Sintetizadores

Review de Arturia Minibrute 2 y 2S, pasión modular concentrada

Donde caben dos, caben 2S

Tras la noticia y grata sorpresa del Minibrute 2 que publicamos ayer, acompañamos una review basada en la singular versión 2S que hoy se ha hecho pública. Y es que donde caben dos, caben tres… o 2S, según Arturia: MiniBrute original y MiniBrute 2 cuentan con otro hermano. Sin teclado convencional, pero con pads y un secuenciador mejorado, la versión 2S comparte la base del 2 pero mantiene una identidad propia diferenciada.

Review Arturia MiniBrute 2S
MiniBrute 2S listo para las pruebas
hispasonic.com

Las bases comunes hablan de una vocación modular en toda regla, que ya describimos extensamente en esa noticia de ayer. Las capacidades de interconexión son generosas (48 puntos), incluso más allá de las presentes en algunos sistemas modulares en armario Eurorack. Pero el secuenciador del 2S es mucho más capaz y editable, con una orientación a la manipulación en directo y al encuentro/creación de ideas sin ni siquiera tocar, a partir de la edición paso a paso desde potenciómetros dedicados. Hay otras varias diferencias en aspectos mucho menos evidentes que os damos a conocer en el texto y que revelan en el 2 capacidades que el 2S no tiene para la ejecución desde teclado.

Parecidos y diferencias

Dado que las enormes semejanzas entre 2 y 2S en cuanto a síntesis nos permiten referir a la muy completa descripción de los módulos y posibilidades realizada para el primero, no voy a repetir aquí lo ya contado sobre la arquitectura común a los dos modelos. Nos centraremos en las diferencias, principalmente vinculadas al secuenciador del 2S y a algunas ventajas del 2 para la interpretación tradicional con teclado.

Comenzando por la más evidente, con un tamaño algo más reducido en fondo, en el 2S una fila de 16 pads sensibles a la presión reemplaza al teclado ordinario del 2. Los pads están acompañados de una hilera de 16 encoders que permiten un grado extra de control sobre el crecido secuenciador. El ajuste y retoque individual paso a paso en el secuenciador mediante esos encoders y un total de cuatro parámetros (notas, gate, más dos de control vinculadas inicialmente a velocidad y aftertouch) buscan satisfacer a un tipo de usuario menos interesado por la interpretación ‘pianística’ y tienen mucho sentido en el enfoque modular que siguen estos nuevos Brute.

Arturia MiniBrute 2 y 2S
MiniBrute 2 y 2S frente a frente
arturia.com

Hay otros muchos refuerzos en el secuenciador del 2S, que difiere notablemente del presente en el 2. Se trata de patrones de hasta 64 pasos (gestionados como 4 páginas sucesivas de 16) y el número de patrones almacenadas llega también a los 64 (eran 8 en MiniBrute 2) usando 4 bancos (A/B/C/D) de 16 patrones entre los que se puede saltar con facilidad usando los pads, tanto con salto instantáneo como a final de patrón. Si en el 2 el secuenciador está tomado prestado de KeyStep, en 2S la recuerda mucho más a una de las pistas Seq en BeatStep Pro.

Se permite la grabación en tiempo real o paso a paso, y es posible una edición muy detallada a posteriori sobre los eventos registrados actuando individualmente sobre las notas, duración de gate (con posible ligadura durante varios pasos), velocidad y aftertouch (este último registrado 'por pasos' desde luego, no como un desarrollo continuo). Resulta también posible modificar sobre la marcha la longitud de los patrones y abundan las funciones para copiar todo o parte de los patrones. Aunque velocidad y aftertouch están precableados a sendos destinos (metalizer del triángulo en osc1 y frecuencia de corte del filtro) la matriz permite cambiar esa preasignación.

Todavía en el secuenciador aparece todo un variado juego de opciones de escalas/modos del que hablamos más adelante y de nuevo inexistente en el 2. Hay ajuste mediante encoder del grado de swing, no limitado a unas cuantas opciones prefijadas como en el MiniBrute 2. Se admite el encadenamiento de patrones para formar intervenciones más extensas.

En definitiva 2S apunta con claridad a los amigos de lo electro y del patroneo, ya sea en su orientación planeadora, bailable o experimental.

Por el contrario, pensando en interpretación desde teclado, la versión 2 tiene puntos a favor. No se trata sólo de la presencia de teclas, sino del tipo de datos MIDI que uno y otro manejan. Mientras 2S se decanta por el aftertouch y no tiene previsto el uso de la rueda de modulación, en la versión 2 hay controles para hacer posible el uso de la rueda de modulación. En particular permite aplicar la rueda al control del vibrato sin necesidad de cables.

De hecho las diferencias asoman también en la matriz, aunque tímidamente:

Diferencias matriz de Arturia MiniBrute 2 y 2S
Diferencias en la matriz de MiniBrute 2 y 2S
hispasonic.com

Mientras MiniBrute 2 ofrece en el panel una representación en voltaje de la información MIDI de velocidad y de rueda de modulación, la versión 2S carece de la tensión equivalente a la rueda para dejar paso a la representación en voltaje de la presión (aftertouch). La indicación Mod1 y Mod2 en el panel de 2S se refiere a las dos pistas del secuenciador dedicadas a gestionar dos líneas de control por pasos en paralelo con las notas.

Además la versión 2 ofrece controles mediante combinación de teclas para activar el modo legato que es tan útil en fraseo monofónico y también se puede configurar si cada LFO ha de ser libre o con redisparo, cuestiones que están ausentes en la 2S para mi enorme sorpresa. Preferiría ver esto corregido en una futura versión de firmware: aunque 2S carezca de teclas, la interpretación desde un teclado externo se beneficiaría enormemente. El 'legato' es esencial para quienes quieran la interpretación de líneas de bajo y sonidos solistas con ese tipo de expresividad desde teclado, y el retrigger de los LFOs es también otro elemento al que preferiría no tener que renunciar.

En definitiva, el precio de 649€ es igual para el 2 y el 2S. Pero es una decisión que hay que pensar bien, porque pese a los enormes parecidos no son la misma máquina con un simple cambio de tipo de teclado (piano/pads).

En uso

Rompiendo mi costumbre de mostraros en los vídeos de las reviews casi un tutorial de manejo, esta os dejo un vídeo sin palabras que he grabado esta pasada noche y que permitirá escuchar en acción al 2S. Dado que las enormes semejanzas entre 2 y 2S en cuanto a síntesis nos permiten referir a la descripción de los módulos y posibilidades realizada en la publicación sobre la versión 2 de ayer, no voy a repetir aquí lo ya contado sobre la arquitectura y módulos. Centraremos el texto en aclarar las diferencias y en aportar la valoración propia de una review.

MiniBrute 2S
arturia.com

Sintetizador

Comenzando por la calidad audio, al igual que con MatrixBrute, agrada encontrar que el nivel de ruido sea tan ínfimo, con más de 100dB de recorrido desde la señal hasta el ruido de fondo. Además, en otros sintes analógicos se puede escuchar cómo se escapa un poco de señal incluso cuando el nivel del VCA está supuestamente a cero, pero aquí el cierre es muy sólido.

El oscilador 'brute' (osc1) es, como en el resto de los brute, una delicia por la variedad que alcanza gracias a poder combinar sus tres formas de onda al nivel deseado y además modulándolas individualmente (ultrasaw en diente, anchura de pulso en rectangular, metalizer en triángulo). No será por variedad ni densidad sonora por lo que peque este osc1. El osc2 reemplaza con ventaja al suboscilador del primer MiniBrute. Su seno suena muy bonito y es más neutro y usable que la autooscilación del filtro (que es un tanto inestable, contrapartida necesaria a la personalidad del filtro Steiner-Parker). Muy ingeniosa la idea de ofrecer dos rangos de uso para el potenciómetro 'tune' de osc2 (fine y all), lo que permite en su recorrido más amplio realizar excursiones a lo theremin recorriendo sin fin octavas y octavas girándolo a mano.

El generador de ruido que puede combinarse con los osciladores es bastante opaco (más bien tirando a rosa). Hubiera preferido ruido blanco, pero en todo caso siempre está la vía de la entrada externa de audio. Hablando de lo cual, otro acierto es disponer de dos entradas audio: hacia el filtro y hacia la salida. En algunos casos he usado un sonido filtrado combinado con alguna forma de onda llevada directamente a la salida (saltándose el filtro y todo lo demás). Lo veo útil por ejemplo con el uso del filtro en modo paso banda o paso alto que siempre deja ausente el cuerpo, y que con este truco se puede recuperar. La presencia de un VCA independiente y libre en la matriz permite por ejemplo regular el nivel de esa señal que vayamos a hacer llegar directamente a la salida aplicándole una envolvente o lo que necesitemos.

El filtro es, cómo no en un Brute, de tipo Steiner-Parker 12dB/oct. Muy decidido en modos paso banda y paso alto, destacado también en modo 'notch' con resonancia alta. No hay como tal un control dedicado de 'keytrack'. Exige cablearlo y ajustarlo introduciendo algún atenuador en una ruta desde el 'pitch out' del teclado hacia la entrada de control de la frecuencia de corte, dando así entrada a la diversión de tirar cables. Pero intentar usar ese control para interpretar con el filtro en autooscilación (sin osciladores generando señal) no llega a ser factible en un recorrido mínimamente amplio y además es muy sensible en cuanto a la posición de los potenciómetros. No es ese el punto fuerte de este tipo de filtro, que puede ser cálido con resonancias bajas, pero que se anima y deriva al subir la resonancia (hay desplazamiento de la frecuencia de corte al subir la resonancia en este tipo de filtro). Ya hemos comentado que el seno de osc2 cumple muy bien esas funciones de sonido ultradelgado.

Las dos envolventes llegan a ser bien rápidas, algo que permite usar la envolvente AD y su modo 'loop' para hacer un tratamiento 'cuasi' granular haciendo que la señal original 'carraspee' o se desdibuje en un nuevo tono y timbre, perdiendo totalmente su identidad y abandonando la interpretación de notas. Útil como efecto ya sea sobre la señal del propio sintetizador o más aún sobre señales externas, funcionando de forma emparentada a los moduladores anillo con oscilador integrado. Ruidismo garantizado y efectista cuando se necesite que veréis en plena acción al final de la demostración en vídeo. A velocidades más lentas, un loop de la envolvente AD permite crear drones autosostenidos funcionando como un LFO no sincronizable.

Con los dos LFO he pasado buenos ratos jugando a usarlos para crear efectos casi de 'stutter' propio de DJ. Aplicados 'a tempo' con rampa descendente sobre amplificador y/o filtro pueden generar sensaciones de pseudo eco o el referido efecto casi 'stutter' al ir conmutando entre diferentes velocidades de repetición ya muy aceleradas. El uso para efectos S&H a tempo también muy sencillo de organizar. Superponer los dos LFOs a tempo pero con bases diferentes, actuando sobre el filtro u otros controles de timbre, uno en rampa y otro en S&H, es otra forma de conseguir sonidos pulsantes que se animan por si mismos con variaciones de color. Y combinados con el uso de patrones, esos dos LFOs sincronizados dan mucho juego y consiguen llenar cualquier patrón simplón de groove y síncopas.

Manejo

El manejo es realmente sencillo, exceptuando las complejidades propias de lo modular. Tuve que enfrentarme al 2S sin manuales, pero no supuso ninguna pega. Cierto es que he usado ya otros productos como Beat Step, Beat Step Pro, DrumBrute, o MatrixBrute, y por tanto los conceptos del secuenciador (la parte que más puede requerir aprender/leer sobre su manejo) me era muy familiar.

En cuanto a la parte de sintetizador, teniendo en cuenta que es un analógico con un control por cada parámetro, cualquiera habituado a los términos y conceptos de síntesis no requiere más allá de un vistazo para poderlo usar, al menos mientras no comience a usar latiguillos en la matriz. La mayor complicación a ese respecto, que es más bien una ayuda en muchas ocasiones, es esa dualidad precableado / matriz de interconexión de la que disfrutan los MiniBrute 2 y 2S. A diferencia de un modular convencional en el que todas las conexiones están por hacer, los nuevos MiniBrute tienen ya un buen número de rutas establecidas sin cables, pero estas rutas pueden interrumpirse y alterarse a través de la matriz. Como resultado, sin cables en la matriz tenemos ya disponible una arquitectura usable y muy estándar de osciladores->filtro->amplificación con uso de las envolventes y los LFOs listo hacia variados destinos.

Pinchar un cable en una entrada de la matriz retira la conexión predefinida y la reemplaza con la nueva señal de control. Pinchar un cable en una salida de la matriz no necesariamente evita la acción sobre el destino previo, pero siempre encontraremos un potenciómetro con el que anular esa acción preestablecida. Creedme que es más complejo de describir que de usar. Especialmente por el clarificador uso de tipos y colores en la rotulación.

Es necesario familiarizarse con sus controles y conocer su ruta precableada, porque en ocasiones al retirar un cable de la matriz puede entrar en acción una ruta predefinida y hacer que nos llevemos alguna sorpresa. Por ejemplo si hemos usado un LFO para controlar la amplitud (AMP) de forma pulsada a tempo a través del atenuador 2, al retirar al cable en lugar del LFO entra en acción una tensión de 5V y, salvo que tengamos a cero el atenuador, dará lugar a que haya sonido permanentemente, no sólo al pulsar notas. Cosas de este tipo pueden incluso asustar mientras se dan los primeros pasos con este sintetizador, pero en un par de tardes se dominan sin mucho problema. No os desaniméis si al probarlo con prisa os quedáis atascados, ese síndrome no dura mucho.

Ya he comentado que el rotulado es muy informativo. Las salidas en la matriz van indicadas en fondo inverso, las entradas con fondo normal (por cierto, guardad la regla de oro: nunca unir dos salidas entre sí). Los caminos preestablecidos están también indicados. Se usa para ello texto entre paréntesis en color azul, y aparece tanto en la matriz como en los potenciómetros asociados, haciendo muy sencillo comprenderlos y recordarlos. Es cierto que la densidad de controles y de rótulos puede exigir un poco de atención para leerlos, pero peor es la situación típica con los módulos eurorack, mucho más constreñidos en espacio y para colmo con todos los cables por medio.

Los ocho cables que incluye son de color blanco y en lugar del contorno de plástico liso habitual usan un acabado entelado que les da un acabado refinado. Muy elegante aunque me temo que no es lo más recomendable para que se mantengan limpios mucho tiempo (he preferido no sacarlos de su bolsa para la review y he usado unos coloridos cables de Befaco).

Latiguillos eurorack de Arturia Minibrute
Latiguillos exclusivos con logo de Arturia
hispasonic.com

Los 8 latiguillos incluidos son realmente cortos, anormalmente cortos incluso. Pero esa es una ventaja para mi gusto enorme de la decisión de concentrar todo el panel en lugar de distribuirlo de forma próxima a cada módulo. Las interconexiones no requieren cables largos y si pretendemos enganchar módulos en algún chasis Eurorack aparte, al estar en un extremo, podremos mantener siempre limpia la zona de trabajo con los controles de MiniBrute 2 o 2S.

Puestos a poner algún pero a la matriz, por lo demás muy bien concebida, extraña que el filtro no es independizable del resto de la cadena audio. No asoman ni la entrada ni la salida audio del filtro.

2S: secuenciador, modos y escalas

Si es secuenciador del MiniBrute 2 se queda casi para tomar notas o para llevar un patrón / frase de apoyo para un momento o tema concreto, el del 2S pasa a ser un elemento mucho más aprovechable e importante dentro del 2S. Mucho más almacenamiento y más edición, y la presencia de dos pistas de control (velocidad y aftertouch) acompañando a la de notas y gate (individualmente ajustable para cada nota, no una duración de gate única para todas). Pero sobre todo el juego 'a la antigua usanza' de contar con potenciómetros (aquí encoders) para la edición de las notas, complementado con la corrección hacia modos/escalas que ha ganado popularidad estos últimos años.

Habla Arturia de un secuenciador con 3 pistas a pesar de que son 4 los botones de selección con los que cuenta: pitch, gate, velo (mod1), press (mod2). La respuesta es que las secciones velo y press pueden configurarse de múltiples formas y usarse como pistas independientes, con su propia duración, dirección de reproducción (adelante, atrás, zigzag, aleatoria), y de más ajustes. Es más, incluso pueden configurarse para crear nuevas pistas de pitch (que se editarán usando nombres y valores de nota) por ejemplo para generar notas diferentes con los dos osciladores lo que permite crear patrones con parafonía. Otros usos de esas pistas hablan de crear envolventes o pseudo LFOs, que despliegan una versatilidad nada habitual en secuenciadores de este tipo.

Hay múltiples guiños hacia los trucos típicos del 'dance'. Por ejemplo durante la reproducción de un patrón podemos pulsar dos pads para hacer que se repita esa sección en bucle, con la tranquilidad de que al soltarlos se recuperará la ejecución normal del patrón en su lugar apropiado. O pulsar un único pad permitirá la repetición incesante de ese paso.

Siempre eficaz y útil la selección de modos/escalas. Algo, recuerdo, sólo presente en la versión 2S y que por tanto debe ser tenido en cuenta al elegir entre ambos modelos. La selección de un modo o escala (cromática, mayor, menor, dórica, mixolidia, menor armónica, blues o incluso una escala definida por el usuario desde el propio panel, sin depender de ordenador, escogiendo las notas deseadas) no sólo se aplica a la hora de introducir notas, también puede reclamarse ‘a posteriori’ sobre un patrón ya creado.

Detalle del secuenciador y sus modos/escalas
arturia.com

El uso de la restricción a determinadas escalas al introducir/editar las notas de los patrones con los encoder hace que cualquier improvisación se realice ‘dentro de contexto’ y tenga mejores y más veloces posibilidades de éxito. Es sencillísimo crear patrones 'con sentido', no simplemente caóticos sino con una orientación hacia una tonalidad o modo. Muchas veces pueden generar sorpresas e ideas nuevas simplemente por juego sobre los patrones ya creados, sin abandonar el contexto musical en el que se estaba previamente, pero aportando variedad para crear secciones en un tema.

El uso de la opción para modificar el modo con el que se reproduce un patrón ya grabado es otra excelente herramienta para de forma inmediata cambiar la intención original de un patrón y generar un contexto nuevo en el que seguir desarrollando una interpretación. Tenéis ilustrado esta cuestión del uso de los cambios de modo en un tutorial/demostración que publiqué con Novation Circuit.

Competidores

La dualidad sinte monofónico convencional / sinte modular tan bien explotada por Arturia en MiniBrute 2 y 2S es difícil encontrar en otros, al menos dentro de su entorno de precio. Quien busque soluciones muy básicas y a precio muy contenido encuentra cosas como Monologue pero a gran distancia en cuanto a lo que ofrecen. Arturia y sus Micro y MiniBrute original ofrece también una escalera de posibilidades para tentar a cualquier bolsillo. Pero no es ese el objetivo al que se enfocan los nuevos 2 y 2S, que ofrecen una alternativa ambiciosa sin llegar al desembolso ni a las posibilidades de MatrixBrute.

Aunque MiniBrute seguirá en el mercado, aprovechando su menor precio, los interesados por ir algo más allá y tener un buen secuenciador integrado y las bases para un modular sólo pueden mirar hacia sintes que doblan el precio, por ejemplo en el catálogo de Analogue Solutions o MFB. Los Sub Phatty de Moog están más cercanos en precio aunque todavía por encima, y carecen de varias de las cuestiones que sí aportan los nuevos Arturia (carácter modular y secuenciador complejo), aunque para los usos más convencionales de teclista/pianista ofrecen lo necesario para sólidos bajos y solistas, con un tacto inigualable en los controles y una ergonomía algo más depurada por el mayor espacio que permite la estructura más sencilla con la que cuentan.

En modelos sin teclas o con pads, podemos pensar por ejemplo en Moog Mother 32 y Novation Circuit Bass Station, pero de nuevo hay diferencias enormes de enfoque especialmente por la posibilidad modular que MiniBrute 2 y 2S abren de una forma tan amplia que no tiene parangón en su precio.

Pros y contras

Pros

  • Buena calidad de sonido, limpieza de ruido y chasis robusto metálico
  • Arturia no se ha limitado a extraer señales internas del MiniBrute hacia conectores, sino que ha repensado con enfoque hacia lo modular qué debía ofrecer un MiniBrute con panel de interconexión.
  • La matriz accede a señales y velocidades audio, no es sólo de señales de control.
  • El secuenciador a bordo del 2S es muy capaz y versátil, destacando las facilidades de los modos/escalas y los 16 controles giratorios
  • Excelente para adentrarse en los conceptos de síntesis que siempre exigen un pensamiento modular capaz de entender en detalle las arquitecturas (por tanto muy buen candidato para academias por su tamaño y conjunto de funciones)

Contras

  • Como te enganche lo modular, pronto necesitarás un múltiple, un mezclador, otro filtro... Es lo que tiene ese mundo: siempre se puede crecer y el GAS acecha a cada paso.
  • Quienes quieran hacer uso intenso del patroneo, deberán centrarse en el 2S y usar un teclado controlador cuando lo requieran, porque el secuenciador del 2 es comparativamente muy básico.
  • A la inversa, salvo que se confirme en los manuales la presencia de toque legato y LFO retrig en la versión 2S, quienes primen un sinte para tocar desde teclado deberán centrarse en la 2 para contar con esas funciones (y emplear si lo necesitan otro secuenciador interactivo, como el Beat Step Pro)
  • La matriz no permite independizar el filtro del resto de la cadena audio
  • No tiene implementada en los encoders la función que permite al tocarlos (sin girarlos) conocer el valor de cada paso (algo sí presente en Beat Step Pro y que resulta muy cómodo para agilizar la revisión de un patrón).

Más información | arturia.com

Arturia MiniBrute 2S
MiniBrute 2S
arturia.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar