Grabación

7 decisiones básicas a las que se enfrenta todo productor

Productor musical

Antes incluso de empezar con un proyecto musical, hay un número de decisiones básicas que todo productor debe enfrentar para ponerlo todo en marcha. Este extracto del Music Producer’s Handbook ilustra las muchas consideraciones que debe dirimir un productor en un proyecto típico, aún antes de llegar al estudio de grabación. Muchas se aplican a la grabación de bandas, pero también pueden valer para los productores de beats y loops.

1. ¿Quién será el ingeniero de sonido (o ingenieros)? La elección del ingeniero es crítica para el proyecto y, como en muchos otros aspectos de la producción, no es algo en lo que debas racanear. Un gran ingeniero es tu cobertura de seguridad; él hará que las cosas suenen genial incluso con equipamiento de bajo nivel, te dará consejos técnicos útiles, e incluso sugerencias de producción cuando necesites otro punto de vista.

Muchos proyectos tendrán un ingeniero de calidad para las bases y la mezcla, y alguien de menor nivel para overdubs, pensando en ahorrar. Aunque este planteamiento puede funcionar, la continuidad que da el tener el mismo ingeniero para todo hará que la calidad sea uniforme y, realmente, ahorrará tiempo y dinero, ya que pueden darse confusiones cuando distintos ingenieros manejan los mismos proyectos.

2. ¿Hará falta alquilar material? Incluso el estudio de grabación más equipado probablemente no tendrá algo que quieras o necesites para tus sesiones, ya sea un equipo esotérico o simplemente algo que ves esencial para obtener "tu sonido". Asegúrate de planificar por adelantado cuándo necesitarás el alquiler y organízate. Un ejemplo puede ser el alquiler de un piano de cola o un órgano Hammond: querrás utilizarlo tan pronto llegue, en vez de gastar tiempo de alquiler simplemente mirándolo sin usarlo.

3. ¿Cuál es el mejor momento del día para grabar? Esta puede ser una pregunta con segundas. Mientras que muchas bandas querrían empezar temprano para estar frescos, muchos cantantes no se sentirán preparados hasta que avance el día. Aunque sólo necesites una toma vocal de guía para ir grabando las bases, no querrás que el cantante lastime su voz o se sienta incómodo, y aquí está el dilema: no te interesa empezar a grabar demasiado tarde, ya que acabarás con todo el mundo quemado y puedes perder la ventaja de unas horas de estudio por las que ya has pagado.

Aunque empezar la sesión a las 10 de la mañana puede que no funcione, intenta no empezar más tarde del mediodía si es posible. Muchos músicos quieren o necesitan estar en casa a una hora razonable para estar con sus familias, y trabajar muy tarde de noche puede trastornar tu reloj corporal si no estás acostumbrado.

4. ¿Harán falta músicos adicionales? Una vez más, es mejor planear estas cosas por adelantado todo lo que puedas, por que así podrás organizar a los otros músicos según sea necesario. Cuanto más músicos necesites tocando a la vez —por ejemplo, una sección de cuerdas o metal—, más tiempo de adelanto necesitarás para contratarles.

5. ¿Qué formato y qué frecuencia de muestreo? Aunque es posible que quieras tirar de cinta analógica para lo básico, es muy probable que en algún punto del proyecto vuelvas a la comodidad y flexibilidad de un DAW. La elección de profundidad de bits y frecuencia de muestreo puede resultar crítica para los problemas que te puedes encontrar después.

6. ¿Cuál será el orden de grabación? Esta es una de las decisiones más estratégicas que un productor puede tomar. A muchos les gusta empezar con algo relativamente fácil, para que la banda se sienta cómoda y gane confianza en su ejecución. Cierta escuela de pensamiento dice que la canción más difícil debe grabarse justo después del primer tema fácil, para abordarla cuando estás fresco y dejar abierta la posibilidad de volver sobre ella más tarde si hace falta.

7. ¿A qué estudio o estudios irás? Es perfectamente posible que vayas a más de un estudio para grabar tu proyecto, como es norma hoy por hoy. Por lo general, utilizarás un estudio con una sala lo bastante grande como para grabar baterías, y luego te irás a otra más pequeña y barata para los overdubs; luego acabarás en otra totalmente distinta para la mezcla.

Si quieres que tu proyecto concluya a tiempo y dentro del presupuesto, tómate un rato para pensar sobre todo esto antes de tu primera sesión.

Bobby Owsinski
EL AUTOR

Bobby Owsinski es un veterano de la industria de la música que ha trabajado en más de cien producciones y da cursos en Berklee College of Music, Trebas Recording Institute, Nova Institute y Lynda.com. Varios de sus 24 libros, como Mixing Engineer’s Handbook y The Recording Engineer’s Handbook, están entre los más vendidos del sector. Web de Bobby Owsinski.

¿Te gustó este artículo?
13
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar