Hay dos etapas para ser creativo (y una empieza a los 45)

Bad Suite
#76 por Bad Suite hace 3 semanas
#75

Si no he entendido mal estarías apuntando a la perversión semántica de la que hablaban Nietzche y compañía?

El problema de cargarse el "legado" al que aludías es que ese mismo legado ha sido construído tras ciclos de destrucciòn, reconstrucción... Nadie nos puede asegurar que sea una referencia intocable e inviolable. Por otro lado, tal vez esta etapa involutiva forme parte de una construcción mayor que se nos escapa y que resulte necesaria para refinar el conocimiento.

Otra cuestión y tal como comentaba creo que el amigo escultor, es si tras esa búsqueda de las certeza científicas y tras esa creación de un corpus teórico sobre la realidad que nos rodea, subyace una finalidad que realmente nos conduzca a algún lado. Tal vez esa búsqueda interminable sea en realidad el proceso importante, y no las conclusiones.

Igual se me ha ido la olla un poco... :birras:
Subir
arco
#77 por arco hace 3 semanas
Bad Suite escribió:
Igual se me ha ido la olla un poco...

Eso no es nada. Observa:

Bad Suite escribió:
estarías apuntando a la perversión semántica de la que hablaban Nietzche y compañía?

Ya me gustaría; algo parecido.

Una indolencia generalizada en el mundo occidental por parte de la mayoría explotada. Explotada hasta en los nuevos significados en los que deben creer; la cuestión semántica, casi un asunto religioso, en el sentido de aferrarse a nuevos significados como si fuesen la palabra de Dios, un dios (IBEX) que marca el camino cierto.

Aquí sí entra la esfera del poder económico (lo que decían los que citabas), que envía a sus voceros (la articulista del topic) a predicar los nuevos significados. Una tomadura de pelo que llama sueldo a una limosna o creatividad a pinchar aceitunas, y que casi nadie cuestiona.

Que el valor del uno no sean uno y llamar a las piedras mesas, aleja de la realidad y enfrenta a los que deben unirse para acabar con la tiranía de los (los del olimpo ibexiano) que marcan o quieren marcar la semántica, por tanto la realidad.

Bad Suite escribió:
Por otro lado, tal vez esta etapa involutiva forme parte de una construcción mayor que se nos escapa y que resulte necesaria para refinar el conocimiento.

Como la piel de una serpiente. Ojalá. El problema es que el optimismo y el miedo pueden favorecer el ocultamiento del precipicio que, la pared ilusoria de crisálidas construida por un sistema autodestructivo tanto se afana en cuidar.

O como una lucha antes del fin del mundo, un ragnarok del que pueda florecer algo; pero claro, florecerá siempre y cuando ganen los buenos. Pero quién va ganando.

Bad Suite escribió:
Otra cuestión y tal como comentaba creo que el amigo escultor, es si tras esa búsqueda de las certeza científicas y tras esa creación de un corpus teórico sobre la realidad que nos rodea, subyace una finalidad que realmente nos conduzca a algún lado. Tal vez esa búsqueda interminable sea en realidad el proceso importante, y no las conclusiones.

No sé cuál es la cuestión fundamental. Tal vez que la vida es un accidente insignificante para el universo, como ya hemos dicho. Al ser mortales, es importante que las preguntas pasen de generación en generación con la mínima distorsión posible. Los lobos prefieren que los corderos siempre estén empezando de cero. De ahí la importancia de la herencia semántica. Los científicos esto lo tienen muy claro, pero no tienen voz hoy en día o no está en los valores alterados querer escucharlos; uno de los grandes problemas. Que los valores sean inmundos también es una cuestión semántica.

O el mismo arte y su decadencia también derivan de una cuestión semántica; cómo puede haber arte si el propio artista no conoce su propia lengua, lo que es la artesanía, o lo que es realmente creación; lo no posible. Que un artista crea en creatividad y creación, cuando en realidad no existen, es lo mismo que un niño se imagine en una guerra con una pistola de agua. Estar fuera de la realidad; propiciado por religiones y sistemas, que fomentan lo pueril; cristalizando el rebaño enajenado que se deja muñir, mientras están soñando que son creativos.

Diréis que son acuerdos, formalismos semánticos, licencias que todos comprendemos. ¿Dentro de mil años de estas licencias, acuerdos y atropellos semánticos, cómo estarán las cosas? Siguiendo la misma regla de tres; si hoy nos creemos creativos, tal vez en mil años llamaremos volar a caminar. ¿Otro formalismo aceptado o un ridículo de proporciones bíblicas? O la herencia de las cuestiones fundamentales: si la vida es un accidente insignificante para el universo. Tal vez en mil años, vida signifique supervivencia e insignificancia signifique normalidad. La cuestión de las cuestiones quedaría así: ¿es la supervivencia normal para el universo?. ¡What the fuck!
Subir
Bad Suite
#78 por Bad Suite hace 3 semanas
arco escribió:
el ocultamiento del precipicio que, la pared ilusoria de crisálidas construida por un sistema autodestructivo tanto se afana en cuidar.


arco escribió:
Los lobos prefieren que los corderos siempre estén empezando de cero


Pues has estado fino :-D
Subir
udog
#79 por udog hace 3 semanas
arco escribió:
Todo es semántico


Y químico, biológico, y físico.

Tu argumento lo veo totalmente pertinente ya que deriva en ideas muy interesantes para debatir.

Pero tambien opino que es un tipo de argumento que suele desembocar en la nada, en la imposibilidad de avanzar ya que lo reduce todo a algo y el algo a la nada.
Hay que cuidar la semántica, pero ha de permitirnos la comunicación si ser un corsé de los que ahogan. Es una herramienta, y aunque como dices todo lo que entendemos pasa por ahí, es importante poder abrir la mano para avanzar.
Nos hemos topado con "creatividad" e "inventiva". Hace unos meses tuve una discusión (de las de echar humo) con un amigo acerca de "libertad". Y no se podía avanzar por una cuestión semántica.
Consulté al oráculo de la semática (y por lo tanto de la vida si todo lo es), RAE...de nuestra semántica, y resultó que me encontré con doce definiciones. Y ninguna era la que me convenía a mi, pero tampoco a mi interlocutor empeñado en verlo desde una visión enamorada de lo que un tal Hegel pensó en su momento. Quizás hubiera sido mejor consultar otros oráculos hasta encontrar lo que me dejara satisfecho.

No digo que siempre, pero a veces vale la pena aceptar ciertas convenciones, aunque puedan contener error.
Subir
Emilio
#80 por Emilio hace 3 semanas
Heidegger postula cinco proposiciones y una "proposición fundamental" con respecto al arte: 1) El arte es la forma más transparente y conocida de la voluntad de poder; 2) el arte tiene que comprenderse desde el artista; 3) el arte es, de acuerdo con el concepto ampliado de artista, el acontecer fundamental de todo ente; el ente es, en la medida que es, algo que se crea a sí mismo, algo creado; 4) el arte es el contramovimiento por excelencia frente al nihilismo. Proposición fundamental: el arte es el gran estimulante de la vida.
(...)

El crear del artista es un ejercicio vital y corporal, que afirma a la vida y que proporciona ser a lo que aún no es; este crear está condicionado o posibilitado por la embriaguez. Por el estar templado y tener todos los estados en acrecentamiento, el artista observa las cosas de una manera más plena, simple y fuerte. A través de la embriaguez tiene la capacidad de extraer los "trazos capitales" de las cosas; eso es precisamente la creación para Heidegger: "crear es extraer lazos capitales con una visión más simple y más fuerte" (Heidegger, 2000 I: 117). El artista, mediante los "trazos capitales" extrae lo que en su visión más simple le "sale al encuentro". Esto que le "sale al encuentro" es la forma (morfe) misma de las cosas, el límite y la delimitación de los entes que hacen que sean lo que son. Así, Heidegger emplea el término morfe como sinónimo de eidos (forma en el sentido de esencia) puesto que eidos, desde la perspectiva heideggeriana, pasa a significar "aspecto" o "aquello como lo que el ente se muestra". De esta manera, siguiendo el razonamiento de Heidegger, morfe y eidos son sinónimos porque responden al límite del ente y hacen que éste sea lo que es o "el ser lo que era" (to ti en einai). El eidos hace que el ente llegue a aparecer y es lo que, específicamente, capta el artista a través de sus trazos más simples y lo plasma en su obra.

A continuación, Heidegger analiza el papel del espectador en la filosofía de Nietzsche. El contemplador o "vivenciador" del arte "re–crea" con la recepción de la obra el estado de embriaguez y de inspiración del artista, esto sería un nuevo ejercicio del crear.
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-00632006000100008
Subir
Hilos similares
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo