Sintetizadores

Adivina, adivinanza: el peligroso juego de los teasers y rumores

Si a estas alturas no has oído nada sobre Behringer DeepMind12 es porque acabas de dar de alta tu conexión a internet, o eres muy nuevo en el mundillo de la tecnología musical. El sintetizador de la marca alemana se ha convertido en una de las noticias del año.

Es innegable que la primera incursión de una marca como Behringer en el terreno de los sintes analógicos es digna de una o varias portadas, pero si algo ha llamado la atención es su prolongada campaña de teasers —avances incompletos en vídeo—, que ha dado lugar a un sinfín de especulaciones.

Los que seguís Hispasonic cada día habréis visto tres noticias sobre el mismo producto en un corto espacio de tiempo, algo inusual aquí. El show comenzó el pasado 7 de julio, con un primer teaser en el que apenas se veía el lateral izquierdo y se escuchaban algunos sonidos. A partir de ahí siguieron más teasers, que generaron otras dos noticias en portada: la sorpresa de sus 12 voces de polifonía y la revelación del nombre DeepMind12, todas con cientos de comentarios.

Behringer DeepMind12
¿Qué sería de los teaser sin lentes con poca profundidad de campo?

Pues bien; estamos a 8 de agosto y ayer se liberó un sexto teaser sobre sus osciladores. Lo hemos añadido a nuestra noticia inicial, y sin duda llegarán algunos vídeos más, pero no publicaremos nuevos avances de DeepMind12 en portada hasta que se anuncie oficialmente el producto final con su precio. Creemos que lo que queda por mostrar no justifica extender el goteo de posts, pero la intensidad de la campaña de Behringer, quizá exagerada a estas alturas, nos ha hecho pensar en el significado mismo de los teasers.

¿De qué va esto de los teasers?

La característica definitoria de estas campañas es despertar el interés del público sin revelar el producto, ya sea por una cuestión comercial táctica o por el efecto emocional que se consigue —y el ruido promocional añadido—. Es un mecanismo de comunicación y publicidad presente en muchos sectores desde hace décadas.

Los aficionados al cine tendréis muy fresco el teaser trailer de Star Wars: The Force Awakens, publicado un año antes de la llegada de la película a las pantallas, pero podemos irnos tan atrás como a 1977, cuando se proyectaba este curioso avance del Superman de Richard Donner —también con un año de antelación— sin la música de John Williams:

A mucha gente le gustan los teasers. Son motivo de entretenidos debates, y si eres fan de la marca, alimentan tus mejores esperanzas. Pero puede pasarte lo mismo que con aquella novia o novio que conociste por internet: que las expectativas pueden quedar demasiado lejos de la realidad. En ocasiones no es así y el producto cumple con todos tus deseos, pero me atrevo a decir que en la mayoría de los casos, queda un poso de decepción.

Veámoslo en cuatro ejemplos recientes de campañas de teasers y rumores más o menos afortunadas del sector de los sintetizadores.

Roland AIRA: emociones bien dosificadas

Serie Roland AIRA

La serie AIRA de Roland es un perfecto ejemplo de una eficaz campaña de teasers. Con el vídeo "La evolución de la caja de ritmos TR-808", la marca nipona excitó la imaginación de todos en enero de 2014, y mantuvo a muchos entusiastas congelando fotogramas a la búsqueda de imágenes desenfocadas del nuevo producto. Pero a lo largo de las cuatro semanas que duró la campaña, con el goteo de rigor, se supo que estábamos ante toda una nueva familia inspirada en las máquinas clásicas de Roland.

Su naturaleza digital disgustó a los que esperaban un despliegue de clones de las 303, 808, 909 o SH-101, pero eso no impidó que se elevasen a la categoría de superventas.

El nuevo Synthex que no lo fue

No habrá Elka Synthex

No todas las campañas de teasers se basan en vídeos; las píldoras informativas también construyen el hype. En enero de 2015 se anunciaba el regreso de las marcas GEM, LEM y Elka, con una alusión genérica a la reedición de modelos descatalogados. En plena fiebre analógica, esto disparó las especulaciones sobre el posible relanzamiento del mítico sintetizador Elka Synthex, que fue aparentemente confirmado unos meses después.

Pero, cuando acudimos a la rueda de prensa celebrada en la Musikmesse de aquel año, las expectativas se vinieron abajo: los impulsores del proyecto no tenían apenas nada entre manos, más allá de los planos originales, buenas intenciones y una campaña de crowdfunding. El globo acabó de pincharse en junio, con el anuncio oficial de su cancelación. Un bluff en toda regla.

El esperado megasinte que mutó en arranger

Korg Liverpool

Korg emocionó a muchos el año pasado deslizando un leak que llevó a pensar en un nuevo sinte de importancia. Unas semanas después, el misterioso producto era ya un rumor oficial, algo "inspirado en The Beatles", nada menos. Se especuló sin límite: un Mellotron, otra reedición de un sinte analógico de los 70... pero al descorrer el velo nos encontramos con Liverpool y PA4x, dos teclados arranger, una categoría de producto con escaso sex appeal para los fanáticos de los sintes —aunque cuenta con una amplia cuota de mercado—.

La verdad es que, muy probablemente, Korg no pretendía montar mucho ruido con esto, pero la campaña de Yamaha Reface, muy cercana en el tiempo, provocó la expectativa general en una respuesta proporcional.

Es un delay analógico, ¡Gollum!

A veces las marcas se alejan del típico desvelado gradual de especificaciones y le dan un punto más creativo a sus teasers, como fue el caso de Moog con el Moogerfooger MF-104M allá por 2012. Este delay analógico fue precedido de un vídeo que nos mostraba uno de los acertijos de El Hobbit, cuando Bilbo y Gollum se encuentran en lo profundo de las Montañas Nubladas. La respuesta a la adivinanza era, evidentemente, el tiempo.

La rueda sigue girando

Está claro que los medios debemos asumir nuestra buena parte de responsabilidad en el ruido que se genera en torno a este tipo de campañas. Ahora bien, lo que nos mueve es lo mismo que a vosotros: la curiosidad y el interés por descubrir "qué será", y el gusto por especular y charlar de nuestra afición o profesión. Desde este punto de vista, difícilmente podremos evitar nuevas tentaciones en lo sucesivo. Parece que los teasers seguirán siendo un arma predilecta de las marcas por mucho tiempo —sin ir más lejos, seguimos pendientes de lo próximo de Elektron—.

¿Recordáis alguna campaña de teasers que os llamase especialmente la atención? ¿Cuál fue vuestra mayor decepción? ¿Y la mayor sorpresa?

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios

Regístrate o para poder comentar