Música, cuerpo, corazón y mente.

Capitán kokorikó
#46 por Capitán kokorikó el 22/03/2019
Pues Indyend, comparto bastante tu análisis del momento, pero yo estoy viendo otra cosa, además. Veo gente joven, casi chavales, que ya han aprendido a vivir sin tener que pasar por compañías de discos, y que hacen exactamente lo que quieren hacer. Esa "nueva ola" ya sabe que no va a vivir, seguramente, de la música. Entonces...libertad total. Te aseguro que es el futuro. No el futuro que nos preparan, sino el que nosotros podemos escoger. Lo tenemos a huevo.
Y hay algo más, si nos quitamos la presión de tener que vivir de la música, puede que empecemos a disfrutar de verdad. Olvida el negocio, disfruta, haz música para ti mismo, y aprendamos a escoger sólo lo que nos enriquezca musicalmente, lo que nos haga vibrar, lo que nos ponga a cien.
No hay ningún problema en tener un trabajo "normal", si es que tienes esa suerte, y luego dedicarte a la música para tu propia satisfacción, juntarte con tus amigos, colaborar en proyectos en los que creas, alejarte de chanchullos raros para vender. O esa promesa, siempre incumplida, de hacer algo de mierdecilla para ver si así entramos en algún círculo de esos en donde sí hay dinero...
Ahí tenemos una buena pregunta que todos nos podemos hacer: ¿estoy haciendo lo que quiero hacer? Puede ser que estemos haciendo lo que alguien espera que hagamos, la sociedad, los negociantes...puede que no estemos buscando en el lugar adecuado.
Y el resto de gente que corre detrás del flautista, eso no es cosa nuestra...¿verdad?
Subir
INDYEND
#47 por INDYEND el 23/03/2019
Capitán kokorikó escribió:
Veo gente joven, casi chavales, que ya han aprendido a vivir sin tener que pasar por compañías de discos, y que hacen exactamente lo que quieren hacer. Esa "nueva ola" ya sabe que no va a vivir, seguramente, de la música. Entonces...libertad total


Complejo de tratar es éste tema.
Es cierto que los jóvenes ya no dependen de las discográficas, algo maravilloso, pero si que hay un flujo que hay que seguir si quieres competir.
Seamos realistas, todo el mundo luchará para ganar dinero con la música y si tienes que adaptarte a ése flujo para simplemente existir, ya no estás siendo libre. Te lo digo porque a mí me está pasando.
Creo que soy el más joven de los aquí presentes y puede que por ello tenga esa visión de la realidad.
Hoy además de músico tienes que ser influencer.
Activo en redes y autopromoción.
Ya forma parte de la profesión nos guste o no.
Por lo que en parte, si que somos más libres de expresar pero a la vez más esclavos.
Mientras las multinacionales no quiten sus zarpas de la música, ella no será libre al completo y me temo que eso no va a pasar.
Si es cierto lo del colapso que mencionaste, puede hacerse realidad, ojalá.

Capitán kokorikó escribió:
Te aseguro que es el futuro. No el futuro que nos preparan, sino el que nosotros podemos escoger. Lo tenemos a huevo.


Cierto, mientras haya rebeldes hay esperanza y en éste sentido si que soy más optimista.
El mundo empieza a tener una "consciencia común" gracias a estar conectados, lo que ayuda al progreso y el desarrollo.
Ojalá pudiese ver el futuro del mundo, pero para ello tendría que dar varias vueltas por el cosmos a la velocidad de la luz o acercarme a un cuerpo celeste con mucha masa.

Capitán kokorikó escribió:
Y hay algo más, si nos quitamos la presión de tener que vivir de la música, puede que empecemos a disfrutar de verdad. Olvida el negocio, disfruta, haz música para ti mismo, y aprendamos a escoger sólo lo que nos enriquezca musicalmente, lo que nos haga vibrar, lo que nos ponga a cien


Joder que bonito suena. Creo que esa es la esencia de la música, transmitir lo que llevamos dentro. Y se sigue haciendo, lo que ocurre es que lo que demanda la plebe es otra cosa. Sintiendo no ser políticamente correcto. Intento ser objetivo.
Quizá nosotros somos los raritos y la música comercial es lo que mola...
Una cosa si que sé y es que si el objetivo de hacer música es que los demás sientan y disfruten de lo que haces, el objetivo se está cumpliendo, porque yo sigo descubriendo música que me mola casi diariamente. No sé vosotros.
Si no la encontráis, quizá sea hora de expandir los horizontes.
Comparto tu esperanza Capitán, aunque las cosas parezcan feas, estamos mejorando, solo hay que echar un ojo a la historia.
Actualmente hay una explosión de arte, tanto musical como gráfico etc. Así que no nos podemos quejar. Lo vería más oscuro si el arte se estuviera extinguiendo y es al contrario. Podemos dar gracias por ello.
Subir
Centriole
#48 por Centriole el 23/03/2019
Puede ser que a cada uno la música lo acometa a un planteamiento filosófico distinto pero hay cosas que son comunes en todos los músicos: El placer de componer, improvisar, tocar, investigar. Con libertad y curiosidad. Puedes hacer música de encargo, tocar pachanga y lo que haga falta pero siempre queda una parcela íntegra para uno mismo en la que disfrutar y eso nadie puede condicionarlo. Ahora es mas difícil vivir de la música pero al menos es mas fácil vender de forma independiente gracias a internet. Las discográficas ya no son ninguna meta y uno puede venderse directamente a través de varias plataformas y poner en manos de alguna distribuidora la promoción y la monetización para no tener que dejar de ser un músico y convertirse en un gestor. Son nuevos horizontes para los músicos. ¿Mejores o peores? Habrá que descubrirlo.
Subir
Capitán kokorikó
#49 por Capitán kokorikó el 23/03/2019
Entre la disyuntiva que se está planteando, hacer música y ganar dinero, hay una rendija por la que es posible, y creo que deseable, colarse.
Todo trata de elecciones. A ver, ¿puedo y quiero hacer música al margen del negocio? Si la respuesta es sí, entonces no hay ningún problema.
¿quiero vender mi música? Vale, esto es otra cosa, porque entonces tengo que adaptarme a un montón de factores. Pero supongo que todos ponemos alguna línea roja, ¿no? Puede que no quiera poner mi "arte" al servicio de.....¿del reguetón?, jajaja....pues nada, no lo hago y punto. Parece fácil, ¿a que sí? ¡¡ES QUE ES FÁCIL!! A esto le llamamos integridad, a la capacidad de elección para hacer lo que creemos es correcto.
El caso es que, dentro de lo que estamos dispuestos a hacer musicalmente para ganar dinero, siempre podemos hacer nuestro trabajo de la forma más honesta posible. Esta idea, ya de por sí, es un alivio. Si he de hacer música para otros, y el proyecto pasa mi filtro, entonces la haré con gana, con alegría, dando mi cien por cien. Es una forma de honestidad que nos permite seguir creciendo como músicos, y dando salida a nuestro potencial creativo.
Todo queda, pues, en un juego en el que nosotros SIEMPRE decidimos, siempre estamos de acuerdo en cada cosa que hacemos. Aquí no caben contradicciones, si te gusta lo haces con todas tus fuerzas, incluídas las creativas. Si no te gusta, directamente decimos: No, tío, eso no lo hago. Y chin pún.
Todo lo que sea salirse de esa dinámica va a condicionar nuestra cordura, nuestra integridad y, en última instancia, nuestra felicidad.
Sería muy, muy interesante ver hasta qué punto somos íntegros cuando se ponen sobre la mesa unos buenos fajos de billetes....
Subir
Gustavo Eduardo SoMaR
#50 por Gustavo Eduardo SoMaR el 23/03/2019
Más que interesante el debate hasta lo veo como revelador.

Muchos han intentado con la música el que solo sea una forma de arte por lo cual la humanidad puede cambiar a mejor, abrir más la mente y crear una mayor consciencia.

Alguien dijo en algún tiempo y espacio
Cualquier persona que se deje llevar por la corriente alcanzara el gran barco de la música; pero quien nade a contra corriente, quizás llegue al origen.

Y de mi manera de ver y pensar esta seria una de las preguntas vitales

¿Realmente amas a la música o solo te interesa el sacar provecho de ella?

Tambien me retrotrae a algo que lei en algun momento sobre lo que dijo Jeff Mills en un libro:

Las palabras de Jeff Mills:

Hace algunos años hice ese disco llamado 'Cycle 30'.
Si miramos treinta años atrás, observaremos que los mismos fenómenos se repiten.

Hoy estamos en la misma situación que hace treinta años.

A principios de los sesenta, la música se había vuelto muy sofisticada, muy limpia, perfecta.

La cosa era un poco aburrida, pues muchos de los grupos comerciales del momento eran cada vez más prefabricados.

La tecnología permitía producir una música tan pulida que había perdido el alma en el camino.

En aquellos años se alcanzó una cima en la perfección de la producción musical.

Hoy, treinta años después, sucede exactamente lo mismo.

Los progresos de tecnología hacen que la música sea perfecta.

Recibo maquetas de jóvenes artistas cada semana: casi todas son técnicamente perfectas, pero al estudiarlos con atención, esos temas están huecos, no tienen vida, ni compromiso.

La perfección no lleva consigo sentido o emoción.

Hoy en día, la gente hace música sin ninguna implicación creativa.

El ordenador lo hace todo.

Esto es lo que va a matar a la música techno, y el gran culpable de la crisis es la tecnología.

Su eficacia va a acabar con el aspecto crudo, accidentado, de la música.

Y en relación con ello se dará un cambio, se producirá la revuelta.

Exactamente como en los años 1971 y 1972.

Si se observa lo que sucedió en aquellos años, es que la música se hizo cada vez más funky, más innovadora.

Nuestro problema es hoy que hay demasiada gente que vive del techno sin implicarse necesariamente en su renovación.

Esto se ha convertido en una cultura de gente que hace dinero, sin escrúpulos.

La mayoría de músicos que conozco hacen música con intención de venderla.

Para ellos, el objetivo no es componer buena música sino sacar un disco.

Y ésa no es la manera.

¡No son músicos, son fabricantes!

Y desgraciadamente, venden.

Recibo toneladas de maquetas de gente así.

Generalmente les digo: "Haz cien temas y mándame el ciento uno.

Aprenderás mucho de los primeros cien, el ciento uno contendrá todo lo aprendido", pero resulta que el mercado está saturado de esos cien primeros temas.

Uno escucha y no oye más que chavales que acaban de comprarse una máquina nueva, tocan el primer botón que se les ocurre, a eso le llaman tema y mandan
el resultado tal cual a un sello, que no dudará en sacarlo.

Todo esto es lo que va a acabar con nuestra industria.

Creo que dentro de tres o cinco años el techno va a agotarse.

Y creo que la mayoría de nosotros va a desaparecer con él."
Subir
Capitán kokorikó
#51 por Capitán kokorikó el 23/03/2019
Bienvenido al hilo, Gustavo. Tu aporte me ha tocado, porque últimamente estoy pensando mucho en todo esto.
Tengo un amigo en Londres, español, que hace música electrónica. Le pedí hacer alguna colaboración, y él , con muy buen criterio, me contestó: "chico, ahora no tengo tiempo de pensar en pasármelo bien, tengo que producir algo que se venda". Esta respuesta fue literal. Yo le dije que, de todas formas, no estaba muy puesto en música electrónica, y me comentó que ahora, lo que se vende, pasa por ser un maestro en el arte de la producción. El músico de ahora, en la electrónica que vende y que hace mover a millones de personas, pasa por ser un experto en trucos sonoros. Espero que esto que acabo de decir no suene a que me parece bien o mal. Nada más lejos de mi intención. Pero me hace pensar, y repensar, todo lo que estamos haciendo, hacia dónde nos dirigimos.
Para mí sólo existe una música válida, la que aporta algo positivo a alguien o a nosotros mismos. La que está hecha con el corazón. Incluida la música tecno, por supuesto.
El problema, como bien dice Gustavo, es cuando tenemos miles de loops, o de presets, que suenan solos, sincronizados y de forma coherente, e incluso mi madre puede crear un tema con solo apretar seis teclas. Incluso así, no soy quien para juzgar si esto es coherente o no. Puede que para algunos esto sea genial y suficiente.
Y el problema puede llegar por saturación de música sin alma, osea, música sin apenas intención, sin atención, sin trabajo.
Mi experiencia me dice que nada es gratis en este universo. Si algo no cuesta, no se valora. Nadie regala nada. Y si parece que hay abundancia, puede ser que lo que abunda sea paja, en vez de chicha. Y yo ya no estoy para mucha paja (véase el ingenio del juego de palabras, jajaja)
Y cuando hay exceso de paja, llega la endogamia, antítesis del arte genuino (el que conecta con el corazón, con el espíritu y, finalmente, con otros seres humanos).
Por cierto, ¿hemos hablado ya de la multiplicidad de objetivos que alcanza la música? ¡¡¡¡Yeaaaaahhhhhhh!!!!
Subir
Gustavo Eduardo SoMaR
#52 por Gustavo Eduardo SoMaR el 23/03/2019
Capitán kokorikó ante todo gracias por darnos esta oportunidad de poder sacar afuera eso que nos viene carcomiendo desde hace un tiempo lo podríamos llamar parte de la evolución o parte de los nuevos cambios generacionales.

El problema reside en lo que vos lo aclaras muy bien cuando decís sin corazón y se nota más en la música cuando esta vacía de este importante contenido.
Subir
Capitán kokorikó
#53 por Capitán kokorikó el 23/03/2019
Gracias, Gustavo, por el comentario.
La música la comparo a veces con la comida. Por eso doy mucha importancia a lo que compro en el mercado. Me gusta la comida hecha con productos sanos y cocinada por gente que disfruta de cocinar.
Y siempre tengo presente que puedo, debo y quiero decidir lo que entra dentro de mí. Y lo que sale, of course. Esa es mi responsabilidad.
Subir
Hilos similares
Responder

Regístrate o para poder postear en este hilo