DJ

Review de la cabina Denon Prime: reproductores SC5000 y mixer X1800

    En este artículo...

Tras la adquisición de Denon por parte de InMusic Brands, la marca pareció entrar en un estado de hibernación desde el que únicamente salieron en los últimos años tres productos: el interfaz DS-1, el controlador MC4000 y el sistema todo en uno MCX8000. Cuando salió el MCX8000 parecía que Denon iba a “resucitar”, dada la seriedad del producto, pero aún hubo que esperar otro año más en el que la única novedad fue otro controlador, el MC7000. Tantos dispositivos pensados para ser usados en conjunto con ordenadores hizo pensar que InMusic no tenía intención de seguir empleando la marca Denon para lanzar reproductores y mesas de mezcla de alto nivel tal y como sucedía en el pasado.

Sin embargo, a principios de este año llegó por fin un cambio radical. Tras una campaña viral basada en los clásicos vídeos que “enseñan lo justo”, Denon anunció la llegada de dos productos profesionales de gama alta, el reproductor digital SC5000 y la mesa de mezclas de club X1800. Además apuntaban alto con el eslógan que decidieron usar para su marketing: “Change your rider”, haciendo clara alusión a que sus productos podían provocar que el habitual rider que solicita un DJ basado en la cabina “Nexus" podía ser sustituido por su equipamiento de gama alta, que ahora se agrupa bajo el sobrenombre “Prime”. ¿Mucho atrevimiento por parte de Denon? Sólo con el aspecto exterior que ofrece su nuevo equipamiento y con las características enumeradas sobre el papel, y todo ello unido al atrevido lema, han logrado crear bastante hype al respecto.

El objetivo de esta review es analizar al detalle los dos productos “Prime”, tanto el reproductor SC5000 como la mesa X1800, y arrojar un poco de luz sobre si están a la altura de convertirse en una alternativa al estándar actual en las cabinas. Y aunque no se trata de un artículo comparativo, va a ser inevitable realizar diversas comparaciones con el equipamiento de Pioneer; a fin de cuentas, una de las mayores curiosidades de la gente es qué tal aguanta la comparación el sistema “Prime” frente al “Nexus”. Aunque ya os adelanto algo del final: quizá deberíamos formular esto último al revés y preguntarnos qué tal aguanta el sistema “Nexus” la comparación con el “Prime”. Prepárate porque empezamos, y tenemos para un rato.

Reproductor SC5000

El SC5000 es un reproductor profesional de archivos de audio digital; decirlo así es quizá la forma más correcta, ya que Denon ha decidido prescindir totalmente del lector de CDs y apoyarse únicamente en dispositivos de almacenamiento USB y tarjetas de memoria SD. Una decisión que aún hoy en día no está exenta de ciertos riesgos.

Esos riesgos quedan bastante compensados por otras características bastante avanzadas, como la capacidad de analizar de forma autónoma las canciones para generar la visualización de su forma de onda detallada, BPM, beatgrid y tonalidad –en los reproductores Pioneer no puedes generar desde el aparato la onda en detalle, ni el beatgrid, ni la tonalidad–, importar playlists de dispositivos con música preparada para Rekordbox, reproducir simultáneamente dos pistas, incluir una sección de control con 8 botones multiuso, montar una pantalla de alta resolución multitáctil, o integrar en el jogwheel una segunda pantalla a todo color e iluminación RGB personalizable. Aunque algunas de estas funciones están a medio camino entre lo útil y lo meramente ornamental –y ciertamente resultón–, otras son altamente prácticas y representan un verdadero avance en comparación con lo que ofrece la competencia, y todo ello manteniendo un precio competitivo. Pero vayamos analizando punto por punto el dispositivo.

Construcción y controles

El reproductor está fabricado empleando una aleación de acero para toda la parte superior y plástico para los laterales, patas y parte trasera. La parte superior metálica está hecha en una sola pieza con un acabado negro pulido –casi todo el aparato es negro– que da un resultado de aspecto sólido a la vez que elegante. Las patas a pesar de ser de plástico tienen un acabado de aspecto cromado muy elegante también. Todo el conjunto tiene un montaje muy sólido, aparenta ser un bloque sin fisuras y sin piezas que se desplacen más de lo normal, y aunque tiene tornillos a la vista estos no sobresalen ni molestan.

La mayoría de botones –la excepción son los botones multiuso inferiores– son de plástico duro con retroiluminación, tienen una pulsación de muy poco recorrido aunque necesitan cierta presión para accionarlos –al menos no habrá pulsaciones por error–. Los encoders de navegación y loops del reproductor tienen un aspecto cromado muy bonito y un tacto firme al girarlos; además están iluminados por un aro de leds blancos que le da un toque bastante “espacial” al aparato.

El control de pitch del SC5000 es bastante firme y para moverlos necesitas hacer algo más de fuerza que con los tradicionales CDJ, recuerda al de los platos Technics. Los botones multiuso y los botones selectores de modo de la parte inferior son de goma suave y dura, y que nadie los confunda con pads, porque inequívocamente hay que pulsarlos hasta que hagan “click” para que actúen.

El jogwheel está fabricado en materiales plásticos, tiene un gran tamaño ideal y aunque es pesado su movimiento su mecanismo de giro es francamente suave. La dureza de giro es ajustable con un control de 5 posiciones, y aquí es donde he encontrado una de las pocas pegas que se le pueden poner al aparato: en dos unidades que he podido probar la dureza de giro no era igual en los ajustes más alto, una de las unidades parecía siempre algo más suave que la otra. No estoy seguro de que sea un fallo de fabricación, es probable que pueda ser debido a una distribución desigual de lubricante en el mecanismo o que necesiten un uso algo prolongado para que todo se “suelte” un poco y funcionen igual, pero he visto relevante señalarlo porque si compras dos unidades puedes tener esta misma sensación al usarlos.

Más allá de este asunto, el jogwheel en su ajuste más suave de giro –el que me suele gustar en este tipo de aparatos– es sencillamente una delicia como elemento de control. Al igual que los jogwheels de los controladores no emplea una sistema mecánico de muelles para detectar presión en la superficie, simplemente integra una superficie capacitiva que por cierto tiene una respuesta muy rápida. Alrededor del jogwheel hay un aro con iluminación RGB personalizable que cambia de color tanto al tocarlo como al cambiar de capa de reproducción –muy útil para saber cual de las dos canciones que puede reproducir el aparato controlas–. En el centro hay una pantalla a todo color con indicadores de la posición de “giro virtual”, se puede personalizar para que también muestre una imagen seleccionada por el usuario, o el artwork de las canciones.

Conexiones e instalación

El dispositivo cuenta con tres puertos USB 3.0 tipo A para la conexión de dispositivos de almacenamiento, dos en el panel trasero –algo incómodo acceder a ellos– y otro ubicado en un hueco frontal que hay entre las patas. Junto al puerto frontal hay una ranura para tarjetas SD con música. En este hueco frontal donde está el puerto USB y la ranura SD hay una luz led blanca para facilitar el conectar las cosas.

En el panel trasero tenemos también un puerto USB 3.0 tipo B para conectar el reproductor a un ordenador y usarlo como controlador. En macOS no es necesario instalar ningún driver aunque en Windows sí. El uso de un ordenador es también imprescindible para actualizar el firmware del aparato, algo que me ha resultado algo chocante dado que para cualquier otra cosa el dispositivo es autónomo y los reproductores de la competencia se pueden actualizar introduciendo el firmware nuevo en un pendrive. Contamos también con el conector ethernet para conectar en red hasta 4 reproductores y compartir los dispositivos de almacenamiento y los datos necesarios para la sincronía automática entre reproductores y con los efectos de una mesa X1800.

Respecto a las salidas de audio, ya que el SC5000 es capaz de reproducir dos archivos de audio a la vez, cuenta con dos salidas analógicas en formato RCA y dos salidas digitales en formato coaxial. Finalmente hay un minijack para la función fader start y para la alimentación el clásico conector IEC.

En el panel trasero tenemos también el pulsador de encendido –no es un típico interruptor– con bastante recorrido; está pensado para no apagar accidentalmente el equipo, en primer lugar por el largo recorrido del mismo y en segundo lugar porque al no ser un interruptor de alimentación, cuando lo pulsas con el aparato encendido el SC5000 te preguntará en su pantalla táctil si realmente quieres apagarlo. Incluso interrumpiendo la alimentación eléctrica el aparato, este se mantiene encendido y sonando durante unos segundos mientras enseña un icono rojo de advertencia antes de proceder a apagarse. En general todo el sistema para evitar apagados involuntarios es sencillamente genial.

Primeras impresiones en uso

Al encender el dispositivo observaremos un pequeño show de las luces del aparato mientras este se inicia. Desde el mismo momento del encendido la pantalla ya te sorprende, sencillamente es como mirar la pantalla de alta definición un tablet o móvil moderno. Es la pantalla también lo primero con lo que tendrás que interactuar porque el SC5000 nos preguntará qué dispositivo de almacenamiento de los conectados al reproductor o red de reproductores quieres utilizar mostrando una lista de todo lo conectado; sólo tienes que tocar para elegir.

Al tocar la pantalla te das cuenta de que no es resistiva si no capacitiva –no hay que hacer presión, sólo tocar–. Una vez seleccionas la fuente de archivos musicales podrás ver el contenido almacenado, puedes desplazarte usando la pantalla táctil o el encoder, y aquí nuevamente hay sorpresas positivas ya que la respuesta del software integrado en el aparato recuerda a usar una aplicación de DJ en un tablet, todos es muy rápido, los desplazamientos de imágenes y texto son suaves… consigue que los dispositivos de la competencia con los que apenas se lleva uno o dos años parezcan muy antiguos. El “truco” está en el tipo de pantalla, y el procesador ARM de 4 núcleos que monta el aparato, que logra mostrar la imagen a 50 frames por segundo, algo que contrasta y mucho con los 20 frames por segundo que logra Pioneer en sus aparatos con microcontroladores de la serie SuperH. La pantalla integrada en el jogwheel aunque tiene también muy buen aspecto, claramente es de menor resolución que la principal.

Si en algún momento quieres cambiar la fuente de la que lees la música sólo tienes que pulsar el botón Source que hay junto a la pantalla y volver a elegir de la lista de dispositivos conectados. Al cargar un archivo de música que no haya sido preparado con Engine Prime, el reproductor analiza la canción en el momento. Puedes reproducir la canción durante el análisis pero hasta que este no termine no podrás ni ver la forma de onda general –se va dibujando mientras dura el análisis– ni tampoco usar la función de sincronía automática.

La velocidad de análisis del aparato es naturalmente mucho más baja que la de un ordenador, pero es algo con lo que se puede trabajar perfectamente sobre la marcha si no te dedicas a jugar a analizar una canción justo antes de que se te acabe otra que está sonando. Para hacerse una idea tarda unos 40 segundos en analizar al completo una canción de 7 minutos en formato MP3. Es un poco más rápido con canciones en formatos sin comprimir como WAV, por ejemplo una canción de 8 minutos tarda 36 segundos en analizarla. El tiempo de análisis apenas se ve influido por usar dispositivos de almacenamiento USB 2.0 o 3.0, imagino que porque carga de golpe toda la canción en la memoria del dispositivo antes de analizarla. El aparato por cierto admite los formatos MP3, AAC, FLAC, ALAC, OGG, WAV y AIFF, en los formatos sin comprimir acepta archivos de hasta 32 bits y 192kHz, quedando como el reproductor profesional que más formatos y a más resolución acepta de todo el mercado. Si el análisis de la canción no es correcto podemos desde el propio aparato corregir el beatgrid y ajustarlo correctamente.

Lo que no podemos hacer desde el aparato, y esto es algo que quizá Denon pueda solucionar, es crear crates y playlists; estas funciones quedan reservadas para el software Engine Prime. Me ha parecido bastante extraño que con la capacidad de proceso que el aparato tiene no esté disponible esta función, y más aún teniendo en cuenta algo que explicaré más adelante. Y por cierto, por comparar, los reproductores Pioneer sí pueden generar nuevas playlists, concretamente pueden generarlas a partir de la Tag List, que es lo que en los SC5000 sería la Preparation List; en ambos casos se trata de una Playlist temporal a la que vas añadiendo temas que quieres pinchar ese día, como si lo reservaras. En el caso de los SC5000 esta lista desaparece al retirar el dispositivo de almacenamiento o apagar la unidad, mientras que los reproductores Pioneer pueden convertir ese playlist en definitivo guardándolo en el pendrive.

A pesar del gran tamaño de la pantalla táctil, no se han integrado en ella demasiadas funciones, muchas de ellas siguen estando en forma de controles físicos, lo cual es bastante de agradecer. Así pues desde la pantalla táctil podemos navegar por la música y consultar información de los archivos, aunque para no meter la pata en directo, la carga de archivos requiere la pulsación del encoder que hay junto a ella. Tenemos un interesante modo de búsqueda que incluye un teclado virtual en la pantalla y que nos permite buscar usando cualquiera de los metadatos de la canción. Desde la vista de reproducción –puedes cambiar rápidamente con el botón físico View– podemos usar la representación de la forma de onda general para movernos por la canción tocando sobre ella –si no hemos bloqueado esa opción–, hacer zoom sobre la forma de onda detallada haciendo el clásico gesto de pellizcar o abrir los dedos, activar la cuantización, la reproducción contínua y el keylock. Todo queda bastante libre de tocar funciones críticas por accidente.

En reproducción tenemos en controles físicos –algunos doblan su función gracias a la pulsación simultánea de la tecla Shift– las funciones habituales de Cue y Play, salto y retroceso de pista, avance y retroceso dentro de una misma pista –a compás por pulsación o modo búsqueda rápida– , dos botones para marcar inicio y final de loops manuales, loops automáticos con el encoder –y como segunda función poder mover los loops–, sync y selector de reproductor “master”, botones de pitchbend que doblan función como selectores de rango de pitch, función slip –idéntica a la de Pioneer–, Censor/Reverse, el activador del modo vinilo del jogwheel y un potenciómetro para regular el tiempo de arranque/parada y así emular efectos de vinilo.

Los controles de la parte inferior recuerdan mucho a los de los controladores DJ para usar con ordenador. Tenemos 8 botones multifunción que pueden emplearse para hotcues, loops automáticos y hotloops, rolls y un slicer. La posibilidad de almacenar en el aparato 8 hotcues y 8 hotloops lo convierten en el reproductor del mercado con mayor posibilidad de guardar este tipo de marcas de acceso instantáneo en las canciones. Pero por contra, no es posible marcar otro tipo de puntos de acceso no instantáneo, como hacen los reproductores Pioneer con los “Memory Cue”. El uso de los hotcues, hotloops, loops automáticos, slicer… es preciso e instantáneo –o ajustado perfectamente a la cuantización– y te puedes marcar complicadas rutinas de controllerism sin miedo a que el reproductor te falle, y por supuesto con tantas funciones puedes construir en tiempo real todo un remix; si tienes la suficiente habilidad, claro. La ubicación en la parte inferior me pareció más cómoda de usar que como los pone Pioneer en los laterales, y aunque pueda parecer que ahí se pueden pulsar por error, son botones muy firmes que necesitan una pulsación intencionada y no dan lugar a error.

La función de control de pitch merece especial atención, ya que en mi opinión Denon ha logrado mejorar el resultado de la fijación de la tonalidad cuando se cambia el tempo con respecto a lo que ofrece Pioneer, lo que se viene conociendo como keylock, pitchlock o master tempo. Esto se nota especialmente al ralentizar una canción, puedes bajar el tempo hasta un 20% en los SC5000 sin apenas notar artefactos mientras que ahí en un reproductor Pioneer al llegar al llegar alrededor del -16% ya se perciben artefactos, si llegas o sobrepasas el -20% los artefactos se notan mucho. Si bajas hasta -30% el SC5000 aguanta con pocos artefactos mientras que en los reproductores Pioneer el audio ya está cargadísimo. No es que sea habitual llevar las canciones a esos extremos, pero saber que las cosas van a sonar bien siempre te da más seguridad a la hora de hacer “experimentos”. La explicación de cómo Denon ha logrado unos resultados tan buenos en esto es sencilla: han ido a lo seguro y han licenciado algoritmos de Zplane, tanto para el timestretch como para otras funciones como la detección de tonalidad, donde también al parecer han licenciado parte de la tecnología de Mixed in Key.

Entrando en detalles y funciones avanzadas

El dispositivo cuenta con bastantes opciones de personalización a las que se puede acceder dejando pulsado el botón View. Puedes regular el nivel de brillo de la pantalla, asignar un número de reproductor por defecto a cada unidad que tengas, cambiar el rango de pitch por defecto al encender la unidad, elegir el tipo de sincronía automática que quieres –sólo tempo, tempo y compás, tempo y beat–, el nivel de cuantización, tamaño de loop automático por defecto, tiempo de aviso de fin de pista, bloqueo de la función needle drop durante la reproducción, formato en el que quieres ver la tonalidad de las canciones –puedes elegir hasta la Camelot– y el color al que cambia la iluminación del jog al usar cada una de las dos “capas” de reproducción del aparato. Si no quieres liarte mucho en los menús de configuración, hay un menú reducido al que se accede desde el botón “Shortcuts” que te permite de manera rápida cambiar el color de la capa, elegir el nivel de cuantización, el tipo de sincronía y el brillo de la pantalla, en resumen lo que podríamos definir como las opciones que quizá más frecuentemente se cambian.

Ya que he mencionado el cambio de color de capa de reproducción, creo que es buen momento para hablar de esta función. Realmente es algo muy fácil de explicar, el reproductor como ya he dicho es en realidad como un doble reproductor y pulsando el botón Layer que hay a la izquierda de la pantalla cambiamos entre uno de los dos “reproductores virtuales” o “capas” que contiene el aparato. Cuando cambiamos de capa, para que no nos liemos cambia el color externo del jogwheel y el color del botón Layer. Adicionalmente, viene muy bien que la pantalla central del jog la tengamos configurada para mostrar la carátula de la canción que suena porque así es un elemento más que sirve para diferenciar entre las dos capas.

Me preguntaba si el SC5000 tendría algún problema para al tiempo que reproduce una pista, analizar desde cero una pista que vas a cargar en la otra capa de reproducción. Lo cierto es que el aparato puede hacerlo, pero a costa de reducir los frames por segundo de la capa que está en reproducción, es algo que se nota a simple vista. Obviamente el software del aparato reserva algo de los recursos que emplea en hacer fluidas las animaciones de gráficas en desplazamiento para poder hacer el análisis. No percibí que el análisis a pesar de esto fuera más lento, o al menos no con una diferencia muy notable. Cuando usamos las dos capas, siempre desde la vista de una de las dos capas podemos ver el punto de reproducción en la que se encuentra la otra capa ya que en pantalla podemos ver un recorte de la forma de onda general de la pista en esa capa.

Otro detalle de relativa importancia es que a pesar de que el SC5000 dispone de una pantalla de bastante más resolución que las que monta Pioneer, la representación gráfica de la onda es algo menos detallada. Sin embargo, a cambio de menor detalle, ofrece una representación basada en tres capas de color superpuestas para representar el tipo de frecuencias más predominantes en cada momento de la canción: azul para graves, verde para medios y blanco para agudos. Cuando te acostumbras a “leerla” es de bastante utilidad.

Para finalizar este apartado creo que es relevante comentar la capacidad del SC5000 para importar música preparada en Rekordbox. Esta función inicialmente no iba incluida en el producto cuando salió a la venta y ha sido incorporada muy recientemente a demanda popular. Básicamente al introducir un pendrive con una librería de Rekordbox el SC5000 nos preguntará si queremos importar la librería. Si le decimos que sí creará una librería en formato Engine Prime en el mismo pendrive –no alterará la de Rekordbox– e importará a esa librería todas las playlists de Rekordbox, así como la información de metadatos, cues y loops de las canciones. Sin embargo el análisis de las canciones no se importará, cada vez que carguemos alguna de esas canciones por primera vez el SC5000 las analizará, obtendrá su propio beatgrid e información de tonalidad.

Pequeña decepción usándolo como controlador

Otra de las nuevas funciones añadidas al SC5000 en la última actualización fue que recibió la certificación de accesorio oficial de Serato DJ, con lo que el aparato puede usarse como controlador de este software. Y es precisamente aquí donde he encontrado otra de las pocas pegas que se le pueden poner al aparato.

Aunque el SC5000 tiene todos sus controles perfectamente asignados a Serato DJ y tiene funciones interesantes como poder cambiar de manera muy rápida el deck que controlas con el dispositivo –con un reproductor puedes controlar los 4 decks–, me decepcionó que la forma en que se desaprovecha la pantalla. Al igual que en reproductores de hace unos años o que en los de gama media, el SC5000 no puede mostrar en su pantalla la forma de onda en detalle de la canción del deck que controla, únicamente la forma de onda general.

Me parece una pena que con un reproductor tan potente se haya desaprovechado la oportunidad de integrar esta función, que sí puede encontrarse en los CDJ-2000NXS2 de Pioneer DJ. De todos modos confío que dada la estrecha relación de InMusic con Serato –Engine Prime hasta puede importar librerías de Serato DJ–, esto sólo sea algo temporal y que más adelante en alguna actualización se introduzca dicha función.

Engine Prime, el software de gestión musical

Aunque el dispositivo es capaz de analizar la música por completo de forma autónoma, esta tarea junto a otras de preparación musical como el marcado de cues o la organización en crates y playlists, se puede realizar desde el software Engine Prime. Este software a pesar de su nombre no tiene nada que ver con el anterior Engine –a secas– que se empleaba con antiguos reproductores de Denon y con el todo en uno MCX8000. De hecho la librería de ese software no puede usarse con Engine Prime, y por el momento el único reproductor compatible con Engine Prime es el SC5000.

A pesar de que Engine Prime está muy mejorado con respecto a Engine, que además de estar horréndamente diseñado funcionaba a trancas y barrancas, Engine Prime todavía está lejos de ser algo como lo que es Rekordbox, el software de gestión musical de Pioneer. El programa permite importar a su formato de librería la música que tengamos en nuestro disco duro, de la librería de iTunes y de la librería de Serato DJ. Podemos editar los metadatos de todo lo que importemos, ajustar los beatgrids en caso de que el programa los calcule mal, marcar cues y loops, y tenemos dos reproductores que podemos emplear para hacer sonar dos canciones juntas y ver qué tal funcionan a la vez. Además los reproductores nos muestran la forma de onda detallada de la misma manera que en los SC5000 y emplea un desplazamiento con una animación muy suave de la forma de onda. El programa es bastante rápido analizando –algo menos de 20 minutos para 830 canciones– y exportando la música a pendrives es más o menos igual de rápido que Rekordbox –50 minutos aproximadamente para esas 830 canciones–. Sin embargo comparativamente el programa tiene reseñables carencias.

No dispone de las funciones de creación y uso de etiquetas propias, tampoco tiene ni de lejos las opciones de organización que tiene Rekordbox como poder visualizar a la vez varias playlists, filtrar canciones relacionadas por varios criterios simultáneos, o marcar manualmente canciones que detectes que se llevan bien juntas. Tampoco integra una de las funciones más interesantes de Rekordbox, que es conectar por ethernet el ordenador a una red de reproductores y utilizarlo como un dispositivo de almacenamiento más.

Obviamente Engine Prime necesita todavía desarrollo, aunque también hay que reconocer que los reproductores y el software llegaron a las manos del público hace menos de seis meses y la compañía debe de necesitar más tiempo para obtener el suficiente feedback para saber en qué direcciones hacer evolucionar el programa. Al igual que han añadido funciones a los reproductores por petición popular, pueden ir mejorando el software según los clientes vayan indicando lo que de verdad quieren. También sería interesante que se plantearan lanzar una versión para dispositivos móviles de Engine Prime, al igual que la hay de Rekordbox.

Lo mejor

  • Tienes un doble reproductor en cada unidad.
  • Pantalla multitáctil de alta definición y jogwheel con pantalla excelentes.
  • Respuesta muy ágil y rápida del aparato al usar tanto las funcionees de navegación y reproducción como su capacidad autónoma de análisis.
  • Fabulosa conectividad: salidas analógicas y digitales, buen número de puertos USB 3.0, posibilidad de conectarlo en red.

Lo peor

  • La integración con Serato DJ es mejorable, se desaprovechan las posibilidades de la pantalla.
  • El software Engine Prime necesita que le añadan bastantes funciones de clasificación y organización de música y playlists, y además no permite integrar el ordenador en la red de reproductores.
  • No se pueden crear playlists nuevas desde el dispositivo, sólo desde el software de gestión.

Mesa de mezclas X1800

La X1800 es una mesa de mezclas profesional orientada al DJ de club de cuatro canales más un canal auxiliar para dos micros. Es totalmente digital y su diseño, disposición de controles e integración de los efectos, claramente se ha orientado a lograr un producto muy similar a los modelos de gama alta de Pioneer pero con interesantes cambios y añadidos que le dan un carácter propio, mientras guarda una apariencia que no resultará extraña a nadie.

La mesa integra además un interfaz de audio USB de 10 entradas y 8 salidas con capacidad para conectar y usar a la vez dos ordenadores –algo muy de moda ahora en la gama alta de mesas de mezcla y controladores– y trabajar con una resolución de 24 bits y 96kHz. También incluye “extras” interesantes como previos phono en todos los canales, un hub ethernet, conexión digital pensada para enlazar dos mesas o salida MIDI de 5 pines. Conozcamos a fondo este completo producto.

Construcción y controles

Al coger la X1800 y sacarla de la caja te encuentras con un auténtico y genuino bloque blindado de metal. Absolutamente toda la mesa está construida en un chasis de aleación metálica extremadamente bien ensamblado y con un acabado en color negro mate muy elegante. Transmite muchísima solidez a la vista y al tacto.

La mesa monta potenciómetros negros y gris oscuro recubiertos de goma, son de giro suave y salvo los de filtro y efectos, tienen la típica forma algo más fina que la de otros fabricantes que lleva empleando Denon desde hace muchos años. Los botones son de plástico duro, con pulsación de corto recorrido pero algo dura, y todos ellos retroiluminados para no perdértelos en la oscuridad. Los faders de la mesa son muy suaves y se mueven con muy poca fuerza, personalmente me gustan, pero en mesas de club hay que reconocer que mucha gente prefiere mayor firmeza en los faders para que no haya movimientos por error.

Además de los faders, cada canal cuenta con:

  • Interruptor giratorio para elegir fuente de audio.
  • Control de ganancia y tres potenciómetros para los tres cortes de EQ por canal.
  • Control para el filtro por canal y control para los Sweep FX –el equivalente a los Sound Color FX de las mesas Pioneer–.
  • Después tenemos el botón para activar la preescucha de cada canal y debajo un indicador luminoso que nos chivará a qué canal están asignados los BPM FX.
  • En la parte inferior de cada canal hay un interruptor de tres posiciones para asignar el canal a un lateral u otro del crossfader o ignorarlo.

El crossfader merece su especial mención, se trata de un crossfader de alto rendimiento propio de Denon llamado Flex Fader. Tras probarlo bastante he tenido sensaciones con este crossfader que me recordaban y mucho al genial CP-Pro que montaba Numark en sus mesas de scratch, y teniendo en cuenta que Numark y Denon pertenecen a InMusic, me atrevería a decir que este Flex Fader es una evolución del antiguo CP-Pro. En cualquier caso es un crossfader que se desplaza con poquísima fuerza, ligero, apenas parece tener fricción ni apenas holgura lateral; desconozco su resistencia en el tiempo –algo clave en estas piezas–, pero funcionalmente es muy válido para marcarse una rutinas de turntablism. El cut-lag del crossfader por cierto es ajustable desde el menú de configuración –Utility– de la mesa.

La sección de metering está compuesta por vúmetros de 17 segmentos en cada canal –color verde blanco y azul– y un doble vúmetro de 14 segmentos para el master –mismos colores–. Destacar que los vúmetros tienen serigrafiada la escala completa, son muy brillantes y con una caída muy rápida, dejando marcado siempre el pico más alto de los últimos segundos.

En el área de control de efectos –parte derecha– tenemos dos pantallas OLED con una visibilidad excelente que nos muestran el efecto seleccionado y todos los parámetros que tiene seteados; estas pantallas también se emplean para movernos por los menús de configuración de la mesa. Un poco más abajo tenemos una tira táctil que sirve como método alternativo –también hay un potenciómetro para esto– para seleccionar la fracción de tempo a la que se ajustan los efectos que permite “saltar” entre diversas fracciones.

Conexiones e instalación

En el panel trasero de la mesa disponemos en cada canal de tres entradas:

  • RCA para señales a nivel de línea.
  • RCA para señales a nivel phono –platos–.
  • Entrada coaxial para señales digitales.
  • El canal de micro tiene una entrada en formato jack en el panel trasero y otra entrada en formato como XLR/jack en el panel superior. Tenemos conexiones de envío y retorno de efectos en formato jack, y las siguientes salidas:
  • Salida master en formato XLR y RCA.
  • Salida para monitores en formato jack.
  • Salida REC en formato RCA.
  • Salida digital coaxial.

Como indicaba al principio, la mesa incorpora también en el panel trasero un switch ethernet de 5 puertos donde conectar 4 reproductores y un ordenador –luego detallaré esto– para usar la función Engine Connect. Además tenemos un puerto MIDI en formato mini-DIN de 5 pines que sirve para enviar mensajes MIDI generados por los controles de la mesa y el MIDI clock que genera la mesa a partir de los BPM de la música.

Sobre el panel superior tenemos los dos puertos USB tipo B para conectar dos ordenadores al interfaz de audio y en la esquina inferior izquierda dos conexiones para auriculares en formato jack y minijack.

Si queremos usar el interfaz de la mesa con un ordenador, en sistemas operativos Windows deberemos instalar drivers, mientras que en macOS no será necesario. A la hora de enviar MIDI y MIDI clock a un ordenador o a cualquier otro dispositivo, desde el menú de configuración de la propia mesa podemos elegir si queremos enviar estos datos por la conexión USB o la conexión MIDI.

Primeras impresiones en uso

Exceptuando algunas funciones avanzadas, en general la mesa es bastante intuitiva de utilizar y no hay ninguna función que se comporte de manera radicalmente distinta a lo esperado o que esté mal ubicada. Y repito una vez más, la mesa transmite una solidez impresionante desde que le pones la mano encima.

Algo que llama bastante la atención es una diferencia que Denon ha querido marcar con las mesas de Pioneer, y es que en lugar de integrar el filtro del canal como uno más de los Sweep FX, han decidido dejar el filtro como elemento fijo, y aparte los Sweep FX, con lo que siempre tienes disponible el filtro. Por cierto, la resonancia del filtro puedes ajustarla desde el menú de configuración de la mesa, al que se accede desde el botón Utility que hay sobre la pantalla.

Ya que he nombrado los Sweep FX creo que merece la pena comentarlos un poco; son cuatro efectos, Dub Echo, Noise, Wash Out y Gate. Noise actúa de manera similar a los efectos de ruido blanco que se ven tanto hoy en día en mesas y programas si giras el potenciómetro a la derecha, pero si giras el potenciómetro a la izquierda suena mucho más áspero porque introduce ruido rosa, es bastante interesante el resultado. Dub Echo puede servirte para crear el típico “delay Hawtin” si mantienes en movimiento el potenciómetro, el tiempo de retardo tiene diferente progresión según gires el pote en una dirección u otra. Gate es un efecto de corte rítmico del sonido que no me ha terminado de convencer, el corte aunque rítmico tiene una especie de envolvente que sencillamente lo hace un poco cacofónico. Wash Out es una especie de delay con mucho feedback que en los extremos del pote consigue unos resultados muy atractivos porque corta la música mientras deja el efecto de delay rebotando, es similar a la función freeze del delay de Traktor.

Por su parte, los BPM FX también ofrecen resultados jugosos. Se seleccionan mediante un encoder bajo la pantalla y en total son 14 y tienen la peculiaridad de además de poder elegir el típico nivel de wet/dry, poder seleccionar fácilmente con un potenciómetro el rango de frecuencias a las que se aplica el efecto. De esta manera puedes aplicar un flanger únicamente a las frecuecias altas de la canción, o aplicar un efecto trans de corte sólo a las frecuencias bajas –bombo, bajo, etc–, quedando el resto intactas. Además, como ya he comentado antes dispones de un potenciómetro y una tira táctil para alterar la fracción de tempo a la que se ajusta el efecto. No entraré a comentar los pormenores de todos y cada uno de los efectos y simplemente reseñaré los que me han parecido más logrados y creativos:

  • Echo: bastante resultón si lo usas jugando con la aplicación del efecto a rangos de frecuencia altos, tiene una función “freeze” que al activarla corta el audio y deja sólo la cola del eco sonando.
  • Reverb: muy densa, igualmente interesante jugar con aplicarla sólo a una parte del espectro sonoro y también tiene función “freeze”.
  • BeatBreak: uno de los efectos más originales que he visto en mucho tiempo. Repite rítmicamente fragmentos del audio de la longitud de una semicorchea, hay 9 patrones que vienen programados de fábrica y 6 programables por el usuario.
  • Phaser: ideal para techno, puedes lograr modulaciones muy divertidas jugando con el ajuste de tiempo de este efecto.
  • Bitcrush: degrada el sonido reduciendo su resolución, a diferencia de otros efectos similares en los que enseguida pasas de un sonido limpio a algo ininteligible, en la X1800 puedes introducirlo muy poco a poco logrando degradados muy bajo control.
  • Filter: un filtro en el que el corte de frecuencia se modula automáticamente a una fracción de tempo. Es bastante divertido, pero no hay que usarlo demasiado porque puede cansar fácilmente.

Por cierto, por motivos no aclarados en el manual, si configuras la mesa para trabajar a 96kHz, hay efectos que no están disponibles. Cuando los intentas seleccionar aparece un aviso de que esos efectos no están disponibles.

Podemos también utilizar una unidad de efectos externa gracias a las conexiones para envío y retorno, pero esto no es algo que se pueda combinar con los efectos ya existentes, ya que la opción de envío/retorno se selecciona dentro de la lista de efectos y su uso impide seleccionar cualquiera de los otros. Por cierto, antes de acabar de hablar de los efectos no puedo dejar de mencionar las grandes dimensiones del botón para activarlos: si fallas al darle a ese botón necesitas ir al oftalmólogo.

Entrando en detalles con la X1800

La ecualización de la mesa es uno de sus elementos más completos. No sólo puedes elegir entre la típica EQ de tipo Isolator y la de tipo shelving, si no que tienes total libertad para ajustar los rangos de frecuencias sobre los que actúa cada uno de los cortes, todo ello desde el menú de configuración.

La respuesta de los controles de la mesa es muy buena, no hay cortes de extraños de ningún tipo al activar o desactivar efectos y filtros, aunque me gustaría matizar que los potenciómetros tienen algo más de zona muerta de lo que me esperaba; tampoco es tan exagerado como sucede con bastante equipamiento de Native Instruments.

El sonido de la mesa es francamente bueno. Se nota muy transparente y equilibrado, con mucho “aire” y mucha amplitud estéreo. La mesa cuenta con un atenuadro y un limitador que pueden activarse y ajustarse desde el menú de configuración; cuidado con el limitador si lo activas, no llegues a su umbral porque cuando hace su trabajo mata el aire de la mezcla y exagera los medios. ¿Y con unos platos? Para mi la madre del cordero está en si una mesa digital suena bien cuando le pones un vinilo, o mejor, cuando mezclas dos. Y la verdad es que la X1800 se defiende bastante bien con los platos, cuenta con unos previos phono bastante decentes que logran unos medios bastante equilibrados y unos agudos nada apagados y que no cansan el oído –que no es algo fácil en este tipo de mesas–.

Integración con Engine y misterios del futuro

Hay un pequeño misterio que aporta esta mesa, y es que si el software Engine Prime no soporta conectar por ethernet el ordenador a la misma red que los reproductores, y según los manuales sólo se pueden conectar en red cuatro reproductores, ¿por qué el switch ethernet de la mesa tiene cinco puertos y uno está rotulado como PC? Parece bastante obvio que Denon quiere actualizar sus dispositivos y su software Engine Prime para que los ordenadores puedan integrarse en redes de reproductores de la misma que ordenadores con Rekordbox se integran en redes de reproductores Pioneer. También existe la opción de que esta conexión sea para imitar otra de las funciones que tiene Rekordbox con el CDJ-2000NXS2, y es que cuando usas como controlador estos reproductores puedes conectarlos todos por ethernet junto con la mesa a un switch lan y con un único cable USB conectar la mesa al ordenador y a través de la mesa y un sólo cable enviar todas las señales de control al software. Quizá no tuvieron tiempo de integrar la función antes del lanzamiento, o tenían claro que tardarían un tiempo extra en lograrlo y dejaron la conexión adicional ethernet adicional ya montada en la mesa. En cualquier caso, me temo temo que en alguna actualización de firmware futura tendremos una sorpresa al respecto de ese quinto conector.

Por el momento que la mesa integre el switch ethernet además de servir para ahorrarte tener un switch dando vueltas entre el equipo, sirve también para que la mesa reciba de cada reproductor la información exacta de BPM de cada canción que suene y no tenga que recalcularlo la mesa cada vez que cambiamos el canal al que los aplicamos, además de que los ajustes de tempo de los efectos son más precisos.

Interfaz de audio e integración con Serato DJ

El interfaz de la mesa tiene una resolución de 24 bits y 96kHz, y cuenta con 10 canales de entrada y 8 de salida. Cada par estéreo de las entradas corresponde al audio entrante a cada canal de la mesa, el par 9-10 corresponde al audio de la señal master, con lo que seleccionando esa entrada en cualquier software podemos grabar nuestra sesión. Cada par estéreo de las salidas del interfaz puede enrutarse a cada canal de la mesa como si fueran diferentes fuentes de audio, y además desde el menú de configuración de la mesa podemos reasignar las salidas del interfaz de audio a canales diferentes de la mesa de los asignados por defecto. Por si a alguien le queda alguna duda, esta forma de usar una mesa y un interfaz para pinchar con software se le conoce como “modo externo”. Es una pena que no tiene ningún canal extra para hacer envío y retorno a efectos por software, hubiera sido un complemento perfecto.

Gracias al interfaz podemos usar la mesa para pinchar directamente con software usando la función de control DVS. Esto lo podemos hacer con software que no requiera dispositivos certificados como Virtual DJ, Cross, o incluso con Rekordbox, y también contamos con certificación de Serato para poder usar en ese software la X1800; aunque ojo, hay que pagar el paquete Club Kit que incluye Serato DJ y el DVS Upgrade para poder hacer esto. Para Traktor Scratch no hay certificación ni se sabe si la habrá en algún momento, personalmente creo que no hay especial interés por parte de ninguna de las dos empresas.

Cuando usamos la función DVS para pinchar tenemos en el selector de la fuente sonora del canal una opción para ello, al seleccionarla se enruta directamente al interfaz la señal de código de tiempo entrante por las entradas físicas al interfaz y al mismo tiempo se asigna la salida de audio correspondiente del interfaz al canal de la mesa. Desde el menú de configuración de la mesa podemos seleccionar si de cada canal de la mesa vamos a usar la entrada de línea o la de phono para el control DVS.

En Serato DJ no hay ningún misterio usando el DVS con la mesa, en el panel de configuración de Serato DJ nos aparecerá la pestaña DVS tras activar la licencia y desde ahí podremos calibrar cada uno de los cuatro canales para esta función. La mesa funciona a muy baja latencia con el software sin ningún problema de sobrecarga de recursos o interrupciones de audio, concretamente estuve haciendo todas las pruebas con una latencia de 3ms y todo fue fantástico.

Al tener el interfaz dos puertos USB, pueden conectarse dos ordenadores y los canales que quedan asignados a cada ordenador se seleccionan desde los interruptores que hay sobre cada canal. Se pueden cambiar los canales asignados “en caliente”, de forma que puede llegar otro DJ mientras pinchas, conectarse usando sólo dos y tras tomar el control de la sesión desconectarte tú y que se asignen los cuatro canales al otro DJ.

Lo mejor:

  • Construcción extremadamente robusta que transmite solidez y durabilidad.
  • Mucha versatilidad para jugar con el sonido: filtros, dos tipos de efectos, envío a efectos externos y EQ totalmente configurable al gusto del DJ.
  • Sonido muy transparente, especialmente satisfecho por lo bien que suena con vinilo para ser una mesa digital.
  • Perfecta para DVS.

Lo peor:

  • El interfaz de audio no tiene canales extra para poder usar efectos por software.

Conclusiones generales

InMusic ha hecho una importante apuesta llevando a Denon a competir en la más alta gama de equipamiento DJ con los nuevos productos Prime.Y cuando digo competir me refiero a tener algo que de verdad pueda suponer una alternativa a lo que ya está muy asentado y extendido; no se trata de productos baratos que tratan de “imitar” el aspecto y algunas funciones de las gamas altas, se trata de productos con los que tratan de realmente superar tecnológicamente a lo que está considerado como estándar. Pero seamos claros, la pregunta que todo el mundo quiere ver contestada es: ¿es mejor que lo que ofrece Pioneer? Comenzaré diciendo que esto no se puede contestar con un simple “sí” o “no”, y que hacen falta muchos matices para ser justo.

Obviamente tanto el SC5000 como la X1800 basan muchos elementos de su diseño en los productos de Pioneer, y además Denon ha decidido en su marketing atreverse a decir “Cambia tu rider”, o de forma más clara: “Deja de usar Pioneer para usar esto”. Cuando dices algo así, o haces el ridículo porque simplemente sacas un producto que se queda en una imitación superficial, o de verdad ofreces algo que además de igualar la calidad que ya existe ofrezca motivos para que la gente pueda preferirlo, elementos decisivos para ser más claro. Denon os aseguro que para nada hace el ridículo con su slogan, es más, teniendo en cuenta lo que ha lanzado pueden permitirse el lujo de ser osados. En ambos productos logran como mínimo igualar técnicamente a Pioneer en muchos aspectos, incluso en algunos aspectos son claros ganadores, pero hay unos pocos en los que están por detrás e incluso hay cuestiones que sencillamente sólo se sabrán con el tiempo. Vayamos por partes.

Entonces, ¿son mejores o no?

Claramente el SC5000 es tecnológicamente superior a cualquiera de los reproductores de Pioneer. Simplemente el hecho de que un único reproductor funcione como si fueran dos, y dotar al aparato de capacidad autónoma y completa de análisis ya lo pone muy por delante. Si a esto le añades elementos como la botonera multifunción, la pantalla táctil con una interfaz mucho más lograda y la capacidad de reproducir más formatos, junto con el hecho totalmente objetivo de que tiene un precio inferior al CDJ-2000NXS2. Y encima puede leer la música preparada para los reproductores de la competencia.

Por su parte, la X1800 iguala en prestaciones a la DJM-900NXS2 y tiene un sonido de calidad comparable, e incluso tiene algún detalle de agradecer como el switch lan incorporado o la sólida construcción en un chasis completamente de metal, nuevamente a menor precio.

Pero cuidado, no todo está en las máquinas, ni mucho menos. Si Denon quiere realmente que la gente cambie de rider, en primer lugar va a tener que ofrecer algo más que dos máquinas muy cargadas de tecnología punta. El software Engine Prime ha evolucionado mucho y muy bien con respecto a aquel Engine que funcionaba con la MCX8000, pero carece todavía de muchas funciones de organización, búsqueda y clasificación de listas y música que sí ofrece Rekordbox, así como poder funcionar como una unidad de almacenamiento a la que se conecten todos los reproductores –algo que hace Rekordbox incluso inalámbricamente–. Estas carencias se reflejan también en su reproductor, que también está algo más limitado que su competencia igualmente en funciones de búsqueda y filtrado de música. Y no olvidemos que Rekordbox también aglutina en sus protocolos de red servicios como Kuvo o el nuevo sistema de control para iluminación que se anunció recientemente.

Y ya que menciono las limitaciones del reproductor, también debo recordar de nuevo que la integración en Serato DJ desaprovecha las características del aparato y que inexplicablemente puede importar playlists de Rekordbox pero no crearlas para su propia base de datos; estas carencias estoy totalmente seguro de que no se deben a una falta de capacidad del hardware, con lo que imagino que podrán solventarlas mediante actualizaciones de firmware y añadir más funciones. El puerto ethernet que aparentemente “sobra” en la X1800 nos da la pista para pensar eso. Es una lástima que Denon no haya roto la tradición de otras marcas de lanzar productos sin todas sus características listas en el momento de la comercialización y tenga que recurrir a los clásicos updates post-venta.

Por otra parte, Denon tiene que plantearse ampliar pronto su ecosistema Prime con más máquinas, especialmente de gama media, si no lo hace le va a resultar complicado que la gama alta triunfe por si sola. El precio del SC5000 es muy bueno teniendo en cuenta que es en realidad un doble reproductor, pero aún así 1.800€ por unidad sigue siendo una cantidad que mucha gente joven aficionada no se puede permitir para su equipamiento de casa, y aunque es importante introducir tu marca entre los profesionales, los aficionados y semi-profesionales son también una vía de penetración en el mercado muy importante. De poco sirve ver a grandes profesionales como los que ha fichado Denon usando su maquinaria si luego la gente no puede comprarse algo similar para su casa.

Volviendo al tema económico, y para finalizar, tampoco hay que olvidar que Denon aquí sabe poner los dientes largos a cualquiera que se estuviera planteando comprar una cabina Pioneer de altas prestaciones y ya tuviera el dinero ahorrado, ya que con el tema del doble reproductor, puedes obtener una cabina con reproducción de 4 decks por menos del precio que pagarías en Pioneer por tener un sistema de reproducción de 2 decks. Y eso es algo con lo que creo que Denon va a dar mucha batalla y le va a servir para ganar posiciones en el mercado. Aunque eso sólo lo sabremos con el tiempo.

Una vez más, estáis invitados a dejar vuestras impresiones sobre estos aparatos en los comentarios.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios
  • 1
  • 2
  • Javier
    #1 por Javier el 08/12/2017
    Muy buen trabajo,y denon es marca sería,me refiero a que estos aparatos se ven geniales y parecen muy seria opción para la contienda,lástima que marcas como vestax no estén,me gustaría ver que ofrecerían.
  • ByzeR
    #2 por ByzeR el 08/12/2017
    Gracias Teo, excelente y muy esperada review, en general muy de acuerdo en todo, los aparatos son una maravilla y van finisimos pero aun necesitan desarrollo del software engine prime, algun update de firmware (hace poco ya hicieron el primero) y ampliar la gama con productos de gama media, pero yo creo que eso ira llegando, si denon trabaja bien para mi que la hara mucha pupa a pioneer en los proximos años...
  • CARL
    #3 por CARL el 08/12/2017
    Excelente review. Yo no tendria dudas, iria a por ellos antes que Pioneer. Lo que me llama la atencion es saber cual es el tiempo de espera para saber si el slogan de "Change your rider" ha hecho efecto. De momento, a los unicos DJs que veo usando los 5000 son los superstar DJs TOP100 que Denon propuso, pero en el Art Basel de Miami (por poner un ejemplo) ni rastro de Denon...sinceramente no veo un cambio de rider masivo. No veo a Wally Lopez cambiandose a Denon, no veo a David Morales tocando en un GlitterBox con los 5000....y asi podria seguir. Ojala me equivoque y haya una autentica guerra entre marcas pero de momento no.
  • Deck4
    #4 por Deck4 el 08/12/2017
    Muy buena review. Comento de manera rápida un par de cosas respecto a la mesa. El Flex Fader ya se venía montando en los mixers Dn-X1600 y Dn-X1700. El efecto BeatBreak también venía incorporado en estos dos modelos y la verdad es que siempre me gustó.

    Respecto al precio de los productos, comparto que es muy pero que muy competitivo, peeero sigue siendo innacesible para el “home dj” y creo que deberían sacar algo de gama media para este tipo de consumidores. Unos reproductores y mixer en torno a los 900-1000 €, y alguna mesa de dos canales.
  • MenorcaF-40
    #5 por MenorcaF-40 el 08/12/2017
    Excelente explicación de los productos....Yo me he comprado un reproductor Denon...Tiene muy buen tacto,aspecto y se le ve de calidad....pero también hay que decir que no todo lo que es oro reluce....Hay que tener en cuenta que cuando sale algo nuevo,puede ser que te toque uno que no funcione bien y eso es lo que a mí me ha pasado...Justo hoy he podido probarlo y desgraciadamente no funciona correctamente. Se bloquea, la pantalla se apaga en mitad de una sesión, teniendo que apagar y reiniciar para que se quede colgado a medio camino del reinicio, no puedo extraer el pendrive como toca porque se queda bloqueado. He actualizado el software con el último firmware, descartado pendrives etc. Conclusión esta unidad no funciona correctamente...Supongo que me lo cambiaran por otra unidad,ya que realmente es lo que quiero,porque lo poco que lo he utilizado me ha dejado con buen sabor de boca..Mala suerte...Espero tener una unidad en condiciones ya que en comparación (por mi parte) con los Pioneer nexus,el Denon me han gustado más.
  • Max
    #6 por Max el 09/12/2017
    ...mucho curro en esta review. Bien detallada.....me ha resuelto muchas dudas que tenía sobre estos cacharros, sobre lo que ya sabía.

    ...mi opinión (sobre el papel):

    ...del SC5000 me gusta que reproduzca todos los formatos de audio (el audio del mp4 lo has probado? ) y sobre todo que tenga dos salidas, junto con las digitales. Creo que es lo más destacable.

    ...de lo que no me gusta, prefiero no hablar....porque es casi todo lo demás. Vale que es inevitable compararlo con un CDJ-2000 Nexus2, pero....para mi..."no hay color". Bueno, sí, muchos colorines y sus pads....y bla...bla...bla., pero creo que aún con estas prestaciones, sigue sin llegarle al CDJ-2000 Nx2 a la suela del zapato. Por otra parte, creo que va a haber "movida" por lo de usar parámetros de Rekorbox "en teoría protegidos por copyright"....eso con el tiempo lo veremos. Es un gran cacharro, vale.

    ...sobre la mesa, siempre me ha gustado "el sonido" de las mesas de Denon, porque aunque lo "colorean" bastante, el resultado es muy bueno y limpio. Pero claro, volvemos a lo mismo....tampoco, en mi opinión, tiene nada que hacer ante una comparación con la DJM-900 Nx de Pioneer. Las cosas como son.

    ...es normal que muchos estamos un poco hartos de la dictadura de Pioneer en cuanto a que tienen lo más demandado y sigue siendo el equipo "standard" en las cabinas de los mejores clubs desde hace muchos años....por eso el nuevo slogan de Denon......pero creo que hace falta algo más que una frase o slogan para cambiar el "rider" de un Dj...sobre todo si es un Dj Top.

    ...como digo...."sobre el papel"....quizás, cuando los llegue a probar bien, digo otra cosa (no sería la primera vez), pero de entrada y después de todos los detalles aquí mostrados en esta review (la mejor leída por un servidor), todavía están a mucha distancia de Pioneer.

    ...otra vez...felicidades por la review, Teo.
    3
  • Teo Tormo
    MOD
    #7 por Teo Tormo el 09/12/2017
    #6
    Alguien escribió:
    el audio del mp4 lo has probado?

    Está soportado, el MP4 emplea codificación AAC. Los MP4 que pillo en iTunes iban sin problemas.
    Alguien escribió:
    parámetros de Rekorbox "en teoría protegidos por copyright"

    Ahí no hay mucho que cortar. Hace tiempo que hay un par de programas que ya convierten la base de datos de Rekordbox a otros programas y viceversa, Cross puede leerla y escribirla también, al igual que Virtual DJ puede leer la librería de Traktor o de Serato. No hay infracción de copyright en leer una base de datos simple y sin encriptación.
    Por cierto, para el que no lo sepa Pioneer emplea mucha tecnología proveniente de licencias GNU tanto en su hardware como en su software, de hecho tienen el código fuente publicado en su web.
  • Steven Sandom
    #8 por Steven Sandom el 11/12/2017
    Me parece un poco peligroso el jog sensitivo, con tantos botones, si lo rozas se pararía la música, ¿no?, tuve una vci100, y me pasaba. y la pantalla también debe se ser peligrosa, a los pioneer, puedes pasar un trapo para quitar el polvo estando encendidos sin problema.
    Para algunas cosas no hace falta usar tecnología punta.
  • Teo Tormo
    MOD
    #9 por Teo Tormo el 11/12/2017
    #8 El modo vinilo del jog se puede desactivar, y tal como explico en el artículo, las funciones “críticas” de la pantalla (cosas que te puedan parar la música), requiere pulsación en el encoder de al lado.
  • Playtagain
    #10 por Playtagain el 11/12/2017
    Uauhhh, enorme review!

    Yo la pega que le encuentro a la mesa es que no ha copiado de Pioneer la ecualización de los efectos, o el poder aplicarlos sobre el rango de frecuencias que quieras.
    Estuve a puntito de pillar una b-stock en profesional dj por 1485 € en el black-friday, pero ése detalle me frenó... Pero si el sonido se asemeja al de la X1600 que es la que tuve, es brutal. Las opciones de configuración también las han mantenido, y eso es muy importante.
  • djkrasty
    #11 por djkrasty el 11/12/2017
    Enorme Teo, esperadisima review e impecable como siempre.
    ¿El cacharro analiza las canciones comprimidas de itunes a 320kb? Lo pregunto porque mis sc2900 no podían, solo a 192 máximo, y casi toda mi biblioteca de iTunes esta a 320 y ha sido un chasco...
    Ya de paso, no existirá ningún programa que me convierta toda la biblioteca automáticamente de 320 a 192, ¿no? La biblioteca me supuso un curre increíble
  • Teo Tormo
    MOD
    #12 por Teo Tormo el 11/12/2017
    #11 Analiza sin problemas todo lo de iTunes Store. Si necesitas un conversor el propio software de iTunes, por increible que parezca, lo hace muy bien.
  • Nacor Carmona Blanco
    #13 por Nacor Carmona Blanco el 11/12/2017
    Gran Review con mayúsculas, como siempre.

    Si estuviera interesado en comprar un reproductor, sin duda estarían los primeros de la lista por encima de Pioneer. La incapacidad en los Pioneer de reproducir dos tracks a la vez, y la presencia del CD, que empieza a ser ya algo arcaico, hacen que Denon se coloque por delante en la carrera tecnológica.
  • denoizer
    #14 por denoizer el 12/12/2017
    Como cuando eres amante y "fan" Pioneer y Denon está muuuuucho mejor XD
  • Max
    #15 por Max el 12/12/2017
    #14

    ...sí...sí....todos quieren a la rubia.....pero siempre se casan con la morena.

    :desdentado:

    ...gente cabreada con Pioneer y muy crítica....y alabando Denon y otros "imitadores" y luego, a la hora de comprar....se terminan comprando PIONEER !! :juas:

    ...tema digno de 4º Milenio...el por qué me compro lo que "teóricamente" no quiero comprarme.

    :satan:
  • Playtagain
    #16 por Playtagain el 12/12/2017
    #15 Bueno, al margen de simpatías o modismos, lo cierto es que Denon tiene una linea un tanto irregular con sus cacharros. Yo de los reproductores he leído por aquí bastantes cosas negativas, así que hasta que no se ganen la confianza de los grandes clubs, la gente no se decidirá por ellos.
    Da rabia, lógicamente, que Pioneer tenga la hegemonía en la mayoría de cabinas, pero cuando pruebas sus productos entiendes porqué...
  • Imnotiko™
    #17 por Imnotiko™ el 12/12/2017
    Sólo un apunte...

    Aún no he visto a un solo dj, ni top ni amater español, que aproveche ni en un 80% todos los usos, configuraciones y posibilidades de unos cdj nx...cuanto menos lo que ofrece Denon, asique veo una majadería bien gorda pagar mas por algo que da menos, para desaprovecharlo...

    Puestos a gastar, creo que hay que ser muy cazurro para gastar un dineral de mas en Pioneer cuando ofrece menos y te mantiene atado a sus softwares para casi todo, y sabiendo que no se va a exprimir ni lo de una marca ni lo de otra al 100%, personalmente, iría por algo que me ofreciera mas por menos, mas aún sabiendo que iguala y hasta en muchos detalles supera lo ya conocido...a no ser que me de una embolia y decida regalar pasta sin ton ni son...si dijéramos que es muy inferior...pero en este caso no es así...tienes un sistema totalmente autónomo, te olvidas del puto ordenador si quieres y tienes posibilidades y configuraciones pa´burrir.
    1
  • Steven Sandom
    #18 por Steven Sandom el 12/12/2017
    A veces la gente si no tiene el tope de la gama no se siente a gusto, si no.. que diferencia hay con un cdj y un xdj1000 mk2, si nadie usa cd. Y luego no los sacan de casa.
    Ya están bien los denon pero prefiero unos xdjs o 3 por el mismo precio, mas que nada por la fiabilidad.
  • Eduardo Palavecino
    #19 por Eduardo Palavecino el 12/12/2017
    Hay que ver con el correr del tiempo, cuanto mas djs los adquieran y veremos si resisten el uso exigente en las cabinas...yo hace poco adquirí la 900nexus2 y es maravillosa... :)
  • Eduardo Palavecino
    #20 por Eduardo Palavecino el 12/12/2017
    Historicamente los reproductores de denon tuvieron mas features que los cdjs...alpha track, sampler, hot start, filtros etc...y sin embargo nunca pudieron recuperar el liderzgo q tuvieron en los 90’s...
  • Max
    #21 por Max el 12/12/2017
    ...al margen de las marcas, yo tengo una premisa:

    ...si me voy a gastar una "pasta gansa" en una herramienta que voy a utilizar para trabajar, tengo claro que metidos en faena, me compro lo mejor.

    ... y "lo mejor" no tiene que ser precisamente ni lo más bonito ni lo que tenga más prestaciones. "Lo mejor" para mi es aquello que voy a usar tanto que tengo que estar cómodo, me tiene que ofrecer aquello que voy a usar y sobre todo, algo que amortice su compra por muy cara que sea porque gano dinero con él....ya que trabajaré con ese cacharro elegido.

    #17
    ...tienes razón, Fernando, que hay muchos Djs que no aprovechan el máximo de lo que ofrecen muchos de los cacharros del mercado, pero eso ocurre sean Pioneer, Denon o cualquier otra marca. Peeero, un "simple tacto" de un JOG ya me hace decantarme por uno u otro....una pantalla que me ofrezca la máxima información.....también. Yo que todavía en ocasiones uso CD's....pues igual, quiero un cacharro que me los lea con precisión. Y cuando la pasta a la hora de pasar por caja no es tan distante....pues prefiero gastarme un poco más, que en proporción es menos....y termino como casi todo el mundo: comprando Pioneer.

    ...casi todas las quejas de Pioneer, el 99% van destinadas al precio. Por eso nos los compramos con rabia....por eso nos jode que lo que más nos gusta suele ser lo más caro.

    ...lo mejor....que cada uno con su pasta hace lo que quiere...(o lo que su economía le puede permitir) y si no es problema de dinero y es una herramienta esencial para trabajar, ya te digo yo que cuando se coincide en la misma marca la mayoría de las veces....es por algo.

    ...mirad los taxistas el modelo de coche que llevan....y con los años cómo van variando según las novedades del mercado. Terminan comprando "lo mejor" que no es otra cosa que un coche con la combinación de "duro" y "rentable" a la hora de trabajar. Hoy por hoy, son los Toyota Prius.....antes los Skoda Octavia....antes los Seat Toledo.....etc...etc.

    ...Pioneer-Denon? Se verá. Y bien claro. Es un capítulo que se repite una y otra vez.
  • Playtagain
    #22 por Playtagain el 13/12/2017
    #21 Lo has clavao :plasplas:
  • MenorcaF-40
    #23 por MenorcaF-40 el 13/12/2017
    Pues yo creo que la competencia es buena y tiene que haberla....Está claro que Pioneer ha sido y sigue siendo un referente en equipamiento dj,...de echo esta serie premium de Denon me parece una copia mejorada en muchos aspectos en comparación con los xdj de Pioneer....Creo que Pioneer cuando sacó el xdj (y no hace mucho de eso) tendría que haber sacado algo parecido a lo que ha fabricado Denon,...para mí fue un producto no muy currado y repleto de plástico por todo a primera vista.Simplemente la jugada del mk2 por cambiar un par de cosas en tan poco tiempo,me supo a tomadura de pelo para seguir recaudando.
    En estos momentos,estamos en una época que todo se enfoca a lo táctil,pantallas capacitivas (llamarlo como queráis),y también en que todo ha de llevar luces led,que sea sencillo, rápido y fácil de usar..Esto,es estar en estos momentos en la moda y a la última y los fabricantes lo saben (automóviles,maquinaria,móviles etc etc....pero sobre todo ha de funcionar y durar lo suficiente en desgastes y averías,pero eso es una de las cosas que no se sabe todavía con los reproductores de Denon.
    Bajo mi punto de vista,Denon ha arriesgado plantando cara a Pioneer,con un producto moderno y habrán muchas personas que se decidirán en comprar los Sc5000 y eso Pioneer lo sabe....Será suficiente para desbancar a Pioneer?...pues no lo creo,ya que no puedes acabar con una marca que lleva muchos años en el top,simplemente por haber sacado un producto moderno o a la última,pero sí creo que servirá para que Pioneer se ponga las pilas y se vea obligado a sacar un cdj o xdj más actua...l,y a Denon si su producto va abriendo mercado,pues para hacerse otra vez un sitio en la gama profesional del dj.
    Es bueno que hayan más marcas que luchen por hacerse un sitio a nivel profesional,ya que de esta manera los usuarios pueden elegir lo que más les conviene según precio y necesidades.
  • Max
    #24 por Max el 13/12/2017
    #23
    ...por supuesto que la competencia siempre es buena y tiene que haberla.

    ...entre otras cosas, porque los más beneficiados somos nosotros, los compradores.

    ...cuantos más cacharros haya en el mercado, mejor. Siempre digo que cada cacharro que hay en el mercado está diseñado y puesto a la venta para un concreto comprador. Un "home-Dj" tiene reproductores económicos que le sirven y hacen su función. Hay chavales que empiezan con controladoras de 150 € y se lo pasan de cine. Luego, con el tiempo...van renovando y cada vez suben el nivel de sus equipos...a medida que se les va quedando "pequeños" en prestaciones. Por eso hay equipos para todos.

    ...dicho esto, los equipos profesionales están diseñados para "currar". Deben de tener lo mejor y deben de ser duros...por eso también son los más caros.

    ...es inevitable la comparación de todo lo que sale con Pioneer, porque es lo que más hay en las cabinas de todo el mundo desde hace ya bastantes años. Y Pioneer es tan fuerte en el tema Dj que ya se sabía que cuando se fuese a meter en "otros menesteres" donde ya había fabricantes antes que Pioneer (controladoras, por poner un ejemplo), sería marca de referencia y adelantaría a los existentes. Por eso, porque es muy fuerte en casi todo: calidad profesional, márketing, distribución...y uso profesional que luego deriva en el uso personal.

    ...ah! y no lo olvidemos: "el postureo" y la imagen en ciertos sitios....también "trabajan". Tener en una cabina de moda en Ibiza un conjunto Pioneer Tour, es algo que también "vende", aunque el Dj de turno sólo le de al play y poco más. Es otra parte del negocio. Ver a Carl Cox en eventos pinchando con auriculares Reloop es tooooooodo un "acontecimiento" (money inside, of course).
  • Imnotiko™
    #25 por Imnotiko™ el 13/12/2017
    #21

    Bueno Emilio...a lo que me refiero, es a que Denon en este caso, adelanta a Pioneer en varios aspectos, y suelen ser aparatos mejor terminados y a la par muy duraderos, como lo son los Pioneer, aun que éstos últimos, envejezcan peor que la mayoría de las demás marcas profesionales como ya se ha visto.

    Por otro lado está el tema de posibilidades de actualización y rendimiento a medio y largo plazo, ya que los firmwares (sobre el papel) de Denon, dan a entender que pueden con simples actualizaciones, igualar todo lo que Pioneer pueda ir haciendo a partir de ahora...e insisto, con un precio menor sin faltar "de nada" (salvo el lector de cd, obviamente)

    Para mi son puntos a tener muy en cuenta...ya no puedo hablar de calidad de sonido, puesto que en las últimas mesas, Pioneer se ha puesto las pilas y suenan realmente bien, así que ya serían gustos personales de cada uno, y su percepción, solo puedo comparar la 1700 de Denon, con las Nexus, y aunque a mi parecer Denon tiene un sonido mas definido y "cálido", reconozco que el sonido de las 850, 900 y 2000 nx no es ni mucho menos desdeñable, tanto que me impresionó en su momento el buen trabajo técnico que se había echo en ese (para mi) fundamental aspecto en los mixers.

    Pero ocurre igual que los repros, Denon parece haber visto que la mejor forma de competir con Pioneer, es darle una "longevidad" (hablando de funcionalidades y posibilidades) a sus cacharros en forma de actualizaciones que rápidamente puedan igualar o superar a lo que Pioneer ofrezca de ahora en adelante, sin necesidad de crearle un nuevo desembolso al usuario, que ya de por sí se gasta un pastón (sea pro o no, sea club o no) en un "nuevo" producto.

    De la duración física aún es temprano para hablar, pero se deja ver sobre el papel y las review, que la construcción mecánica iguala en muchos aspectos y supera en otros a la competencia, y al menos creo que se espera que a nivel tecnológico y de componentes, ocurra lo mismo, aunque ya son suposiciones nada mas...ya veremos.

    ;)
  • 1
  • 2