Grabación

Review de las interfaces Focusrite Clarett 8Pre y 8PreX

Introducción

Focusrite es una de las más importantes marcas de audio profesional del mercado. Fue fundada por Rupert Neve en 1985, y su base está localizada en High Wycombe, una ciudad del sudeste de Inglaterra de unos 120.000 habitantes. Comenzó facturando grandes mesas de mezclas para estudios, pero hoy en día está más centrada en otro tipo de aparatos, destacando sus interfaces de audio y sus pre-amplificadores de micrófono.

Por lo que he podido ir probando de esta marca, su filosofía parece ser la de obtener un sonido limpio y silencioso, acercándose cada vez más a este objetivo con el paso del tiempo, gracias a fuentes de alimentación mejor filtradas, mayores niveles de feedback en los amplificadores y un menor uso de transformadores de acoplamiento.

La gama Clarett

Este año Focusrite ha empezado a comercializar la gama Clarett, una serie de interfaces basados en el puerto de alta prestaciones Thunderbolt. Es sin duda, una apuesta a futuro y una declaración de unas intenciones que parece que van a ir muy ligadas a la manzana de Cupertino. Esta nueva serie está compuesta por cuatro modelos, todos ellos capaces de operar a 192KHz de frecuencia de muestreo. No hay USBs, no hay Firewires..... solo el Thunderbolt mediante el que se conecta nuestro ordenador a este interface.

La gama completa consta de:

  • 2Pre: Dispone de 2 entradas con previo de micrófono/instrumento y 4 salidas de línea analógicas, a las que hay que sumar un puerto digital ADAT de entrada y conexiones MIDI. Dispone además de una salida independiente para auriculares.
  • 4Pre: Viene armada con 4 entradas con previo de micrófono/línea, dos utilizables como entrada de instrumento, más cuatro de línea y 4 salidas de línea analógicas, a las que hay que sumar un puerto digital ADAT de entrada y una entrada y salida digital coaxial SPDIF. Dispone además de conexiones MIDI, y dos salidas para auriculares con control de volumen independiente.
  • 8Pre: En formato de Rack de 19”, dispone de 8 previos de micrófono/línea, dos de los cuales se pueden utilizar como entrada de instrumento, 8 salidas de línea, 2 salidas de línea de monitoraje, puerto digital de entrada y salida en formato ADAT y SPDIF, dos salidas para auriculares y salida de reloj en formato BNC. Tanto la 8Pre como la 8PreX disponen de dos conmutadores con función Atenuación y Silencio, que puede ser asignado a cualquier salida analógica. Por último, dispone de medidores de seis segmentos para cada entrada y para las salidas de monitoraje.
  • 8PreX: En formato Rack de dos alturas, viene con 8 previos de micrófono/línea, dos de los cuales pueden utilizarse como previos de instrumento, 8 salidas de línea, dos salidas de línea específicas para el monitoraje, dos entradas digitales y dos salidas en formato ADAT, entrada y salida SPDIF, MIDI, entrada y salida de reloj en BNC y dos salidas para auriculares. Este modelo no monta las entradas combo XLR/Jack 1/4 de los otros modelos, sino que trae entradas separadas para micrófono, línea e instrumento. Por último, dispone de medidores de seis segmentos para cada entrada y para las salidas de monitoraje. Este modelo es el único que aporta selección individual de la alimentación Phantom, filtro pasa altos y cambio de fase.

Toda la gama requiere alimentación mediante toma de corriente alterna. Dado que las Clarett no disponen de más puertos que el Thunderbolt, es importante comprobar que nuestro ordenador dispone de un puerto de este tipo. Por otro lado, como es ya costumbre en todos los dispositivos con este tipo de puerto - el cable no viene incluido, lo cual supone un gasto adicional a tener en cuenta.

Se presentan en un llamativo y elegante color rojizo que inequívocamente nos recuerda a la conocida serie Red de la marca que salió al mercado en el año 1993 y llegó a cosechar dos premios TEC. Sigue también la misma estética en los controles, de apariencia cromada y dimensiones moderadas, consiguiendo este toque de Boutique que la caracterizó.

Los nuevos previos, diseñados específicamente para esta serie, tienen una función llamada “Air” que según el manual “modifica ligeramente la respuesta de frecuencia de los preamperios para copiar las características de impedancia y resonancia de los clásicos preamperios de mic ISA de base transformador de Focusrite”.

La familia Clarett viene con un propio software, llamado Focusrite Control, donde podemos definir las asignaciones, el enrutamiento, controlar hasta ocho mezclas independientes al tiempo que nos libra de la latencia en el monitoraje. Este es un punto importante, pues no necesitaremos de ningún otro dispositivo para trabajar de manera fluida y sin los incómodos retardos en la escucha que presentan otros interfaces de otras marcas.

Con estas posibilidades se me ocurren tres modos de utilización:

  1. Como interface. Podemos conectarnos mediante el puerto Thunderbolt a un ordenador, y utilizar las Clarett como una potente batería de previos conectados digitalmente a nuestro programa de grabación. Mediante el Focusrite Control, podemos ajustar la unidad como una pequeña, pero generalmente suficiente, mesa de mezclas. Sería la forma de trabajo natural de estos aparatos, y en la que aprovecharíamos todo su potencial.
  2. Como convertidor. Si ya disponemos de un interface y deseamos ampliar sus canales, o los de una mesa de mezclas digital, podemos utilizar los puertos ADAT para enviarle digitalmente las señales previamente convertidas y pre-amplificadas por nuestra Clarett. Recordemos que el puerto ADAT incorporado, permite transferir ocho canales simultáneos con frecuencias de muestreo de hasta 48KHz, cuatro con frecuencias de hasta 96KHz y dos con frecuencias de hasta 192KHz.
  3. Como previos independientes. Solo necesitaremos acceder al Focusrite Control una única vez, ligar cada entrada a su salida correspondiente, y a partir de entonces, aun sin conexión Thunderbolt de por medio, dispondremos de ocho previos con sus ocho entradas y sus ocho salidas, que podrán mandar las señales a donde queramos, ya sea a una mesa de mezclas analógica, o a nuestro convertidor favorito. Bajo esta función no utilizaremos los convertidores A/D ni D/A incorporados en las Clarett, pero aun así, sus previo de micrófono pueden justificar perfectamente este modo de utilización.

Red 2 y Red 3

Además, al adquirir nuestra Clarett, obtendremos las claves para poder registrarnos y acceder a los plugins Red 2 y Red 3, así que parece que la adquisición de uno de los productos Clarett cobra cada vez más sentido, ya que dispondremos de previos de última generación, interface por Thunderbolt, convertidores, puertos digitales y además, unos plugins de apariencia encantadora.

Vamos a detenernos unos instantes en estos Plugins comparando el plugin Red 3 con un Red 3 analógico del año 95.

Primero hacemos trabajar al Plugin comprimiendo 1KHz con los tiempos de reacción al mínimo, y a una resolución de 24Bits y frecuencia de muestreo de 44.1KHz

Y comparamos la respuesta con el compresor analógico, mostrando ambos canales, Upper y Lower, o lo que es lo mismo, canal 1 y canal 2.

Como se puede observar, los resultados son muy diferentes. Podemos ver una estructura armónica bastante más corta en el hardware, y una ausencia de armónicos pares en el Plugin.

En modo automático (y tiempos de reacción al mínimo) también vemos grandes diferencias, presentando una gran cantidad de distorsión por aliasing a pesar del modo Auto.

Y aquí el compresor original, donde predomina el segundo armónico.

Si comprobamos la distorsión por intermodulación, para analizar el comportamiento el timbre con señales más complejas, obtenemos de nuevo unos resultados muy dispares. Tiempos al mínimo.

Frente al siguiente comportamiento de la máquina analógica, mucho más limpia.

Por otro lado, tampoco los tiempos de reacción y los tipos de curvas de reducción de ganancia se corresponden. Para comprobar esto, introducimos una señal de 1KHz con una amplitud controlada, de modo que se mantenga constante y cambie bruscamente de intensidad, para que podamos, una vez aplicada la compresión, ver cómo ha ido aplicando esa reducción de ganancia.

La señal introducida sería así:

Y la respuesta del plugin comprimiendo 6dBs con los tiempos al mínimo, sería esta:

El hardware en la misma situación.

Podemos observar que el Red3 original es un poco más lento, pero sus curvas son más exponenciales que lineales debido a un codo más suave, dando como resultado una compresión menos audible.

Focusrite Control

Así se llama el software que permite configurar internamente las Clarett. Desde Focusrite nos han hecho llegar el modelo 8Pre y el 8PreX, así que desconocemos cómo será en la 2Pre y la 4Pre, pero en la 8Pre, hay algo que descuadra un poco: Como se puede comprobar en la siguiente captura, solo nos permite seleccionar entre línea e instrumento, no aparece la opción de micrófono, aunque en modo Línea, de facto, el previo responde como previo de micrófono. Lo curioso es que en el manual, en el apartado de las especificaciones, vienen tres secciones con sus correspondientes datos, la de línea, la de instrumento y la de micrófono.

Incluso, se dan unos valores diferentes de nivel de entrada máximo para micrófono y para línea, pero en la práctica, si conectas al XLR, y no pudiéndose seleccionar “Micro”, el nivel máximo de entrada que podemos registrar es de +17dBus, que se acerca mucho a los +18dBus que anuncia en modo “Micro”, al que sin embargo, en teoría no podemos acceder, pues como decimos, no está seleccionable en el Focusrite Control en este modelo.

En el modelo 8PreX este problema no existe, dado que sí vienen identificadas las tres opciones, Micro, Línea e instrumento (cuando corresponde).

Los pre-amplificadores

Si bien en el análisis del plugin Red3 no hemos obtenido unos resultados satisfactorios, en la otra parte de la balanza juzgadora están los nuevos pre-amplificadores de la serie Clarett. Y es que son de una limpieza extrema. Cierto es que la ganancia máxima se puede quedar un poco justa en algunas situaciones que involucren micrófonos de cinta o dinámicos, instrumentos acústicos de poco volumen, interpretaciones muy sutiles o si la fuente queda a una cierta distancia del micrófono. Por ejemplo, si queremos grabar una guitarra acústica arpegiando y colocamos los micrófonos a un par de metros, nos será difícil acercarnos al full scale de los convertidores, sobre todo si utilizamos estos previos en modo autónomo y los combinamos con otros convertidores externos que tengan un calibrado más alto del Full Scale.

Aun así, disponer por el precio de la 8Pre de ocho previos de esta limpieza, cuando menos, llama la atención.

Estos previos vienen con una utilidad denominada “Air”, que como hemos mencionado anteriormente, intenta emular el sonido de la serie ISA. Exactamente no sé a qué modelo de qué año trata de emular, pues los resultados que hemos obtenido en los tests no se parecen en nada a los resultados que tenemos de nuestro ISA 430mkII. Y es que resulta que lo que nos encontramos es un Tilt que da una pendiente en la respuesta espectral, aumentando hacia los agudos, y añadiendo algunos armónicos de orden alto.

Realizamos un barrido, entrando a -20dBus y saliendo a Full Scale. Señal convertida por el propio Clarett.

8Pre, a la izquierda sin Air y a la derecha con Air.

8PreX, a la izquierda sin Air y a la derecha con Air.

Salimos del propio convertidor DA con 1KHz a -20dBus, y entramos en el canal 1, amplificando la señal hasta llegar a -1dBF, esto es, amplificando 37dBs la señal. Izquierda canal 1 del 8Pre y derecha canal 1 del 8Pre X.

Podemos observar que en modo normal, la distorsión es realmente mínima.

Si activamos la función Air, esto es lo que sucede:

Desactivando Air, pasamos a comprobar cómo la distorsión por intermodulación es prácticamente nula. Esto hace que estos previos sean muy apropiados para la grabación de señales complejas, como un piano, los ambientes de una orquesta, etc....

A continuación, vamos a medir el margen dinámico del sistema. Ajustando el potenciómetro al mínimo, obtenemos ganancia unitaria, seleccionamos micrófono y realizamos medición en vacío, obteniendo los siguientes resultados- Izquierda canal 1 8Pre y a la derecha canal 1 de 8PreX- -116,7dBFs y -116,6dBFs.

Seleccionando nivel de Línea, el ruido sube unas 8 décimas de dB.

Así pues, podemos concluir que no se trata de una emulación a los previos ISA en sí, sino a la función de mismo nombre que (Air) que incorporan los ISA 430 mkII.

A continuación podemos observar la influencia de la función Air en el previo del ISA 430 mkII en función de la impedancia seleccionada, siguiendo la siguiente secuencia:

  1. High Z, no Air.
  2. High Z, Air.
  3. Med Z, no Air.
  4. Med Z, Air.
  5. ISA Z, no Air.
  6. ISA Z, Air.
  7. Low Z, no Air.
  8. Low Z, Air.

Eso si, a diferencia de la función Air de las Clarett, el ISA 430 mkII no genera más distorsión armónica, la señal permanece inalterada en ese sentido.

Focusrite comenta que la función Air del 430 mkII se logra añadiendo un circuito inductivo en el secundario del transformador. Ciertamente, las bobinas tienen una impedancia que varía en función de la frecuencia de la señal, aumentando a medida que ésta lo va haciendo, de modo que en las frecuencias más altas, se reduce la corriente que circula por el secundario del transformador, y esto deriva en dos consecuencias:

  1. La corriente que entra en el circuito de amplificación es menor, produciendo menores calentamientos y pérdidas por Foucault y Joule. Las pérdidas por Foucault son mayores a mayor frecuencia, por lo que este punto es especialmente importante, pues añadiendo este circuito inductivo se reduce la derivación de energía eléctrica en altas frecuencias a energía calorífica, lo que se traduce en un aumento del extremo agudo del espectro sonoro.
  2. Como decimos, la corriente contra-electromotriz del secundario es menor, lo que altera los valores de corriente del primario del transformador, y esto deriva en una menor pérdida por histéresis. Esto es importante, pues a su vez, estas pérdidas dependen de la intensidad de la inducción, o sea de la corriente, y también de la frecuencia, que se ve afectada por nuestro circuito inductor “Air”. De este modo, al reducir las corrientes por el transformador en frecuencias altas, se reducen sus pérdidas por calor, y de nuevo esto desemboca en una mayor linealidad espectral, acompañada de una menor distorsión armónica que se genera por el retraso de la corriente respecto a la tensión debida a ese magnetismo remanente del núcleo del transformador que causa la Histéresis. Aunque en este caso, y debido a la bajísima distorsión del previo ISA en funcionamiento normal, no es relevante.

Todos estos efectos son muy difíciles de copiar, de ahí que la función “Air” de las Clarett sea simplemente una emulación, pues estos pre-amplificadores no incorporan ningún transformador.

Por último, vamos a ver cómo se desarrolla el codo de saturación.

El codo de saturación es aquella zona del rango de utilización, que situada en la parte alta de éste, no presenta un factor de amplificación constante. Dicho de otro modo, es la zona que hay justo antes del clip y en el que aumenta la distorsión debido a la incapacidad del sistema de seguir amplificando de forma lineal.

Este codo puede ser abierto/suave o más cerrado/abrupto. En el caso de un diseño a válvulas, suele ser común que ese codo sea tan ancho que permita prácticamente no salir de él a lo largo de toda una interpretación musical, consiguiendo ese sonido tan buscado muchas veces que llamamos “Crunch”.

Los pre-amplificadores de serie Clarett son de otra filosofía. Sonido limpio hasta que, llegado un punto, empieza distorsionar con mucha contundencia. Supongo que esto es debido al uso de un nivel de feedback bastante alto en el diseño del amplificador.

Entre las dos imágenes siguientes, hay tan solo 2dBs de diferencia en el nivel de entrada de la señal. En la segunda se puede ver que la distorsión aumenta claramente.

Muestras de audio

Realizamos tres capturas de audio, utilizando un ATC scm50asl para la reproducción y un AKG C414XLII para la captura.

Wav1. Registrado a través del canal 1 de la 8Pre.

Wav2. Registrado a través del canal 1 de la 8Pre en modo Air.

Wav3. Registrado a través de un ISA 430mkII con la impedancia del ISA110, y convertido a través de una MotuHD192.

Como puede apreciarse, la función Air suena más fina, más nasal y más aguda que la muestra del ISA 430mkII. Así mismo, existen también diferencias entre la toma 2 y la 3, siendo esta última, la que presenta más cuerpo.

En realidad, tras realizar mediciones, la emulación Air no varía la impedancia de entrada del previo, al menos la parte real de la impedancia, con lo que es imposible obtener los resultados del diseño ISA. Los cambios tímbricos, tonales y dinámicos que aparecen al bajar la impedancia de entrada hasta los 1400Ohms del ISA no pueden emularse debidamente por ningún plugin sin saber qué micrófono tiene conectado, porque el sonido obtenido en esas circunstancias es producto del acoplamiento del circuito del propio micrófono y del previo. Al bajar la impedancia de entrada, aumenta la corriente, y esto suele provocar una disminución del ancho de banda e incluso, un ligero aumento de la distorsión.

De hecho, de forma parecida a lo que sucede en un amplificador y un altavoz, la respuesta dinámica también se ve afectada por esta relación de impedancias, dado que cualquier generador, en este caso un micrófono, ve alterada su capacidad de frenada en función de la carga que tenga conectada. Esto es debido a que a menor carga, esto es, a menor impedancia de entrada del pre-amplificador, la corriente que circula por el circuito de acoplamiento entre la salida del micrófono y la entrada del pre-amplificador, es como decíamos anteriormente, mayor, y como esta corriente se opone al movimiento del generador, en este caso al movimiento de la membrana de nuestro micrófono, los sonidos son más cortos, se apagan antes, dado que la corriente actúa como un atenuador. Esto es especialmente notorio en la frecuencia de resonancia del micrófono.

Conclusiones

Estéticamente son muy llamativas, desde luego. Sus previos son muy limpios, aunque su sonido es bastante delgado y la ganancia máxima algo escasa. Los convertidores son bastante buenos, muy limpios y silenciosos. Los plugins sin embargo no son tan recomendables, y la función “Air”, más que una emulación de los previos ISA, se trata de un simple —pero muchas veces útil— aumento de las frecuencias agudas.

En definitiva, un buen producto si estamos buscando un sonido limpio y silencioso, con grandes resultados en sonidos acústicos complejos que sean muy sensibles a las distorsiones.

Lo mejor

  • Sus convertidores.
  • El sonido limpio de sus previos.
  • La estética.
  • Software propio que nos libera de problemas de latencia.

Lo peor

  • Los plugins.
  • La “emulación” Air puede llevar a equívocos, aunque puede ser de utilidad.
  • Sonido con poco cuerpo.

Precio orientativo

  • 2Pre: 500€
  • 4Pre: 700€
  • 8Pre: 1.000€
  • 8PreX: 1.200€
Ibon Larruzea
EL AUTOR

Ingeniero técnico industrial en máquinas eléctricas por la universidad pública vasca, músico, productor y audiófilo. Profesional del mundo sonoro desde el año 2000, y desde hace unos años dedicado al mastering, compaginándolo con la producción, en los estudios Euridia.

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar