Magacín

Eterno Commodore 64

Commodore 64

«Como tu primer amor, o tu primer coche, tu primer ordenador siempre tendrá un lugar especial en tu corazón. Para millones de niños crecidos durante los ochenta, ese primer ordenador fue el Commodore 64. Veinticinco años después, la sensación de aquella primera adicción a las máquinas aún es fuerte.»

«Había algo mágico en el C64» relata Andreas Wallstrom desde Estocolmo, Suecia. Recuerda el día en el que puso sus ojos por primera vez en su Commodore, allá por 1984.

«Mi padre lo trajo a casa junto con un reproductor de casette, un disco duro, una impresora y un par de juegos. Solía escaparme a la hora de comer para jugar con mis amigos.»

Wallstrom es webmaster y diseñador de C64.com, un sitio web dedicado a preservar juegos, demos, imágenes, revistas y otros recuerdos del Commodore 64.

Sus visitantes son por supuesto en su mayor parte nostálgicos, hombres en la treintena buscando jugar de nuevo a los juegos favoritos de su infancia. Los emuladores les permiten jugar aún si no conservan la máquina original. Las descargas más populares son Boulder Dash, Ghostbusters y The Great Giana Sisters.

«No era el ordenador más sofisticado, pero tenía una gran personalidad, se le amaba y se le sigue amando» dice Harry McCracken, vicepresidente y editor jefe de PC World.

A menudo ignorado en favor del Apple II o el Atari 800, el Commodore 64 llegó a grandes alturas durante los ochenta. Entre 1982 y 1997, se vendieron 17 millones de C64. El Libro Guinness lo reconoce como el ordenador sencillo más vendido jamás.»

Por no citar que se trata del ordenador en el que nacieron Logic y Cubase.

Más en CNN.com

Foto de Commodore 64 computer.

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar