Magacín

Llegada a Los Angeles y primer día en el NAMM Show

En directo desde el avión

[ Viene de Escala en Nueva York ] De la parte del vuelo Nueva York-Los Angeles creo que no hace falta decir mucho, porque los que estuvierais atentos veríais que, en un alarde de tecnología, Xavi nos televisó haciendo uso de su Mac, su iPhone y el acceso a internet por wifi del avión (de pago, que ahí no dan nada). La verdad es que fue algo bastante curioso, y no sé siquiera si esto se habrá hecho antes en algún otro medio español, pero la sensación de ser un poco pioneros no nos la quita nadie.

Con eso se hizo el viaje más corto, cosa bastante de agradecer, porque excepto alguna salvedad, no había nada demasiado interesante que ver desde el avión.

Cerca de Los Angeles

Llegamos a Los Angeles, con otras 3 horitas de cambio horario a sumar a las 6 que nos habíamos puesto en Nueva York. Tras un rato esperando a las maletas y luego esperando al coche de alquiler, paramos a comer y vamos hacia Anaheim. Ahí, carreteras para aburrir.

Carreteras de Los Angeles

La verdad es que los americanos son muy correctos conduciendo. A veces, incluso desdesperadamente correctos, porque parece que necesitan una invitación formal para incorporarse a un carril.

Llegamos a nuestro hotel, el Rodeway Inn, dejamos el equipaje, y tiramos hacia el NAMM para coger las acreditaciones. De ahí, nos vamos a Los Angeles, a Sunset Boulevard, a ver un poco lo típico de allí, aunque por el camino ya se nos hace de noche.

Allí está Hollywood, las estrellas de famosos en la calle, edificios que parecen decorados de cartón-piedra, una iglesia de la Cienciología...

Una vez allí, como tampoco hay mucho movimiento -porque al hacerse de noche refresca-, cenamos unos trozos de pizza en un garito con una pinta algo extraña.

En el italiano

De ahí nos dirigimos de nuevo al aeropuerto para recoger a Vanessa, que llega esa misma noche y va a estar trabajando con Xavi para cubrir el NAMM. Por el camino, como se puede apreciar en la foto, nos cayó un rayo que casi nos deja fritos en el coche:

¿Rayo?

Que no, que es broma. Es que me puse a hacer experimentos con la cámara en el coche, pero mola, ¿eh? :-D

De vuelta al hotel a dormir, que al día siguiente empieza el NAMM (!!!).

Nos preparamos y vamos al NAMM dando un paseo, está cerca. Allí ya quedamos para vernos después y hacemos cada uno la guerra por nuestra cuenta, porque aunque yo estoy de turismo, mis compañeros vienen para trabajar, así que yo, mientras, veo instrumentos, cacharrería, actuaciones en vivo...

El mayor problema para alguien con mi sentido de la orientación es que en ocasiones no sabía en qué parte exactamente estaba, y había que andar echando mano del plano. Lo bueno, que siempre hay algo interesante.

La principal desventaja de ser yo el que lleva cámara es que salgo en pocas fotos, así que aquí he puesto una mía. Porque yo lo valgo.

Miguel

A continuación, una foto de los reporteros hispasónicos cuando nos vemos durante el almuerzo:

Cuando se acaba esto (cerraban a eso de las 18:00), reposamos un poco en las habitaciones, y salimos a cenar. Imposible pillar mesa por la zona, ni tampoco siquiera hacerse un hueco para tomar unas cervezas. Nos apuntan y, mientras esperamos, buscamos alguna alternativa, pero está todo igual o peor que en el sitio en el que nos apuntaron, así que una hora larga más tarde volvemos a donde empezamos.

Conseguimos pillar un sitio por la barra, y ya, con una cervecita en la mano, la cosa se ve mejor. Mientras cenamos se comentan las mejores jugadas del día, tratamos de picarnos los unos a los otros (cómo le gusta a Lluís dar cera...), y se acaba un día largo e interesante. Mañana más y mejor.

[ Sigue en NAMM Show y Los Angeles Lakers ]

¿Te gustó este artículo?
0
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar