Informática musical

Guía de compra: teclados controladores MIDI de 61 teclas

    En este artículo...

Lo que revisamos hoy es sólo parte de la amplísima oferta de teclados controladores. No están todos los que son, porque la tarea de ponerles las manos encima para poder opinar sería dilatadísima y compleja. Pero al menos encontraréis una lista amplia con la que tener referencias y sobre todo aparecerán algunos de los criterios que os puede interesar evaluar al enfrentar la compra de algún teclado.

Comprar un teclado controlador, y en general cualquier teclado, implica mucho de prueba personal. Sentirse o no a gusto con él. Pero no siempre podemos probar toda la amplia oferta que existe. Tampoco todos tenemos claros qué criterios aplicar y valorar si no hemos probado antes otros muchos teclados y enfrentado situaciones de uso real de los mismos. Me centro en los modelos de 61 teclas, porque siempre he visto los de menor extensión como modelos más destinados a ser usados para toque monofónico, o al menos no a un uso intenso a dos manos. Pero muchos de ellos existen también en extensiones inferiores.

Algunos criterios

Apunto algunos de los criterios, aunque otros van saliendo sobre la marcha al hablar de unos y otros modelos.

Perfil de la tecla: sinte / piano / órgano (waterfall). Algo que salta enseguida a la vista. En el caso de la tecla con perfil 'cascada' ('waterfall' / órgano) la ausencia de aristas quiere facilitar esa especie de glissandos característicos al barrer con la mano una amplia zona del teclado. En todo caso, recordad que en esta gama hablamos más de una cuestión estética que de otra índole: el perfil piano es sólo 'aspecto' piano y no un verdadero mecanismo completo tipo piano.

Perfiles de tecla: a) sinte; b) piano; c) órgano o 'waterfall'
hispasonic.com

Dureza/peso de la tecla: en un sentido 'global', si se trata de un teclado ligero o con cierto 'lastre' —a sabiendas de que en esta gama y precio no hay emulación de los mecanismos complejos de un piano acústico—. Cierto que casi todos cuentan con algún ajuste para elegir una acción ligera (easy/light/soft) o una media o una más dura (hard) pero la sensación física del teclado está ahí y es inamovible, así que mejor sentirse cómodo con ella. Un ajuste 'easy' puede hacer que la máxima velocidad MIDI (127) se dispare sin tocar con mucha fuerza, y un ajuste 'hard' puede requerir muy alta velocidad de ataque a la tecla para disparar ese valor de 127 —a cambio, nos dará más recorrido para distinguir toques suaves y medios—. Pero la sensación del teclado es la que es.

Recorrido de la tecla: más allá del peso o dureza global, me suelo interesar por las sensaciones que acompañan al movimiento en vertical de la tecla. Prefiero teclas que al hundirse ofrecen cierta resistencia en todo su trayecto y no las que la concentran en un único punto. Teclas que acompañan ese trayecto, que dejan sentir dónde estamos dentro de él. Probad el 'descenso' de la tecla, para cuando toquéis matizando notas y no simplemente 'aporreando' percusivamente.

Materiales de las teclas: de nuevo, muchas diferencias de unos a otros. Los hay que dan mucha sensación a plástico, pero otros ofrecen sensaciones más cálidas y aterciopeladas. No es tontería, al menos para mi gusto. Los aterciopelados suelen agarrar algo mejor el dedo, son menos 'escurridizos' por así decirlo. La presencia en las teclas negras de un acabado mate suele ser un buen indicador en ese sentido, aunque nada reemplaza al propio dedo para probar.

Conexiones: El mínimo imprescindible pasaría por la alimentación, conexión para pedal de sostenido (sustain), y la conexión MIDI. Pero esta conexión MIDI puede aparecer como MIDI Out en DIN de 5 puntas o en USB-MIDI. Ojo con los que sólo llevan USB-MIDI y sacrifican el MIDI Out tradicional, porque exigen usar ordenador o algún tipo de host (o bien comprar algún dispositivo que añada MIDI Out a partir de USB-MIDI para poder controlar directamente equipos MIDI). Si es USB-MIDI, que sea 'class-compliant' permite que pueda funcionar sin drivers (ya están incorporados en los sistemas operativos) y que pueda unirse a iPad y tablets. Más allá de ese mínimo todo es bienvenido, como por ejemplo la entrada para un segundo pedal de expresión / continuo.

Conexiones
esi.com

Otro gran apartado de interés en los teclados controladores es el referido a los pulsadores, faders, y potenciómetros/encoders que lleve.

Botones / pulsadores: En el apartado de pulsadores importan tanto su superficie como su elevación y su separación, dado que todos esos aspectos afectan a su usabilidad. Pero además fijaos en si ofrecen alguna realimentación táctil o visual al accionarlos. Básicamente veréis pulsadores basados en una goma que se hunde al estilo de los controles remotos de TV (la goma cierra un contacto entre dos pistas de la placa de circuito impreso interna) y otros que hacen 'click' porque cuentan con algún tipo de componente interruptor/pulsador. Me gustan más los del 'click', tanto por la seguridad que hay de haberlos accionado como por su mantenimiento. En caso de fallo es fácil encontrar reemplazo para el pulsador interno (suelen uno de dos o tres tipos fáciles de encontrar en tiendas de componentes), mientras los de 'mando TV' obligan a desmontar, limpiar y cruzar los dedos. No seáis tampoco obsesivos con esto del mantenimiento: aunque hay botones como los inc/dec que están llamados a morir antes o después, será siempre pasados unos cuantos años. Es algo que interesa más en una compra de teclado usado que nuevo.

Pots, faders, encoders: De nuevo la cuestión de tamaño, altura y separación para garantizar un uso cómodo. Si la altura de un fader es baja, casi 'a ras' del propio panel, como sucede en algunos teclados, podremos 'desplazar' pero no 'agarrar' el fader. Si el pot/encoder es de capuchón mínimo, no será fácil hacer giros generosos. Tampoco si los han elegido anormalmente grandes: tiene que ser un tamaño para girarlo cómodamente usando dos dedos. En el caso de encoders, la moda inicial de encoders 'con detenciones' en los que se notaba cada paso individual ha cambiado en muchos teclados a encoders que ruedan de forma continua sin que se aprecie al toque cuándo hacen cada incremento/decremento. Ya podéis imaginar que mi gusto es por los que realimentan esa sensación, para no tener que estar tan esclavo de pantallas, pero en eso me da que voy un poco contracorriente.

Pads: Los hay sensibles sólo a la pulsación, pero en muchos casos son también sensibles a la presión (al 'aftertouch'), con la gracia de que además cada pad comunica individualmente su propia presión, y por tanto nos pone en las manos el 'aftertouch polifónico' que poquísimos teclados llevan (excepción de los tiempos analógicos el Yamaha CS-80 que permitía ese tipo de juego, o los controladores multidimensionales que están apareciendo recientemente como los Roli o el Linnstrument). Importante que tengan un tamaño que permita accionarlos con dos dedos para poder hacer redobles, dado que uno de los usos típicos es el de introducir partes de batería. También vigilad el material y comportamiento al accionar el pad. Suelen ser de goma y con un recorrido amplio que llega a dar cierta sensación de actuar sobre un mini 'parche' de batería, pero a veces hay pads tan rígidos o con tan poca excursión vertical que es como golpear una pared.

Cambios de octava y transposición: Especialmente en teclados de menos de 61 teclas, pero también en ese tamaño, veo práctico, tanto más en un puro controlador, la presencia de controles inmediatos para realizar cambios de octava y transposición.

Zonas y configuraciones: Piensa también si necesitas o no funciones de 'teclado master', es decir, que se puedan configurar directamente en él cosas como splits/layers, zonas por velocidad, etc. o el que pueda ofrecer internamente espacio para guardar distintas configuraciones de sus controles.

Controles DAW: Siempre podremos configurar nuestro DAW para que aprenda los números de control que genera nuestro controlador, pero algunos de ellos ofrecen soluciones específicas. Desde juegos de botones y controles para los arrastres del DAW (play, stop, rec...) o incluso extendiéndose a moverse por las pistas y realizar algunas acciones sobre ellas. Que sea más o menos importante depende de la forma de uso de cada cual (cara al DAW yo sigo todavía muy pegado al ratón, la verdad). En algunos controladores, los faders, encoders y demás controles admiten un modo en el que directamente generan mensajes estandarizados para control de DAW, siendo los dos estándares más habituales el HUI y el MCU. Yendo más allá, algunos teclados de alto precio ofrecen vías de integración mucho más profundas con pantallas gráficas en el propio controlador o con sistemas de integración tales como Automap de Novation o el NKS de Native.

Software incluido: Muchos de ellos ofrecen incluida una versión 'de entrada' de algún DAW o algún otro software, pero normalmente no debería ser nuestro argumento de compra salvo que tengamos claro que deseamos usar justo la que viene incorporada con la compra, dado que hay DAWs gratuitas de prestaciones parecidas a esas versiones básicas.

Los más baratos

Si comenzamos por los que miran a bolsillos más ajustados, encontramos cosas como el Swissonic EasyKey 61, extremadamente espartano en controles, pero con la gracia de contar con una ranura para situar un iPad o un tablet. El tacto de las teclas es, dentro de los ligeros, adecuado. Su precio es de 111€ y sólo se vende en Thomann porque es producto propio de ellos. Con la misma idea de la ranura existe el Samson Carbon 61 con precio aún menor de unos 90€. De hecho, aunque no he tocado el Samson, las fotos muestran con claridad que comparten una misma base y que las diferencias están en el acabado, más robusto y rectilíneo en Swissonic dado que su carcasa, sorprendentemente a este precio, es de aluminio frente al plástico de Samson, justificando la diferencia salvo para bolsillos muy estrechos. Eso sí, el aluminio implica peso: más de 5,5 Kg para el Swissonic frente a la mitad en el caso de Samson, prometiendo más estabilidad pero también haciendo más sufrido el ir y venir hacia un posible local de ensayo. No faltan las dos ruedas (pitch y modulación) y la entrada para pedal de sustain, más un control de volumen (que lógicamente opera vía MIDI, hablamos de controladores puros sin sonidos internos) y un encoder que puede asociarse a nuestra elección a uno de entre varios números de MIDI CC. Tener a manos los controles de octavación y transposición, sin navegar por menús, es siempre útil. Para más detalles usad los enlaces proporcionados. Fijaos en las fotos y veréis un perfil de tecla de tipo 'sinte', que deja hueco el espacio inmediatamente debajo del borde de las teclas blancas (por contraposición al perfil tipo 'piano', sin hueco pero con 'voladizo' o el de 'órgano' sin hueco y de 'caja recta' carente de voladizo para facilitar el desplazamiento de la mano tocando un barrido de notas).

Otros modelos también ligeramente por debajo o encima de los 100€ están disponibles en marcas como Miditech (i2 61) por la parte del mínimo desembolso o Nektar Impact GX61. De Miditech sólo he probado el ya descatalogado MidiTech 5, espartano al máximo en controles que no me convenció en absoluto, con una tecla plasticosa extremadamente ligera y que hacía ruidos mecánicos asociados al retorno de la tecla. Además, la serie MidiTech o ProKeys ya no ofrece modelo de 5 octavas, sólo recorridos menores. En cuanto a Nektar, no conozco ese Impact GX, pero veréis más adelante referencia a otros modelos de algo mayor precio. En todo caso como peculiaridad ofrece cierto control sobre el DAW desde el propio teclado, algo que no está en los modelos comentados de Swissonic o Samson.

Un poco más allá

Sin subirnos tampoco a precios desorbitados, ser un poco más generosos nos abre mucho las opciones y las funciones. Rondando los 140€ contamos con teclados como el ESI Control 61 XT, de construcción en aluminio. Cuenta con rueda bender, pero reemplaza la rueda de modulación por un fader horizontal. Destacan sus 8 controles de tipo encoder que serán útiles para controlar parámetros de efectos e instrumentos en un DAW, interesante opción ahora que parece haber desaparecido de la comercialización el Behringer U-Control UMX 610 que también contaba con 8 encoders y compensaba el uso de plástico en lugar de aluminio con un llamativo color rojo, pero que si localizáis todavía en tiendas bien merece que le echéis un vistazo. No he probado ni el ESI ni el Behringer, así que no puedo contaros mis sensaciones con ellos.

Rondando los 150€ y volviendo a teclados que sí he probado, encontramos por ejemplo el M-Audio KeyStation 61 que ya va por su Mk II pero que sigue muy espartana en controles o el Alesis V61 que aunque ya aparece en la sección 'legacy' de Alesis se encuentra todavía con facilidad en tiendas y que añade un juego de pads además de cuatro encoders y cuatro pulsadores. Ambos usan tecla con perfil piano, y con algo de peso sin abandonar el terreno de teclas ligeras lejanas a los teclados dedicados de pianos electrónicos. Un tacto correcto que, respecto al material empleado es algo más 'plasticoso' en el M-Audio y algo más 'cálido/suave' en el Alesis, en el que el detalle del negro mate de las teclas negras contribuye también a una mejor sensación visual y un mejor agarre del dedo. También encuentro en el M-Audio una mayor 'rigidez' al mover la tecla, al hundirla, por lo que de nuevo siento preferencia por la del Alesis. Eso sí, no hay que olvidar que seguimos en un precio ajustado y que los pulsadores del V61 son de muy bajo perfil, apenas resaltan sobre el panel, aunque al menos el hecho de que hagan 'click' al pulsarlos (algo que en otros modelos de diferentes marcas no sucede) permite una realimentación buena sobre si hemos llegado o no a pulsar cada botón y se agradece. Las ruedas (2) del V61 son de goma antideslizante para facilitar su agarre pero ofrecen bastante resistencia al movimiento, un poco más ligeras serían más manejables. Los pots guardan una separación adecuada para permitir manejarlos sin colisiones y son bastante ligeros, quizá en exceso. Los pads, que son su aspecto más característico, son amplios y admiten con comodidad el uso de dos dedos sobre cualquiera de ellos para redobles.

Pasando a los aprox. 170€ podemos contrar cosas como el Nektar Impact LX61+ o el M-Audio Oxygen 61 mk4.

Del Oxygen destaca el tamaño 'gigante' de sus pads por comparación con otros. Sus potenciómetros (no encoders) son correctos y agradables. La tecla, con perfil sinte, es ligera pero correcta y silenciosa, y el negro mate en las notas alteradas le da una mayor presencia. Un teclado agradable al uso. No tiene aftertouch. Los faders son cortos en recorrido, y los pulsadores son de los que hacen 'click', no de los de simple goma tipo mando de TV. Como veréis en las imágenes cuenta con pulsadores dedicados para control de DAW (start, stop, etc.). Eso sí, carece de conexión MIDI Out en DIN de 5 puntas, y por tanto exige la conexión con un ordenador o host (o bien adquirir algún conversor para atacar a sistemas sólo MIDI DIN).

En cuanto al Nektar Impact LX, encontramos una disposición semejante a la del Oxygen, y aunque los pads son algo menores de tamaño siguen siendo suficientemente grandes para la acción con dos dedos. El teclado de perfil piano cuenta con teclas negras mate pero lo encuentro sin peso y poco robusto. En vez de potenciómetros opta por encoders del tipo 'sin detenciones' y con un resistencia adecuada (ni blanda ni dura) en vez de potenciómetros. Los pulsadores son de perfil muy bajo, a ras del panel, pero al menos son de tipo 'con click'. Los faders son muy cortos pero además duros al movimiento. En lo que destaca especialmente es en el control remote de DAWs gracias a una abundancia de botones dedicados que otros no presentan, y la posibilidad de usar su panel de forma inmediata para control de niveles, panorámicas, etc. de pistas en DAW, algo en lo que Nektar siempre gusta de presumir.

Otro pequeño paso nos lleva a los de unos 180€, precio del Swissonic Control Key con teclas de perfil piano y de un tacto ligero por supuesto, pero correcto. Tras pulsar la tecla aún queda un recorrido para el aftertouch que es suficientemente amplio para poder ejercer un control eficaz: se puede notar cómo hundimos la tecla ya pulsada y hay espacio para matizar ese control. Destaca la construcción en metal que ya presentaba el Easy Keys, sólida aunque aporta más peso. Abundan los controles, que además ofrecen realimentación visual con leds tanto en los pulsadores como en los encoders y hasta en los faders. Los faders son cortos y sin apenas realce, muy plano, lo que puede dificultar actuar con precisión dado que no puede 'agarrarse' sólo 'desplazarse'. Otro tanto sucede con el encoder con un minúsculo capuchón que no facilita girarlo con generosidad. Los pads no son cuadrados sino rectangulares, pero su ancho es suficiente para emplear dos dedos. Aunque para gustos colores, tiendo a preferir los pulsadores que ofrecen algún tipo de realimentación táctil y en este caso se trata de pulsadores 'con click' que prefiero frente a los que se basan en una goma que se hunde sin producir especial sensación sobre cuándo han llegado a entrar en acción.

Por encima de 200€

Muy rápidamente comento algunos modelos cuya complejidad de funciones ya hace imprescindible estudiar sus características acudiendo a las webs de los fabricantes y a los manuales de usuario, pero centrándome sólo en cuestiones de sensaciones que es imposible apreciar en un manual o web, a riesgo de que, siendo opiniones personales, podáis perfectamente disentir.

Novation LaunchKey 61 mk2 (250€): su tecla tipo sinte es de un tacto que me convence menos que el de varios de los modelos ya revisados por debajo de 200€, y para mi tipo de uso el resto de sus argumentos (vía controles, configuraciónes, etc.) no son capaces de convencerme frente a otros modelos tanto más caros como más baratos. Aunque quien quiera aprovechar, por ejemplo con Live, el uso de sus 16 pads retroiluminado en colores variables tendrá otra opinión. La tecla tiene una excursion vertical corta y un exceso de holgura lateral acompañada de ruidos mecánicos irregulares con un click bastante agudo que tampoco me han dejado buena impresión. Los faders duros y sin protector antipolvo o los pads con espacio sólo para un dedo. Por ese precio esperaba más, pero he tenido que pasar al Novation Impulse para encontrarlo.

Novation LaunchKey

Roland A-800 Pro (300€): un teclado muy usable por su tacto, que destaca sobre todo su amplia configurabilidad como controlador, pudiendo generar varios mensajes desde cada control físico y siendo de los poquísimos que admite programar la generación de mensajes MIDI sysex, y no solo la habitual colección de CC, NRPNs, y demás controles ordinarios. Es muy ligero y pequeño, para bien y para mal: fácil de transportar pese a contar con tan amplio despliegue de control a costa de aglutinar los controles en poco espacio. Tiene las conexiones en un lateral rompiendo la costumbre habitual de conexiones traseras. Pads algo pequeños y rigidos, los hay mejores si necesitas a toda costa una solución para introducir baterías.

Roland A-800 Pro

Novation Impulse 61 (350€): con teclas de perfil piano, las blancas en brillo y las negras en mate, la zona de 'aftertouch' deja un recorrido suficiente para ejercer un control eficaz. Los encoders (sin detenciones) están holgadamente separados pero son muy blandos al giro, no oponen excesiva resistencia. Los fader son de recorrido largo que se agradece aunque al ser planos no permiten 'agarrarlos' entre dedos. Los pads generosos, con espacio para dos dedos que los hace cómodos. Su capacidad de integración con DAWs y para control de plugins merced al software 'automap' de Novation le da un interés especial, sin llegar a los precios de Native Kontrol S.

Novation Impulse

Arturia KeyLab 61 (400€): un teclado bien dotado en términos de controles tanto por variedad como por número y en el que personalmente lo que más me llama es su estética, que parece evocar los Oberheim antiguos, rematado con una construcción en aluminio y laterales de madera. Hace bien en aprovechar el espacio disponible para separar lo más posible los múltiples controles. El teclado es ligero y correcto. Su ánimo neo-retro llega al extremo de incluir una entrada para 'breath control' que a día de hoy cabe calificar de exótica, dado que es complicado y caro encontrar los sensores de soplo que serían necesario para esa entrada.

Arturia KeyLab

Akai MPK 261 (500€): tiene una tecla 'corta' (la longitud 'vertical' de las blancas) que personalmente querría ver algo más generosa en este precio. Nada insalvable pero sí mejorable. Sus pads permiten el uso de dos dedos. Las ruedas de bend y modulación destacan por su tamaño mayor que el de otros muchos, ahora que parece una tendencia lo de reducir el tamaño de ambas ruedas frente a lo que era habitual tiempo atrás, pero están ubicadas sobre la primera octava y no a su lado izquierdo. Están cubiertas de un material antideslizante que facilita accionarlas en posiciones difíciles o descuidadas de los dedos. Los faders son anchos y de recorrido largo y suave pero con resistencia, con lo que resultan agradables. Los encoders (sin detenciones) son también ligeramente resistentes al giro, algo que prefiero a los que no presentan ninguna oposición al movimiento. Cuenta con integración de control de DAWs y plugins, permitiendo incluso asociar comandos de teclado de ordenador a sus pads para gobernar funciones de cualquier software.

Akai MPK 261

Novation Remote 61 SL MkII (500€): otro de los pocos teclados con capacidad de programar y generar control mediante sysex para controlar sintes hardware, pero a la vez dotado de automap para control de DAWs y sintes en plugin. Teclado muy ligero al tacto aunque agradable, su capacidad con automap de mostrar el nombre y valor de los controles de cualquier plugin y la posibilidad de alinear su información visual (leds en botones y anillos led en encoders) con lo que estemos usando en pantalla de ordenador le dan un valor extra que se traslada al precio.

Novation Remote 61 SL MkII

Akai Advance 61 (600€): el tacto de las teclas es correcto y usa tecla brillante de perfil sinte. Tan grande como su precio es el tamaño de sus controles: ambas cosas las veo algo desproporcionadas. Los pads generosos son bienvenidos con espacio pra varios dedos, pero los giratorios de tacto plasticoso y tan gigantes no me resultan agradables. Los pulsadores son extremadamente planos, sin ningún resalte y aunque son rígidos y con 'click' se me hace difícil accionarlos por lo poco que llegan a hundirse. El adjetivo 'advance' lo recibe por la presencia de una generosa pantalla capaz de facilitar la edición de plugins desde el propio teclado.

Akai Advance 61

Native komplete Kontrol S61 (700€): La integración con instrumentos Native y de terceras partes es su punto fuerte, con un sistema capaz de trasladar al teclado mucha información y control del que normalmente tendríamos que accionar con ratón sobre un plugin. Eso justifica su precio elevado. Respecto al teclado, siendo muy ligero, es fiable y correcto, con un buen agarre del dedo pese a ser teclas 'brillantes'. Los encoders son también de muy poca dureza y sin detenciones.

Native komplete Kontrol S61

Sólo por citar otros modelos en esta amplísima franja y que no he llegado a probar, puedo mencionar los Alesis VI61 y su elevadísimo número de controles físicos en un precio de aprox. 250€, M-Audio Code 61 también generoso en controles con la gracia de un control pad X-Y y rondando los 275€, Behringer Motör 61 que respondiendo a su nombre cuenta con faders motorizados a cambio de 450€, o el Nektar Panorama P6 que ambiciona trasladar a su pantalla gráfica el control de los plugins y exige desembolsar unos 500€.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
25
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por TEExpress el 09/12/2016
    Buen análisis, que no sólo guía sino también se moja.

    Muchas gracias Pablo
    2
  • #2 por Aaron el 09/12/2016
    Muy buen post, muchas gracias. Estaba mirando teclados estos días porque me quería comprar algo como el Novation Launchkey 61
    1
  • #3 por angelmus el 09/12/2016
    Me gustaría saber si alguien experimentó con el MOD Wheel del Native Instruments Komplete Kontrol, si es cómodo, confiable y eficiente, porque tengo un UF70 en el cual la ruedita del MOD Wheel envía ruido de suciedad cuando está al máximo, lo cual introduce data errática molesta que incluso se graba en DAW.
    Se que los pasos a seguir son desarmar, limpiar o reemplazar el potenciómetro, pero mientras investigo por si hubiera una solución definitica al tema con los potenciómetros de cinta plana como en de Native Instruments.
    MGracias.
  • #4 por Suarez el 09/12/2016
    Yo pillé el miditech i2-61 pro, que es como el del post pero con mogollón de botoncitos y faders (me costó 100 y poco euros) y la verdad que estoy muy contento con él. De tacto es de los mejores teclados midi "baratos" que he probado, no tiene ese tacto a "estar pulsando nada" que tiene el otro m audio del estilo que tengo, sino que si que ofrece cierta resistencia.

    La verdad que es el segundo teclado de miditech que "cato", y tambien una de las interfaces audiolink que tienen, y me parece una muy buena marca calidad/precio
  • #5 por Javier M. el 09/12/2016
    Yo tengo un m audio axiom segunda generacion y un akai advance 61 y tengo que decir que el advance es otro nivel de teclado, el tacto de las teclas cuando llevas meses con el, notas la diferencia.
    Tambien me gusta el toque retro del arturia.
  • #6 por El_Ingeniero el 09/12/2016
    Pablo, esta info llega tres años tarde :ook:


    Sin duda alguna los Novation SL Remote MK2. Si se atreven con una versión nueva ya seria la leche. Un teclado de estos + una BCR y ya tienes La Estación de Control.
    1
  • #7 por kukoc el 09/12/2016
    El behringer lo tengo yo y no sirve para nada. Las teclas son malísimas, plasticucho barato y tacto pésimo. No lo compréis, mejor mirar otras opciones.
  • #8 por pablofcid el 09/12/2016
    #7
    ¿el u-control o el motor?
  • MOD
    #9 por euridia el 09/12/2016
    ¡Qué pasada Pablo!

    :besito:
  • #10 por S.Durán el 09/12/2016
    Gracias Pablo.

    Yo opte por el Nektar Panorama P6 y no puedo estar mas contento, integración con Studio One 3 y con FL Studio (los dos DAW que tengo ahora) El Fader motorizado funciona de miedo en FL Studio (pero no en Studio One).

    Es una pasada asignar los controles infinitos en Studio One. Con Reaper tiene integracion con los plugins que ellos han querido programar ya que no es algo que este al alcance del usuario y parece que el desarrollo esta algo parado. Una lastima porque el sistema prometía y mucho.

    El tacto me gusta, no duro como el del MPK MKI pero tampoco es un chicle como los de Novation (algo que odio).

    Pero ninguno llegará a enamorarme tanto como el tacto del EMU Xboard61 que tengo hace 15 años.

    Ya puestos a dar datos y saliendome un poco del modelo de la prueba, pero aprovechando que va de teclados, tengo un iRig Keys37 y es un chiiiicleee, jejeje.
  • #11 por J.MNK el 09/12/2016
    ¿Cómo definirias los teclados de un Nord Lead o un Asr-10 en cuando a la dureza y recorrido de las teclas de éstos?
    He podido probar ambos y se me hacen muy similares entre sí pero no estoy seguro de como definirlos o qué controlador midi se asemeja más al tacto de estos dos que he nombrado.
  • #12 por creati el 09/12/2016
    #10 no entiendo porque no sacan un teclado como el EMU Xboard61 si ya se sabe como hacerlo, solo sacan ñordos y ñordos. No me lo explico kravronez. Estuve a punto de comprarlo y me quedé arrepentido.
  • #13 por Michelius el 10/12/2016
    Uno de los mejores controladores que he tenido, y despues de probar varios(axiom,keystation,novation remote,launchkey) es el Korg Kontrol 49...lo unico que le echo de menos es que solo sea de 49 teclas.
  • #14 por wmrhapsodies el 10/12/2016
    Y en el rincón de las miniteclas (sacrilegioooo...): Microkey 61, un teclado que parece un chiste pero que da mucho gustito. Sigo prefiriendo esas "Natural Touch" a las full size de la mayoría de teclados de gama baja-media.

    Pero servidor ha pasado de friqui de las miniteclas a simplemente disfrutar de los diferentes formatos. Tentado andaba por alguno de estos que comenta Pablo, pero al final me he "conformado" con pasar del Taktile de 25 al de 49 teclas. La acción es ligera pero no con esa sensación de muelle de los Novation o M-Audio equivalentes. Lástima que Korg no se haya animado de momento a hacer crecer la serie a lo ancho. Un modelo de 61 teclas con faders y potes mejorados (funcionan bien, pero la apariencia es endeble y la resistencia tenue e irregular) estaría pero que muy bien.
  • #15 por wmrhapsodies el 10/12/2016
    Por cierto que está súperinteresante esto que comentan por Synthopia, para añadir a teclados estándar capacidades multitouch:

    http://touchkeys.co.uk/
  • #16 por sonic el 10/12/2016
    Lo que no entiendo es el vacio comercial que hay con los teclados controladores de 76 teclas,apenas existen.
    Es algo que no entiendo como existen todas las rarezas posibles en cuanto a teclados y no uno normal semipesado de 76 teclas.
    No se si esperarme a ver si hay suerte y algun fabricante saca alguno o irme a por uno de 88....
  • #17 por pablofcid el 10/12/2016
    Otra ausencia habitual: un 61 teclas con verdadero tacto piano. El RD64 de Roland es lo más parecido, pero no lo metí porque lleva sonidos.
    1
  • #18 por pablofcid el 10/12/2016
    #11
    No puedo opinar de esos, no los he probado. Igual alguien se anima a contarte qué tal van.
    1
  • #19 por kukoc el 10/12/2016
    #8

    U-Control
    1
  • #20 por pablofcid el 10/12/2016
    #19
    Gracias por aclararlo.
    Y de paso a todos los que estáis aportando opiniones y modelos. Lo veo bien útil para todos.
  • #21 por Inxu el 10/12/2016
    Yo tengo un Novation Remote Sl 61 , y la verdad es que me sobran controles y me falta un teclado mas ¿duro? :desdentado: .
  • #22 por J.MNK el 10/12/2016
    #11 #18
    Gracias Pablo. Sí estaria bien si algun otro ha probado alguno de los dos para aclararme un poco las ideas porque no he encontrado lo que busco por internet.

    Yo tengo un Oxygen de 3ªGen que para lo que me costó de 2ª mano no estä mal pero el tacto se me hace demasiado ligero como mencionas arriba con el mk4 y me hubiera gustado tener encoders en vez de potenciometros y midi Out, pero aun así cumple bien.
  • #23 por TEExpress el 10/12/2016
    Una lástima que "discontinuen" los Alesis, tienen un precio ridiculo y un tacto de piano que a mi personalmente me encantó, aunque no soy precisamente el usuario tipo.
  • #24 por SER01beta el 10/12/2016
    #23
    A que modelo de Alesis te refieres?
  • #25 por danivicen el 10/12/2016
    #23 #24 yo tengo un Alesis V61 y no me gusta nada, la velocidad es de todo menos precisa, si lo que quieres es apretar teclas está bien, pero para intentar tocar algo no sirve
  • 1
  • 2