Grabación

¿Por qué se usan conexiones de micrófono para fuentes de línea?

Una manguera para escenario
adamhall.com

¿Porqué se usa cableado de nivel ‘mic’ en vivo y en estudio? A priori no deja de ser una elección que aparenta ser poco sensata: los niveles ‘mic’ (de entre unidades y pocas decenas de milivoltio) son débiles y parecería preferible usar los más robustos niveles ‘línea’ (ya rondando el voltio). Pero la cosa no es tan simple y durante mucho tiempo las mangueras y cajas de conexiones de directo y de estudio han venido privilegiando el enfoque ‘mic’ frente a ‘line’.

Digo ‘durante mucho tiempo’ porque en entornos medio/altos ya es convencional que se haya digitalizado todo trasvase de señal. Las señales ya no viajan lejos salvo en forma digital porque es más limpio y más simple. Un solo cable Ethernet -mejor dos por redundancia- lleva todos los canales y se evitan interferencias y ruido. Pero todavía tenemos mucha instalación fija y móvil con mangueras analógicas para llevar señales entre dos puntos distantes, sean escenario y mesa en un directo o sala de músicos y sala de control en un estudio. Y en ellas el rey es formato y niveles de conexión tipo micrófono.

David vence a Goliath

En esas instalaciones vence por goleada David frente a Goliath: se usan conexiones pensadas para micrófono (niveles bajos, sí, pero también impedancias bajas), no para línea (niveles algo más altos pero a cambio también impedancias más elevadas). Y es que cuando un tendido de cable se enfrenta en algún extremo a una impedancia alta, la señal sufre.

Básicamente cualquier cable tiene un comportamiento de pequeña resistencia, mayor cuanto mayor sea el recorrido, que implica una reducción de señal con tiradas grandes, pero no es un efecto demasiado pronunciado (salvo con las bajísimas impedancias de los altavoces, situadas en los pocos ohmios). Domina más en los cables para conexión entre instrumentos y equipos su comportamiento de tipo capacitivo (condensador) también creciente con la longitud.

Los cables son más un condensador que una resistencia, para entendernos, y van a dar lugar a que la pérdida de señal no sea equilibrada, sino una acción selectiva en frecuencia. Se producirá especialmente en los agudos, generando un sonido más opaco. Un efecto de filtrado que es tanto más marcado cuanto mayor sea la impedancia con la que se remata el cable. Y si la pérdida es alta, cualquier intento de compensarla (por ejemplo ecualizando) lo que hará es aumentar el ruido, lo que no es nada atractivo.

La preferencia por ‘mic’ y la obligación del balanceo

Los micrófonos dinámicos y de condensador habituales (no así los de contacto como los piezos que se usan para algunos vientos, por ejemplo) acostumbran a ser de baja impedancia (entre 50 y 200 ohmios típicamente). Las entradas ‘mic’ de las mesas de mezcla se han diseñado para corresponder con ellos y aplican también baja impedancia. Mientras tanto las entradas línea pueden ser de impedancia del orden de las decenas de kiloohmios.

Así las cosas la carga en el extremo del cable es pequeña si optamos por conexiones de tipo micrófono y como resultado ofrecen un sonido menos afectado, más fiel.

La ventaja de su nivel fuerte permite a las señales línea mejor defensa frente a las interferencias. Por eso las líneas ‘mic’ son siempre de tipo balanceado. Sabedores de que su pobre nivel las expone en exceso en el entorno propenso a ellas que supone un directo (con un entorno radioeléctrico plagado de contaminación a través de focos, dimmers, equipos de potencia,…) o un estudio denso en equipamiento electrónico, el uso de sistemas de transmisión balanceados en conexiones 'mic' permite limpiar en gran medida las señales contaminantes que se hayan montado sobre la deseada durante su viaje por el cable.

Surge así la forma de conexión más habitual: niveles tipo micrófono sobre cableado balanceado y atacando a entradas pensadas para micro, con baja impedancia.

Y la preferencia, por esas mejores condiciones para la transmisión a distancia, hace que incluso las señales y sistemas que operan a nivel línea deban ser enviadas al estilo microfónico, usando para ello cajas de inyección.

La DI como adaptadoras hacia ‘mic’ de señales ‘inst’ y ‘line’

Para usar infraestructuras de conexión concebidas para ‘mic’ desde otro tipo de fuentes como guitarras y bajos eléctricos, o teclados se usan las conocidas cajas de inyección directa ( ‘DI box’ por ‘direct input’ o ‘direct injection’).

El caso peor para la transmisión de señal se lo lleva la conexión de instrumentos como guitarra o bajo eléctrico o los micros de contacto, con impedancias de salida en el orden del megaohmio. Algo que unido a su baja potencia las hace pésimas fuentes para atacar un cable extenso. Con independencia de qué tipo de entrada vaya a haber en el otro extremo, tenemos un buen foco de problemas. Ya sabéis lo bien que recogen todo tipo de interferencias las guitarras en cuanto el cable es de unos pocos metros.

Por eso la necesidad de usar con las clásicas ‘cajas de inyección’, a las que se conecta una guitarra/bajo o un micro de tipo piezoeléctrico y que son capaces de ofrecer una salida de baja impedancia y balanceada, lista para viajar en óptimas condiciones por una infraestructura de conexiones ‘mic’.

También con los teclados y fuentes de nivel ‘línea’, aunque no sean niveles ni impedancias tan problemáticos, tiene interés el uso de ‘DI’, cuando van a usarse conexiones pensadas para ‘mic’, con el objetivo de adecuarse a las condiciones de la línea aportando la representación balanceada además de la adecuación de niveles e impedancias. Puede parecer un poco matar moscas a cañonazos, porque necesitamos una caja de inyección junto al instrumento fuente que reduzca el nivel y lo asemeje a un micrófono para que luego en el otro extremo tengamos que aplicar el previo del canal microfónico para recuperar unos niveles altos a la hora de realizar la mezcla, pero está demostrada y por eso extendida la ventaja de este tipo de práctica.

Por cierto, sobre las ventajas de usar una caja de inyección con teclados os hablaré otro día, porque hay algunas más que tener en cuenta y quizá os lleve a más de uno a decidir que no estaría mal invertir en una si aún no contáis con ella.

Información sobre cursos presenciales por pablofcid en cicloquintas.es

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios
  • #1 por BlahBlah hace 1 semana
    Lo que hago yo últimamente en directo es que me llevo la XR18 (que tiene conectores combo) y pincho ahí los sintetizadores con cables cortos.

    Y entrego directamente la salida estéreo del mezclador ya en XLR balanceado.

    Una XR12 cuesta menos de lo que costaría el equivalente de entradas en cajas de inyección, por lo que también es una buena elección para teclistas (y de paso entregas al FOH tu mezcla ya a tu gusto).
    1
  • #2 por pablofcid hace 1 semana
    En tu caso es que con dos metros de cable lo tienes resuelto porque llevas la XR pegada a las teclas. El problema sería llevar las líneas hasta una mesa a unos cuantos metros más allá, en plan escenario con el control a 25 metros, más los focos de escenario y todas esas otras cosas que pueblan un directo.

    Tal como dices, ahora mismo hay muy buenas opciones con mini (o no tan mini) mezcladores. Pero podemos dejar el tema de cajas de inyección y teclas para ese futuro artículo sobre 'DI y teclados'. Para organizarnos la cosa y recopilar allí todos vuestros comentarios para esa aplicación en particular, y que, como este que has hecho, son muy interesantes.
    3
  • #3 por alberto hace 1 semana
    Yo pincho las teclas directamente en un reac de Roland con la M-400 (el reac está a un par de metros de mi).
    Las tarjetas del reac solo tienen entradas XLR, así que la solución pasa por puentear el 1 y 3 del XLR que llevo.
    No es muy correcto esto, porque como le de phantom un día se cepilla...
    El técnico quiere las salidas individuales para hacerse el su mezcla particular. Yo me monitorizo con una RX-1602.
    Para otras aplicaciones me llevo una Yamaha MG-06x, que siempre andan con las di Behringer...
  • #4 por pablofcid hace 1 semana
    Esos trucos son un peligro. Cuando se supone que llevas todo tú mismo el problema es que estés un día despistado, pero más o menos lo puedes llevar bajo control.
    Pero cuando ya no eres tú y tus equipos sino tú más el técnico que asiste en un garito pequeño y sus equipos, las posibilidades de error se multiplican. Y luego viene el yo te dije, tu me dijiste, no me comentaste,... Y lo peor, lo nervios a flor de piel antes de tocar, si llegas a tocar porque no se haya roto nada.
  • #5 por insula hace 1 semana
    mejor llevar una caja de inyeccion que sepas q no degrada el sonido, es un poco loteria lo q te encuentras.

    aun asi pablo dando una salida de linea balanceada, te siguen metiendo por una caja de injeccion para bajarte la señal a nivel de mic.

    el tecnico no se complica la vida y no va a mezclar señales a nivel de linea y de mic.

    :triston:
  • #6 por insula hace 1 semana
    ta en ingles, pero en este video hablan un poco del tema pero centrado en el mundo modular, aun asi es applicable a intrumentos a nivel de linea en general.

    https://www.youtube.com/watch?v=zL8MCKORsoc
  • #7 por pablofcid hace 1 semana
    #5
    Eso es. Deberíamos llevar nuestra propia caja, y es que al final, sí o sí, te van a pasar cualquier fuente por conexión tipo micro el 99% de las veces, porque por homogeneidad se hace tratamiento único.
  • #8 por alberto hace 1 semana
    #4
    A mí no me gustan estos trucos, pero no hay más remedio. En este caso no pasa nada porque el técnico siempre es el mismo. Pero en otras circunstancias no me la juego, claro...
  • #9 por pablofcid hace 1 semana
    #8
    Yo también tengo vergüenzas que me callo :-) Con apaños andamos quien más quien menos casi todos.
    1
  • #10 por El_Ingeniero hace 1 semana
    Otro de esos tutos tan desconocidos, pero necesarios. Probare y asi el abanico de mezcladoras seria mas amplio, como por ejemplo una Behringer X-32 Producer.
  • #11 por Aum Project hace 1 semana
    Buen artículo para aclarar a muchos este tema tan desconocido como son la señales balanceadas y no balanceadas, usos de DI y demás. Muchísima gente tiene un desconocimiento que no llega ni a lo básico.