Grabación

Mezclar una canción en una hora: el dilema entre calidad, tiempo y dinero

Llevo 30 años aprendiendo a mezclar, y digo aprendiendo aunque mis mezclas acumulan cientos de millones de escuchas. El año pasado pasé por una gran crisis personal: un problema de salud y más de tres meses sin poder dormir perjudicaron gravemente mi rapidez, y ahora me explico.

Cuando llegas a mi edad y aún trabajas haciendo la música que escuchan gente casi 30 años menor que tú es que has conseguido ser vigente y matener un buen equlibrio entre el tiempo que tardas, el precio y la calidad que ofreces, porque en una profesión tan competitiva este último parámetro es el decisivo: cobres lo que cobres, tardes lo que tardes, la calidad tiene que ser "la máxima posible".

Además, hoy en día el juez inapelable se llama "Spotify" (o Tidal, o Apple Music) y tu canción suena después de una de Ed Sheeran y antes de otra de Bruno Mars, y a nadie le importa que eso lo haya mezclado Serban Ghenea cobrando 10 veces más que tú, o que en la producción estuvieron implicados los mejores del mundo en los mejores estudios, con los mejores medios y suficiente tiempo: es una canción y debes ser competitivo, punto.

Entonces, a mis casi 45 años me doy cuenta que hay una variable que ha cambiado: mis problemas de salud han afectado a lo que tardo y que necesito más tiempo para no perder calidad, porque nadie me va a pagar más (ni a mí, ni a nadie, claro) y tengo la agenda llena por los siguientes tres meses.

Por haceros el cuento corto y porque, como digo arriba, a Spotify no le importa mi vida, ya estoy recuperado y en mi tiempo libre estoy probando cosas nuevas que me hagan ser más rápido. Hace años ya implementé alguna, gracias mi aprendizaje con Manny Marroquin: escuchar más y pensar menos, y esto ya me hizo dar un salto importante en mi forma de trabajar Pero lo último que he probado es mezclar en una hora una canción que NO he escuchado nunca y ver qué pasa.

Para los menos pacientes:

Original: MP3

Resultado:

He hecho varias mezclas de una hora y el resultado es curioso: nunca están tan pulidas, pero todas son tan interesantes y competitivas como cuando tardaba más, tomo mejores decisiones, me arriesgo más, uso menos plugins, me dejo llevar por mi creatividad y siento más la canción. Y esto se ha trasladado a mi trabajo diario, haciendo las mezclas que más me gustan de mi carrera.

La canción del vídeo fue la segunda que mezclé (la primera no la puedo publicar por copyright) y no la había escuchado en mi vida, salvo brevemente el estribillo de la web de Mike Senior. Cuando la escuché pensé que el sonido era un poco aburrido, así que ideal para dejarme llevar, y el resultado ahí lo tenéis.

¿Voy a mezclar todo en una hora? Pues lo cierto es que no, porque me gusta pulir ciertas cosas y, además, considero que dejar pasar algo de tiempo y revisar lo que has hecho y retocar algún detalle mejora el resultado, pero ir más rápido, sientiendo más la canción y pensando menos en ella ha sido revulsivo.

El artista: https://marcellason.com/

El multitrack: https://www.cambridge-mt.com/ms/mtk/#MarcEllason

Mezcla original: https://previews.cambridge-mt.com/UpsideDown_Full_Preview.mp3

Mi mezcla: WAV

Mi web: Antonio Escobar

¿Te gustó este artículo?
30
Comentarios

Regístrate o para poder comentar