus nuevas alfombras, si quieres mostrar lo que sea; está bien también si quieres hablar sobre libros, pero ese infierno de recinto ferial no está bien para explicar sintetizadores.

Necesitas una situación acústica en la que tengas la posibilidad de mantener un volumen apropiado, ¡y aquí [en la Funkhaus, sede de la Superbooth en Berlín Este] está perfecto!

¿Esperabas este éxito teniendo en cuenta que es la primera edición?

Podía confiar en que estas 42 marcas vendrían otra vez, y algunas otras, pero no sabía que todas estas compañías que veis aquí darían este gran paso. Con Roland estaba claro que vendrían con los AIRA, porque necesitan la comunidad que nosotros tenemos para vender sus productos, y Moog ahora con el Mother 32 es lo mismo. Con Yamaha fue todo muy respetuoso, nos dijeron "Schneider, es una buena idea, nos gusta lo que haces, nos unimos".

Luego tuvimos fuertes discusiones sobre si lo hacíamos aquí o allí. U-He nos dijo directamente: "Schneider, te apoyamos, maravilloso". Elektron al final se cayó —lo siento pero es culpa suya, no mía—. Con Ableton y Native tuve que ir yo a verles y decirles "hey, sois berlineses, estáis en Berlín y queremos fundar algo, por favor uníos". Han hecho bastante poca cosa creo... Es Ableton, ¿sabes? Ableton y tienen una sola mesa. Pero ha sido su decisión.

Ahora tenemos suficiente espacio. Compañías como Access, Novation y otros grandes me llamaron diciendo: "Hey, he escuchado que haces la Superbooth, nos gustaría alguilar 30 m2". Y dije: lo siento, no hay 30m2, si quieres apuntarte puedes pedir una mesa como los principiantes en el rincón. Y al final lo hicieron, así que es algo cercano a la idea socialista. Tenemos a profesionales al lado de principiantes en mesas parecidas hablando los unos con los otros, así que es como unirse todos juntos, haciendo un gran show, con una energía común y mirando hacia adelante. Y esto es super-socialista, y estamos en un edificio socialista, así que estar aquí es como conectar con la historia de este sitio.

¿Está previsto hacer futuras ediciones?

Creo que tengo que hacerlo. Es mucho trabajo, pero estaría contento de hacerlo cuando tenga las energías y esté de buen humor. Puedo confirmar que se hará el año que viene; no sé como, y no sé si será más grande, o con las mismas limitaciones, no sé la fecha exacta, pero lo haremos otra vez, y probablemente lo haremos en abril. No puedo decir más, probablemente lo hagamos aquí otra vez.

¿Estamos viviendo una nueva era dorada de los sintes?

Creo que las "eras doradas" son algo complicadas, porque no sé si son tan largas, pero veo que la razón por la que tenemos tanto éxito con lo que hacemos es porque tratamos de hacer lo mejor para ser fiables, simples y auténticos en lo que hacemos. Esto solo es posible si somos un grupo familiar creciendo despacito, respetándonos mutuamente; creo que es el resultado de una buena "moral", de una buena actitud los unos con los otros.

Desde el principio pedí a todos estos fabricantes por los que trabajamos que se respetasen unos a otros como colegas, sin verse como competidores. Por supuesto que están compitiendo, pero no es raro que uno esté haciendo algo nuevo y el otro está haciendo algo parecido, y sea comparable. Hablan entre ellos y dicen: "oh, que guay, yo lo he hecho así" "ah, pues yo lo he hecho asá". Y la cuestión no es por razones económicas, es por si necesitas esta versión o aquella... Y al mismo tiempo porque tuvimos que convivir en aquel sitio donde el "knob por metro cuadrado" era un factor tan elevado: la Musikmesse.

Creo que las grandes empresas se unen a nuestra audiencia y tengo un gran respeto por ello. De nuevo pido a todos que hagan lo mismo a cambio como han hecho entre ellos, porque no nos tiene que importar si Roland es grande o pequeña, o si Make Noise es grande o pequeña. Son colegas, y solo podemos hacer una buena sociedad con un buen ánimo, solo si nos respetamos mutuamente.

¿Hacia dónde crees que debe dirigirse el sector de los sintes?

Si entiendes que la música y el sonido son armas, y que siempre se han utilizado como un arma, puedes entender por qué los políticos invierten en audio y este tipo de ingenierías (a veces). Todos nosotros hemos crecido en estos 30 o 50 años de paz, pero parece que ahora hay un cambio. Debido a esto, quizás sería bueno apartarnos un poco de la tendencia de vender sintetizadores y aumentar la facturación comprando mierda de China para venderla con mejores márgenes de beneficios aquí, pese a que sigue siendo una mierda. Debemos concentrarnos en nuestro propio conocimiento y habilidades y permanecer unidos y pensar en qué estamos haciendo aquí y reflejarlo.

Por eso hemos invitado a esta gente de aquí abajo [los expositores de la feria] y les hemos dicho que necesitan enseñar a la gente a no estar ansiosos con soldar las cosas por su cuenta. Debemos entender lo que pasa aquí, debemos volver a empezar desde lo básico, porque Europa ya no tiene habilidades para fabricar circuitos integrados; todos vienen del Lejano Oriente. Ya no somos capaces de hacerlos nosotros mismos; la última fábrica que estaba en Frankfurt quebró hace dos años. No sé si en España sucede lo mismo o es diferente, pero no se está haciendo nada. Necesitamos empezar de cero otra vez.

Gracias a todos por escuchar mis pensamientos en Hispasonic.com, y lo siento mucho pero apenas hablo español. ¿Cómo decís? ¿"Bye bye"? ¿"Ciao"?

...¡Adiós!

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar