David Toop: "Uno podría decir que el sonido no existe realmente"

Reciéntemente han subido a YouTube una versión subtitulada de una valiosa entrevista con David Toop, músico y escritor de gran influencia en la reflexión contemporánea del sonido. Dos de sus libros, Océano de Sonido y Resonancia Siniestra, han sido traducidos al Español por la editorial argentina Caja Negra, quienes estuvieron acogiendo a Toop en Buenos Aires hace unos días.

En la entrevista, además de dar un fiel ejemplo de convergencia entre prácticas tradicionales de la composición e improvisación electroacústica, Toop trata varios de sus temas recurrentes: las paradojas del silencio, la ambigüedad de la presencia/ausencia del sonido, las posibilidades de lo invisible, las vías de interpretación y manipulación de lo sonoro, la cuestión tecnológica, etc.

"Uno podría argumentar que el sonido no existe realmente", dice el artista para resaltar lo evanescente del sonido y su condición transitoria que lo hace "estar siempre en un estado de emergencia o caída, nunca está en realidad allí."

Esta idea se concreta en lo que Toop denomina resonancia siniestra, que viene a ser realmente su propia definición del sonido, transversal tanto en su obra sonora como en sus libros. Es una consideración del sonido como un fenómeno ambiguo y sospechoso, que tiende a relacionarse con el mundo de las cosas tangibles y visuales, pero que dado que se sumerge en lo invisible y la mera escucha, se convierte en un asunto enigmático. Dice Toop:

"Una de las características del sonido es que podemos oírlo y podemos interpretarlo, incluso si no necesariamente vemos la causa, por tanto tenemos buenas razones para desconfiar del sonido y tenemos buenas razones para pensar que el mundo de las cosas es confiable."

Esta paradoja establece de entrada una crítica a cualquier materialismo que considere los sonidos solamente como eventos causados por cosas, cuando muchas veces esas cosas no están, lo cual nos permite especulación y novedad.

Toop habla también de la computadora como un no-espacio donde se generan vastos universos sonoros, agregando además que hoy por hoy los procesos y timbres que tenemos a la mano. "Nuestra idea de la música se ha expandido dramáticamente para incluir sonido ambiente y lo que la audiencia podría considerar como un sonido no musical."

Aunque lo dice de forma simple, es bastante radical: poder pensar en cualquier sonido, en cualquier lugar, con o sin procedencia, digital o analógico, de un animal o de una máquina. Todo el campo de sonido a disposición del compositor, como ya vaticinaba Cage en su credo.

Por cierto, la conferencia de Toop en Argentina, aunque en inglés, está disponible en línea:

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios
  • #1 por zumayvan el 21/07/2017
    siempre inspirador
  • #2 por pepe potamo el 22/07/2017
    siempre he dicho que vendemos "humo", este señor a ese mismo humo le pone un traje y gana dinero de decir lo que todos sabemos, desde que un Nearthental golpeó un tronco hueco con un femúr, siempre ha sido asi, sensaciones todas cargadas de ritmos; rapidos o lentos y algunos de ellos casi imperceptibles, la "musica" como la entendemos tiene mucho que ver con la conexion neuronal y la percepcion de cada uno, a alguien le relaja el jazz, a otros el metal, pero a todos el silbido del viento a traves de alguna rendija nos suena a "musica" que es el nombre que le hemos dado a ese "humo"
    3
  • #3 por husak el 22/07/2017
    El sonido no existe ,pero diós todo poderoso ,sì .
  • #4 por Julius@Wikter el 22/07/2017
    Cuando estás de turno de noche y pasa un vehículo motorizado monocilindrico y ves vibrar las ventanas al despertarte y luego pasa el chico del teclado tocando Paquito el chocolatero podríamos decir que el sonido se ve, se toca y se siente. Además, se transmuta en ruido con facilidad.
    Ojalá no existiera el sonido a veces... Pero no es tan sencillo.
    :nono:
  • #5 por Ettore hace 4 semanas
    #3 Diós es tiempo.
  • #6 por Optimuff Prime hace 4 semanas
    #5 Dios no sé si es tiempo, pero lo que sé es que no forma diptongo. :mrgreen:

    Interesantísimo artículo.
    A veces uno piensa que muchas de estas reflexiones son evidentes, pero no me canso de repetir que no aprendemos las cosas ni las interiorizamos hasta que las sentimos de verdad.

    Y aunque a veces leas -o escuches- sobre cosas evidentes, hasta que no reflexionas sobre ellas a nivel profundo no sientes el meollo de lo que se dice.

    Soy educador, y cada día me doy cuenta de que al enseñar lo que creía saber, termino por sabiéndolo más y mejor gracias a contarlo y enseñarlo una y otra vez.
    ...Porque al enseñarlo, lo reflexiono.

    Algunas veces parece que la poesía no dice nada, pero lo dice todo...
    4
  • #7 por Romansky hace 4 semanas
    Si tienes a un gaitero cerca tocando, a ver quien dice que no existe !
    3
  • #8 por TM Factory hace 4 semanas
    Gran artículo, gracias por compartir!
    Un saludo.
  • #9 por rsync hace 4 semanas
    Lo mismo sucede con los colores.

    Aunque para muchos les parece que los colores son reales, a nivel de investigación científica todo tiene una explicación.

    Muchos podemos opinar personalmente lo que queramos, otra cosa es lo que es.

    http://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/08/110809_colores_ver.shtml

    Nuestro cerebro hace maravillas.
  • #10 por Gustavo Eduardo SoMaR hace 4 semanas
    El Arte de Escuchar
    Documental

    https://www.youtube.com/watch?v=3_5MnvCUvDU
  • #11 por Gustavo Eduardo SoMaR hace 4 semanas
    El Arte de Escuchar
    Documental

    https://www.youtube.com/watch?v=3_5MnvCUvDU
  • #12 por Gustavo Eduardo SoMaR hace 4 semanas
    El Arte de Escuchar
    Documental

    https://www.youtube.com/watch?v=3_5MnvCUvDU
  • #13 por jBetances hace 4 semanas
    Interesante reflexion.

    Podrá ser inútil, o intrascedental, o irrelevante...

    Pero interesante reflexión. ;)
  • #14 por DJLogic hace 4 semanas
    Uno podría decir que el cielo es azul porque vivimos en el ojo de un gigante de ojos azules...
  • #15 por Karl Mars hace 3 semanas
    Interesante reflexión.
    Muchas gracias por el aporte.
    Un saludo
  • #16 por Rayos-y-Truenos hace 1 semana
    Yo creo que el artículo parte de que la música clásica es lo único que existe, y lo demás viene de fuera o es incompatible.
    Pero no.
    La música clásica existe hace bastante poco, digamos que cuando terminó la Edad Media en occidente, y sólo para la élite realeza, nobleza y alta burguesía, y ya está.

    La música no clásica existió antes de que la música clásica existiera y vivió una vida paralela. Claro que ahora, las músicas se han mezclado, y la música clásica quiere ahora ser como la música profana laica popera, y viceversa.

    O sea que no, la música está en el oído, si es que la persona o el animal no son sordos y pueden oir, si no, ya puedes poner a 30 gaiteros al lado tuyo, que si acaso, lo único que se percibe es la onda plasmable que se recibe al tacto y a la vibración de suelo, paredes o enseres...
    Por otro lado, el sonido son ondas, al igual que la luz, con lo cual los diferentes sonidos son equiparables a los colores de la visión, o a las ondas de radio, ondas gamma, microondas, etc usadas para mil cosas, incluso en astronomía, telecomunicaciones, etc. Pero todo eso también es electricidad de alguna forma, al igual que las microcorrientes que se dan en el cerebro y que una parte de la neurología las estudia.
    Pero vaya, eso de dios no existe porque no ni tangible, ni escuchable, ni se puede oler, ni comprobable al tacto ni de ninguna otra manera. Hay gente que se han ivnentado a los dioses proque es una solución conveniente para controlar las mentes que no saben todavía pensar por sí mismas. Si acaso, lo más parecido a Dios/a/-ses es la habilidad de pensar, que no siempre deja huella ni se manifiesta, ni hay razones para demostrar que se está pensando a no ser que se diga, lo cual es también un acto de fe, es decir, que no se puede realmente demostrar y nos hemos de "fiar" de que nos dicen que están pensando, y si acaso, eso es lo más parecido a un supuesto ser sobrenatural indemostrable.

    Pero las ondas, seguro que sí existen, pueden ser escuchables, no siempre tangibles, pero también pueden verse o sentir sus efectos. incluso aunque la humanidad no haya existido jamás, las ondas sí, las que afectan a nuestro sonido humano (seguro que habrán más que no captamos).

    En fin, me estoy poniendo muy filosófico, o sea que mejor me callo, jajajaja, interesante para quien no tenga nada mejor que hacer que en filosofar...