Magacín

El CD más caro del mundo

Como no podía ser de otra forma, esta noticia viene de Japón, vía What Hi Fi.

JVC está lanzando una colección de discos compactos de ultralujo, a 180 mil yenes cada CD (unos 1.400 euros).

Sí, está bien escrito: € 1.400 cada CD (el CD, no el reproductor, el disco con la música impresa adentro).

¿Y qué tienen de especiales estos discos? En principio, que utilizan un sistema llamado CrystalDisc, desarrollado por la compañía Memory-Tech, en el que un cristal especiamente templado sirve de capa base del CD, sobre el cual se imprime la data, y luego se finaliza el proceso con una resina endurecida con rayos ultra violetas. Luego, el metal que se utiliza para la superficie reflectante es oro, y no aluminio.

Los discos son masterizados usando el proceso K2HD de JVC, que involucra una atención casi obsesiva a los detalles en cada etapa del proceso, y sólo pueden ser armados manualmente, con lo cual, según dice JVC, no hay posibilidad de roturas como puede ocurrir en el proceso industrial de realización de discos comunes.

La gente que desarrolló la tecnología CrystalDisc asegura que estos discos suenan mejor que los convencionales, ya que son más fáciles de leer para los reproductores, lo que implica menos errores y correcciones de lectura.

Por lo pronto, el catálogo incluye el Concierto de Aranjuez de Rodrigo, con el solista Kaori Muraji, Campanella Miracle (Ingrid Fuzjko y V. Georgii-Hemming), y New World (Ikuko Kawai)

Por supuesto, todos estos discos vienen en estuches de superlujo, con el número de serie grabado.

Ahora bien, si de estuches de lujo (y precios exhorbitantes) se trata, también en Japón se llevan todos los premios: acaba de salir a la venta un disco compilado titulado "Woman", cuyo precio llega a los 10 millones de yenes (78 mil euros). El precio es así de alto, porque el estuche está hecho en platino, y el nombre del disco está realizado con diamantes engarzados.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar