Sintetizadores

Guía de compra: teclados controladores MIDI de 88 teclas tipo piano

Tras una guía anterior dedicada a controladores de 61 teclas ‘ligeros’, vamos en esta entrega con los pesos pesados. Las 88 teclas y tipo piano. De nuevo sólo revisamos parte de la amplísima oferta. Además, si era importante la prueba personal con cualquier teclado, tanto más en el caso de los tipo piano.

Enfoco la guía más para ayudar al que está pensándose el paso a 88, quizá un poco desconcertado. Los que ya tenéis experiencia en este tipo de teclados no encontraréis mucha información nueva aquí, pero sí podréis aportar vuestro granito de arena con opiniones, sugerencias de otros modelos, etc.

Detalle de un controlador VPC-1
kawai.de

Algunas cuestiones específicas de los 88 teclas

Antes de presentar modelos, podemos mencionar algunas cosas que en este otro enfoque de las 88 teclas es importante conocer. Respecto a criterios muchos de los expuestos en la guía de los 61 teclas siguen valiendo. De hecho algunos de los modelos que mencionaré son extensión a 88 teclas controladores que ya conocemos en formato 61, aunque los teclados que incorporan casi siempre difieren, no son el mismo con más octavas sino mecánicas específicas para el tacto piano.

Recubrimiento de las teclas: el tacto marfil

El recubrimiento de las teclas es para mi gusto una parte importante de las sensaciones al tocar. Hay teclados con teclas brillantes y que exponen a las bravas su material marcadamente ‘plástico’. Hay otros que por el contrario intentan emular el tacto marfil. Se trata de superficies más cálidas, más aterciopeladas al tacto, capaces de proporcionar un mejor agarre y de tolerar mejor el sudor de los dedos, absorbiéndolo para evitar que los dedos patinen por las teclas ligeramente húmedas. Hace cinco años eran excepción estas superficies ‘tacto marfil’ reservadas sólo a modelos de mayor precio, pero afortunadamente a día de hoy se encuentra ese tacto en modelos bastante asequibles. No dejéis de probar algún modelo con este tipo de acabado en la superficie, a riesgo de que os enamoréis de él.

Graded Hammer

El reparto gradual del peso de forma que las teclas sean más ligeras en el registro agudo que en el grave es otra de las cosas que se agradecen, para poder tener unas sensaciones más próximas a las de un piano acústico. De nuevo es algo que ha ido trasladándose cada vez a más gamas y que puede encontrarse hoy a precios no desorbitados.

El pedal sostenido y el ‘half pedalling’

El pedal de sostenido en muchos teclados y sintes es de tipo sí o no. A determinada altura de su recorrido ‘conecta’ el efecto de mantener las teclas aunque las soltemos. Pero en un piano acústico es un pedal mucho más rico. A mitad de su recorrido puede usarse para prolongar el sonido de las notas con una duración que podemos regular. Pisando sólo un poco tendremos una extensión breve de la duración de las notas, y prosiguiendo por el recorrido duraciones cada vez algo mayores. Ese efecto de ‘medio pedal’ tiene mucho uso, para no realizar el emborronamiento que un pedal ‘a tope’ ocasiona ni tampoco tener el sonido ‘seco’ de las notas que mueren tan pronto las soltamos.

Realizar esto adecuadamente exige que el piano tenga una entrada de pedal sustain con capacidad para reconocer y aprovechar pedales continuos, y por supuesto ese pedal continuo, más complejo internamente que el clásico ‘on/off’. Los controladores con half pedalling suelen incorporar ya un pedal adecuado. Debe ser un pedal amplio y con recorrido generoso, pero sobre todo, como no hay un único estándar, tiene que ser compatible con vuestro controlador. El hecho de que se incluya lo garantiza. Si no viene de fábrica pensad en comprarlo o aseguraos de que el que penséis usar sea válido.

Ejemplo de un juego de 3 pedales
kawai.de

Otros pedales

En el piano de cola aparecen junto al pedal de sostenido otros dos. El de sostenuto, que mantiene sonando sólo aquellas notas que están pulsadas cuando se acciona el pedal; y el de una corda que consigue un cambio de timbre puesto que desplaza el mecanismo para que en lugar de percutir sobre las tres cuerdas de cada nota, el martillo golpee sólo una, con un sonido más delgado, más ligero. Generalmente será de interés para los que necesitéis recrear el piano de cola a un nivel de ejecución más completo. Desde luego para un piano rock no suelen tener mucho uso.

La mecánica de emulación piano puede ser muy compleja
kawai.de

El mecanismo de ‘escape’

En los mecanismos de piano acústico suele haber, según hacemos el recorrido vertical al pulsar una tecla, un punto de mayor resistencia a mitad de recorrido. Algo así como si la tecla al principio fuera fácil de mover hasta que llega a ese punto, en el que se resiste más a ser desplazada, pasado el cual se produce el 'escape' y se vuelve a tener cierta ligereza. Esa retención es una ayuda para poder ‘sentir’ mejor qué grado de fuerza aplicamos a la tecla. A la comodidad de una acción ligera para mover la tecla, añadimos el control superior que permite encontrar ese punto de resistencia. Desde él podemos regular mejor un toque suave o fuerte, para matizar mejor.

Sensores de pulsación

Los hay mecánicos, ópticos (sin contacto)… Empezando con los mecánicos, que son los habituales, hay sistemas con dos o con tres sensores. Dos son siempre necesarios: al bajar la tecla se mide el tiempo desde el cierre del primero al cierre del segundo y así se puede estimar la velocidad a la que se ha pulsado la tecla. ¿Para qué tres entonces? Para poder tener una detección algo más distribuida, que no dependa de esas dos posiciones exactas y sobre todo para poder mejorar la detección en el caso de repetición veloz sobre una tecla. Al tocar reiteradamente una misma nota con notas muy cortas la mecánica de la emulación martillo, los pesos, en definitiva las inercias que conlleva el mecanismo hacen que al pulsar la tecla pueda no haber recuperado aún la posición de partida cuando ya estamos volviendo a bajarla. Un sistema con 3 sensores puede reaccionar de acuerdo al sensor alto y al central cuando tocamos desde el reposo de la tecla, pero ante esas repeticiones puede basarse en el sensor central y el bajo, mejorando mucho la velocidad de repetición.

En el caso de sensores ópticos, y dependiendo de la programación que se haya realizado por el fabricante para interpretar sus señales, se puede crear una especie de sensor continuo, que no depende de la posición prefijada de dos o tres sensores, sino que reconoce cuándo la velocidad, aceleración y posición de la tecla son suficientes para implicar un golpe del martillo sobre la cuerda y con qué intensidad.

Pero más que con esta explicación de las tripas, sobre las que nosotros no decidimos, quedaros con la idea de que una de las cosas que conviene probar es lo de la repetición. Veréis que muchos no dan la talla, pero también les pasa a muchos acústicos, si somos sinceros.

Control tipo piano o algo más

Pensad en el uso: si va a ser principalmente para piano quizá os interese pensar en la compra de un piano electrónico portable / de escenario con sus propios sonidos, al menos para simplificar el tinglado en vivo. Si va a ser para usarlo como controlador, para a ser importante considerar qué controles adicionales ofrece. En particular, si va a ser vuestro controlador principal puede ser necesario que cuente con rueda de pitch bend y de modulación… algo que en los controladores puros será frecuente pero que en los pianos de escenario no siempre aparece, al menos en los de precio más ajustado.

Ojo al peso global

Muchos de ellos tienen un peso que más vale no mover sin ayuda de una segunda persona salvo que no tengáis aprecio a vuestra espalda. Pese a ello, para instalación fija, y si os lo podéis permitir también sobre el escenario, qué queréis que os diga, es un gustazo disponer de las 88 teclas y también del teclado con sensaciones, peso y reacciones de tecla de piano, y el mayor control que ofrece para matizar. Normalmente los mecanismos con algún tipo de acción martillo empiezan a partir de los 14 o 15 Kg. y los más ambiciosos se elevan hacia los 30 Kg. para poder aportar escape, graded hammer, teclas más largas por dentro, etc.

¿Necesitas atril?

Otra cuestión que quizá debas considerar: la presencia o no de un soporte para partituras. Aunque suele venir incluido como estandar en pianos de escenario, en el caso de los controladores puede ser una opción aparte o incluso no existir.

Edición de la respuesta a la velocidad

Un controlador va a ser usado con diferentes fuentes a lo largo de su vida. Por eso, y a pesar de que los módulos de sonidos, plugins, etc. que vayas a disparar cuenten con opciones para modificar la respuesta a la velocidad, puede ser muy útil que el propio teclado aporte alguna variedad en ese sentido. Desde elegir entre un pequeño grupo de respuestas (desde las 'soft' a las 'hard') hasta permitir un diseño personalizado al extremo como en esta figura tomada de la información sobre el VPC-1 de Kawai:

Curvas de velocidad personalizables en VPC-1
kawai.de

Algunos modelos

Nos centramos en controladores, esto es, teclados 'mudos' sin sonidos internos. Por debajo y no digamos ya por encima de 1000€ hay muy buenos pianos electrónicos portables que pueden servirnos como controladores pero que además llevan ya sus propios sonidos y que aquí no aparecen, pero que también pueden ser interesantes salvando el hecho de que no tendrán esa orientación al control y posiblemente carecerán de las tradicionales ruedas de pitch bend y modulación.

A propósito he dedidido limitarme a un precio máximo de 1000€, que veo ya alto para un estricto controlador, sin sonidos internos, y ante el que muchos posiblemente prefieran invertir en un piano de escenario. Controladores puros por encima de 1000€ hay, pero pocos y muy específicos. Por ejemplo los Doepfer LMK2+ 88GH y LMK4+ 88 que continúan el la línea de controlador con flightcase incorporado del PK88 GH que sí presentaremos, pero con mayores funciones de control, o el Kawai VPC1 que contiene la máxima expresión de un teclado electrónico por parte de Kawai, incorporando las mismas largas teclas madera que la marca usa en pianos de cola para garantizar un toque lo más próximo posible a ese objetivo de la sustitución del piano real.

Menos de 500€

Hay varios modelos por debajo de la cota de 500€, pero sólo en la parte alta de este recorrido encontraremos mecanismos de emulación del tacto piano avanzados. En los demás, más bien sistemas relativamente sencillos de lastrado que entregan un peso y resistencia algo mayor que en los teclados ligeros y si acaso la cuestión del peso diferenciado a lo largo del teclado más ligero en agudos (‘graded hammer’ y equivalentes).

KeyStation 88 MkII
m-audio.com

Está por ejemplo el M-AudioKeystation 88 MkII (<200€). Su precio sería interesante incluso para un 61 teclas. En la guía sobre los controladores ligeros de 61 teclas un par de personas mencionaron el modelo de 88 en comentarios y en sentido bien favorable. Probé en su día la versión anterior, y no encajaba mucho con mi gusto personal. Me parecía un quedarse a mitad, en tierra de nadie. Ni la sensación ligera y ágil, ni el grado de control que permite un mecanismo más avanzado. Pero con todo, a ese precio y pese a no contar apenas con controles, es difícil no sucumbir a la tentación de las 88 teclas. Sencillamente probadlo para ver si os encaja con vuestros objetivos. Además es de los más ligeros que encontraréis, con un peso de <8Kg. Cuesta más llevar la compra de los domingos sin necesidad de ser familia numerosa. No renuncia a contar con MIDI Out en DIN 5 puntas además de la conexión USB-MIDI que es class-compliant. Tiene entradas para pedales de sustain y volumen, las dos ruedas y una pequeña sección de botones para control del transporte de un DAW.

Swissonic Control Key 88
thomann.es

Un poco más allá Swissonic Controller Key 88 (250€) es la versión 88 teclas de un teclado exclusivo de Thomann que ya vimos en modelo de 61. Aluminio en el chasis y abundancia de controles y presencia de aftertouch, pero por lo demás un teclado que lógicamente a este precio (250€) tampoco incorpora un mecanismo de emulación de piano propiamente dicho. Pero la generosidad de controles, para quien los vaya a aprovechar y no quiera/pueda invertir mucho más en un 88 teclas lo hace atractivo.

Impact LX88+
nektartech.com

Nektar Impact LX88+ (aprox. 300€) no llega a ofrecer todavía un teclado con mecanismo de piano. Básicamente el aspecto, la extensión y ciertamente un peso algo más elevado que el de un teclado ultraligero, pero sin las sensaciones complejas de una imitación piano real. Os remito a lo dicho en la guía de modelos de 61 teclas. Abundantes controles y como es propio de Nektar una integración de control DAW que no se limita sólo a los clásicos controles de transporte sino que llega más allá, a costa de exigir sus propios drivers.

Oxygen 88
m-audio.com

M-Audio Oxygen 88 (375€) ofrece un teclado algo más ambicioso y que desde luego me gusta bastante más que el del M-Audio KeyStation, respecto al que también incorpora un nutrido juego de controles y posibilidad de configurar zonas con splits/layers para usarlo como teclado master ante sintes y módulos externos. Algo para lo que resulta esencial el que lleve el conector MIDI Out en DIN, que no estaba presente en la versión de 61 teclas y que era mi principal objeción a ese Oxygen 61. Sus 21 kg. y en general su envergadura hablan de un teclado que ya sí tiene ciertas pretensiones en cuanto a tacto piano con peso graduado a lo largo de todo el registro.

I2 stage 88
miditech.de

Miditech i2 stage 88. El mayor precio no es porque progrese en la calidad del teclado más allá de los anteriores, todo lo contrario: vuelve a un teclado relativamente ligero. Su aportación es contener una fuente de sonidos GM y EMU interna que casi nos llevaría a sacarlo de esta recopilación, si no fuera porque incluimos a su hermano de 61 teclas, que sí era estrictamente mudo, en la guía anterior.

SL88 Studio
studiologic-music.com

Studiologic SL88 Studio (450€) nos devuelve al terreno de los puros controladores. Un teclado con ambiciones de recordar al de un piano, quizá con un recorrido algo uniforme al bajar tecla, sin que haya presencia de una sensación de mecanismo de escape. Eso sí, por lo demás es un tacto útil, partiendo del Fatar TP100LR, e incluye juego de tres sensores en cada tecla. Como deja ver claramente la fotografía no es un teclado para quienes desean infinidad de controles, sino para quienes quieren expresar desde las teclas más que desde los potenciómetros. Eso a pesar de contar con 3 joysticks, algo prácticamente inaudito, pero que no puede rivalizar con otros que aportan decenas de controles. Pero esos controles más su juego de hasta 4 pedales conectados pueden ser suficientes para muchos y siempre podríamos añadir nuestro controlador puro preferido. Quizá este SL88 Studio lo noto con más exigencia de fuerza al tocar que el SL88Grand, lo cual no es ni mejor ni peor porque hay preferencias en ambos sentidos según los usuarios, pero sí algo a tener en cuenta si al probarlo os encontráis añorando un tacto un poco más ligero.

Entre 500 y 1000€

Entrando en esta gama de precios, se demuestra que los controladores puros son un producto de menor tirada que los pianos electrónicos. Es posible encontrar pianos portables con estos mecanismos de teclado equiparables a los de estos controladores incluso a precio inferior. La decisión por tanto se complica, dado que podrían entrar en el mismo presupuesto varios pianos 'con sonido' y no meros controladores.

A-88
roland.com

Roland A-88 (750€): Su tacto marfil, el peso graduado y la presencia de mecanismo de escape son dos puntos que lo hacen para mi gusto bien agradable y que coinciden con lo que encontramos en algunos de los pianos Roland. Pero concebido como controlador, no le faltan el joystick de pitch bend y modulación , más el haz invisible D-beam y entradas para un juego completo de 3 pedales, aunque no sea un teclado generosísimo en controles. Cuenta con MIDI Out y USB-MIDI, siendo este class-compliant (ok para iPad). Incluso puede alimentarse desde USB. Es un ejemplo de lo que decía antes: el Roland FP-30 es un piano electrónico portable completo y muy decente que tiene un teclado semejante (marfil y escape, aunque sin peso graduado) y a precio incluso inferior. Eso sí, olvidaos en el FP-30 de encontrar un joystick para poder hacer pitch bend.

KeyLab 88
arturia.com

Arturia KeyLab 88 (800€): muestra de otra filosofía, en la que prima la cuestión del control. El recorrido de la tecla es uniforme (sin escape), el tacto no es tipo marfil sino plástico, pero como controlador ofrece un ramillete bien amplio de encoders, pads, faders y pulsadores. Y como ya dijimos de su hermano de 61 teclas, la estética y el software incluido son otras de sus bazas hacia el colectivo al que apunta, muy interesado por los sintetizadores.

SL88 Grand
studiologic-music.com

Studiologic SL88 Grand (800€): Semejante en funciones al ya mencionado SL88 Studio, en este caso la tecla es de cuerpo de madera con recubrimiento de marfil (usa el TP40Wood de Fatar), y aporta una sensación algo más ligera, exigiendo menos fuerza que aquel. La primera vez que lo probé no era consciente de que su tecla fuera un cuerpo sólido de madera, así que no se puede pensar en que tuviera un efecto 'placebo' que me predispusiera a su favor frente al SL88 Studio. Pero realmente el tacto de este SL88 Grand me gustó y mucho, a pesar de que nunca he sido a priori un defensor de partida de los teclados con tecla madera. Lo que sí ayuda es el reparto homogéneo del peso de la tecla posible con ese cuerpo macizo, cosa que otros más simples no contemplan dado que cargan un peso concentrado en el extremo final de la tecla.

PK88
doepfer.de

Doepfer PK88 GH (850€): un teclado que va embebido en su propio flightcase por lo que está muy enfocado al uso en directos. Personalmente me echa para atrás el que su tecla blanca sea tan marcadamente plástico, y en general lo he encontrado demasiado sensible, con muchas ganas de lanzar los niveles altos de velocidad y menos amigo del toque ‘piano’, aunque eso puede ser un plus a loa hora de lidiar en un escenario ruidoso plagado del ensordecedor sonido de guitarras distorsionadas y baterías. Es además espartano en controles. Pero para quien esté todo el día viajando puede resultar una forma compacta de resolver la presencia de un control de 88 teclas con su maleta incorporada en poco espacio.

Komplete Kontrol 88
native-instruments.com

Native Instruments Komplete Kontrol 88 (900€): como teclado en sí no es de mis preferidos, por culpa especialmente de no tener tacto marfil, algo que llegando a estos precios preferiría. Pero su argumento atractor sigue siendo, como en los modelos de menos teclas, la integración con Komplete, DAWs y todo tipo de plugins, ofreciendo los nombres y valores de cada parámetro en las pantallas que incluye, así como el uso de LEDs multicolor sobre las teclas para aportar información de zonas o de teclas con funciones especiales. En definitiva, para quien haga uso intensivo de plugins en escena o en estudio, esos pluses tienen su valor.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por Klaus Marine LePen el 19/12/2016
    El Miditech i2 stage 88 me llamó la atención porque parece que lleva el mismo chip sintetizador que el EMU Long/Shortboard (lo supongo por el set de sonidos, 64 del EMU Vintage y un set GM, lo mismo que los otros teclados)... pero por más de 400€ hay otras opciones bastante más interesantes.
  • #2 por divalenz el 19/12/2016
    Que tal es el Akai MPK88? Alguien tiene experiencia con ese controlador?
  • #3 por Hugh el 19/12/2016
    Genial aporte, aunque me hubiese gustado que no pusieses el corte de 1000€ para poder centrarnos en la versatilidad o calidad de todas las opciones de teclados controladores 88 teclas SIN sonidos internos, puros controladores.
  • #4 por pablofcid el 19/12/2016
    #3
    No hay tantos por encima de 1000€. Como mencionaba, me venían a la cabeza los Doepfer orientados al músico viajero, y el Kawai VPC-1 al pianista más clásico. En el VPC el mecanismo es excelente, más que una emulación del teclado de piano de cola es una traslación de un teclado de piano de cola hacia un controlador electrónico, para el que además muchas terceras partes que comercializan software/bibliotecas de sonido piano han creado plantillas de respuesta a la velocidad optimizadas (aunque creo que eso es siempre algo personal, en donde el usuario debe intervenir y terminar de perfilar lo que le resulta cómodo, incluso con perfiles distintos según el tipo de música que vaya a ejecutar).
  • #5 por BlahBlah el 20/12/2016
    #4

    Te dejas los Lachnit de los que precisamente estos días hablábamos en el hilo de pianos digitales:

    https://www.hispasonic.com/foros/teclado-piano-verdad-condiciones/103892/pagina106#post4339266
  • #6 por rod_zero el 20/12/2016
    Esta es una categoría donde los controladores ofrecen poco valor por el costo en cuanto a las teclas, es mejor opción comprar un piano digital Casio Privia, Yamaha, Roland o Kawai.

    Todas las demás marcas usan teclas Fatar (y en algunos casos alguna acción de muy mala calidad como los maudio) en alguna de las 3 versiones que ofrece la marca, pero todos son similares. Personalmente que esta acción Fatar es cara comparada con la calidad que Casio, Roland o Kawai ofrecen en sus pianos digitales desde los 500 euros o dolares.

    Los mejorcitos serían el Roland A88 o el Native Instruments S88 por la integración, pero preferiría invertir en el Roland FP30 o el Kawai ES100.
  • #7 por pablofcid el 20/12/2016
    #5
    Ojiplático me dejas. Tanto por especificaciones como por precio. Por tener tienen hasta un controlador piano de 97 teclas...
    http://www.flkeys.at/OrderEng.html
  • #8 por sonic el 20/12/2016
    Y el studiologic Acuna?
  • #9 por BlahBlah el 20/12/2016
    #7

    Pues porque detrás de Lachnit está la mano de Bosendorfer (al parecer una colaboración con Fatar) y se da la circunstancia de que Bosendorfer tiene un piano de cola (el modelo Imperial) con 97 teclas (que no sé yo pa qué, pero en fin...).
  • #10 por Albin Nox el 21/12/2016
    Yo tengo el Fatar 1100 y me ha ido bien, el tacto y y la durabilidad muy bien. Ya llevo con él más de 15 años y su estado es magnifico. Pero el día que deje de funcionar correctamente mi decisión estará en un Kawai es el que más se acerca a un piano real.
  • #11 por japovaz el 21/12/2016
    Yo llevo desde el año 2000 con la serie K...X de Kurzweil y no los cambio por nada... de hecho tengo 3...
  • #12 por Mikolópez el 21/12/2016
    #7 97 teclas dan mucho juego...
    Que yo sepa el recurso de notas tan graves es más para un asunto de resonancia que de repertorio. El Bösendörfer que tuve la suerte de tocar alguna vez llena la sala con un do mayor y el pedal forte pisado.

    Opino como ya habéis comentado casi todos, incluido Pablo. Se hace raro pagar por una tableta sin sonidos cuando por el mismo precio los tienes sonando... yo me decidiría por propuestas así cuando las opciones soft o módulo sean realmente completas. Keyscape muestra ya un nivel muy alto respecto a opciones en hardware, eso de las repeticiones de tecla, el muestreado tan preciso da que pensar que en el futuro iremos con sonidos en el bolsillo enchufando controladores en cada plaza...
    2
  • #13 por BlahBlah el 21/12/2016
    #11

    Yo también tengo uno de esos Kurzweil.

    Pero también tengo un Kawai, y considero este último superior a años luz de distancia.

    El próximo que compre volverá a ser un Kawai actualizado.
    1
  • #14 por dreamtopia el 21/12/2016
    No conocía el Kawai VPC-1 y la verdad es que se me han puesto los colmillos de punta. Me pregunto si merecería la pena vender un Kawai MP-9000 (no utilizo sus sonidos) y cambiarse a este modelo... :-k
  • #15 por BlahBlah el 21/12/2016
    #14

    No hay color. Aunque por muy poco más te recomiendo el Kawai MP-11, mismo teclado del VPC-1 y sonidos muy limpios y perfectamente calibrados con la parte mecánica (algo que nunca tendrás al 100% con un VST y un controlador MIDI).

    Para mí el MP11 es el mejor piano de escenario existente.
    1
  • #16 por pablofcid el 21/12/2016
    Pues mikolopez vende uno en hispa (MP11). Mejor quitádselo antes de que me tientes y pique.
  • #17 por Hugh el 22/12/2016
  • #18 por BlahBlah el 22/12/2016
    #16

    Lo tengo fichado, no creas... lo que pasa es que yo ya tengo uno en casa.

    En directo llevo el Kurzweil porque pesa como 10 kilos menos que el Kawai.
  • #19 por Mikolópez el 22/12/2016
    #16 Ya que estamos me hago promo... :desdentado:

    El MP11 es fantástico de tacto y su sonido sin ser de los mejores reacciona muy bien al toque del instrumento (de esto nunca se habla, pero grandes sonidos de VST con ciertos teclados pierden mucho por lo inverosímil de su reacción... o es impresión mía).

    Los tres sensores son una ventaja para el propio sonido del Kawai, pero hay que tener también un buen VST, que responda a dicha tecnología. Me consta que con el sonido del Nord Stage va muy bien, y se notan sonidos de mecanismo, pedales, resonancia de la caja, etc.

    Yo recomiendo el teclado de Kawai (siempre me gustó, admito), pero si no se va a mover de un rincón de la casa, las opciones "domésticas" (CA) son mejores que una "portátil" (que es, en el fondo, a lo que aspira el MP11, a ser transportado). Si uno gira con una estrella va a poder permitirse subir al escenario tantos quilos de teclado. Aunque yo, por ejemplo, no lo he sacado de casa desde que entró por la puerta.

    EL MP11 tiene voluntad de teclado de escenario/estudio, no hay duda, por lo que al final uno hace por cargarlo, como yo cargué años sendos Yamahas P150 y P200 a más de un bolo de pianista. Sólo creo que hay edades que ya no están para arriesgar la espalda, y hay bolos cuyo caché no es como para andar regalando la salud.

    Una ventaja sobre un doméstico de la misma categoría sería el precio del mueble y el tipo de acabado. Los 300€ de más de un CA67, p.e., se los puede uno ahorrar con el MP11. Yo lo tengo sobre dos mesillas de Ikea de las baratas, porque la altura a la que me queda la tecla es la óptima con ellos, y porque tengo cajones a cada lado con material de "oficina" musical: partituras, lápices, papelería varia, cables, herramientas, etc. (otra ventaja, si se quiere considerar, de no llevar mueble...).

    Buen review, Pablo, que no te había dicho nada y este artículo tuyo es ya de referencia! Lo he enlazado ya unas cuantas veces!
  • #20 por pablofcid el 22/12/2016
    #19
    Gracias. Estos los hago siempre con cierto temor por si los pros más pros me atizáis (aunque sea siempre por vuestra parte con educación y buena voluntad de ayudar a dar la mejor información, no dejéis de hacerlo). Si te ha gustado me regalas un alivio para disfrutar esta noche. :-)
  • #21 por pablofcid el 22/12/2016
    Por cierto, otro guiño que os hago a los pianistas más sesudos es la foto de la guía de pedales sustain que acabo de lanzar.

    https://www.hispasonic.com/reportajes/guia-compra-pedales-sustain-para-teclados/42499

    No dejéis de ver esa foto y sobre todo de pasar a ver el instrumento original en el Museo de Instrumentos de Bruselas, que es por cierto visita interesante para cualquiera de nosotros. Todo tipo de instrumentos y de toda época, dentro de un edificio que en sí mismo merece acercarse, muy en la línea industrial de la Torre Eiffel.
    1
  • #22 por Tecladista el 24/12/2016
    El viejo Kurzweil K2600XS, que es un workstation, sampler, tiene una interfaz muy completa como controlador, lo recomiendo para estudio y en estos tiempos si se encuentra uno bien cuidado y a buen precio vale la pena. Yo conservo el mío desde 2005

    También hay algunos Casio y Yamaha de 88 teclas, que son más enfocados a el estudio de piano en casa, pero tienen opciones USB y Midi muy interesantes para usarlos como controladores.
  • #23 por Eddy Martell el 05/02/2017
    Una pregunta. A costa de tener que usar los controles desde el ratón/teclado del ordenador y perder el joystick de pitch/modulación, ¿se puede usar un piano eléctrónico como el Roland FP30 con un DAW para tocar los sonidos de un sinte virtual?

    ¿Qué alternativa (si la hubiera) con controles y teclado del tacto del PHAIV (el que lleva el FP-30) sugerís? Para mí el teclado es la característica principal y no quisiera algo de menos calidad.

    Saludos.
  • #24 por pablofcid el 06/02/2017
    #23
    Tal como dices, salvando el que no tienes las ruedas (que puedes añadir con cualquier otro controlador pequeño) valdría perfectamente. Y ya que estamos, como dices, también para mi el tacto del teclado de los Roland hace ya tiempo que es uno de los que me gusta mucho, aunque estos últimos 4-5 años todo el mundo se ha puesto las pilas y están llegando teclados muy agradables en gamas que ya no son las de mayor precio (como ese FP-30 que comentas). Tengo el LX-10 y el FP-7F y tan feliz, aunque uno de ellos me sobra ahora por tema de espacio.
    1
  • #25 por Erbmonut el 18/02/2017
    Pregunta de ignorante recién apuntado al foro: ¿Para qué son las ruedas de "pitch bend" y de modulación?
  • 1
  • 2