Magacín

Nódulos

¿Qué tienen en común Natasha Bedingfield y Alicia Keys, aparte por supuesto de estar las dos muy ricas, una morena y otra rubia, tal y como le gustaban a Don Hilarión?

Natasha Bedingfield Alicia Keys

Se conoce popularmente como nódulo a lo que en medicina se llama hiperqueratosis del tejido en los labios vocales. La presencia de un nódulo impide el movimiento natural de dichos labios al hablar o al cantar. Si bien puede llegar a producir ronquera, el síntoma más habitual es la disfonía, esa característica texturización de los sonidos vocales. El nódulo pueden sufrirlo hombres y mujeres, aunque es más habitual en éstas, lo que hace que no sea descartable un origen hormonal.

El tratamiento debe consistir en el descanso de la voz, preferiblemente en el silencio total. Pero he aquí que el todopoderoso marketing de las discográficas parece haber decidido que aquella característica disfonía producida por el nódulo resulta sugerente, o incluso sexy. Tanto el último sencillo de la Bedingfield, Soulmate, como el de la Keys, No one, son extravagantes ejemplos de producciones donde el nódulo no sólo no molesta, sino que se utiliza la ecualización para realzarlo de forma grosera.

Por el bien de tan deliciosas muchachas, debemos desear que esto no se convierta en costumbre y no haya que llegar a la cirugía para devolver sus voces al que debería ser su estado habitual.

¿Le echamos la culpa a Bonnie Tyler?

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar