Magacín

Los 72 discos de Pearl Jam

Seth Godin

El negocio musical consiste en interrumpir a extraños saciados con noticias sobre acontecimientos demasiado similares entre ellos, todos intentando romper el Top 40. El noventa y siete por ciento de los discos pierden dinero, principalmente porque el modelo está roto.

Por supuesto ésta era una estrategia brillante en 1962. La gente estaba hambrienta de música. Los vendedores necesitaban más títulos para sus estanterías. Las cadenas de radio necesitaban más material, y los coleccionistas más discos. Anunciarse, ya sea en la radio o en carteles en las tiendas era muy efectivo. Ya no lo es.

Virtualmente todo lo que ahora tiene éxito en el panorama musical es el resultado de la suerte ciega, y de sólo un poquito de talento. Una banda, o su marca —N. del T. Band y brand en el original— captura el interés de un pequeño grupo dispuesto a hablar sobre ella, se lo cuentan a sus amigos, y de repente ya tenemos un hit. En lugar de aceptar que esto ahora es así, la industria musical sigue intentando fabricar éxitos a la antigua usanza.

Excepto Pearl Jam, que le han pillado el truco. Y por eso se imponen. En el pasado trabajaron duro y tuvieron suerte. Grabaron algunos éxitos y se hicieron populares. Entonces, en lugar de pretender que podrían volver a hacerlo una y otra vez, se engancharon al núcleo de su audiencia y desarrollaron otro sistema.

Si eres fan de Pearl Jam seguro que sabes que entre 2001 y 2002 la banda editó setenta y dos discos en directo, y todos disponibles en su sitio web. Ya no intentan interrumpir a los extraños, sólo venden a los ya conversos. Pearl Jam saben que una vez que ya tienes permiso para hablarle a alguien, es mucho más fácil venderle algo. Saben que el esfuerzo para venderle algo a esta audiencia es relativamente minúsculo. Así que esos setenta y dos discos han dado beneficios. Lo mejor de este flujo de beneficios es que algunos están tan encantados con tanta cantidad de buena música que no tienen inconveniente en adoctrinar a sus amigos. Y así, el Universo Pearl Jam se expande. Buenos fans que traen nuevos fans y viejos fans que siguen al tanto porque no les quedan más narices. No hay goteo de clientes porque las banda les cuida constantemente con nuevo material de calidad.

Lee también

musica rock industria marketing pearljam

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar