Magacín

House Pi

musica arte house

Paul Slocum es un artista y músico tejano que combina arte y cultura digital con una actitud punk superior. Su nuevo trabajo se muestra ahora mismo en la sala Dunn and Brown Contemporary en Dallas y está compuesto por un amplificador vintage —en este caso, un eufemismo para «estaba guardado en el garaje»— conectado a un ordenador portátil que corre un software creado por él mismo.

El software se llama Pi House Generator y genera música house aleatoria utilizando el número Pi. Tal y como ocurre con las cifras digitales del número, el flujo de música nunca se repite y evoluciona constantemente.

Lo explica el propio Paul.

«El software calcula progresivamente una secuencia de decimales de Pi, comenzando por 3.14 y progresando hasta el infinito. Según calcula los dígitos, alimenta con los mismos un generador musical algoritmico que contiene mis propios criterios estructurales para la música house. El resultado es música house infinitamente larga y estática pero que no se repite nunca.»

«El ratio al que el número de ciclos de procesador se incrementa a partir de los dígitos calculados está limitado por la fórmula Z*log(N). Sin embargo, basándose en la Ley de Moore, la potencia de procesador por dolar se incrementa exponencialmente, doblándose cada dos años. Mientras se va actualizando el ordenador según material más potente está en el mercado, se garantiza que la canción puede reproducirse indefinidamente.»

Hay algo inherentemente bello en combinar música con matemáticas. Especialmente cuando el resultado está lejos de parecer un producto matemático. En realidad muchas canciones pop caen en esta categoría. Dado que soy tanto un freak de las matemáticas como de la música, intenté que Paul me explicara más sobre cómo funciona el software. Me dijo:

«Se calculan nuevos dígitos de Pi cada minuto aproximadamente, y son utilizados para elegir puntos de loop en las muestras, colocación de muestras, uso de muestras de percusión y selección de los mismos. También alimento un generador pseudoaleatorio con los dígitos de Pi de forma que tenga el suficiente material aleatorio a partir del conjunto de decimales. Algunos elementos sí son cíclicos, como los conjuntos de percusión utilizados y algunas limitaciones en el arreglo.

Hay una muestra de la música generada aquí.

Visto en Noise Addicts.

Artículos relacionados:

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar