Informática musical

Spectrasonics Omnisphere 2.1: compartir y publicar

Con su versión 2, Omnisphere dió un paso de gigante para abrir su ya de por sí vasto arsenal sonoro, que combina muchísimas técnicas de síntesis y efectos en una arquitectura muy abierta y configurable. En la noticia de su llegada hacíamos mención breve a las principales novedades de una v2 que llegaba tras muchos años estables en la anterior. Por eso sorprende el lanzamiento tan inmediato de esta actualización 2.1, gratuita para usuarios de v2. Pero la sorpresa es bien grata. Lo que se incorpora son formas especialmente simples para compartir sonidos y proyectos con otros usuarios y crear, para aquellos que quieran desarrollarlas y distribuirlas, bibliotecas de sonidos que puedan ir empaquetadas en un único fichero.

A priori puede parecer poca cosa, pero habiendo usado Omnisphere en alguna ocasión para desarrollar sonidos para otras personas, lo veo un paso lógico y muy necesario, algo que se echaba de menos y que puede dar vitalidad al intercambio de sonidos para este producto. Con v2.1 quedan atrás las complicadas instrucciones necesarias anteriormente, que obligaban a copiar en determinadas carpetas diversos ficheros en una tarea fuertemente manual.

Con v2.1 los usuarios finales podrán compartir directamente y a través de redes sociales y webs un fichero que contendrá todo lo necesario para 'copiar' un sonido desde una instalación de Omnisphere a otra. Es especialmente significativo teniendo en cuenta que Omnisphere v2 tiene como gran novedad la posibilidad de usar grabaciones y muestras aportadas por el usuario ('user audio') para incrementar la paleta de materias primas sobre las que actuar con la potencia de sus funciones de síntesis y precesado. La versión 1 sólo podía trabajar con los audios que venían originalmente con el producto. Las nuevas funciones de v2.1 para compartir sonidos garantizan que todos los detalles, incluidas esas formas de onda nuevas, se traspasan correctamente de una forma mucho más transparente y sencilla.

Cabe esperar que esto genere una actividad de intercambio crecida, con los usuarios compartiendo sus programaciones mucho más frecuentemente, contribuyendo con ellas en redes sociales, etc. Es posible traspasar patches y multis, ya sea uno a uno o en grupo seleccionando varios antes de transferirlos a otro usuario.

Cuenta además con la función 'Library Publishing' que permite a desarrolladores independientes crear bibliotecas de sonidos instalables a partir de un único fichero, que de nuevo incluirá cualquier 'User Audio' necesario, con lo que podrá empezar a florecer un mercado de sonidos de terceras partes para Omnisphere más amplio, hasta ahora imposible por las complejas tareas que implicaba cualquier intento de compartir una colección de sonidos.

Si queréis recordar las características de Omnisphere v2, tenéis el vídeo oficial de presentación subtitulado en este reportaje, o bien podéis visitar la web de Spectrasonics.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios

Regístrate o para poder comentar