Informática musical

Cherry Audio PS-20 hace real lo que el MS-20 sólo soñaba

Tuve un MS-20 en su momento y aunque muchos le tengamos cariño carecía de la versatilidad que su aspecto anunciaba. La versión virtual polifónica de Cherry Audio, sin faltar al respeto, es un MS-20 muy crecido y mucho más todoterreno.

Cherry Audio PS-20
PS-20, mucho más allá del MS-20
cherryaudio.com

Con agilidad, Cherry Audio está incorporando a su catálogo recientemente varias recreaciones en software de sintetizadores analógicos, en lo que parece ser el inicio de una serie. El prestigio que obtuvo la marca con su entorno modular software, que sigue ampliándose, se asocia con el tirón popular de las grandes referencias de los sintes de los 70s y 80s (ARP 2600, Polymoog, Oberheim 8 voice,...) en lo que estoy seguro debe estar siendo un éxito comercial para la marca. El precio ayuda, especialmente durante el lanzamiento, dado que están apareciendo a 29 dólares USA durante las primeras semanas y con 49 como precio final. No falta tampoco una versión demo siempre atractiva tanto para posibles interesados como para meros curiosos.

En el caso que nos ocupa, PS-20 recupera las siglas PS que evocan a los 'poly synths' de Korg como el PS-3200, pero desde el conocido panel del MS-20. Un MS-20 polifónico sí, gracias a las virtudes virtuales, pero sobre todo es una versión renovada de lo que el MS-20 ofrecía y que da respuesta a muchas de las importantes carencias del original en todos los ámbitos.

Nunca he sentido que el MS-20 pueda legítimamente considerarse un 'modular' pleno. Su panel estaba centrado en la interconexión de señales de control y muchos de los puntos naturales de intervención que desearía encontrar cualquier sintesista con vocación para el 'patcheo' estaban ausentes. Ese panel de conexiones viene crecido, y mucho, en este PS-20. Basta que echéis un vistazo a la imagen. Están (¿puedo decir 'al fin' sin que nadie se sulfure?) las salidas audio de los osciladores o de los filtros y del VCA, hay control 'CV' individual sobre la frecuencia y la anchura de pulso de cada uno de los osciladores (sí, los dos y no solo uno), y así podríamos continuar con un nutrido grupo de mejoras en ese apartado, que hacen de este PS-20 un sinte mucho más próximo a los conceptos del mundo modular y su flexibilidad.

Se añade un secuenciador, muy limitado en pasos (8) y no especialmente versátil, pero que sí permite simultanear 3 juegos independientes de CV/gate. Añadidos también efectos que siempre es socorrido tener tan a mano, como una distorsión, un retardo/eco modulable (y por tanto configurable como flanger/chorus), y una reverb que emula tanto muelles como plancha.

El conjunto de controles y 'pots' está ampliado para ser capaz de dar respuesta a ausencias evidentes del MS-20 original. Hay por fin sincronización entre osciladores, suboscilador, control de 'drive' en cada filtro, posibilidades de uso serie/paralelo/dividido de los dos filtros, seguimiento o no de teclado en las frecuencias de corte, controles inmediatos para atención a la velocidad de pulsación, ... demasiados detalles que no pasarán desapercibidos a los tantos que tenemos grabado a fuego lo que ofrecía el MS-20 y también aquello de lo que carecía.

En conjunto una interesante evolución del concepto MS-20 para, manteniendo su sello y personalidad, llegar a algo mucho más capaz de satisfacer las crecidas exigencias que hoy planteamos a un sinte. Querámoslo o no, no estamos en 1978. Curiosamente, Cherry Audio ofrece la posibilidad de modificar el color de su PS-20 a los mismos 4 colores con los que Korg ha presentado recientemente un MS-20 en hardware quizá demasiado fiel a la memoria.

Más información | cherryaudio.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
11
OfertasVer todas
Comentarios

Regístrate o para poder comentar