Grabación

Review de AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+, auriculares inalámbricos para estudio

AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+

Introducción

Inevitablemente, lo primero que hemos hecho al proponernos escribir esta review ha sido preguntar acerca del origen del curioso y llamativo nombre de esta marca, y la respuesta ha sido: “queríamos algo lúdico y que pudiera significar cualquier cosa”. De modo que sin ningún mensaje oculto, sin ninguna referencia a alguna canción, película o frase célebre y sin significado alguno más allá de un nombre llamativo y desenfadado, allá por 2006 echó a andar esta compañía danesa situada en Copenhague con la intención de ofrecer equipamiento de audio de primera calidad siguiendo una filosofía de responsabilidad con el medio ambiente.

Desde AIAIAI proclaman que sus productos son diseñados al margen de filosofía de la obsolescencia programada (actualmente demasiado común), al tiempo que los materiales empleados en la construcción son o directamente reciclados o al menos seleccionados específicamente para reducir el impacto en el medio ambiente y en todo caso para ser duraderos al paso del tiempo.

El sistema modular TMA-2

Para conseguir estos objetivos han optado por un catálogo de productos modulares que parten de tres modelos de altavoces de 40mm:

  • S02, con graves y medios-graves acentuados.
  • S05 de tono natural y dinámica mejorada.
  • S10, muy parecido al S05 pero con receptores Bluetooth 5.0

Esos altavoces pueden acoplarse a cinco diademas diferentes:

  • H01, muy sencilla y económica.
  • H02, de construcción reforzada y de nailon.
  • H03, pensada en el confort con “cuero” de poliuretano.
  • H04, de microfibra.
  • H10, que forma parte (junto con el transmisor X01) del pack de transmisión inalámbrica Bluetooth y W+Link de ultra baja latencia.

También podemos elegir nuestra almohadilla preferida:

  • E01, de microfibra.
  • E02, de “cuero” de poliuretano.
  • E04, del mismo material que la E02, pero de tamaño circumaural.
  • E08, también circumaural y de alcántara.
  • E10, de bajo aislamiento y construida de materiales reciclados.

Por último, también tenemos a nuestra disposición un elenco de 8 cables distintos de diferentes colores, algunos rectos y otros en espiral, que van desde los 1,2 a los 1,5 metros. Y todo este equipo puede ser guardado y transportado en el estuche rígido A04 de poliuretano.

En la página web de AIAIAI tenemos a nuestra disposición un útil y cómodo simulador en el que podemos ir alternando entre las diferentes opciones mientras nos deja ver el precio de venta y nos indica tanto las especificaciones técnicas como la respuesta espectral, la cual varía, como es lógico, incluso dependiendo de las almohadillas elegidas. Además del catalogo estándar, hay también ediciones exclusivas nacidas de la colaboración con artistas muy conocidos como el sello Ninja Tune, Brain Dead o KNTXT o los ya extintos modelos TRACKS y PIPE que todavía siguen anunciándose en la web.

Una sección muy interesante de su web y que es un buen ejemplo de esta filosofía con conciencia son las guías de auto-reparación de sus productos, algo que cuesta ver en otros fabricantes y que debería servir de ejemplo para alcanzar el objetivo de las cuatro erres: reducir, reciclar, reutilizar y reparar.

TMA-2 Studio Wireless+

AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+
El transmisor se conecta por cable a la salida de auriculares del elemento que estemos utilizando, y después de emparejarse con los auriculares, transmite la señal de forma inalámbrica a éstos.

Este sistema modular tiene un precio recomendado por el fabricante de 350 euros (aunque se ve algo más barato en tiendas, en torno a los 330€) y consta de los siguientes elementos:

Altavoces S05

Se trata del modelo de respuesta neutro cuyo diafragma está construido de biocelulosa, lo que le otorga según el fabricante un mayor detalle en el zona aguda, una respuesta en medios más pronunciada, mejor respuesta dinámica y en general un tono más natural. En principio parece igual que el modelo S10 pero sin receptor de Bluetooth, lo que probablemente signifique una ligera ventaja en la calidad del sonido dado que cuantos menos elementos estén presentes en las copas de los altavoces menos probabilidades de vibraciones y resonancias tendremos. Importante el detalle de que cada copa posea una entrada de audio en mini jack, pues esto permite junto a la diadema que una ambas copas la utilización con cable de los auriculares.

Diadema H10

De tacto agradable y ligera de peso, esta diadema alberga los dos receptores inalámbricos y su correspondiente batería al tiempo que une por cable ambas copas. De momento se vende junto al emisor X01 en un pack cuyo precio oficial es de unos 180€, pero desde AIAIAI nos han comentado que en un futuro se podrá adquirir por separado.

Este punto nos parece clave, pues como todo sistema basado en baterías, la de la diadema H10 acabará sucumbiendo al paso del tiempo y como llegado ese momento tan solo podremos utilizar los auriculares con su correspondiente cable se nos planteará la disyuntiva de si merece la pena comprar una nueva diadema o no, porque efectivamente, las copas podremos seguir utilizándolas, el cable también, incluso el transmisor X01 también (pues podremos alimentarlo por su puerto USB-C), pero la diadema pierde su gracia si ya no se puede utilizar de manera inalámbrica. Por tanto, saber que en un futuro no será necesario adquirir el pack completo sino que podremos ahorrarnos aproximadamente la mitad del precio del pack hace más atractivo el producto. Más atractivo resulta aún cuando incluso nos comentan desde Dinamarca que pondrán a la venta un kit de reparación con batería y herramientas para que simplemente cambiemos la batería nosotros mismos. Eso sí es ser consecuente con una filosofía de respeto alejada de la obsolescencia programada.

AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+

La diadema H10 posee tres pequeños botones para encendido y control de volumen, así como puerto de carga USB-C, que queda bastante escondido a la vista pero precisamente por eso un poco de difícil acceso también, todo hay que decirlo. Presenta además un conmutador para pasar de modo Bluetooth a W+Link y un sistema sencillo pero eficaz para el ajuste de la altura de las copas así como un conector minijack para cada copa con un corto cable de espiral que permite el conexionado de éstas con la diadema.

Los identificadores de izquierda y derecha son tan discretos que cuesta verlos, por lo que al menos en mi caso, poco a poco te vas dando cuenta de que es más rápido si memorizas que los tres botones de control se corresponden con el lado derecho.

Almohadillas E08

Construidas de alcántara y de diseño supraural (esto es, que no se apoyan sobre el cartílago de la oreja, sino sobre el propio cráneo, quedando la totalidad de la oreja en su interior), son muy cómodas de utilizar durante bastante tiempo. En cuanto al aislamiento del exterior, diría que ofrecen un muy adecuado nivel medio de atenuación dentro de los auriculares cerrados. Quizás en grabaciones de voz que requieran el uso de claqueta este aislamiento pueda ser insuficiente, pero a cambio parece que las orejas respiran bastante razonablemente.

Transmisor X01

Con forma y peso parecido a un móvil de reducido tamaño, presenta un botón de encendido, un puerto USB-C para cargar su batería y una entrada de audio analógico en minijack. Después de varias charlas con el fabricante, todavía no llego a entender cual es la razón para que el X01 haya sido diseñado con una batería como si fuera a utilizarse de forma portátil. Obviamente, si un dispositivo puede ser móvil, mejor que si no puede serlo, pero como añadir esta capacidad supone la adición de una batería, a mi entender es deseable que exista una razón de peso para incluirla en el diseño.

AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+
Desde la propia página web de AIAIAI vemos que el emplazamiento que se propone del X01 es conectado a nuestra mesa de mezclas, por lo que no es necesario ninguna alimentación por batería

Desde AIAIA insisten en que el número de usuarios que utilizarán el X01 de forma portátil son suficientes como para justificar ese diseño, pero no imagino quién podría utilizar de este modo el sistema en lugar de conectar directamente la fuente de audio a los auriculares. La transmisión por cable del reproductor al X01 e inalámbrica hasta los auriculares requiere de la utilización de la batería del X01, y de la batería de la diadema H10 en un sistema más complejo que el tradicional que solo une el reproductor y los auriculares por cable. Nos gustaría ver en los comentarios del artículo vuestra opinión al respecto.

AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+
¿No os resulta llamativo que alguien utilice un sistema de tres baterías cuando dos de ellas son evitables?

Recordemos que AIAIAI se describe como una empresa respetuosa con el medio ambiente Además, el X01 no es como la petaca de un sistema inalámbrico de una guitarra, donde ésta recoge la señal por cable y la envía por RF a un receptor. Tampoco es como la petaca de un sistema in-ear, donde recibe la señal por RF y la envía por cable a los auriculares. El transmisor X01 simplemente recoge la señal por cable y la envía a los auriculares inalámbricamente.

Cable C02 y bolsa de transporte A01

El C02 es un cable bien construido con conectores minijack en espiral de 1,5 metros que puede alargarse hasta los 3,2 metros. Se suministra con adaptador roscado de jack 3,5mm a 6,3mm. En cuanto a la A01, es una simple bolsa de tela negra con cierre.

Modo de funcionamiento inalámbrico

Los TMA-2 Studio Wireless + disponen de dos modos de funcionamiento inalámbrico, además del tradicional de cable. Por un lado podemos trabajar con el sistema Bluetooth 5.0 integrado en la diadema, con una autonomía aproximada de 80 horas. Este modo de fucionamiento es ideal para utilizarlo en la calle sobre todo si se compagina con los cables C01 y C17 con micrófono incluido.

Pero el punto diferencial de estos auriculares viene al utlizarlos junto al transmisor X01 y conmutar su modo de funcionamiento a Wireless+, pues si bien la autonomía cae hasta las 16 horas, pasamos a tener una latencia de tan solo 16 ms y una calidad de audio de 16 bits.

Comparativa de los tiempos de latencia del AIAIAI
Comparativa de los tiempos de latencia.
Comparativa de anchos de banda del AIAIAI TMA-2 St
Comparativa de anchos de banda.

Hemos utilizado los TMA-2 Studio Wireless+ en este último modo para movernos por el estudio, y la señal llega perfectamente hasta la sala de grabación principal, que es contigua a la sala de control donde se encuentra el transmisor X01. Sí que se perciben unos desagradables implusos debidos a leves cortes de cobertura al pasar por la esclusa de comunicación entre ambas salas, pero una vez en la sala de grabación, la transmisión es suficientemete sólida.

La verdad es que es muy cómodo ir de la silla de control a la de la batería, volver a control, coger una guitarra para hacer un arreglo, tocar algo en el teclado y sentarte de nuevo en la silla delante del ordenador a procesar el audio grabado sin tener que preocuparte de ponerte y quitarte los auriculares ni de no tropezarte con el cable. Una maravilla. Es tan cómodo que te encuentras a ti mismo después de un buen rato de edición sin haberte quitado todavía los auriculares.

Particularmente a mí me suele suceder que cuando tengo alguna idea, al querer plasmarla lo más rápidamente posible (aunque sea como boceto para que no se me olvide), suelo entrar en un estado de alteración que me lleva a que cuando algo del sistema no va, como por ejemplo que la pila del bajo se haya agotado o que hubiera dejado desconectado algún cable de dificil acceso, me agarro unos mosqueos del copón en los que me dan ganas de mandarlo todo a hacer puñetas (perdón por el coloquialismo pero para trasmitir ciertos estados anímicos el castellano presenta un maravilloso ecosistema en sus áreas más bajas). De modo que utilizando los TMA-2 Studio Wireless+ siento que al no tener que preocuparme más de esos horrorosos tropezones mi vida será un poco más larga y feliz. Eso sí, hay que acordarse de tener la batería de la diadema H10 cargada; si no, vaya cagada (termino ya con los coloquialismos; rimaba y no he podido contenerme).

Sí que hay un “pero” a este sistema, en concreto a su baja latencia. Al empezar las pruebas me imaginaba que sí iba a molestarme la latencia al tocar instrumentos: 16ms son pocos, pero no dejan de existir, y sin embargo ha sido al cantar cuando han aparecido las limitaciones del sistema. No es que se aprecie un retraso, pero sí que se oye el efecto peine que se produce entre la señal que resuena en nuestra cabeza y la señal de retorno de los TMA-2. No es muy grave, pero sí una especie de efecto “phaser” que sorprende al oírlo por primera vez aunque al rato uno se acostumbra.

Efecto peine que sucede al superponer dos ondas iguales con un decalaje de 16ms.
Efecto peine que sucede al superponer dos ondas iguales con un decalaje de 16ms.

Sin embargo, no puedo evitar pensar que en un estudio profesional donde van y vienen cantantes, cada vez que se utilicen estos auriculares el cliente seguramente vaya a hacer algún comentario sobre el extraño sonido de su voz. Desde luego, hacer un desembolso importante para luego tener que andar dando explicaciones que a veces no convencerán al cliente no es algo muy atractivo. Es por esto que veo los TMA-2 Studio Wireless+ más para utilizarlos uno mismo que como auriculares para clientes. Sobre todo son una maravilla para compositores y creadores sonoros, ahí creo que no fallan.

Calidad de sonido

Nos ha sorprendido gratamente lo bien que suenan estos auriculares para tratarse de un sistema cerrado de baja impedancia. No encontramos ninguna característica en el sonido que destaque como para llamar la atención, y es que la respuesta que percibimos se parece más a la de unos auriculares semiabiertos de impedancia media que a unos auriculares de 32 ohms de impedancia y almohadillas y copas cerradas. Incluso al ser utilizados en modo inalámbrico el sonido es agradable y equilibrado.

Sí que hemos notado que si es necesario realizar una escucha a alto volumen, la transmisión Bluetooth se queda corta y la transmisión W+Link también, alcanzando esta última de forma relativamente fácil el recorte de audio, lo que origina claras distorsiones bastante desagradables. La buena noticia es que para un uso racional, las capacidades del sistema son suficientes. Pero a veces hay situaciones en las que son necesarios ciertos niveles que el sistema inalámbrico del TMA-2 no puede suministrar, haciendo por tanto preciso el empleo de la transmisión por cable.

Otro pequeño problema es el ruido, y es que cuando se utiliza el sistema W+Link, el siseo de fondo se hace audible. No es algo muy preocupante, pero se oye y molesta al hacer ciertas tareas de mezcla. No se me ocurre la manera de medirlo con exactitud, pero con el volumen de la diadema H10 al máximo me da la impresión de que debe andar por los Leq30dBAs, y como el máximo volumen Leq antes de llegar a los recortes antes mencionados yo creo que debe andar por los 85dBAs, tenemos un sistema que debe andar por los 55dBs de rango dinámico aproximadamente. De modo que, de nuevo, para ciertas tareas conviene apagar el sistema y utilizar el cable.

Conclusiones

El sonido de los altavoces S05 junto con las almohadillas E08 me ha parecido sorprendentemente bueno para la gama de precio (350€) y las características de aislamiento que presentan. Diría que es un producto altamente competitivo, por no decir sobresaliente. La transmisión inalámbrica, aunque tenga las limitaciones mencionadas, hace del TMA-2 un magnífico compañero de estudio para productores y compositores, a la vez que el sistema de auriculares más versátil que conozco.

Por cable, las capacidades de su calidad de audio son tales que sirven como auriculares de referencia. Utilizados con el sistema W+Link nos aportan una libertad de movimientos maravillosa, y si decidimos conectarnos por Bluetooth podemos utilizarlos junto con teléfonos móviles o smartTVs en nuestra vida fuera del estudio.

Enlace de interés | AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+

Ibon Larruzea
EL AUTOR

Ingeniero técnico industrial en máquinas eléctricas por la universidad pública vasca, músico, productor y audiófilo. Profesional del mundo sonoro desde el año 2000, y desde hace unos años dedicado al mastering, compaginándolo con la producción, en los estudios Euridia.

¿Te gustó este artículo?
8

Equipo relacionado

  • AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+
    AIAIAI TMA-2 Studio Wireless+
Comentarios

Regístrate o para poder comentar