Música, cuerpo, corazón y mente.

Capitán kokorikó
#1 por Capitán kokorikó hace 2 semanas
El hilo del reguetón me ha hecho querer ahondar un poco más (y espero que mejor) en cómo apreciamos la música y la clasificamos, en cómo la dotamos de poderes o la condenamos por inmoral, machista, aburrida, indigna....o todo lo contrario, claro, que cada cual es cada quien, y en valoraciones o juicios personales no me meto, faltaría más, jajaja...
Espero que se entienda bien que todo esto no lo hago para probar nada, o decir a alguien que tengo alguna verdad absoluta, o algo así. Todo esto lo hago porque amo la música, y porque me gusta descubrir todo lo que ella me pueda aportar como el ser perceptivo (y curioso) que soy.
Así que espero vuestra ayuda, vuestro punto de vista, vuestras reflexiones, para hacer juntos este viaje.

Hablar de, y sobre, la música es una tarea inabarcable, inasible, lo sé. Pero también lo es todo lo demás, las grandes cosas que nos conmueven, que nos rodean, que nos hacen sentir o que nos provocan curiosidad.
Piensa, por ejemplo, en el amor, la fe, los átomos, el universo, el secreto de una buena tortilla de patatas con cebolla....tareas, a todas luces, condenadas a la parcialidad y la subjetividad. Pero aún así lo seguimos intentando.
Aviso para los locos de la razón, me voy por caminos peligrosos.
Nuestros tres centros perceptivos se pueden dividir en tres, grosso modo: cuerpo, corazón y mente. Y cada uno de ellos domina un tipo de sistema perceptivo. Y sólo me voy a referir a ellos aplicados tan sólo al hecho musical.

Música y cuerpo.
El cuerpo, lo físico, la materia, el movimiento, el ritmo, el baile. El cuerpo responde muy bien al ritmo, nos gusta bailar, nos gusta el contacto físico con el otro, la interacción. Esta energía que se desata, muchas veces ayudada por la música adecuada, está emparentada con la energía primaria y sexual, aunque no necesariamente. Me explico. Podemos disfrutar muchísimo bailando sin necesidad de llegar a un climax de índole sexual. Este es el placer del cuerpo expresándose con el baile cósmico de la vida, con todo lo que baila y se mueve a nuestro alrededor. Si no te va el rollo místico, ponle otro nombre a ese disfrute, no empecemos a descalificar tan pronto.
El cuerpo conecta muy bien con músicas, digamos, físicas, como el funk, la salsa, la música disco, e incluso el tango.
Claro está que hay otras músicas que nos hacen mover el cuerpo. He nombrado las gozosas y divertidas, pero hay gente que sólo encuentra placer cuando conecta su cuerpo al rock duro, el punk o similares. Digamos que nadie tiene la exclusiva.
Todo esto es en líneas generales, pues el cuerpo también gusta de bailes más...íntimos, por así decirlo.
Entonces, hay música que parece hecha para conectar con nuestro yo más físico.

Música y corazón.
El corazón, la emoción, las energías sutiles que nos hacen sentir más allá de las palabras, que nos conectan con una parte de nosotros para la cual apenas tenemos descripciones válidas, ya que lo que se mueve es demasiado "sensible", apenas perceptible en términos generales. Decimos que una canción nos hace añorar, recordar emociones y emocionarnos, sentir nostalgia, sentir felicidad, tristeza, amor...y todo esto siempre aparece como vago y difícil de comunicar. Claro, el idioma para los sentimientos es a todas luces insuficiente. No sabemos cómo hablar sobre lo que sentimos. Y la música está ahí, haciéndonos sentir...sin necesidad ninguna de poner palabras. Es más, muchas veces, en el acto de querer describir nuestros sentimientos, vemos que se diluyen...
El mundo de los sentimientos está vetado, o casi, a la razón. No hay razones para lo que sentimos, aunque haya quien se empeñe.
Las músicas que nos conectan con el corazón las conocemos todos. A todos nos ha ocurrido, sí, claro. Seguro que entre vosotros, músicos, hay alguien que ha llorado escuchando algún pasaje musical. Puede que, además, esté relacionado con violines, jajaja.
Puede que algunas músicas del lado de la clásica también hayan tocado tu corazón alguna vez. O sientas cosas raras en el pecho oyendo cantos gregorianos. O algún tema de jazz íntimo, con saxos que musitan palabras de amorrrrrr.....
En lo personal, hace un montón de años me inflé a llorar viendo una actuación en directo de "El Misterio de las Voces Búlgaras". En fin, busca en tu interior, jajaja...

Música y mente.
La mente, otro espacio que reclama su propia conexión musical. Un lugar no emocional, no físico. Un espacio para divagar, crear estructuras complejas y, aparentemente, frías, científicas. Justamente estoy escuchando a un guitarrista impresionante, Allan Holsdworth, que encaja perfectamente en esta descripción.
Mucho del jazz también conecta con este apartado. La mente valora mucho las estructuras complejas, las escalas, la técnica.

Pero hay más. Ninguno de estos apartados es puro o absoluto. En cada uno de ellos existen elementos de los demás, así que esta es una división imperfecta. Y así, cada una de estas tres divisiones pueden, y a menudo tienen, componentes de los demás apartados. Y además, en diferentes grados.
Por ejemplo, el jazz puede ser bastante físico, divertido y bailable si hablamos de una big band de los años treinta. Puede ser muy emocional si le ponemos la voz de Billie Holiday.
Y el rock puede ser, prácticamente, lo que le dé la gana. Aquí hay millones de ejemplos en todos los sentidos y en todas las proporciones.
Por ejemplo, Jeff Buckley puede ser muy emocional y muy físico, e incluso puede subir al mental de vez en cuando.

Así que no le veo sentido a tratar a ciertas músicas con criterios negativos, ya que cada una cumple una función diferente. Y todas son necesarias.
Y sí, hay que tratar a cada uno por lo que hace cada uno, y dejar los estilo en paz.
Hay machismo y simpleza en el reguetón, sí.
Hay machismo y simpleza y casi todo el espectro de estilos.
Y vulgaridad, y feismo, y destrucción, y caos, y banalidad, y violencia.....pero recuerda que la música nada tiene que ver con eso.

Porque eso es lo que nosotros somos.....seres humanos en constante evolución.

Dios mío, estaría hablando todo el día, pero tengo una vida que vivir.

Venga, te animo, como siempre, a que compartas con todos tus puntos de vista, tus comentarios, tus impresiones...
Subir
Endre
#2 por Endre hace 2 semanas
Música y cenizas

Subir
Capitán kokorikó
#3 por Capitán kokorikó hace 2 semanas
Joder, no sé inglés, así que no puedo apreciar cual es tu mensaje, Endre.

Quizás algún comentario tuyo podría aclararme, y a los demás, cual es el sentido de tu intervención, y de qué forma encaja en el hilo.

Gracias, man.
Subir
Bad Suite
#4 por Bad Suite hace 2 semanas
Tienes que dejar el café Capi jaja

Luego lo leo que es bastante tocho...
Subir
Bad Suite
#5 por Bad Suite hace 2 semanas
Capitán kokorikó escribió:
el secreto de una buena tortilla de patatas con cebolla.


Sigue pegándoseme a la sartén...

Capitán kokorikó escribió:
El mundo de los sentimientos está vetado, o casi, a la razón. No hay razones para lo que sentimos, aunque haya quien se empeñe.


Hombre, yo creo que si que hay razones o un propósito para sentir lo que sentimos. Lo que ocurre es que no siempre sabemos como racionalizar esas emociones. Las emociones básicas no tienen mucha historia, las elicitamos de manera automática la mayor parte de las veces. Los sentimientos o emociones complejas, que están compuestas por combinaciones de emociones básicas y tienen un factor más cognitivo o del pensamiento, son las que tal vez son más complicadas de estudiar.

Capitán kokorikó escribió:
Pero hay más. Ninguno de estos apartados es puro o absoluto. En cada uno de ellos existen elementos de los demás, así que esta es una división imperfecta. Y así, cada una de estas tres divisiones pueden, y a menudo tienen, componentes de los demás apartados. Y además, en diferentes grados.
Por ejemplo, el jazz puede ser bastante físico, divertido y bailable si hablamos de una big band de los años treinta. Puede ser muy emocional si le ponemos la voz de Billie Holiday.
Y el rock puede ser, prácticamente, lo que le dé la gana. Aquí hay millones de ejemplos en todos los sentidos y en todas las proporciones.
Por ejemplo, Jeff Buckley puede ser muy emocional y muy físico, e incluso puede subir al mental de vez en cuando.

Así que no le veo sentido a tratar a ciertas músicas con criterios negativos, ya que cada una cumple una función diferente. Y todas son necesarias.
Y sí, hay que tratar a cada uno por lo que hace cada uno, y dejar los estilo en paz.
Hay machismo y simpleza en el reguetón, sí.
Hay machismo y simpleza y casi todo el espectro de estilos.
Y vulgaridad, y feismo, y destrucción, y caos, y banalidad, y violencia.....pero recuerda que la música nada tiene que ver con eso.


Estoy de acuerdo, las etiquetas a veces son perjudiciales. Pero las necesitamos, o nos volveríamos auténticos majaras con tanta información.
Subir
Capitán kokorikó
#6 por Capitán kokorikó hace 2 semanas
Bad Suite escribió:
Capitán kokorikó escribió:
el secreto de una buena tortilla de patatas con cebolla.


Sigue pegándoseme a la sartén...


En las sartenes con teflón no se pegan, aunque a la larga creo que favorecen la aparición de cáncer (un pequeño contratiempo para los que de verdad nos encanta la tortilla de patatas con cebolla, jajaja).

Bad Suite escribió:
Capitán kokorikó escribió:
El mundo de los sentimientos está vetado, o casi, a la razón. No hay razones para lo que sentimos, aunque haya quien se empeñe.


Hombre, yo creo que si que hay razones o un propósito para sentir lo que sentimos. Lo que ocurre es que no siempre sabemos como racionalizar esas emociones


Aquí me he expresado mal. Quise aludir, una vez más, a la dificultad de racionalizar los sentimientos. Sorry.
Otra cosa es si realmente es útil intentar racionalizarlos a toda costa.
Subir
Bad Suite
#7 por Bad Suite hace 2 semanas
#6

En mi opinión intentar racionalizar las emociones, puede conducirte a la anhedonía. Es dejarse llevar y disfrutar de lo que sientes. Y no solo en la música, sino en la vida en general. Te lo dice un tipo con tendencias depresivas jeje
Subir
moogymóó!
#8 por moogymóó! hace 2 semanas
Bad Suite escribió:
En mi opinión intentar racionalizar las emociones, puede conducirte a la anhedonía.


Si los artistas no expresasen la gan variedad de sentimientos que todos tenemos, sin dejar brotar el ying y el yang de lo mas calmado y racional, a la furia instintiva animal, no hubiésemos tenido ni Glen Branca´s, ni Zappa´s, ni King Crimson´s que iban desde el 21st Century Schizoid Man, al Song of the gulls, por poner algún ejemplo. Los artistas se quedarían estancados en un mismo estilo sin evolucionar ni tener mucho que decir ya en sus obras, aunque bueno, eso nos pasa a todos un poco (a mi un mucho.) Hasta en los ataques de GAS que supuestamente nos calman de alguna insatisfacción sufren y sufrían los grandes y los mundanos, dicen de Beethoven, que este para calmar su ansiedad, coleccionaba pianos a los que serraba sus patas para que le cupiesen en sus aposentos.

Bad Suite escribió:
Te lo dice un tipo con tendencias depresivas jeje


Te lo dice un tipo con tendencias de arrebatos de furia con borrones y cuentas nuevas, que creo que escribiendo canto mas que mis sobacos, y no soy cantante.
Subir
Capitán kokorikó
#9 por Capitán kokorikó hace 2 semanas
Una pregunta...¿racionalizar es, en este caso, intentar expresar?
Subir
moogymóó!
#10 por moogymóó! hace 2 semanas
#9

Vaya, buena cuestión... Pues si y no, por que artes y artistas hay muchos. Si hablamos de música comercial facilona, se racionaliza para ser un hit superventas y de tripas se hace corazón (sin restar la buena calidad que pueda tener), y si se deja fluir lo que uno quiera expresar a las bravas sin racionalizar el tema del techo y las lentejas, lo mas probable es que la cages, aunque sea una obra con todo un potencial sin pulir...

Habra que planteárselo un pelín mas.
Subir
Capitán kokorikó
#11 por Capitán kokorikó hace 2 semanas
Bueno, yo creo que podemos sentir sin intentar definir los sentimientos...creo que es suficiente con sentirlos.
A veces, poner palabras a lo que sentimos puede hacer que el sentimiento se diluya...
Nuestro sistema perceptivo puede cargar con esa división de tareas. Y más.
Subir
Lant
#12 por Lant hace 2 semanas
Subir
Last System
#13 por Last System hace 2 semanas
#1 que filosofo estas Capitan ,..pero si ,..es muy razonable lo que has dicho

Igual la música o el arte es parte esencial en nuestras vidas .
Incluso el baile del reguetón es importante también ...y si es acompañado , tiene su lógica , jejejej…( yo cai también , jajajaja :roll: :desdentado: )
Subir
Bad Suite
#14 por Bad Suite hace 2 semanas
Hablo de dejarse llevar y no pensar tanto en lo que uno siente, sino símplemente sentirlo.

Además, tarde o temprano tu mente te pedirá explicaciones sobre lo que sientes, de modo que hay que posponer ese momento lo máximo posible.
Subir
Bad Suite
#15 por Bad Suite hace 2 semanas
#9

Racionalizar en este caso es etiquetar y crear un concepto. Abusar de ello puede ser peligroso jeje

O mejor dicho, es crear un ejemplar para incorporarlo a un concepto-categoría. Tiene un lado positivo, pero también un lado más oscuro y obsesivo.
Subir
Hilos similares
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo