Magacín

El walkman hoy, según un chico de 13 años

El reproductor de casetes portátil de Sony, conocido mundialmente como Walkman, está cumpliendo 30 años desde su aparición. Si bien en su momento fue una absoluta revolución en la manera de escuchar música, hoy en día está extinto frente a los reproductores de mp3, mucho más compactos y portátiles.

Pues bien, ¿qué pasaría si un joven de hoy día dejara de usar su iPod por una semana, y lo cambiara por un Walkman? esta fue la divertida consigna que la BBC le propuso a Scott Campbell, de 13 años. El adolescente usó por una semana el reproductor, y luego escribió sus impresiones para la cadena inglesa.

Obviamente, lo primero que le llamó la atención fue el tamaño. "Mi padre me había dicho que el Walkman era el iPod de sus días. Me explicó que era grande, pero no me imaginé que fuera TAN grande. Tenía el tamaño de un libro pequeño. Cuando lo vi por primera vez, su color también me impactó. Hoy en día los aparatos vienen en una gama de colores, pero este solo tenía un tono gris opaco. Así que, por su aspecto estético, no es el más placentero de los reproductores de música."

Scott también tuvo problemas para entender cómo se usaban los casetes: "Me tomó tres días darme cuenta de que la cinta tenía dos lados. Ese no fue el único error que cometí; confundí el botón de "metal/normal" del Walkman con un ecualizador para diferentes géneros de música, pero luego me percaté de que era para usar según el tipo de casete."

También le llamó la atención lo ruidoso del aparato: "entra en operación haciendo un gran ruido, al contrario que el iPod, que se activa con sólo la yema del dedo. Cuando reproduce, es evidente que la música suena muy diferente a un MP3, principalmente por el siseo de la cinta y la distorsión ocasional del Walkman."

Pero, eso sí, no todos son puntos en contra para el viejo reproductor de casete. Scott encontró muy interesante que el modelo que estuvo probando traiga dos salidas para auriculares, lo que signifique que "la poca música con la que cuento, la puedo compartir con amigos".

Al fin de cuentas, la experiencia le sirvió para percatarse de "lo poco que sabía de la tecnología del pasado. Aprendí mucho de lo que es el abuelo del reproductor MP3."

Pero, eso sí, no cambia esta época por nada. "Personalmente, me agrada vivir en la era digital, con más opciones, más funciones y aparatos más pequeños. Me alivia saber que la mayoría de los adelantos tecnológicos sucedieron antes de que yo naciera, pues no me puedo imaginar usando equipo tan básico todos los días."

Habrá que ver qué dicen los adolescentes del iPod, dentro de 30 años...

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar