Música y trastornos mentales

Bad Suite
#1 por Bad Suite hace 2 semanas
Buenas

A lo largo de la historia de la música, las enfermedades mentales han inspirado/destruido a muchos músicos.

Empezamos con Brian Wilson, lider de los Beach Boys y aclamado productor e innovador sonoro. Padecía esquizofrenia y trastorno bipolar.

Alguien escribió:
Brian Wilson sufrió principalmente de alucinaciones auditivas, los primeros reportes que se tienen de estos eventos son del año 1963 en el que el paciente escuchó voces indistintas y gritos mientras dormía, él creía que la única forma que tenía para no escuchar estas voces era seguir trabajando y produciendo música. Esta creencia es consistente a su llamada “compulsión” para escribir música y con la sensación de enfermedad y ansiedad que lo poseían cuando no lo hacía.
Un año después, en 1964, el paciente comenzó a incurrir en conductas extrañas que tenían que ver con una obsesión por los pequeños detalles, contaba el número de chicharos que había en un platillo o las puntadas en la costura de un asiento de avión. Durante sus veintes los síntomas escalaron, fueron de meras recolecciones de experiencias hipnagógicas a alucinaciones formadas por voces que le recordaban a las fuertes críticas hechas por su padre. Mientras fue creciendo, se hicieron cada vez más aterradoras. En 2004 existe el reporte de que las voces amenazaban con matarlo a él y a su familia.
El consumo de LSD es un factor que sin duda tuvo importancia en el establecimiento de estos síntomas, ya en algunos estudios se ha establecido la relación entre su consumo y la posterior manifestación de enfermedades psiquiátricas en individuos con predisposición. En el caso de Brian Wilson, él comenta en su autobiografía que las alucinaciones auditivas de críticas en segunda persona comenzaron al rededor del año 1964, aunque en más recientes entrevistas ha comentado que el inicio de estos episodios sería justo después de haber consumido LSD por primera vez en 1965.
El paciente además ha reportado que durante toda su vida ha experimentado extrañas experiencias subjetivas en las que escucha música, en ocasiones piezas musicales completas que luego únicamente escribe.
carta-abierta-de-lorren-daro-brian-wilson-y-el-lsd_no__9334


Delirios

El ejemplo más temprano de estos síntomas es quizás la creencia delirante de que su compañero Mike Love estaba teniendo un affaire con su esposa. También creía que su casa estaba llena de micrófonos para espiarlo por lo que tenía todas las pláticas importantes adentro de la alberca. Otro ejemplo de estos síntomas son la ocasión en que Brian Wilson creyó que un edificio cercano a su casa se quemó debido a una canción que él había grabado sobre el fuego, y cuando se negó a que la esposa de un amigo entrara en el estudio porque creía que era una bruja.

Depresión

Se encuentran síntomas de depresión en varios momentos de la vida de Brian Wilson, principalmente entre 1973 y 1975, en que presentó labilidad emocional así como poco interés en hacer cualquier cosa por propia voluntad, incluso componer música, y aumentó de peso considerablemente. Según reportes, comía una docena de huevos y una barra de pan para el desayuno y de 3 a 6 hamburguesas en la comida. Otros síntomas de depresión incluyen su deseo por permanecer en la cama todo el día e ideación suicida que pudo resultar en intentos de suicidio.

Estos síntomas de depresión podrían ser relacionados a la muerte de su padre ocurrida el 4 de junio de 1973 con el que siempre tuvo una difícil y poco sana relación.
En 1983, Brian Wilson fue diagnosticado por el Dr. Eugene Landy con esquizofrenia paranoide y fue medicado fuertemente con antipsicóticos, tanto así que desarrolló disquinesía tardía. A pesar de este tratamiento, durante esta época Brian Wilson presentó periodos de depresión que podrían sugerir un desorden afectivo. Evaluaciones psiquiátricas posteriores en 1992 y 1994, cuando el Dr. Landy ya no estaba a cargo del caso, sugieren un diagnóstico más hacia un desorden esquizoafectivo o un trastorno bipolar.



Más en:
https://nofm-radio.com/archivo/casoclinico-presenta-brian-wilson/
Subir
TRIKO
#2 por TRIKO hace 2 semanas
Bad Suite escribió:
Alguien escribió:

Syd Barret es una leyenda del rock famoso por haber fundado el grupo de rock sinfónico Pink Floyd, y también famoso para nuestro ambiente por haber desarrollado psicosis.

El Dr Paolo Fusar-Poli escribió un artículo sobre Syd Barret en el que concluye que tuvo psicosis.

Barret suele ser llamado el chico dorado de finales de los 60s, de la era psicodélica, su estrella más brillante y su víctima más trágica. Su genio se evidenció en el primer álbum de Pink Floyd, The Piper at the Gates of Dawn,y luego en los dos que sacó como solista: The Madcap Laughs y Barrett. Pero su genio, su excentricidad, y su personalidad creativa fueron virando hacia un estado psicótico que lo recluyó, alejándolo de la vida pública en 1974. Barret falleció en el año 2006 a los 60 años de edad como consecuencia de un cáncer pancreático.

El comportamiento errático de Barret está bien documentado, la alarma de su psicosis se cree que habría sido cuando dejó encerrada a su novia durante tres días.

Este estado afectó mucho a la banda, que le habló directamente en temas como “Wish You Were Here” y “Shine on You Crazy Diamond”. Y le dedicó álbumes enteros a la locura: Wish You Were Here y The Wall.

Barret permaneció desde entonces en casa de su madre en Cambridge, pintando y cuidando su jardín.

Se ha especulado mucho sobre la enfermedad mental de Syd. Muchos creían que sufría esquizofrenia, si bien su conducta no encajaba en el perfil típico. Otros dijeron que sufría de trastorno bipolar. Incluso se especuló que podría sufrir de síndrome de Asperger, un conjunto de desórdenes autísticos. La mayoría dice que el abuso de LSD por parte de Barret fue el culpable o al menos ayudó a su enfermedad mental. Pero según el Dr Paolo Fusar-Poli la psicosis de Barret ya estaba en camino antes.

David Gilmour dijo cuando Barret falleció: “En mi opinión, su quiebre habría ocurrido de cualquier modo. Era algo con raíces profundas. Podría decir que la experiencia psicodélica actuó como catalizador. Igual, no creo que él pudiese lidiar con la visión de éxito y todas las cosas que venían con el éxito”.

Subir
1
Manuel_Baez
#3 por Manuel_Baez hace 2 semanas
También hay diversos casos de bipolaridad, posibles trastornos límite, personalidad antisocial, etc. Además, en el caso de los años 60-70, el abuso de drogas predisponía a desarrollar trastornos de tipo psicótico (que incluyen la esquizofrenia, entre otros). Y no olvidemos el trastorno narcisista de la personalidad... un clásico.
Subir
1
Bad Suite
#4 por Bad Suite hace 2 semanas
#3

Bueno, podríamos incluir a los que padecieron esos trastornos inducidos por el consumo de substancias aunque el hilo se saturaría jaja

En cuanto al narcisismo, es difícil establecer la frontera entre rasgo no patológico y trastorno de personalidad propiamente dicho. Como rasgo no patológico o clínico lo poseerìan el 90% de los músicos, en mayor o menor medida. :birras:
Subir
Playtagain
#5 por Playtagain hace 2 semanas
Lo que se dice piraos, no se me ocurre ninguno a bote pronto.... Pero creo que la antigua formación de Natalie Merchant encaja en el hilo... : 10.000 maniacs :babear:
Subir
Dogbert
#6 por Dogbert hace 2 semanas
John Lennon padecía trastorno límite (borderline).

Los episodios de abandono y abuso emocional en su infancia lo fueron convirtiendo en un brabucón, pendenciero, y un hombre abusivo, posesivo y enfermizamente celoso en sus relaciones. El miedo al abandono era posiblemente el demonio que más lo atormentaba.

En sus letras muchas veces amenazaba con golpear a su chica, o incluso asesinarla, si la veía con otro hombre (por ejemplo en los temas "You Can't Do That" y "Run For Your Life"). Se sabe que ocasionalmente golpeaba a su primera esposa Cynthia, y luego a su segunda esposa, Yoko.

Abusaba del alcohol y las drogas, indudablemente para escapar de la realidad.

Por momentos podía ser encantador, gracioso y amable, y de la nada caer en episodios de ira y extrema irritabilidad. También podía mostrar mucho interés en algo o en alguien, y a los pocos días dejarlo con absoluta indiferencia. Idealizaba y devaluaba con mucha facilidad.

Tenía una constante sensación de vacío en inconformidad con su vida y consigo mismo. Por ejemplo, odiaba el sonido de su propia voz.

Como suele ser habitual en la obra de los artistas, sus canciones muchas veces dejaban entrever su fragilidad interior ("I'm A Loser", "Help!").
Subir
1
Dogbert
#7 por Dogbert hace 2 semanas
TRIKO escribió:
Syd Barret


Yo apenas estoy conociendo el mundo de Pink Floyd, y ciertamente el caso de Syd llama mucho la atención.

Aparentemente fue una sobredosis de LSD durante un fin de semana loco lo que terminó por romper el contacto de Syd con la realidad. Al menos, eso dijo Richard Wright en una entrevista que ví hace poco.

Bad Suite escribió:
En cuanto al narcisismo, es difícil establecer la frontera entre rasgo no patológico y trastorno de personalidad propiamente dicho. Como rasgo no patológico o clínico lo poseerìan el 90% de los músicos, en mayor o menor medida.


Siguiendo con Pink Floyd, creería que el narcicismo y la egomanía de Roger Waters rayan con lo patológico.

Waters no soportaba que el talento de Gilmour y la experticia musical de Wright fueran cada vez más relevantes. Quería ser el centro de atención y la fuerza creativa del grupo.

Prefirió dinamitar al grupo y tratar de destruirlo antes que reconocer la importancia de los otros.
Subir
Playtagain
#8 por Playtagain hace 2 semanas
Tengo una duda, ¿la fama es una ventaja o un claro inconveniente en el caso de artistas como George Michael, Michael Jackson o Prince?

Me refiero a sí, si hubiesen sido personas normales, habrían padecido esas "irregularidades" psicológicas que los llevaron a su autodestrucción, o como hacemos la mayoría de mortales, habrían llevado su vida con "aparente" normalidad?
Subir
Playtagain
#9 por Playtagain hace 2 semanas
Y es que la lista de artistas perturbados por la fama es larga: Kurt Cobain, Jim Morrison, Janis Joplin, Jimmy Hendrix....

Aquí el debate es si fué primero el huevo o la gallina, si tras el éxito sobrevino la locura, o si ya apuntaban maneras...
Subir
Víctor
#10 por Víctor hace 2 semanas
En el mundo clásico, que es el mío, la lista es larga.... Schumann, Schubert, Chopin, Chaikovsky... E interpretes ya ni te cuento....
Subir
Bad Suite
#11 por Bad Suite hace 2 semanas
#8

Puede que la cuestión a dilucidar sea justamente esa: ¿en algunos casos los trastornos han contribuido a su talento, o son una consecuencia del mismo?
Subir
Bad Suite
#12 por Bad Suite hace 2 semanas
#7

Sin esa actitud arrogante y dictatorial, posiblemente Waters no hubiese llegado a ser Waters.
Subir
4
#13 por 4 hace 2 semanas
voy a plantearlo de otra forma..

Es posible que un compositor no sufra de un cierto grado de ansiedad y obsesion mientras compone?

A alguno de vosotros NO os pasa eso??
Subir
Endre
#14 por Endre hace 2 semanas
4 escribió:
A alguno de vosotros NO os pasa eso??

Yo he pasado muchos años sufriendo la inspiración. Para mí, el proceso creativo era doloroso. Soy muy perfeccionista y me preocupaba terminar cada obra con un nivel profesional. Al menos que no le encontrara ningún defecto. Hubo una época en la que me afectaban las críticas también.

Por fortuna todo eso ya ha pasado. Y creo que no tiene ningún secreto. La cuestión ha sido perseverar en mi formación. Crecer como músico y alcanzar un nivel que me permitiera desarrollar mis ideas. Al menos conocerme mejor como músico y conseguir satisfacción personal con las herramientas que domino. Esto no quiere decir que me haya convertido en un buen músico. Pero sí he conseguido ser el músico que siempre he querido.
Subir
kamikase ♕ ♫
#15 por kamikase ♕ ♫ hace 2 semanas
Endre escribió:
Yo he pasado muchos años sufriendo la inspiración. Para mí, el proceso creativo era doloroso.

Creo que para todos ha sido doloroso.
Aunque bajo determinadas circunstancias las musas nos favorecen (una ves me llegó arriba de un bus camino a casa, menos mal que tenía papel pautado y un lápiz, cuando baje tenia música y letra terminadas en menos de media hora) y cuando llega, llega fácil y dócil, como si te la hubieran dictado.
Otras tantas el parto es más duro.
Cómo por lo general escribo solo para mí, la crítica poco me ha importado.
Eso si, que más difícil es cuando entras a concurso, y ves los cortapisas y zancadillas del medio, sobre todo cuando aparece alguien con apoyo discográfico y financiero y tu vas solo por el mundo.
Ahi te decepciona el trabajar en la música.
Pero hay que ser perseverante.
Si no llega, no llega.
Y si llega, bienvenida es.
Subir
1
Hilos similares
Responder

Regístrate o para poder postear en este hilo