Magacín

Shows de electrónica visualmente impactantes

En los últimos años el componente visual de los shows de muchos DJs y artistas de música electrónica se ha vuelto algo totalmente imprescindible. Ya no se trata de unos buenos cañones de luces bien acompasados con la música; ahora estos espectáculos van acompañados de elementos tales como grandes pantallas móviles hechas a medida, pantallas transparentes que generan efectos tridimensionales, proyecciones mapeadas sobre escenografías geométricas gigantes, hologramas… casi todo lo visual vale para empaquetar unos shows que muy probablemente se quedarían cojos sin todo ese brillante papel de regalo.

Hoy os ofrecemos una pequeña selección de algunos de esos shows en los que lo visual ha pasado a ocupar un papel primordial. Esperamos que os guste.

Excision y Destroid

El canadiense Jeff Abel emplea el alias artístico de Excision para su trabajo como productor y DJ de dubstep y bass music en general. En 2008 lanzó su primer single, y desde entonces no ha parado de lanzar trabajos en formato single, EP e incluso dos LPs completos en 2011, y recientemente —hace unas semanas— “X-Rated” y “Codename X”.

Actualmente, los shows de Excision son principalmente una sesión de DJ acompañada de una elevada carga visual aportada por “The Executioner”, una enorme estructura geométrica blanca en la que se ubica la cabina del DJ y sobre la que se proyectan espectaculares imágenes desarrolladas por encargo a Fluxelmedia. La estructura tiene además paneles motorizados que se desplazan para desplegar lasers y cañones de CO2. Excision hace su gira montando su propia PA de 150.000w diseñada por PK Sound. Veamos la estructura por dentro y por fuera:

La empresa que ha desarrollado los visuales muestra algunas de las animaciones completas en alta definición, las puedes ver aquí. Si observamos el interior de la cabina, podemos ver una pareja de reproductores CDJ-2000, un mixer Pioneer, dos ordenadores con Serato Video y un par de controladores F1. Es de suponer que con los CDJ controla Serato mediante HID, y en Serato se reproducen los temas con el vídeo montado sobre ellos, que es proyectado sobre la gran estructura. Veamos un poco el resultado con este vídeo que incluye una actuación entera de Excision; el audio está algo distorsionado, pero la imagen sirve para hacerse una idea:

Mención aparte merece otro espectáculo en el que toma parte Excision, y es en el de Destroid, un “supergrupo” de dubstep formado por los productores y DJs Downlink y Excision junto al batería KJ Sawka, miembro de Pendulum. El espectáculo visual de Destroid está en su vestuario, armaduras futuristas con iluminación integrada que recuerdan a los trajes de combate de los “yautjas” de las películas Predator.

Destroid

Downlink y Excision emplean para estos directos controladores hechos a medida con un aspecto similar al de una guitarra, mientras que KJ Sawka queda a los mandos de una batería tradicional y de los ordenadores con Ableton Live, con los que se controla todo el montaje. Lo cierto es que aunque el espectáculo de Destroid es bastante impactante —especialmente para los amantes del EDM ,a los que les vuelven locos las cosas con muchas lucecitas—, es realmente difícil saber cuanto de lo que suena está secuenciado por Live y cuanto es en directo. Veamos un poco del directo de que lleva a cabo Destroid:

Flying Lotus

Steven Ellison es el californiano detrás del nombre artístico Flying Lotus. A lo largo de su carrera ha lanzado cuatro discos en los que explora la fusión de la electrónica experimental con el jazz y los sonidos étnicos, el hip hop instrumental, el IDM… Su estilo es bastante único y no deja para nada indiferente. Aunque anteriormente ha llegado a realizar directos acompañado de una banda completa de músicos, actualmente realiza en solitario el directo de la gira de su último disco “You’re dead”, acompañado únicamente por un ordenador con Ableton Live y un controlador Akai MPD32, que viene siendo el equipo de directo de Flying Lotus desde hace bastante –en algún show saca una APC40 también de Akai–.

El aliciente visual de su show se llama Layer³. Es un sistema de pantallas colocado frente al artista, y están dispuestas de forma que el espectador tiene la sensación de estar frente a un teseracto o hipercubo —que algún experto en matemáticas me corrija si he dicho una burrada—. Sobre esas pantallas se proyectan visuales desarrolladas por Strangeloop y Timeboy. Además de las animaciones que crean, también se encargan de seleccionar y preparar animaciones para el show, como las que se incluyen de Scott Pagano y Beeple, así como de animar material de ilustradores como Shintaro Kago.

Strangeloop y Timeboy son los responsables también en directo de disparar en tiempo real todas las animaciones al ritmo de la música. Aseguran que nada está preparado y que los buenos resultados son fruto de los ensayos y la compenetración con Flying Lotus.

Flying Lotus aparece en la parte central del teseracto como una silueta que forma parte de los visuales, y para destacar un poco más su imagen, utiliza unas gafas tipo Ray Ban Aviator con iluminación LED —imagino que no verá nada cuando se encienden los leds, igual que Bob Rifo cuando usa la máscara iluminada de Bloody Beetroots—.

Veamos un poco del espectáculo de Flying Lotus:

Plastikman

Richie Hawtin es un veterano del techno y el minimalismo electrónico que sabe desenvolverse como DJ en las noches de desenfreno de Ibiza con sus fiestas temáticas, como también en complejos y sofisticados directos de electrónica bajo el seudónimo de Plastikman. Precisamente bajo ese alias presentó Objekt, un espectáculo audiovisual que hasta el momento sólo se ha podido presenciar en directo en dos ocasiones, y ambas en lugares bastante selectos: el museo Guggenheim de New York en noviembre de 2014 y la edición 21 del festival Sónar de Barcelona en junio de 2014.

Plastikman Objekt

El show es un directo de música electrónica realizado principalmente con Live y controladores Push de Ableton y K2 de Allen&Heath. La estrella visual del show es un gigantesco obelisco de leds en donde aparecen visualizaciones abstractas que reaccionan de formas diversas a la música que Hawtin dispara desde su setup gracias a la interconexión que hay entre música y vídeo gracias al software Derivative. En el diseño del show participó Ali Demirel, arquitecto y artista visual que lleva ya unos cuantos años trabajando el aspecto visual de los shows de Hawtin, y también su hermano Matthew Hawtin, artista visual y DJ de música ambient.

Por el momento no se han anunciado más actuaciones del show Objekt. Si no has podido acudir a los dos eventos tan selectos en donde se presentó, aquí os dejo primero un vídeo de la preparación del primer show para New York, que incluye algunas imágenes del directo:

Y unos pocos segundos que conseguí filmar en la recta final del show de Barcelona —conseguí colocarme justo detrás de Hawtin y sacarle en el mismo plano con el obelisco—:

El audio del espectáculo realizado en New York fue grabado al completo y comercializado en formato de larga duración —en formato físico y digital— bajo el nombre “EX”.

Audion

Terminamos hablando un poco de Audion, el lado más techno y oscuro de Matthew Dear —con esa cara de bueno cómo podrá tener lado oscuro—, que en su última gira se ha reinventado un poco. Tras sacar “Audion X” en 2013, un álbum que reunía sus mejores temas durante los últimos 10 años, se embarcó en una gira en la que defendía en directo dicho material.

Su show podría definirse como un show de techno en directo, controlado por Ableton Live y empleando como hardware unidades de efectos Eventide, un interfaz de audio RME Fireface, un mixer Xone:92 y un sampler Elektron Octatrack. Para la vertiente visual, Dear no ha tirado por lo fácil. El diseño de su cabina, bautizada como Subverticul, fue realizado por Vita Motus —nada menos que el equipo de gente que estuvo detrás de “ISAM”, el revolucionario, mastodóntico e intrincado espectáculo de directo del disco del mismo nombre con el que Amon Tobin recorrió el mundo dejando bocas abiertas—.

Subverticul es un espacio diseñado en material reflectante blanco y diseñado a partir de una especie de celosía creada mediante el uso de la letra A tal y como aparece en el logotipo de Audion. Además, incluye dos “alas” laterales del mismo material. Sobre toda esta estructura de Subverticul se proyectan imágenes que reaccionan según varía la música, además de emplearse una iluminación propia instalada en la estructura.

El resultado es fabuloso, aunque a diferencia de otros shows del mismo tipo, es preferible para lugares de tamaño mediano; en grandes recintos pierde mucho, ya que la instalación no es excesivamente grande. A continuación os dejo con el trailer promocional del show de Audion, donde se puede ver bastante bien el concepto visual del setup:

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
14
Comentarios

Regístrate o para poder comentar